Prueba

Videoprueba del Skoda Fabia Monte Carlo 110 CV 2019

55 fotos

Ampliar

07 de febrero, 2019

Probamos el nuevo Skoda Fabia, el gran rival de sus "primos" el Ibiza y el Polo, en el acabado Monte Carlo con el motor de 3 cilindros y 110 CV. Un cordero con piel de lobo que no tiene complejos.

Dentro de las marcas del grupo Volkswagen, la que probablemente ha evolucionado más ha sido Skoda. Adquirida por el grupo 5 años más tarde que Seat (en 1991), en un tiempo récord ofreció una gama completísima que iba desde el pequeño Skoda Fabia hasta el Skoda Superb. Aunque hace apenas un lustro que se incorporó a su catálogo el Citigo, el Skoda Fabia de esta prueba sigue siendo el utilitario más comercializado por la marca checa, y no es extraño.

Actualizado recientemente, el Skoda Fabia ha sido el último de los tres del grupo alemán en renovarse, por detrás del Ibiza y el Polo. Además de no compartir con ellos plataforma, cuenta con una estética algo diferenciada, un precio más competitivo que ellos y, sobre todo, con las soluciones “Simply Clever” de Skoda que hacen más cómodo el día a día, como las gavetas en el maletero, el rascador de hielo en la tapa del depósito de combustible, o el espacio bajo el asiento del copiloto para acomodar un paraguas.

Para esta prueba hemos elegido el Fabia con el motor 1.0 TSi que aquí rinde 110 CV (115 CV en sus rivales de Seat y VW) y el acabado Monte Carlo, que le da un toque muy juvenil y llamativo a un diseño que, en otras versiones, resulta demasiado serio.

Aunque su apellido pueda sugerir unas prestaciones de deportivo, lo cierto es que este Fabia destaca más por su compromiso entre diversión y confort que por su rendimiento. Sus suspensiones son algo más suaves que las del acabado FR de Seat. No pierde nada en efectividad, más bien al contrario, y gana muchísimo en confort, especialmente en las plazas traseras, que gozan de un eje menos rebotón que en el modelo español.

Vídeo y fotos dinámicas: Javier Martínez

Vídeo prueba del Skoda Fabia 1.0 TSi Monte Carlo 2019

Fotos dinámicas y vídeo: Javier Martínez

¿Te ha gustado el vídeo? Pues suscríbete a nuestro canal de Youtube y dale a me gusta. Y, si tienes alguna duda, deja un comentario, estaremos encantados de responderte.

Nuestra valoración: 6,7

Diseño 7

Motor 7

Comportamiento 7

Interior 6

Equipamiento 7

Consumos 6

Destacable

  • Imagen llamativa
  • Relación precio/producto
  • Detalles prácticos

Mejorable

  • Ergonomía de los asientos
  • Iluminación en cruce
  • Aguante de los frenos.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Piel de lobo

El color gris fragata le sienta bien al Skoda Fabia con este acabado.

55 fotos

Ampliar

Los diseños de Skoda se han diferenciado de los de sus primos principalmente por una parrilla delantera más grande (y de diseño tal vez demasiado clásico), unos grandes faros y las ópticas traseras con las luces de posición formando una C y que dejan espacio para un enorme portón.

Este Fabia no es ajeno a estas señas de identidad y cuenta con unos grandes faros delanteros de tecnología full led y que ofrecen una buena luz de carretera, pero se quedan algo escasas en cruce. También los antiniebla son grandes y son más utilizables que en otros rivales.

La parrilla delantera es muy prominente y clásica, pero en este acabado Monte Carlo se ha pintado en un color negro satinado que le da un puntito más sport y juvenil, aspectos que se refuerzan con unos pequeños labios en color negro metalizado en el faldón delantero, a juego con los retrovisores, las taloneras, las llantas, el difusor inferior trasero y el spoiler sobre la luneta.

En la vista lateral lo más llamativo son las llantas de aleación de 17 pulgadas y los logos Monte Carlo en la cintura del pilar B. Sus dimensiones han crecido ligeramente respecto a la generación anterior, pero no se aprecia tanto este crecimiento en el interior, como veremos en el siguiente apartado.

Los acabados son buenos y el Skoda Fabia deja una muy buena primera impresión cuando nos acercamos a él.

 

Interior: Unos asientos llamativos, pero incómodos

Los asientos tienen mejor aspecto que ergonomía real y fatigan con los kilómetros.

55 fotos

Ampliar

Si por fuera le han quitado algo de solemnidad cambiando los cromados por negro satinado y algunos extras como las llantas o el kit aerodinámico, dentro se ha seguido la misma fórmula y a un interior de líneas muy sobrias le han añadido unos asientos de formas deportivas y acabados en un color llamativo.

Por desgracia, su excelente aspecto es mejor que su confort real. La espalda queda bien sujeta gracias a sus prominentes pétalos, pero la banqueta es demasiado corta y el borde anterior comprime los muslos y hace que pronto empieces a notar hormigueos en las piernas y que la fatiga aparezca antes de lo deseable. Tampoco los reposacabezas son cómodos y, tal y como me pasó con el Seat Ibiza FR, al final acaban siendo más eficaces los asientos de las versiones normales.

La postura de conducción, salvo por el detalle de la ergonomía de los asientos, es buena y se encuentra la ideal gracias a los buenos reglajes de la columna de dirección y del asiento.

Las plazas traseras no van muy sobradas de espacio pese a que esta generación del Fabia se va hasta rozar los 4 metros. Sus 6 cm menos de longitud frente al Polo o el Ibiza no están en la distancia entre ejes sino en la forma de sus paragolpes, de modo que no afectan a la habitabilidad interior, idéntica a la de sus primos. Si delante van pasajeros de 1,8 m de estatura, atrás no podrán ir cómodos porque les rozarán las rodillas con los respaldos. Tampoco el acceso es fácil ya que la puerta trasera es corta, pero bueno, no puede haber milagros y tampoco es demasiado pequeño, aunque, por ejemplo, un Suzuki Swift está mejor aprovechado para sus dimensiones.

Los acabados son buenos, aunque se ha abusado bastante de plásticos de tacto rígido en el salpicadero y paneles de puerta, algo común con el Ibiza y el Polo, que parecen haber dado un paso atrás en calidad aparente frente a sus generaciones predecesoras. Otro detalle del énfasis puesto en reducir costes nos lo encontramos al abrir el maletero, cuyo portón sólo está tapizado en la parte central, dejando al descubierta la chapa en todo el perímetro de la luneta trasera.

El maletero tiene una buena capacidad y, además, cuenta con cómodas gavetas en los pasos de rueda para poder dejar en ellas cosas y que no vayan dando tumbos por el maletero. Si necesitamos más espacio podemos abatir los respaldos, que no dejan un suelo plano.

Motor: Tres cilindros y un turbo

El motor 1.0 TSi de 110 CV tiene una respuesta alegre.

55 fotos

Ampliar

El motor es el conocido tres cilindros del grupo Volkswagen de un litro de cilindrada y que en esta versión llega a los 110 CV. Su respuesta es agradable y en este Skoda es menos ruidoso y transmite menos vibraciones que en el Seat Ibiza. Está mejor aislado acústicamente.

Con este nivel de potencia, el motor 1.0 TSi se asocia con la caja de cambios manual de 6 marchas en lugar de la de cinco de las versiones menos prestacionales. La verdad es que, gracias a la sobrealimentación, es un motor con un rango de revoluciones muy amplio en el que tenemos par, de modo que no necesitamos escalonar demasiado los desarrollos. Pese a ello, se agradece contar con seis marchas que reducen el salto de revoluciones entre cada cambio.

Por lo demás, es el mismo motor que hemos probado en otros modelos del grupo, así que no hay sorpresas, salvo la mencionada menor sonoridad. Recuerdo que en la prueba del Seat Ibiza FR, con idéntica mecánica, había una incómoda resonancia al acelerar desde bajas revoluciones en marchas largas que aquí no existe. Supongo que es una de las ventajas de ser el último en renovarse, que aprendes de los errores de tus hermanos.

Frente a la mecánica Ecoboost de Ford, este motor tiene la ventaja de ser menos sensible a los cambios de consumo en función de lo que pisemos el acelerador o la carga que llevemos en el coche. Comparado con otros motores de tres cilindros, como los 1.2 PureTech de PSA, se nota que tiene un menor par natural y que depende más de las sobrealimentación para tener fuerza.

Comportamiento: Sin complicaciones

El Fabia Monte Carlo tiene una conducción más agradable que la del Ibiza FR.

55 fotos

Ampliar

Pese a su denominación tan sugerente, las prestaciones de este Fabia son muy buenas pero no tanto como para considerarlo un pequeño GTi. Esto no quiere decir que no sea un coche divertido y eficaz, al contrario. Su chasis está muy por encima de sus prestaciones y, además, el tarado de sus suspensiones está muy equilibrado y logra un compromiso entre confort y eficacia mejor que el que podemos encontrar, por ejemplo, en el Seat Ibiza FR.

En ciudad resulta más cómodo de conducir de lo que uno se espera al ver su calzado, con unos neumáticos de perfil bajo (215/40-17) gracias a unas suspensiones bien calculadas, sobre todo el eje trasero, que es mucho menos saltarín que el del Ibiza FR.

El motor tiene un sistema Start&Stop eficaz a la hora de ponerse en marcha tras cada detención y, además, es más silencioso y gira más fino de lo usual, de forma que en ciudad resulta muy agradable de conducir, algo a lo que también ayudan sus compactas dimensiones.

Pese a que está en el segmento de los utilitarios, el Skoda Fabia no se desenvuelve nada mal en carretera y permite afrontar viajes largos con solvencia y seguridad. Por autopista y autovía da mucha confianza en el paso por curva rápida. La carrocería no balancea demasiado y las suspensiones copian muy bien las imperfecciones del asfalto, recomponiéndose muy bien a la hora de pasar por baches y badenes en pleno apoyo.

En carreteras secundarias es donde más divertido resulta este Fabia. Se nota la ligereza del motor en el eje delantero, que hace que sea bastante ágil y no demasiado morrón. La dirección tiene un buen nivel de asistencia y es suficientemente rápida.

Confieso que desde que probé el nuevo Ibiza con la nueva plataforma MQB-A0 me pareció que se había dado un salto atrás respecto a la anterior. Tras probar este Fabia (que no se ha pasado a la MQB-A0) me reafirmo en esta idea, con un comportamiento claramente mejor que el del Ibiza o el Polo. Mientras que en los MQB-A0 hay un desequilibrio entre el formidable comportamiento del eje delantero y las mejorables reacciones del trasero, el Fabia es más equilibrado y sus reacciones son muchísimo más sanas y naturales.

El punto débil dinámicamente lo encontramos en el equipo de frenos. Me ha sorprendido encontrarme con que el sistema alerta al conductor de que está llegando a su límite de temperatura con un aviso en el ordenador de a bordo. Además de poner las ruedas en color naranja en el display, nos advierte de que se han desconectado sistemas que dependen de la eficacia de los frenos para garantizar su funcionamiento: el control de crucero adaptativo y el sistema de alerta de colisión (ver imagen en la galería fotográfica).

No ha sido necesario realizar una conducción en circuito ni con el cuchillo en los dientes para llegar a esta situación, sólo una bajada ágil por una zona de montaña.

Lamentablemente, en esta ocasión no he tenido oportunidad de meterlo en el circuito de pruebas para comprobar sus reacciones al límite, pero en todo momento durante la prueba me ha demostrado un buen equilibrio, así que no creo que me hubiese llevado sorpresas desagradables en la maniobra de esquiva, por ejemplo.

Resumiendo, el Skoda Fabia tiene un buen comportamiento en carretera, con un buen compromiso entre confort y eficacia y, salvo por el mejorable aguante de los frenos al calor, de reacciones seguras.

Equipamiento: Un tope de gama

El equipamiento de esta versión es muy completo.

55 fotos

Ampliar

Este acabado es un tope de gama y, como tal, su equipamiento es muy completo, como puedes ver en el listado de la ficha técnica.

En materia de conectividad el Fabia está a la última y ofrece las funciones disponibles a través de Apple Car Play y Androdi Auto. De hecho, se confía tanto en estos sistemas que el equipo multimedia carece de navegador propio y confía esta función a nuestro propio móvil… y consumamos nuestros datos.

El apartado en el que más destaca es en el de los asistentes avanzados a la conducción (ADAS), ya que cuenta con elementos como el detector de fatiga del conductor, alerta de colisión, sistema de mantenimiento en el carril… no echaremos nada de menos, aunque es justo reconocer que estos sistemas poco a poco se están convirtiendo en un estándar.

El climatizador no es bizona, ni falta que hace. Es imposible crear dos ambientes con temperaturas muy diferentes en un habitáculo de estas dimensiones.

La cámara de marcha atrás tiene una buena calidad de imagen, pero está colocada en una posición en la que, en cuanto circulemos por una carretera mojada o húmeda, las salpicaduras pronto harán que no veamos bien la imagen.

En definitiva, aunque no es barato, ofrece un buen nivel de equipamiento por su precio.

Consumo: Excelente autonomía

El consumo es demasiado sensible al uso que hagamos del acelerador o a la carga del coche.

55 fotos

Ampliar

Skoda homologa unos consumos en ciudad y en carretera de 5,6 y 4,2 l/100 km respectivamente. Estas cifras difieren bastante de los valores reales medidos durante la prueba, especialmente el consumo urbano, que se ha ido hasta los 7 l/100 km aunque no ha habido demasiado tráfico ni unas temperaturas que penalizasen mucho por el uso del climatizador o los arranques en frío.

En carretera, para lograr los 4,2 l/100 km hay que hilar muy fino y no encontrarse con nada de tráfico. En condiciones normales el consumo medio a cruceros entre 70 y 100 km/h ha sido de 5 l/100 km, una cifra que sube hasta los 6,5 l/100 km si subimos la velocidad hasta los 120 km/h en autopista.

Con estos datos y un depósito de 45 litros, es fácil lograr autonomías de 700 km, una cifra muy buena para un utilitario.

Rivales: Rivales del Skoda Fabia Monte Carlo 2019

Vehículo

Skoda Fabia 1.0 TSI Monte Carlo 81kW

Seat Ibiza 1.0 TSI S&S FR 115

Volkswagen Polo 1.0 TSI Sport 85kW

Peugeot 208 1.2 PureTech S&S GT Line 110

Precio Desde
19.230 €
Desde
19.839 €
Desde
18.920 €
Desde
21.240 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 6 marchas 6 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 110 115 115 110
Aceleración 0-100 km/h (s) 9,5 9,3 9,5 -
Consumo Medio (l/100 km) 4,7 5,0 4,7 4,6
Emisiones CO2 (g/km) 107 113 107 106

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche