*

Volkswagen Golf R y Passat BluemotionX Concept, en el Salón de Detroit 201412

Volkswagen Golf R y Passat BluemotionX Concept, en el Salón de Detroit 2014

9 Enero, 2014, modificada el 14 Enero, 2014 por

Mientras que el VW Passat BluemotionX Concept representa la eficiencia máxima (con un consumo de 5,2 l/100 km), el nuevo Golf R busca las prestaciones puras con una potencia de 290 CV.

Volkswagen Golf R y Passat BluemotionX Concept, en el Salón de Detroit 201412

A punto de cumplirse los 60 años de la importadora americana de Volkswagen, la marca alemana presenta en el Salón de Detroit 2014 dos primicias de lo más interesantes y antagónicas entre sí: el ahorrador VW Passat BluemotionX Concept y el prestacional Golf R, con 290 CV.

VW Passat BluemotionX Concept

VW Passat BluemotionX Concept Detroit 201412
El Passat Bluemoticon X Concept homologa unos consumos de poco más de 5 l/100km.

Equipado con el moderno motor 1.4 TFSI de inyección directa de gasolina y desconexión selectiva de cilindros, el Passat BluemotionX Concept es capaz de igualar en prestaciones y consumos las cifras obtenidas por modelos híbridos.

Asociado a una transmisión automática DSG, este eficiente 4 cilindros puede recorrer 42 millas con un galón de combustible, lo que equivale a un consumo medio de apenas 5,2 l/100 km. Además, no renuncia a unas prestaciones más que decentes gracias a sus 150 CV y a un par constante que roza los 200 Nm en casi toda la gama de revoluciones.

VW Golf R 2014

En el lado opuesto tenemos el nuevo Volkswagen Golf R, un modelo que, pese a que sus consumos son excelentes, tiene la intención de proporcionar las máximas prestaciones, con una potencia de 290 CV extraídos de su 4 cilindros 2.0 TFSi. Esto supone un incremento de 30 CV respecto a su predecesor.

VW Golf R 2014 Detroit12
El puesto de mando es típicamente VW.

En colaboración con la transmisión automática DSG y la tracción total 4Motion, el Golf R es capaz de acelerar de 0-100 km/h en 4,9 segundos, un registro impresionante. Curiosamente, con la transmisión manual es algo más lento y suma 4 décimas, parando el cronómetro en los 5,3 segundos.

Estéticamente llama la atención por sus generosas entradas de aire delanteras, necesarias para enfriar la mecánica y el aire de la admisión, así como por sus llantas y la menor altura al suelo respecto a sus hermanos de gama.

En el interior, unos asientos deportivos y detalles específicos en el volante, instrumentación y equipamiento nos advierten que estamos sentados a los mandos de un Golf muy especial.

Para lograr la máxima eficacia de sus 290 CV, el Golf R equipa un diferencial electrónico autoblocante, suspensiones adaptativas, reparto de tracción variable, dirección paramétrica y unos frenos sobredimensionados.

El conductor puede configurar la respuesta de la mecánica y el tarado de los diferentes sistemas disponibles (es posible endurecer la suspensión, reducir la asistencia de la dirección, modificar la respuesta del cambio automático…), lo que convierte el Golf R en un modelo muy divertido y eficaz, un duro rival para el Seat León Cupra.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba