Volkswagen Golf GTI Mk1 1981

15 Diciembre, 2005, modificada el 24 Enero, 2011 por

3

¡Hola, amigos! Para mí es un orgullo hablar del coche que tengo desde hace poco más de cuatro meses. Se trata de un fantástico Golfito GTI de la primera serie, el primer GTI propiamente dicho y desencadenante de la guerra de potencia y prestaciones que todavía sigue abierta entre los principales fabricantes de coches compactos.


 


Mi coche en concreto es del año 81; contándome a mí ha tenido cuatro propietarios y en este tiempo ha cubierto 170.000 kilómetros. La matricula corresponde a finales del año 1997 (Madrid-VK… me encanta: ¡Vallekas por la Kara!) y evidentemente está rematriculado. No obstante no se trata de un coche importado de segunda mano, y como consta en su documentación se vendió por primera vez en España.


 


Al parecer el primer propietario pertenecía al cuerpo diplomático de algún país, y hasta tener la matrícula blanca sirvió durante muchos años como coche de fin de semana en una residencia de vacaciones en Potes (Cantabria).



En Marcha: prestaciones – comportamiento – refinamiento
En ciudad es muy ágil, y a pesar de no tener dirección asistida se maniobra muy bien. Las cinco marchas son cortas y sale de los semáforos como un tiro. Tiene un sonido muy bonito, con petardeos y un poco alto… ¡pero es música para mis oídos! El cambio de marchas no es perfecto, un poco impreciso y le cuesta meter primera en parado (incluso a veces entra la marcha atrás), pero es suave y bastante rápido. La palanca de cambios debió diseñarla un alemán con los brazos muy largos, porque queda bastante baja y obliga a separar mucho la mano del volante. Además de ágil en carretera destaca por una buena estabilidad. Las suspensiones de serie son duritas, como debe ser en un GTI, pero se las he cambiado por unos conjuntos de amortiguadores y muelles regulables en altura que lo han dejado hecho una auténtica “tabla”. Ahora parece un Kart, aunque cada vez que pillo un bache me trago el chicle… Cuando lo compré necesitaba una puesta a punto y hace unos pocos kilómetros le hice el correspondiente reglaje de válvulas. Ahora anda mucho más redondo y ha ganado fuerza a medio régimen, y de paso ha dejado de gastar 11,7 litros cada 100 km para consumir unos muy razonables 9 litros justos. Si hay algo que no me termina de convencer son los frenos, un poco blandos de tacto y poco potentes a pesar del servo… pero hay que tener de referencia cómo frenaban los coches hace 25 años. Quizá en breve le cambie los latiguillos porque seguro que son los originales y el tiempo no pasa en balde.

Interior y Maletero: equipamiento – puesto de conducción – espacio y practicidad
El interior está muy bien, aunque con 170.000 km los respaldos de los asientos bailan un poco. La bandeja hace algún ruido porque la goma que la sujeta por encima está bastante deteriorada, pero por lo demás no hay ningún ruidito molesto. Eso sí, el ruido del motor se cuela mucho y a partir de 120 km/h la radio no sirve para nada. Es bastante cómodo y los asientos sujetan mucho en las curvas. Se ven perfectamente todas las esquinas, una delicia para callejear. Aunque tenga tantos años, todo le funciona bien. Cuatro personas viajan cómodas y la única pega en cuanto a comodidad –sin contar las suspensiones especiales y el ruido del motor- es que para entrar hay que hacer alguna contorsión porque el volante es bastante grande y estorba un poco.

Valor de Compra: consumo y mantenimiento – calidad y fiabilidad – seguridad
En definitiva, estoy encantado con mi coche. Me he ahorrado lo que cuesta uno nuevo y me da el mismo servicio día a día. Además me parece precioso y cuando alguien me dice que no tiene dirección asistida, elevalunas o cierre centralizado te aseguro que no entiendo muy bien porqué los consideran tan necesarios. Además un coche nuevo pierde valor nada más sacarlo del concesionario… y este Golfito vale más cada día que pasa.

Observaciones
Mi coche en concreto es del año 81; contándome a mí ha tenido cuatro propietarios y en este tiempo ha cubierto 170.000 kilómetros. La matricula corresponde a finales del año 1997 (Madrid-VK… me encanta: ¡Vallekas por la Kara!) y evidentemente está rematriculado. No obstante no se trata de un coche importado de segunda mano, y como consta en su documentación se vendió por primera vez en España. Al parecer el primer propietario pertenecía al cuerpo diplomático de algún país, y hasta tener la matrícula blanca sirvió durante muchos años como coche de fin de semana en una residencia de vacaciones en Potes (Cantabria). Cuando lo compré llevaba vistos cinco Golf GTI de similares características, unos más caros y otros más baratos. Tenía claro por experiencia que antes de comprar un coche usado es fundamental ver unos cuantos antes, porque con el corazón es demasiado fácil calentase al primero que se te cruza. El primero que vi era uno de los últimos ejemplares del Mk.1, de los que ya llevaban el motor 1.8 habitual del Golf Mk.2. Este motor resulta más elástico todavía que el 1.6 y aunque la potencia máxima gana sólo 2 cv (de 110 pasó a 112), se nota un mejor empuje a medio régimen gracias al mejor rendimiento en par a cualquier régimen. Además tiene ya taqués hidráulicos, y no requiere reglajes de válvulas cada 30.000 km. como el 1.6. Esto hace que se trate del modelo más deseable y cotizado, pero en concreto el que vi estaba hecho una pena. No tenía nada que estuviera bien: bollos en todos los paneles, óxido, asientos hechos polvo, salpicadero agrietado, cambio de marchas impreciso… y el vendedor, un tío muy honrado, me advirtió de que el motor consumía bastante aceite. En fin, que por lo que pedía, sólo de pensar en el dinero que tendría que gastarme para dejarlo al día se me nublaba la vista. Vi otro 1.6 que estaba mucho mejor que el 1.8. También pedían más, pero aunque de carrocería tenía sólo algún pequeño desperfecto, montaba unas bonitas llantas ATS de la época similares a las que montaba el Porsche 924 y estaba equipado con separadores de ruedas, el cambio de marchas estaba pidiendo una operación a corazón abierto… y decidí seguir buscando aunque el motor tiraba como un obús, todo hay que decirlo. Finalmente, en Internet vi un anuncio: “Vendo 124 2000 o Golf GTI Mk.1, el primero que apalabre.” Era de Madrid y lamentablemente tenía que vender uno de sus dos caprichos porque tenía una niña pequeña que llevar al cole… y su mujer quería como es lógico un coche moderno, con aire acondicionado y muchos airbag. En cuanto lo vi me convenció. Estaba enterito, el interior casi nuevo, por fuera un par de bollos, el chasis no tenía señales de golpes ni corrosión –salvo una aleta- y andaba muy bien. Aquel mismo día llamé al vendedor… ¡y cerré la compra!

  • En marcha



  • Interior y maletero



  • Valor de compra



0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba