Volkswagen e-Up! 2014: lo conducimos9

Volkswagen e-Up! 2014: lo conducimos

14 Noviembre, 2013, modificada el 25 Noviembre, 2013 por

Nos hemos puesto al volante del primer modelo 100% eléctrico que Volkswagen producirá en serie. Llega al mercado a mediados de 2014, pero en Autocasion.com ya podemos contarte lo que da de sí este e-Up! ¿Quieres conocerlo a fondo? Sigue leyendo…

Volkswagen e-Up! 2014: lo conducimos9

De aquí a 2020, la normativa de emisiones europea fija un límite de 95 gramos de CO2 por kilómetro recorrido. Una cifra ínfima que las marcas tendrán que superar. Y qué mejor camino que adelantarse al futuro y adoptar desde ya la tecnología del futuro, la propulsión eléctrica. Esto mismo han debido pensar en Volkswagen, que a mediados de 2014 lanzará el primero de sus vehículos 100% eléctricos producido en serie, el e-Up!

El Volkswagen e-Up! llama la atención allá por donde va.9
El Volkswagen e-Up! llama la atención allá por donde va.

El concepto del e-Up! es claro, crear el vehículo urbano perfecto con el añadido de homologar cero emisiones. Con una autonomía de entre 120 y 160 kilómetros según las circunstancias, la mayoría de los habitantes de una gran urbe podrán utilizar a diario el e-Up! sin necesidad de pasar por un punto de recarga antes de que acabe el día. Según estudios realizados, se ha llegado a la conclusión de que la gran mayoría de los ciudadanos no sobrepasa los 50 kilómetros en sus trayectos laborales. De esta forma, todos aquellos que compren su e-Up! podrían hacer de él un uso similar al de un smartphone. Es decir, utilizarlo durante el día y cargarlo al llegar a casa.

¿Qué problemas puede plantear esto? La falta de infraestructura para la recarga de coches eléctricos en nuestro país hace que sea casi imprescindible contar con otro coche de combustión además del e-Up! si queremos realizar un trayecto largo. La segunda de las pegas que puede plantear el pequeño eléctrico de Volkswagen es, como en todos los eléctricos, su precio. Los 26.300 euros que cuesta son una inversión importante, que podría llegara a amortizarse con el paso de los años al ahorrarnos visitas a la gasolinera.

Volkswagen e-Up!: sensaciones al volante

Conducir un coche eléctrico siempre es una experiencia. Son varias las cosas a las que hay que acostumbrarse respecto a un coche convencional, aunque ninguna de ellas suponga una variación dramática al volante. La primera de ellas no afecta en absoluto a la conducción, y no es otra que la ausencia de ruido al arrancar el coche. Un simple pitido y las luces del cuadro de mandos nos indicarán que el e-Up! ha arrancado al girar la llave de contacto.

Levantar el capó del Volkswagen e-Up! es toda una experiencia.9
Levantar el capó del Volkswagen e-Up! es toda una experiencia.

Ponerlo en marcha supone un ejercicio muy similar al del Volkswagen Up! convencional con cambio automático, ya que debemos seleccionar la posición “D” de la palanca para empezar la marcha. Avanzando con el coche lo único que notaremos respecto al modelo de combustión es que no existen los cambios de marchas. Con el DSG percibimos cuando el sistema va cambiando de marcha, mientras que el e-Up! aumenta de velocidad de forma constante.

Otra de las diferencias de un coche eléctrico respecto a uno de combustión es la reacción del mismo al levantar el pie del acelerador. Normalmente, este tipo de vehículos retienen la marcha al levantar nuestro pie derecho recargando las baterías. El e-Up! también lo hace, pero tenemos la opción de seleccionar la intensidad de esa recarga y, por tanto, de esa retención. En la posición “D” de la palanca no existe esta retención de la que te hablo, ni por tanto recarga.

Debajo de ésta, existe una posición “B” de recarga y retención máximas (levantas el pie del acelerador y es como si frenases con una intensidad media). Entre medias, y seleccionándolas con toques sucesivos a la palanca hacia la izquierda desde la posición “D”, tenemos otros tres niveles de intensidad de recarga, menores siempre que “B”. A mayor retención, mayor recarga. Puede parecer un poco lioso el sistema, pero en 5 minutos nos habremos hecho a él sin problemas.

Sin embargo, el que para mi es el cambio más drástico a la hora de conducir un vehículo eléctrico es el tacto del freno. Si lo accionamos de la misma forma que en un coche convencional, nos dará la sensación de tener bajo el pie un tacto “metálico” cuya capacidad de frenado es algo deficiente. La razón técnica no es otra que esos primeros centímetros de recorrido de pedal son los que utiliza el vehículo para accionar el sistema de recarga de energía. Si queremos un tacto más normal y una capacidad de frenado con la que estemos más familiarizados, debemos pisa el pedal con más fuerza para provocar la entrada del freno hidráulico de toda la vida.

Volkswagen e-Up!: prestaciones y sistemas de recarga

El Volkswagen e-Up! cuenta con un motor de 82 CV de potencia con un par máximo de 210 Nm. A la hora de acelerar, la mayor virtud de todos los eléctricos es que éste par máximo se entrega desde el principio. No habrá que llegar a una cifra determinada de revoluciones para disfrutar de la máxima potencia del coche.

El Volkswagen e-Up! presenta tres opciones de recarga diferentes.9
El Volkswagen e-Up! presenta tres opciones de recarga diferentes.

El motor del Volkswagen e-Up! mueve con soltura los 1.139 kg del conjunto, tanto en la exigente vida urbana como en carretera. Volkswagen ha llegado a un compromiso perfecto en lo que a prestaciones puras y duras se refiere. Solo faltaría un plus de autonomía que seguro llegará en el futuro al universo de los eléctricos.

Y ya que hablamos de autonomía, ¿qué hay de los métodos de recarga? Volkswagen propone tres diferentes. El primero de ellos es el de la recarga en el enchufe convencional de casa. Obviamente, para los que no dispongan de un chalet o parcela donde meter el coche, tendrán que buscar un enchufe en el garaje. El caso es que con esta opción las baterías del e-Up! necesitarán unas 10 horas para cargarse al 100%.

La segunda opción, la recomendada por Volkswagen, es la instalación de un Wallbox en casa. ¿Esto qué es? Se trata de una “caja” que va adosada a la instalación eléctrica personal -y que te instala un técnico especializado- y cuyo tiempo de recarga en España queda fijado entre 6 y 8 horas. El precio de la adquisición de este servicio no está confirmado, pero según fuentes de la marca podría situarse alrededor de 1.000 euros.

Por último tenemos el sistema de carga rápida, que permite llegar al 80% de la carga de la batería en tan solo 30 minutos. El último 20% nunca se recargará con este sistema, al tratarse de una zona de la batería mucho más sensible y delicada que el resto. Se trata de un sistema de emergencia que, sin embargo, no tiene porqué acortar la vida de la batería, la cual cuenta con una garantía de 8 años o 160.000 kilómetros. Además, las baterías se encuentran situadas en el suelo del coche, entre los dos ejes, lo que supone que no restan un ápice de espacio ni al interior ni al maletero del e-Up!, que solamente se venderá con 5 puertas.

Te puede interesar...

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba