Volkswagen Golf R y Passat BluemotionX Concept, en el Salón de Detroit 2014

Volkswagen Golf R y Passat BluemotionX Concept, en el Salón de Detroit 2014

Mientras que el VW Passat BluemotionX Concept representa la eficiencia máxima (con un consumo de 5,2 l/100 km), el nuevo Golf R busca las prestaciones puras con una potencia de 290 CV.

A punto de cumplirse los 60 años de la importadora americana de Volkswagen, la marca alemana presenta en el Salón de Detroit 2014 dos primicias de lo más interesantes y antagónicas entre sí: el ahorrador VW Passat BluemotionX Concept y el prestacional Golf R, con 290 CV.

VW Passat BluemotionX Concept

VW Passat BluemotionX Concept Detroit 2014
El Passat Bluemoticon X Concept homologa unos consumos de poco más de 5 l/100km.
Ampliar

Equipado con el moderno motor 1.4 TFSI de inyección directa de gasolina y desconexión selectiva de cilindros, el Passat BluemotionX Concept es capaz de igualar en prestaciones y consumos las cifras obtenidas por modelos híbridos.

Asociado a una transmisión automática DSG, este eficiente 4 cilindros puede recorrer 42 millas con un galón de combustible, lo que equivale a un consumo medio de apenas 5,2 l/100 km. Además, no renuncia a unas prestaciones más que decentes gracias a sus 150 CV y a un par constante que roza los 200 Nm en casi toda la gama de revoluciones.

VW Golf R 2014

En el lado opuesto tenemos el nuevo Volkswagen Golf R, un modelo que, pese a que sus consumos son excelentes, tiene la intención de proporcionar las máximas prestaciones, con una potencia de 290 CV extraídos de su 4 cilindros 2.0 TFSi. Esto supone un incremento de 30 CV respecto a su predecesor.

VW Golf R 2014 Detroit
El puesto de mando es típicamente VW.
Ampliar

En colaboración con la transmisión automática DSG y la tracción total 4Motion, el Golf R es capaz de acelerar de 0-100 km/h en 4,9 segundos, un registro impresionante. Curiosamente, con la transmisión manual es algo más lento y suma 4 décimas, parando el cronómetro en los 5,3 segundos.

Estéticamente llama la atención por sus generosas entradas de aire delanteras, necesarias para enfriar la mecánica y el aire de la admisión, así como por sus llantas y la menor altura al suelo respecto a sus hermanos de gama.

En el interior, unos asientos deportivos y detalles específicos en el volante, instrumentación y equipamiento nos advierten que estamos sentados a los mandos de un Golf muy especial.

Para lograr la máxima eficacia de sus 290 CV, el Golf R equipa un diferencial electrónico autoblocante, suspensiones adaptativas, reparto de tracción variable, dirección paramétrica y unos frenos sobredimensionados.

El conductor puede configurar la respuesta de la mecánica y el tarado de los diferentes sistemas disponibles (es posible endurecer la suspensión, reducir la asistencia de la dirección, modificar la respuesta del cambio automático…), lo que convierte el Golf R en un modelo muy divertido y eficaz, un duro rival para el Seat León Cupra.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba