Novedad

Volkswagen Bulli Concept

11 fotos

Ampliar

02 de marzo, 2011

De aire retro, pero con la vanguardia por bandera, el Bulli retoma el concepto de furgoneta hippy de Volkswagen de los años 60.

De vez en cuando los alemanes se desmelenan con propuestas ajenas a la sobriedad que les caracteriza. Es el caso del Bulli, prototipo de monovolumen compacto de estética desenfadada y tecnología punta, alejado del look serio y funcional de modelos familiares de la gama como los monovolúmenes Touran, Sharan y California o los combi Transporter, Multivan y Caravelle.

El simpático Bulli acaba de ver la luz en el Salón de Ginebra como propuesta de 6 plazas -con tres asientos delante y tres detrás-, movido mediante un motor eléctrico e ideado para desplazamientos al trabajo y como transporte de fin de semana para disfrutarlo en familia.

El diseño minimalista de la carrocería es un claro guiño a las furgonetas T1 que Volkswagen lanzó al mercado en los años 50 y que recibieron varios nombres como Microbus, Camper o Bulli, modelos de gran éxito y longevidad cuyo concepto ha ido evolucionando para adaptarse perfectamente a los gustos y necesidades actuales. Hay detalles de estilo calcados del modelo de hace seis décadas, como las llantas de aluminio, la decoración en dos colores, el inmenso emblema de Volkswagen ubicado en el frontal, la amplia superficie acristalada o los faros antiniebla redondos delanteros. La nota vanguardista está en sus luces de led.

También llama la atención por sus medidas, ya que es corto, alto y ancho. Mide 3,99 m de longitud -menos que un Golf-; 1,75 de ancho y 1,70 de alto. Aun así, el Bulli es capaz de acoger en su interior a seis personas en dos filas de asientos y disponer de un maletero de 370 litros ampliable hasta los 1.600 una vez abatida la segunda línea de butacas.

Un interior aprovechado al máximo gracias a una generosa distancia entre ejes de 2,62 m y a un habitáculo minimalista y funcional, donde por ejemplo se elimina la palanca de cambios por un pequeño selector con marcha adelante y hacia atrás, una instrumentación con un único reloj para el cuentakilómetros y, como nota tecnológica, un iPad integrado en el centro que sirve de pantalla táctil multifunción. El equipo de audio lo firma el especialista norteamericano en guitarras eléctricas Fender.

El Bulli pesa 1.450 kg y su motor eléctrico situado por delante del eje delantero desarrolla 115 CV de potencia y 270 briosos Nm de par. Es un tracción delantera capaz de alcanzar una velocidad máxima de 140 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos. La batería de iones de litio, ubicada bajo el piso, es la encargada de aportar energía al propulsor. Puede recargarse según Volkswagen en menos de 1 hora en surtidores especiales de electricidad. La autonomía se cifra en 300 km.

Todo indica que el Bulli lleguará algún día a la serie aunque no se sabe cuando. De hacerlo seguro que tendrá cierto tirón entre nostálgicos y modernos. De ser así, Volkswagen lo lanzaría no sólo con motor eléctrico sino también con motores downsizing diésel TDI y gasolina TSI de 1.000 y 1.400 cc.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche