Volkswagen CC 2.0 Tdi 170 CV: nos ponemos al volante25

Volkswagen CC 2.0 Tdi 170 CV: nos ponemos al volante

5 Octubre, 2012, modificada el 8 Octubre, 2012 por

Nos ponemos al volante de la versión diésel de 170 CV del Volkswagen CC, una berlina con aires de coupé que se convierte con el paso de los kilómetros en uno de los coches más confortables del segmento. Un buen trabajo de la marca alemana que aquí pasamos a analizar.

No valorado

Destacable

  • Motor, muy equilibrado.
  • Comportamiento dinámico brillante.
  • Equipamiento muy completo.

Mejorable

  • Tacto del freno.
  • Acceso al maletero.
  • Visibilidad desde el espejo interior.

No hace mucho, nuestro compañero Rubén Fidalgo nos ofrecía un extenso análisis de este mismo coche, aunque en su versión de gasolina TSi 1.8 de 160 CV. Ahora es el turno del Volkswagen CC TDi 2.0 de 170 CV. Muchas de las cosas que aquí te cuente te sonarán ya, pero nunca está de más contrastar opiniones.

La primera gran diferencia entre ambos, motor aparte, es la configuración del cambio de marchas. Los dos posen una transmisión de doble embrague DSG, pero mientras que la del motor de gasolina tiene siete relaciones, la que ha probado un servidor con la mecánica diésel tiene seis. No obstante, comparto la misma sensación que mi compañero en lo que al funcionamiento se refiere: parece un poco más lento de reacciones que en otros modelos de la marca. Pese a esto, sigue siendo uno de los cambios automáticos más cómodos y eficaces del mercado.

La imagen que proyecta el Volkswagen CC es la de un coche deportivo y con clase.25
La imagen que proyecta el Volkswagen CC es la de un coche deportivo y con clase.

En cuanto al motor, como decíamos, encontramos un diésel de 2 litros y 170 CV. Creo que se trata de uno de los propulsores mejor integrados en un coche de todos los que he probado. Me explico: teniendo en cuenta el peso del VW CC (1.481 kg) y sus dimensiones (4,8 metros de largo), no es un vehículo fácil de mover eficazmente. Pero Volkswagen lo ha logrado con esta mecánica: es cómoda para circular por la ciudad, tiene una respuesta adecuada en todo el régimen de giro y, cuando reclamas “alegría”, te la da. En ningún momento llega a “asustar” por su rendimiento, pero tampoco peca de lo contrario. Y todo ello, con unos consumos que ni mucho menos se disparan. Estamos hablando de unos 7,6 litros a los 100 kilómetros de gasto medio real de combustible, lo que hace que, con un depósito de 70 litros, pasar por la gasolinera no sea algo que hagamos de forma repetida…

Además, el interior del Volkswagen CC está muy bien aislado, por lo que uno de los principales hándicaps de todo motor diésel, su sonido, queda prácticamente en un segundo plano. Hablando del interior: a pesar de ser un coupé -con todo lo que ello conlleva-, es bastante espacioso, sobre todo en su parte delantera. En las plazas traseras, quizás se eche en falta algo más de distancia entre los asientos y el techo, especialmente si queremos que viajen totalmente cómodas personas que superen el 1,80. Mención aparte merece también el maletero, que ofrece una capacidad de 532 litros, si bien su acceso, dada la configuración del coche, no es tan cómodo como, por ejemplo, en el Passat convencional.

Volkswagen CC: un comportamiento de primera

El interior del Volkswagen CC es sobrio y elegante.25
El interior del Volkswagen CC es sobrio y elegante.

Un vistazo al Volkswagen CC y esperas que sea una berlina cómoda para viajar, pero algo perezosa en situaciones en las que se requiera agilidad. Craso error, y es que los humanos tendemos a darle demasiada importancia a la primera impresión. Sin embargo, la primera parte del pensamiento es correcta: puedes hacer kilómetros y kilómetros al volante del CC, que no te cansarás. Entonces llegan las dificultades en la carretera y nos damos cuenta de que su agilidad es mucha; aquí sí estábamos equivocados…

No os prometemos que se vaya a comportar como un utilitario de corte deportivo en una carretera de montaña, pero sí que su viveza, así como su precisión y su neutro comportamiento en situaciones difíciles, te va a sorprender. Ayuda a esto la posibilidad de modificar el grado de deportividad del CC. Por un lado, podemos seleccionar el modo sport de la palanca de cambios y, por otro, tenemos un botón que nos permite modificar la dureza de las suspensiones de forma independiente. Si bien las diferencias entre las posiciones confort, normal y sport son bastante sutiles, sí que llegan a ser eficaces en determinados momentos.

A lo único que le pondría alguna pega a la hora de conducir el Volkswagen CC es al tacto de su freno, demasiado suave al principio. Quizás sea una visión personal “infectada” por mi experiencia en circuitos, pero me ofrece una mayor impresión de seguridad un freno que ofrezca resistencia al ser apretado desde el principio. No obstante, cuando le coges el truco, no existe ningún problema, ya que el coche frena a la perfección sea cual sea la circunstancia.

Volkswagen CC: un equipamiento a la altura

Un vehículo que destila clase por los cuatro costados, como el Volkswagen CC, tiene que tener un equipamiento a la altura. ¿Es el caso? Sí, rotundamente sí. La versión Bluemotion, que es la que tuvimos en nuestras manos, cuenta con todos y cada uno de los elementos que te puedas imaginar y que te harán la vida más cómoda.

El contraste estético que ofrecen el negro y el marrón en el interior del CC es una apuesta arriesgada.25
El contraste estético que ofrecen el negro y el marrón en el interior del CC es una apuesta arriesgada.

Para empezar, el CC está rodeado de sensores de aparcamiento a lo largo y ancho de toda su carrocería. Y por si eso no es suficiente para que puedas aparcar sin arañar el coche, Volkswagen también ha dotado esta berlina de carácter deportivo con cámara de visión trasera. Asimismo, destacan unas llantas de 18 pulgadas acabadas en color negro brillante, que -personalmente- me parecieron preciosas.

Se integra dentro de la pantalla táctil un navegador que funciona a las mil maravillas y todos los controles para manejar tu teléfono vía Bluetooth, ya sea para realizar o recibir llamadas o para escuchar la música que tengas en tu dispositivo. Si es esto segundo lo que haces, te darás cuenta además de que la marca alemana no ha escatimado a la hora de dotar al CC de un buen equipo de sonido, que te hará aún más agradable cada trayecto que realices.

¿Será el Volkswagen CC tu próximo coche?

La respuesta a esta pregunta es complicada, ya que, bajo mi punto de vista, el Volkswagen CC se encuentra entre dos aguas. Quiere pelearse contra marcas que están un peldaño por encima en el imaginario colectivo, como Mercedes o BMW, cuya clientela es bastante fiel. Sin embargo, el Volkswagen CC es un coche que ofrece algo muy similar a sus rivales, como por ejemplo el Mercedes CLS, por un precio bastante más reducido. Es decir: si buscas una berlina deportiva y tienes mucho dinero, quizá no será una de tus primeras opciones, pero si tu bolsillo anda algo más justo (quizás la palabra “justo” no sea la adecuada, porque hablamos de 40.000 euros) sí que estamos ante un modelo muy a tener en cuenta para comprarte un “señor coche”.

Decía que el CC estaba entre dos aguas. La “segunda” es la comparación que ha de hacerse con el coche del que procede, el Volkswagen Passat. Es probable que no vayan destinados al mismo tipo de cliente, pero si tenemos en cuenta la diferencia de precio entre el Passat y el CC (a igualdad de versiones, este último es 2.000 euros más caro), es más que razonable que el cliente haga el esfuerzo y se compre la versión coupé, con una imagen de elegancia y deportividad como pocas hay en el mercado.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Volkswagen CC, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Volkswagen CC puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

2 Comentarios

Freddy 5 Octubre, 2012

Vaya llantas en la foto!!! un poco demasiado como si fuese un M5

Pedro 13 Octubre, 2012

Coche muy bonito si no fuera de ta mala caidad, tengo uno del 2006 , que se que no es o mismo, pero….. vaya porqueria de marca

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba