Volkswagen CrossGolf

27 Octubre, 2006, modificada el 24 Enero, 2011 por

Motor 16 nos ofrece la prueba en exclusiva del Volkswagen CrossGolf, un coche que bajo su apariencia aventurera esconde una nueva idea de turismo práctico y eficaz en carretera.

6

La ofensiva de Volkswagen en materia SUV pasa por tres filosofías diferentes. Comenzaron a lo grande con el Touareg, un todocamino del segmento de lujo con tracción total inteligente e interesantes posibilidades “off road”. Continuaron con la gama Cross, tanto en su Fox (véase recuadro) como en su Polo, y ahora en el Golf, con la idea de ofrecer una estética SUV pero manteniendo la tracción delantera y sin grandes pretensiones fuera del asfalto. Y terminarán con el Tiguan, un “mini-Touareg” con tracción total que llegará en el año 2008.


 


NOS GUSTA                                                  DEBE MEJORAR
Estética atractiva y diferenciadora                Rueda de repuesto de emergencia
Versatilidad y confort                                    Visibilidad frontolateral
Relación prestaciones-consumos                   Precio algo elevado


 


Recién presentado en el Salón de París que ahora cierra sus puertas, el CrossGolf fue la novedad absoluta más real del stand de la firma alemana, sin hacer de menos al todavía bastante irreal  Iroc o los ligeros “restyling” de  Touran o Touareg . Y Motor 16 ha conseguido probar en exclusiva mundial el Golf más aventurero.


Un atractivo modelo con un motor no menos interesante por cuanto combina unas prestaciones brillantísimas con un consumo muy contenido. Se trata del 1.4 TSI, un propulsor de gasolina que estrenó hace pocas semanas el Touran y que también incorpora ya el Golf y el Golf Plus, con inyección directa y doble sobrealimentación por medio de compresor y turbo. Este motor, tecnológicamente muy avanzado, entrega una potencia de 140 CV, pero sobre todo dispone de un par de 22,4 mkg constante entre 1.500 y 4.000 rpm.


 


El CrossGolf está basado en el Golf Plus y hereda de éste prácticamente todo a nivel mecánico. Las mayores diferencias las encontramos en lo referente a la estética de sus paragolpes delantero y trasero, sus barras de techo cromadas, sus llantas de 17 pulgadas, sus logos y colores específicos, su tapicería y algún cromado interior en salidas de aire, pedales, palanca de cambios… También hay que resaltar que la altura al suelo se ha aumentado un total de 30 mm contando el tamaño de la llanta (según nuestras mediciones durante la prueba). Pero Volkswagen no pretende animar con ello a que los clientes del CrossGolf se aventuren por complicados caminos más propios de un todocamino de verdad. Aunque sí que es cierto que esta ligera modificación la agradecerán muchos usuarios de esos que se atreven con bordillos de un palmo, que viven en garajes con rampas de ángulos peligrosos para los bajos o aparcan en el descampado repleto de baches de enfrente de casa.


El CrossGolf también admite la incursión en caminos de tierra poco deteriorados y sin demasiadas roderas y, por supuesto, tiene alergia al barro. Y ya es bastante, porque aunque hay que reconocer que sólo a unos pocos (según las encuestas de la marca) les hubiese gustado que incorporase tracción 4Motion, totalmente factible, la mayoría puede pasar sin ella y se conforman con que el coche tenga un comportamiento sano y predecible. Y vaya sí lo tiene. El CrossGolf dotado de unos neumáticos 225/45 R17 de serie ofrece un aplomo consistente y un paso por curva eficaz, mejorado respecto al Golf Plus a pesar de la mayor altura y, por tanto, de un centro de gravedad más elevado. El nuevo Golf con traje de aventurero transmite seguridad y es fácil de conducir, entre otras cosas por una postura más elevada al volante que permite anticiparse en la jungla urbana. También resulta muy agradable de conducir por varias razones. Una de ellas es la precisión del cambio de seis marchas; otra, esa sensación que transmite de seguridad de la que hablábamos; y por último, hay que destacar el funcionamiento del motor.


 


El 1.4 TSI, que combina un compresor volumétrico con un turbo para mejorar la entrega de fuerza a bajas revoluciones, consigue el objetivo con creces y permite circular a baja velocidad en marchas largas sin que para aumentar el ritmo haya que reducir. Por ejemplo, admite circular a 1.000 rpm (casi al ralentí) y a 40-50 km/h tanto en 4ª como en 5ª o 6ª velocidad sin un mal modo y sin que subir de vueltas requiera reducir. Y es que el compresor volumétrico, que a diferencia del turbo funciona movido por el cigüeñal y no tiene retraso en el tiempo de respuesta, imprime un empuje adicional desde poco más de 1.000 rpm y consigue que el CrossGolf 1.4 TSI acelere sin altibajos y sin que se aprecie demasiado cuando funcionan juntos compresor y turbo, o cuando deja de funcionar el primero (como muy tarde a 3.500 rpm si se pisa el acelerador a fondo) dejando sólo al segundo (entre 3.500 y 7.000 rpm) en su trabajo de sobrealimentación. Pero lo mejor de esta singular mecánica es que se combinan unas prestaciones extraordinarias para tratarse de tan baja cilindrada con un consumo absolutamente comedido, y todo ello a pesar de ir calzado con una medida de neumático sobredimensionada que penaliza ambos aspectos. Como botón de muestra, hay que decir que el CrossGolf 1.4 TSI de 140 CV acelera alrededor de tres segundos más rápido que la versión 1.6 de 102 CV, alcanza 20 km/h más de velocidad máxima y su consumo medio homologado es, con 7,2 l/100 km, 5 décimas menor que el de su hermano.


 


El interior del CrossGolf ofrece la misma versatilidad que el Golf Plus con huecos para dar y tomar, asientos de regulaciones múltiples y maletero de doble fondo muy práctico. Además, la calidad de materiales y acabado está al nivel habitual de la marca, aunque hagan pagar por ello. En este sentido todavía no se han dado a conocer los precios del CrossGolf, ya que no se pondrá a la venta hasta el primer trimestre de 2007; sin embargo, todo hace pensar que habrá que pagar un incremento de alrededor de 2.500 euros respecto a un Golf Plus equivalente y a igualdad de equipamiento. Es decir, que habrá un CrossGolf 1.6 de 102 CV desde 21.600 euros (un Hyundai Tucson 4×2 con 38 CV más cuesta 20.300 euros) y para nuestra unidad estimamos un precio aproximado de 25.500 euros. Es el precio de la exclusividad que muchos usuarios de Golf están dispuestos a pagar para diferenciarse.























































































Ficha Técnica Volkswagen CrossGolf 1.4 TSI
MOTOR
Disposición Delantero transversal
Nº de cilindros 4 en línea
Cilindrada (cc) 1.390
Nº válvulas por cilindro 4
Alimentación I.directa, turbo y compresor
Compresión

10,0 a 1

Potencia máxima / rpm 140 CV/5.600
Par máximo / rpm 22,4 mkg/entre 1.500 y 4.000
TRANSMISIÓN
Tracción Delantera
Caja de cambios Manual, de 6 velocidades
DIRECCIÓN Y FRENOS
Sistema Cremallera asistida
Frenos. Sistema (Del./Tras.) Discos vent./Discos
SUSPENSIONES
Delantera Independiente McPherson
Trasera Independiente multibrazo
PESO Y DIMENSIONES
En orden de marcha (kg) 1.365
Longitud/Anchura/Altura (mm) 4.206/1.759/1.680
Capacidad del depósito (l) 55
Volumen del maletero (l) 395/1.450
PRESTACIONES Y CONSUMOS
Aceleración 0 a 100 km/h (s) 9,3
Velocidad máxima (km/h) 200
Consumo urbano (l/100 km)

 

9,6
Consumo extraurbano (l/100 km) 5,9
Consumo mixto (l/100 km) 7,2

    0 Comentarios

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba