Volkswagen Concept BlueSport

15 junio, 2009, modificada el 24 enero, 2011 por

De momento no es más que un ensayo, pero todo apunta a que el Concept BlueSport terminará transformado en realidad comercial. Su mecánica central sólo requiere, en el caso del TDI, 4,3 litros de gasoil a los 100.

29

De llegar a cristalizar, el Concept BlueSport terminaría siendo rival de los Audi TT Roadster, BMW Z4, Mazda MX-5 y Mercedes-Benz SLK, entre otros motivos porque como aquellos es un deportivo biplaza puro y descapotable que sigue con fidelidad los parámetros del concepto roadster.

Sus medidas son contenidas: 3,99 metros de largo por 1,75 de ancho, 1,26 de alto y 2,43 entre ejes. Por maletero cuenta con un hueco de 112 litros en el frontal, al que añade otro espacio de 70 en la parte trasera. 


El reparto de pesos es muy equilibrado, como demuestra una proporción del 45 y 55% entre los ejes anterior y posterior. A ello contribuye la posición central trasera de su mecánica, que podrá ser de gasolina turbo TSI, pero también de gasóleo TDI common rail, como la instalada en el ensayo. Se trata de un 2.0 Clean Diesel de 180 CV a 4.200 rpm y 350 Nm de par máximo a 1.750 vueltas que manda la fuerza a las ruedas traseras a través de un cambio robotizado de doble embrague tipo DSG; sólo requiere 4,3 litros a los 100 km de -113 g/km-, y supera la normativa de emisiones EU 6, de aplicación a partir de 2014. Con 50 litros de tanque logra autonomías de casi 1.200 km a ritmos legales.


Consigue un tope de 226 km/h con una progresión de 0 a 100 km/h de 6,6 segundos, gracias en parte a un peso de 1.200 kg -relación entre peso y potencia de 6,7 kg/CV-. Según la marca, su capota textil es la más liviana de su clase, con sólo 27 kg; también añade piezas de aluminio, como el capó. En pro de un gasto lo más contenido posible, cuenta con dispositivo Start&Stop -ahorra 0,2 litros a los 100 de promedio- y recuperación energética.


El coche, obra de un equipo liderado por Klaus Bischoff, director de diseño de la marca, y Thomas Ingenlath, director del centro de diseño de Postdam, se sustenta sobre un chasis con suspensiones independientes, delante tipo McPherson y detrás con una arquitectura multibrazo. El tono plateado de su carrocería se denomina Flex Silver, mientras que el del techo, plegable en Z de forma manual, es naranja. El coche recibe trazos de los nuevos Polo, Golf y Scirocco, como la estrecha parrilla delantera bajo la que posiciona un ancho paragolpes y generosas tomas de aireación con intermintentes led incrustados -también presentes en las ópticas-; los faros son bixenón y agregan función diurna en forma de C estrecha. En la zaga destaca el doble escape esquinado, mientras que las ruedas con llantas de 19 pulgadas lucen medidas 235/35 y 245/35 en los ejes anterior y posterior, respectivamente.


Dentro también aporta un alto contenido estético, minimalista y operativo. Destacan sus asientos, de corte muy deportivo, tapizados en cuero, pero también la inclusión de una pantalla de gestión táctil, mandos giratorios y climatización bizonal con pulsadores de color variable en función de la temperatura seleccionada.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba