Volkswagen Passat Variant Bluemotion 2.0 TDI 110 CV

14 septiembre, 2009

Los Bluemotion ahorran carburante y emisiones, en el Passat a partir del nuevo 2.0 TDI de 110 CV con un gasto de risa. Un coche interesante y versátil, sobre todo en familiar.

Sobre la base de ciertas versiones TDI turbodiesel, Volkswagen propone alternativas de consumo y gasto aún más contenidas llamadas Bluemotion, equivalentes, por ejemplo, a los Seat Ecomotive. Hay Polo y Golf Bluemotion, pero también Passat, ya en su segunda entrega -antes llevaba motor 1.9 TDI de 105 CV-, y pronto en una tercera fase que acarreará testigo de paso de marcha y, sobre todo, Start&Stop para ganar eficiencia.


De momento probamos el dispoible, aquí con carrocería familiar o Variant, un rival de cuidado para sus homólogos de los Citroën C5, Ford Mondeo, Honda Accord, Mazda6, Opel Insignia, Peugeot 407, Renault Laguna, Seat Exeo, Skoda Octavia o Toyota Avensis. Por precio se posiciona en el tramo medio alto de la categoría.

Interior

Como es norma en la marca, el diseño interno es sencillo pero robusto y convincente, sobre todo por la refinada sensación de calidad que transmite hasta el último rincón . Nada de florituras -los asientos, de tapizado simplón en el Bluemotion, son muy buenos-, pero con un puesto al volante bien estudiado, perfecto para cualquier talla. Todo se ubica a la primera, hay muchos huecos prácticos, la visibilidad es excelente, el freno de parking eléctrico -se activa en una tecla a la izquierda -… En esta versión el equipamiento trae lo justo, pero no faltan control de velocidad, ordenador, climatizador doble, volante multifunción, audio-CD con toma Aux, 4 elevalunas, retrovisores eléctricos, llantas de aleación de 16 pulgadas o cierre con mando.


No ofrece xenón, navegador, aparcamiento pilotado o cámara de retrovisión, pero por unos casi obligados 470 euros añade el único extra posible: el Pack Family. Consta de 2 asientos para niños integrados en las plazas traseras -en posición normal perfectas hasta para 3 adultos, gracias a una longitud exterior considerable, de 4.778 mm, y a una batalla de 2.709 en consonancia-, 2 lcd Sony para un DVD portátil, enchufe de 230 V -y otro de 12 en la delantera-, airbag laterales traseros -una vez sumados llevaría 8- y red portaobjetos en el maletero, que amarra la carga y evita que viaje dando tumbos.


Sobre el espacio de carga, es simplemente enorme -parte de 523 litros y alcanza 1.641 para hacer hasta mudanzas domésticas-, diáfano y accesible: la boca queda muy baja, aunque se echa en falta un portón con vidrio de movimiento independiente.

Comportamiento y Prestaciones

El Passat Variant Bluemotion varía ligeramente el chasis adoptando muelles más cortos y duros que bajan 15 mm el frontal y 8 la zaga -la altura queda en 1.517 mm-. También cambia el diseño interno de la calandra, calza neumáticos 205/55 de baja resistencia al avance y tabica parcialmente los bajos -la huella aerodinámica se ajusta a un Cx de 0,28-. En la práctica se muestra tan fácil y predecible como cualquier otro Passat, si bien no está de más apurar menos las frenadas por el menor grip de las ruedas. En todo caso, es cómodo y estable, con frenos potentes y una dirección adecuada.


El motor es el nuevo 2.0 TDI common rail de 110 CV y 250 Nm de par máximo que ya conocíamos del Golf, conectado a un cambio manual de 5 marchas -pronto podrá hacerlo en opción a la caja robotizada DSG-, las últimas ligeramente alargadas para bajar el consumo. Responde con celeridad y se nota “lleno” saliendo desde parado, con maneras parecidas al Mazda6 2.2 DE de potencia similar, y aunque no es un misil -0 a 100 km/h eb 11,9 segundos, una cota un poco alta-, menos aún si viaja cargado, consigue un tope de 196 km/h, precisamente por el desarrollo final más largo. Además, los 5,1 litros a los 100 que anuncia son bastante reales, y sólo metiéndonos a tráfico muy pesado el gasto se irá a 8 o 9.


En resumen: un coche medioambientalmente saludable –134 gr/km-, 315 euros más caro que su equivalente normal 2.0 TDI 110 Edition Plus -63.000 km para amortizar la diferencia-, con buena imagen de marca, capaz y en conjunto de andar suficiente.

Destacable

-Calidad en general.
-Consumo contenido.
-Carrocería capaz, amplia y práctica.

Mejorable

-Luneta trasera no practicable.
-Ciertos equipamientos no disponibles.
-Aceleración y recuperaciones sólo correctas.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba