Prueba

Videoprueba del Honda CR-V híbrido 4×4 de 2019: el enemigo está en casa

32 fotos

Ampliar

17 de mayo, 2019

Esta vez os traemos la videoprueba de uno de los SUV híbridos que más darán que hablar en el mercado, archienemigo del Toyota RAV4, el Honda CR-V híbrido 2019.

En una era en la que todo lo eco gana puntos, aventajarse en la movilidad híbrida supone alcanzar todo un éxito. Sin duda, Toyota, por ser absoluta precursora de esta tecnología, es la que más prestigio ha cosechado en el mercado global a este respecto. No obstante, pese a que el Prius fue el primer híbrido en lanzarse a la venta -en 1997-, no fue hasta la llegada del Honda Insight -dos años después- cuando se empezó a comercializar un vehículo de este tipo en Europa (el mercado más importante del mundo.) 20 años después la misma guerra continúa… y el enemigo sigue estando en casa. El Honda CR-V híbrido 4×4 de 2019 que probamos en este vídeo compite directa y principalmente con el Toyota RAV4 que condujimos hace poco… (Prueba del Toyota RAV4 4×2 Feel! 2019) ¿Qué alternativa será la mejor?

Cuáles son los puntos fuertes del Honda CR-V híbrido

Pues, antes de entrar en materia, hay que decir que el Honda goza de algunas ventajas con las que no cuenta el Toyota… y viceversa. Sobre todo, tras examinar a fondo su comportamiento, nos ha gustado el funcionamiento de los frenos que equipa el CR-V Hybrid. No es fácil encontrarse un híbrido con un buen tacto y una correcta eficacia en la frenada (de hecho, el RAV4 cojeaba en este sentido) y el japonés de Tokio lo tiene. También ofrece una elevada autonomía y unos reducidos consumos, tanto en ciudad (lógicamente) como cuando salimos de ella.

Eso sí, la iluminación de carretera o luces largas, pese a equipar tecnología led, no termina de convencernos por su corto alcance, como tampoco nos seduce el salto de precio que hay de un nipón a otro (sobre todo, porque después de haber analizado los dos no creemos que la diferencia sea tan abismal entre uno y otro.) En cualquier caso, echad un ojo a la videoprueba y continuad leyendo para saber cuáles son nuestras impresiones sobre este CR-V Hybrid AWD.

Videoprueba del Honda CR-V híbrido

Vídeo y fotos: Javier Martínez

Nuestra valoración: 7,5

Diseño 7

Motor 8

Comportamiento 8

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 8

Destacable

  • Etiqueta Eco
  • Frenos
  • Consumos y autonomía

Mejorable

  • Precio algo elevado
  • Iluminación de carretera
  • Sin modos offroad

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Robusto y tradicional

Honda CR-V híbrido 2019 estáticas.

El diseño del frontal sigue las líneas a las que estamos habituados en los coches SUVs, con elementos que ofrecen una visión del conjunto muy sólida y musculosa: un capó alto y cortito, una amplia calandra y un paragolpes con un cromado inferior que simula la terminación de un cubre cárter. Los faros son full led. De ellos hay que decir que tanto la luz de cruce como la de los antinieblas brindan una muy buena iluminación, algo que no sucede con los de carretera… su haz resulta más corto de lo deseado.

Sus cotas son exactamente calcadas a las del RAV4. Sólo cambia la batalla, que en el Honda es 3 centímetros menor. En el lateral destaca el contraste del tono de la carrocería con el plástico que recorre toda la estribera y que encontramos también en los pasos de rueda y en los parachoques. Se trata de una solución bastante práctica porque, a la hora de dar un golpe contra un bordillo, por ejemplo, probablemente nos ahorraremos dinero al cambiar sólo esa pieza, en lugar de pintarlo o pulirlo y volver a encerarlo. También apreciamos unas llantas de 18 pulgadas con un diseño bastante peculiar. De serie monta unos neumáticos Dunlop Sport Maxx 050 con medidas 235/60 que, pese a estar destinados al asfalto, nos permitirán salir de él con cierta tranquilidad.

La parte trasera, en mi opinión, abusa de las formas horizontales para dar una mayor sensación de anchura, algo que sólo difiere con la verticalidad de la parte superior de los pilotos.

En materia de acabados, en general el CR-V no desentona, aunque sí merecen especial mención las juntas del portón trasero que pueden parecer demasiado anchas y el irregular enrasado de la aleta delantera izquierda, algo que quizá sólo sea cuestión de esta unidad.

Interior: Mucho espacio y buena ergonomía

Honda CR-V híbrido 2019 interior.

El acceso al interior es bueno, las puertas se abren prácticamente en 90 grados y solo tendremos que tener un poco de cuidado con no pegarnos en la cabeza. Una vez dentro, la sensación de espacio es considerable a excepción de la altura, que se ve muy condicionada por el techo practicable de este acabado. En general, se aprecia un habitáculo con una imagen algo austera en esta configuración en la que la gran mayoría de componentes son negros.

No obstante, la postura de conducción, como se espera en un SUV, es elevada y esto propicia en buena parte que la visibilidad sea inmejorable. La tapicería de cuero reservada a las versiones más equipadas, como esta, deriva en que los asientos ofrezcan un buen grado de confort, aunque la zona baja del respaldo podría ser un poquito más blanda. Eso sí, las solapas están perfectamente colocadas para sujetar la espalda. Buena parte del material usado es plástico, pero no tiene mal aspecto y además es agradable al tacto, salvo en las piezas menos visibles.

El volante tiene un grosor y un tacto que resultan gratos. Cuenta con muchos botones que a primera vista quizá abruman un poco, pero es fácil controlarlos una vez que aprendes para qué son, lo cual recomendamos que hagas antes de ponerte a conducir. Las levas que encontramos detrás sólo nos van a permitir graduar en cuatro posiciones la fuerza de la frenada regenerativa.

La disposición de los mandos de asistencia a la conducción o de la climatización también es correcta. Sin embargo, la pantalla central está demasiado baja y plana, no está orientada al conductor, lo que implica apartar la mirada de la carretera en exceso cuando navegamos por los menús. Es de 7 pulgadas, cuenta con navegación, con conectividad por medio de Bluetooth, Apple Car Play o Android Auto, con una respuesta muy rápida y con unos gráficos, como vemos, algo anticuados.

La instrumentación es digital y su tamaño es generoso. Refleja mucha información al mismo tiempo y todo se lee fácilmente. Esto hace que el HUD que equipa de serie quede prácticamente inútil, a no ser que queramos seguir una ruta de la navegación de un modo más seguro.

Justo debajo encontramos el selector del cambio y los distintos modos de conducción. Tengo que confesar que cuando vi estos botones en lugar de una palanca tradicional no me terminó de convencer, pero lo cierto es que cuando te familiarizas con ellos terminan siendo una solución más práctica, rápida y sencilla de usar en estos coches. Por cierto, llama la atención que un 4×4 como este no equipe ningún modo o sistema de asistencia relacionado con aptitudes offroad

El espacio en las plazas traseras también es inmenso. Yo que mido alrededor de metro ochenta tengo una holgura para hombros y rodillas suficiente como para viajar con un buen grado de confort. Además contamos con calefacción en los asientos de los lados y puertos para cargar dispositivos electrónicos. La única pega, a parte de la mencionada altura, es que el ocupante de la plaza central se sentará sobre una banqueta más dura y que el reposacabezas puede llegar a ser peligroso en las personas más altas, debido a que no tiene mucha regulación en altura. En la variante híbrida no está disponible la tercera fila adicional que sí podemos encontrar en las de gasolina.

Por último, el maletero, que en este nivel cuenta con sistema de apertura y cierre eléctrico, cubica 497 litros, casi 100 litros menos que su compatriota. Eso sí, abatiendo los respaldos con este sencillo movimiento nos quedan casi 1.700 litros con un suelo totalmente plano.

Motor: Versión híbrida con más de 180 CV

Honda CR-V híbrido 2019 dinámicas.

El tren motriz de este CR-V Hybrid lo componen un motor eléctrico de 184 CV y 315 Nm de par y otro de gasolina con dos litros de cubicaje y 145 CV. Además, el CR-V cuenta con una pequeña batería de iones de litio con capacidad cercana a 1 kWh que permite una autonomía máxima en modo eléctrico no superior a los dos kilómetros, siempre y cuando las circunstancias lo permitan y una transmisión.

El sistema que Honda llama i-MMD permite que el coche se mueva en modo eléctrico, híbrido o por medio del motor de combustión. Sólo en este caso, que se activará de forma automática a altas velocidades o cuando se requiera una fuerza elevada, las ruedas (las 4) son movidas por el motor de gasolina, ya que en modo híbrido, la labor de este no es otra que la de generar energía para que el motor eléctrico mueva el eje delantero.

Lo cierto es que el ruido del motor está muy bien aislado, mucho mejor que en el Toyota, y tan sólo resultará algo molesto cuando gira en el régimen más alto, que será muy pocas veces. Tampoco escucharemos ruidos de aerodinámica o rodadura durante nuestros trayectos. Honestamente, el trabajo que ha hecho Honda en cuanto a insonorización del habitáculo es muy bueno.

Además, el motor resulta contundente a la hora de mover el coche, tanto con poco peso como cargado hasta las trancas. el CR-V híbrido sólo está disponible en un nivel de potencia, pero realmente no necesita ni un caballo más.

Comportamiento: Más firme que su principal rival

Honda CR-V híbrido 2019 dinámicas.

En materia de comportamiento puro y duro hay que destacar por encima de todo dos elementos: los frenos y la dirección. En primer lugar, y es algo que no hemos sentido probando el RAV4, el funcionamiento de los frenos nos ha parecido excelente por la buena calibración del sistema que combina la frenada regenerativa con la actuación del equipo de frenos. Además, el tacto del pedal te transfiere la información exacta de la cantidad de frenado que estás ejerciendo. En el Toyota el pedal está mucho más blando y no permite este feeling.

En cuanto a la dirección, se muestra realmente directa y precisa, con un grado de asistencia que a mí particularmente me satisface. De hecho, la mejoría se plasma con cifras: la anterior generación de CR-V daba casi tres vueltas de volante y esta no completa ni 2,5.

En el otro extremo está la suspensión que, sin ser incómoda ni mucho menos, sí nos ha parecido más firme que la del RAV4, haciéndolo un poco menos confortable en viajes largos que el modelo de los de Aichi. Esto, mirándolo por el lado positivo, hace que apenas existan los balanceos y las inercias cuando circulamos por carreteras reviradas, aunque sí tendremos que tener en cuenta que los tiempos de espera son los propios de una carrocería de 4,6 metros y que en curvas rápidas sobre asfalto irregular puede ser algo rebotona.

Equipamiento: A la altura de un tope de gama

Honda CR-V híbrido 2019 interior.

Nuestra unidad de pruebas, como hemos dicho antes, corresponde al nivel más alto de equipamiento, denominado Executive. No se echa en falta nada… Tenemos un sinfín de asistentes: alerta de ángulo muerto, aviso de colisión frontal con prevención, identificación de señales de tráfico, control de crucero adaptativo con limitador, un asistente de mantenimiento en el carril que funciona a la perfección y que te invita a activar en viajes largos, incluso a quien es menos dado a hacerlo como es mi caso… También tiene asientos con reglajes eléctricos, calefacción y memoria, toma de 12V, volante con calefacción… En fin, un equipamiento muy completo… los que tengan un smartphone actual sólo echarán de menos un puerto de carga inalámbrica. Ahora bien… ¿conviene decantarse por el tope de gama? Pues si sus más de 45.000 euros no son problemas, sí. Si no, lo mejor es echar el ojo al acabado Lifestyle (el más básico disponible con tracción 4×4), que por menos de 40.000 euros ya trae un equipamiento muy decente.

Consumo: Una de sus bazas

Honda CR-V híbrido 2019 dinámicas.

El consumo es uno de sus principales puntos fuertes. Incluso es capaz de mejorar ligeramente los del Toyota aun pesando 10 kg más. En convencionales y circunvalaciones la media se va a estabilizar en 5 litros, siempre que no se pongan por medio puertos o cuestas pronunciadas. En autovía estaremos rondando los 6 litros a límites legales, nunca mucho más que eso. Y en ciudad, dependiendo del tráfico y la conducción, es posible hasta bajar de los cuatro litros. Teniendo en cuenta estos números y que el depósito tiene capacidad para 57 litros de combustible, no será complicado obtener una autonomía media cercana a los 1.000 km, prácticamente lo que promete un diésel.

Rivales: Rivales del Honda CR-V híbrido 4x4

Vehículo

Honda CR-V 2.0 i-MMD Executive 4x4

Toyota RAV-4 2.5 hybrid 4WD Luxury

Mitsubishi Outlander PHEV Kaiteki 4WD

Lexus NX 300h Luxury 4WD

Precio Desde
46.850 €
Desde
44.950 €
Desde
49.200 €
Desde
67.500 €
Combustible Híbrido Híbrido Híbrido Enchufable Híbrido
Cambio 1 marchas 1 marchas 1 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 184 222 230 197
Aceleración 0-100 km/h (s) 9,2 8,1 10,5 9,3
Consumo Medio (l/100 km) 5,5 4,5 1,8 5,9
Emisiones CO2 (g/km) 126 103 40 135

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche