Volkswagen Golf

22 Febrero, 2006, modificada el 24 Enero, 2011 por

El Golf ya va por su quinta generación y aunque su calidad ya no está tan lejos de la de sus rivales, sigue siendo toda una referencia por buen comportamiento, equilibrio general e imagen.

6
  • Comportamiento



  • En marcha



  • Refinamiento



  • Prestaciones



  • Interior y maletero



  • Equipamiento



  • Puesto conducción



  • Espacio y practicidad



  • Valor de compra



  • Consumo y mantenimiento



  • Calidad y fiabilidad



  • Seguridad



Comportamiento

La estabilidad y equilibrio general del Golf es ya algo mítico, igual que su nombre, pero es una realidad. Es de los pocos modelos de su categoría que monta suspensión trasera independiente y aunque en las últimas generaciones ha perdido el toque de deportividad que caracterizó a las dos primeras series, el Golf ha ganado en comodidad sin perder esa extraordinaria estabilidad que le hizo famoso.


Hay modelos más ágiles y con una conducción más deportiva y el mismo buen comportamiento del Golf lo ofrecen otros rivales pero el Golf ha sabido mantenerse a lo largo de un cuarto de siglo en sus diferentes generaciones como una referencia para sus rivales.

Refinamiento

La buena calidad, robustez y solidez del Golf se aprecia en cada uno de sus detalles, aunque en los últimos años su ventaja con respecto a sus rivales ha quedado muy reducida y en algunos casos ha sido superado. A pesar de ello el Golf sigue siendo un coche cómodo y que transmite una gran sensación de calidad; además, conducir un Golf sigue proporcionando una imagen de cierto “estatus”, aunque su “primo” el Audi A3 se ha convertido en el rey indiscutible de este segmento en cuanto a imagen.

prestaciones

Nada menos que 11 motores componen la extensa gama del Golf. De los gasolina hay dos que destacan especialmente, el 1.4 TFSI (con turbo y compresor volumétrico) de nada menos que 170 caballos y el 2.0 TFSI del GTI con 200 caballos, el primero por su extraordinaria potencia y agilidad para una cilindrada tan pequeña y el segundo por la suavidad de marcha y progresiva entrega de fuerza en un motor turboalimentado. Entre las opciones más modestas, el 1.4 de 75 caballos es demasiado pobre para un coche como el Golf que ya mide 4,20 metros de largo; de los bloques 1.6 el FSI de inyección directa no tiene la alegría que se espera de sus 115 caballos y el de inyección indirecta, con sus 102 caballos resulta más recomendable y, sobre todo, más barato. El 2 litros FSI de 150 caballos es muy agradable y equilibrado y la opción más potente de la gama, el V6 de 250 caballos del R32 no resulta mucho más ágil que el GTI y consume mucho más, además de tener un precio muy elevado.


En la oferta diésel encontramos el veterano bloque 1.9 TDI con dos niveles de potencia, el de 90 caballos y el sorprendente 105 caballos, este último muy recomendable por sus buenas prestaciones y bajo consumo, a pesar de que su nivel sonoro resulta algo más elevado. El nuevo motor 2.0 también se ofrece en dos niveles de potencia, el SDI atmosférico de 75 caballos, poco recomendable por sus escasas prestaciones frente al 1.9, y el eficaz 2.0 TDI de 140 caballos, todo un placer de conducción por su buen rendimiento, al que muy pronto se unirá una nueva versión potenciada hasta los 170 caballos, con unas impresionantes prestaciones y que se ofrecerá con el acabado GTI.


Las cajas de cambio pueden ser de cinco o seis velocidades según la motorización pero destaca especialmente la caja robotizada con doble embrague DSG por su extraordinaria rapidez de respuesta y suavidad en cada uno de los cambios, además de mejorar prestaciones y consumo, una opción para los motores TDI.

Equipamiento

Toda la gama Golf cuenta con un equipamiento correcto, pero como ya es habitual en las marcas alemanas la lista de opciones es larga y cara. Los elementos de seguridad son de serie en todos los modelos, incluyendo el control de estabilidad, salvo en las motorizaciones menos potentes, pero los detalles de comodidad como luces y limpiaparabrisas automáticos, mandos del equipo de sonido en el volante y otros elementos similares hay que pagarlos aparte, con lo que el precio final suele encarecerse a pocos “caprichos” que le instalemos como opción.

Puesto conducción

Desde la primera generación este ha sido uno de los apartados más admirados del Golf, en especial por los excelentes asientos que equipan algunas de las motorizaciones más potentes o los acabados más completos. Todo está bien situado, es fácil encontrar la postura más adecuada para cualquier estatura (incluso para los más altos) y la visibilidad es buena, aunque los anchos montantes traseros limitan un poco el campo de visión hacia atrás.

Espacio y practicidad

La buena calidad, robustez y solidez del Golf se aprecia en cada uno de sus detalles, aunque en los últimos años su ventaja con respecto a sus rivales ha quedado muy reducida y en algunos casos ha sido superado. A pesar de ello el Golf sigue siendo un coche cómodo y que transmite una gran sensación de calidad; además, conducir un Golf sigue proporcionando una imagen de cierto “estatus”, aunque su “primo” el Audi A3 se ha convertido en el rey indiscutible de este segmento en cuanto a imagen.

Consumo y mantenimiento

Los consumos de los propulsores de gasolina del Golf están en la media de lo que ofrecen la mayoría de sus competidores. El 1.9 TDI en sus dos versiones de potencia se destaca por su bajísimo consumo y el 2.0 TDI no resulta tan ahorrador pero también está entre los mejores. Los servicios oficiales Volkswagen no son precisamente de los más baratos comparados con otras marcas generalistas.

Calidad y fiabilidad

Las diferencias en cuanto a calidad y fiabilidad entre el Golf y algunos de sus rivales ya casi han desaparecido y no porque este VW haya dejado de ser fiable, sino porque ya hay modelos que incluso superan al Golf en algunos apartados. La calidad de los plásticos interiores y algunas de sus terminaciones ya no es tan buena como lo era hace unos años y modelos como el Ford Focus ofrecen un interior con más calidad que la del Golf, además de un diseño más moderno y vistoso.

Seguridad

Por comportamiento, configuración técnica y elementos de seguridad (de serie u opcionales que puede montar), el Golf es uno de los coches más seguros de su categoría. Si a esto le añadimos las cinco estrellas en las pruebas de choque EuroNCAP, este Volkswagen tiene bien merecida su fama de seguro.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba