Prueba

VÍDEO| Prueba del Ford Focus Active Ecoboost 155 CV 2021

04 de agosto, 2021

El Ford Focus Active con el motor 1.5 Ecoboost de 155 CV ofrece unos buenos consumos, una conducción muy agradable y una estética que lo asemeja al mundillo de los SUV. Aquí te contamos sus virtudes y sus pecados para que puedas valorar si debe ser o no uno de tus candidatos.

Desde que Ford lanzó al mercado la primera generación del Ford Focus, este modelo ha sido una referencia en su segmento por comportamiento dinámico y por su relación precio/producto. En esta última generación la competencia es más dura, pero sigue dejando claro que está en posiciones de cabeza. Para esta prueba hemos elegido la versión de aspecto crossover, el Ford Focus Active con el motor de gasolina de 155 CV con micro hibridación de 48 voltios.

Gracias a su tecnología mild hybrid, este Ford Focus Active tiene etiqueta Eco, que será la principal ventaja de este sistema eléctrico de 48V, pero no la única. La verdad es que, de todos los modelos con baja hibridación, a este Ecoboost de 1 litro de cilindrada es de los que mejor le sienta este pequeño apoyo eléctrico y sí se notan algo (tampoco hay milagros) unos consumos menores.

En la videoprueba del Ford Fiesta Active te explicaba un poco cómo funciona este sistema de microhibridación de 48 voltios, que básicamente lo que hace es mejorar la respuesta del start&stop y dar un pequeño empujón al motor de gasolina en las fases de aceleración. Además, esta evolución del motor Ecoboost cuenta con sistema de desconexión de cilindros. Cuando vamos a punta de gas, uno de los tres cilindros se apaga. Si tenemos algo de oído y sensibilidad, lo notaremos por el cambio de sonido y un ligero aumento de las vibraciones.

Los rivales de este Focus Active

Como rivales para este Ford Focus Active he elegido tres alternativas. La primera de ellas es el Citroën C4 con el motor PureTech de gasolina de idéntica potencia. También juega a estar entre dos mundos, a medio camino entre un hatchback y un SUV. El Citroën es más cómodo, los consumos muy parecidos y tiene más espacio para las piernas en las plazas traseras. El Ford gana en cuanto a calidad percibida de materiales en el interior y que dispone de etiqueta Eco, mientras que el Citroën se conforma con la C.

El otro rival es el Seat León 1.5 TSi. El Focus es algo más confortable en las plazas traseras y los mandos de la climatización mucho más cómodos de usar, además de tener mejores consumos. El Seat gana en materia de conectividad y en diseño (aunque esto último es subjetivo).

Por último, otro posible rival es el Renault Mégane con el motor de 140 CV. El Focus es algo más cómodo de acceso en las plazas traseras. El Mégane gana en el tacto de la mecánica y de rodadura, que ha mejorado muchísimo tras el lavado de cara del modelo.

Nuestra valoración: 7,0

Diseño 7

Motor 7

Comportamiento 8

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 6

Destacable

  • Diseño
  • Conducción
  • Iluminación

Mejorable

  • Asistente luz de carretera
  • Consumos sensibles
  • Sin salidas de aire atrás

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: SUV parece, pero no es

El Active queda muy disimulado con este color de carrocería que disimula los aditamentos de este acabado como los arcos de rueda, faldones, etc.

51 fotos

Ampliar

Las líneas continuistas del diseño del Ford Focus han hecho que esta generación no se perciba claramente como una nueva y que sus ventas no sean todo lo buenas que deberían. Sin embargo, es justo reconocer que el Ford Focus es un coche atractivo, de aspecto moderno y con unos buenos acabados y ajustes.

Personalmente la parte que más me gusta es el frontal, con esa calandra que tiene unas formas que recuerdan en cierto modo a la calandra de los Aston Martin (de hecho la marca británica fue propiedad de Ford algunos años). Los faros son full led y tienen una buena iluminación, aunque el asistente de luz de carretera no funciona nada bien y detecta muy mal al tráfico contrario, de modo que debemos ser nosotros los que estemos atentos para pasar de largas a cruce.

En el caso de este ejemplar, con un color de carrocería muy oscuro, no se notan demasiado los aletines y faldones en plástico negro de las versiones Active que buscan asemejarlo a un crossover.

Las llantas de 18 pulgadas tienen un diseño atractivo y son fáciles de limpiar, calzadas con unos neumáticos en una medida bastante razonable para las prestaciones: 215/50-18.

Las puertas ajustan bien y disponen de la opción del sistema de protección de los cantos, bastante eficaz para evitar dejar marcas cuando abrimos las puertas y golpeamos a otro coche o a la pared.

Interior: Cómodo y acogedor

El interior tiene buenos materiales y ajustes.

51 fotos

Ampliar

Al abrir las puertas lo que nos encontramos no difiere apenas de lo que describimos en nuestra prueba del Ford Focus Sportbreak, sólo cambia el volumen del maletero y detalles de acabado propios del Active, como la tapicería de los asientos o la A repujada en los respaldos.

Las plazas delanteras son cómodas y en ellas se viaja con suficiente espacio. El conductor encuentra enseguida la postura ideal y el cuadro de instrumentos completamente digital muestra una información muy completa y de forma clara, complementada por la que se muestra en el Head Up Display.

Los mandos están a mano y tienen buen tacto y los acabados en general son buenos, aunque hay un detalle que no me gusta nada en los últimos años en casi todas las marcas y es que los paneles de puerta traseros son de mucha peor calidad que los delanteros.

Las plazas traseras tienen una cota de espacio para las piernas correcta y buena altura para la cabeza, pero en anchura van algo escasas para llevar a tres apsajeros.

El maletero es espacioso, dentro de la media, y con unas formas muy regulares y aprovechables. Si necesitamos más espacio podemos abatir los respaldos traseros por mitades asimétricas.

Motor: Silencioso y fácil

El sistema de baja hibridación de 48 voltios consigue la etiqueta Eco.

51 fotos

Ampliar

Bajo el capó delantero tenemos el motor de 3 cilindros Ecoboost que en este caso llega hasta los 155 CV con una caja de cambios manual de 6 marchas y sistema de microhibridación de 48 voltios. La verdad es que este sistema le sienta muy bien al motor Ecoboost, haciendo que sea menos sensible a los cambios de consumo en función de nuestro ímpetu con el acelerador.

Es bastante silencioso y funciona sin vibraciones ni ruidos molestos, salvo cuando se activa el sistema de desconexión de cilindros cuando vamos a punta de gas. Para reducir más el consumo, apaga un cilindro y se nota el sonido a motor fallando, además de un aumento de las vibraciones.

En el Active tenemos un modo más de funcionamiento junto con los normales de Eco, Sport, Normal y Resbaladizo que se llama Pista y que lo que hace es adaptar la respuesta del control de tracción para mejorar algo la motricidad cuando salimos del asfalto, pero con neumáticos Eco no es muy eficaz.

Comportamiento: Un referente

El Focus sigue siendo una referencia en comportamiento.

51 fotos

Ampliar

Desde la primera generación del Focus, este modelo es una referencia en su segmento en cuanto a comportamiento dinámico. El equilibrio entre confort, seguridad y efectividad es casi perfecto y el Focus Active gusta tanto a los que buscan confort como a los que les atrae una conducción decidida, con un chasis muy dócil y reactivo.

La respuesta a nuestras órdenes es siempre muy progresiva, con mucho margen de aviso y muy segura. Para meternos en aprietos deberemos cometer errores muy graves en la conducción y su estabilidad es claramente mejor que la de la mayoría de los SUV del mercado y también compactos.

En ciudad es un coche cómodo de usar porque sus dimensiones no son exageradas y el motor tiene mucho par, de modo que no tenemos que estar todo el día pendientes del cambio de marchas. La visibilidad es correcta y el asistente de aparcamiento funciona muy bien.

En carreteras secundarias es un coche que puede llegar a ser muy divertido. La dirección tiene un buen tacto, frena bien y el chasis enseguida reacciona a las órdenes que le damos con el volante y con los pedales. El motor tiene un nivel de prestaciones bueno y podremos movernos con desahogo.

Al viajar por autopista y autovía agradeceremos el confort de las suspensiones y el buen aislamiento acústico, con un interior bastante silencioso y en el que la fatiga tarda en aparecer. En curvas rápidas reacciona bien y las suspensiones enseguida se adaptan a los cambios de apoyo.

En definitiva, el Ford Focus hace gala de un comportamiento muy noble, con reacciones seguras y una conducción que es fácil y divertida si le buscamos las cosquillas.

Equipamiento: Nada en falta

El acabado Active tiene un buen equipamiento de serie.

51 fotos

Ampliar

El acabado Active está en la parte alta de la gama Focus, con un equipamiento de serie muy completo en el que no echaremos en falta nada de lo importante.

En el campo de la seguridad activa está muy bien servido, con alerta de colisión con frenado de emergencia, sistema de alerta de ángulo muerto, mantenimiento en el carril, asistente automático de aparcamiento, control de crucero adaptativo con limitador de velocidad, sistema de reconocimiento de las señales de tráfico, etc.

Dentro de sus asistentes, el que menos me gusta es el asistente de las luces de carretera, que no detecta bien al tráfico contrario y provoca más deslumbramientos de lo deseable.

En cuanto a confort está bien dotado también, con unos buenos asientos (el del conductor con reglaje eléctrico), climatizador de doble zona (eso si, sin salidas de aireación para las plazas traseras, un fallo), techo panorámico, volante multifunción, sistema de llave inteligente, etc.

La conectividad está confiada al sistema SYNC de Ford. Su asistente de voz no es muy bueno, pero podemos sacar partido de Siri y el asistente de Android, al disponer de Apple Car Play y Android Auto con puerto de carga inalámbrico.

La calidad de sonido es muy buena gracias al trabajo de Bang & Olufsen, pero el sistema de conectividad en sí, está algo por detrás de rivales como los de Seat/ Volkswagen, por ejemplo.

Consumo: Bueno, si no abusamos

Los consumos son buenos… si no abusamos del acelerador.

51 fotos

Ampliar

El motor 1.0 Ecoboost puede conseguir unos consumos muy ajustados, pero en condiciones óptimas. Es una mecánica muy sensible al tipo de conducción que hagamos y a la orografía del recorrido y la carga que llevemos. En condiciones normales y con una conducción normal las cifras son muy buenas, pero en cuanto el perfil de la ruta se pone cuesta arriba, vamos cargados o nos pesa el pie derecho, se disparan bastante.

En concreto, los consumos reales del Ford Focus Active de 155 CV medidos durante la prueba, con un pasajero, poco equipaje y conducción normal han sido:

  • Ciudad: 7,3 l/100 km
  • Carretera 5,4 l/100km
  • Autopista: 6,2 l/100 km

Es fácil ver consumos medios claramente más altos, cercanos a los 10 l/100 km a poco que pisemos el acelerador, ya sea porque vamos apurados o porque cargamos el coche a tope.

Con estos consumos y un depósito de 52 litros, la autonomía del Ford Focus Active Ecoboost de 155 CV ronda los 700 km.

Rivales: Rivales del Ford Focus Ecoboost MHEV 2021

Vehículo

Ford Focus 1.0 Ecoboost MHEV Active X 155

Citroen C4 1.2 PureTech Shine S&S EAT8 155

Seat León 1.5 TSI S&S Xcellence 150

Renault Mégane 1.3 TCe GPF R.S. Line 103kW

Precio Desde
28.911 €
Desde
29.920 €
Desde
27.450 €
Desde
30.440 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 6 marchas 8 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 155 155 150 140
Aceleración 0-100 km/h (s) 9,4 10,8 8,4 9,4
Consumo Medio (l/100 km) 4,1 4,7 5,3 5,4
Emisiones CO2 (g/km) 93 108 121 123

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • Fluty84

    el motor es un 1.0, no un 1.5

    • Rubén Fidalgo

      Tienes razón, tenía en la cabeza el chip del fiesta st, pero en el video con las tres latas de 33cl dejo claro que es un 1.0

  • jcl

    buen video, como siempre bien explicado para lo bueno y lo malo del modelo….un saludo y seguir así.
    Personalmente creo que estos motores en general sirven para bien poco…un buen 4 cilindros como por ejemplo el tce de 140 cv de renault le da un repaso de cuidado en consumos-prestaciones y seguramente con los años en fiabilidad….

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche