Prueba

VÍDEO| Probamos el Toyota RAV4 Black Edition 2021: un blanco para las miradas

17 de junio, 2021

Después de algo más de un año en el mercado, Toyota revitaliza las ventas del RAV4 con esta edición especial denominada Black Edition que añade un acabado y equipamiento específicos y cuya principal baza es la estética diferenciada.

Antes de que le toque un lavado de cara, Toyota lanza esta versión especial con detalles personalizados del Toyota RAV4. Para esta prueba del RAV4 Black Edition hemos elegido la versión de tracción delantera, que es la más demandada en nuestro mercado.

Entre las principales bazas de este modelo está su etiqueta Eco, obtenida gracias al sistema híbrido de propulsión en el que la marca japonesa es líder por experiencia y cifras de ventas, y también su habitabilidad, con un interior muy espacioso y práctico que está por encima de la media del segmento de los SUV de su categoría.

El Toyota RAV4 Black Edition se diferencia del resto de la gama por su acabado en color negro Cosmo, un toco específico de esta versión y que se ha extendido por todo el RAV4, desde la rejilla delantera hasta los faldones y molduras.

Además de este color en la carrocería, las llantas también están acabadas en negro satinado y ponen su grano de arena para darle ese aspecto tan característico a esta versión en cuanto a la estética.

En el interior, el Black Edition cuenta con un equipamiento generoso en el que llaman la atención elementos como el equipo de sonido de 9 altavoces firmado por JBL, los asientos calefactados (con reglaje eléctrico en el caso del conductor), el sistema multimedia con Apple Car Play y Android Auto, puerto de carga inalámbrico por inducción, etc.

En conjunto, el Toyota RAV4 Black Edition supera el examen de esta prueba con un notable, sobre todo por su fácil conducción, su espacioso interior y por la etiqueta Eco, que cada vez será un argumento de mayor peso en las ventas.

Los rivales del Toyota RAV4 Black Edition

Tal vez, el principal rival de este RAV4 sea el nuevo Hyundai Tucson híbrido, con unas prestaciones muy similares, un diseño más llamativo y tecnológico y un equipamiento más moderno, pero con un interior menos espacioso y menos versatilidad que este Toyota.

Otro de los rivales posibles es el Citroën C5 Aircross híbrido enchufable. El francés saca ventaja por su etiqueta Cero, su mayor confort y una mejor relación precio/producto, pero tampoco puede competir con el japonés en amplitud interior, especialmente en el espacio para las plazas traseras.

En definitiva, el Toyota RAV4 es una alternativa muy interesante para aquellos que busquen un coche familiar en el que viajar cómodos, fiable, fácil de conducir y con etiqueta Eco.

Nuestra valoración: 7,0

Diseño 7

Motor 8

Comportamiento 7

Interior 7

Equipamiento 6

Consumos 7

Destacable

  • Facilidad de conducción
  • Habitabilidad
  • Consumos

Mejorable

  • Conectividad
  • Precio respecto a la competencia
  • Suciedad del color negro

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Un espejo negro

La pintura negra específica es muy llamativa y casi como un espejo.

50 fotos

Ampliar

Confieso que me encantan los coches negros, aunque reconozco que uno se vuelve un esclavo de ellos para mantenerlos limpios, ya que todo el polvo y suciedad destaca mucho en ellos. Durante esta prueba, por ejemplo, en plena ebullición primaveral del polen ha sido un verdadero incordio mantenerlo limpio para las fotos y el vídeo.

Este Toyota RAV4 Black Edition se diferencia del resto de la gama sobre todo por su aspecto exterior, en el que todo está pintado en color negro metalizado con unas partículas que dan ciertos destellos azules y que hacen que parezca mucho más oscuro que un color negro convencional. Sólo unas finas líneas cromadas en los marcos de las ventanillas y retrovisores rompen con esa monotonía cromática.

Las llantas también van lacadas en negro, la rejilla del frontal, el faldón, las molduras… todo está acabado en el mismo color y da un aspecto casi fantasmal y de cierta invisibilidad al RAV4. La verdad es que el resultado llama la atención pese a lo discreto que es.

Por lo demás, es el RAV4 que ya conocemos desde hace un par de años, con unas formas repletas de aristas y en el que el espacio está muy bien aprovechado gracias a sus proporciones casi cúbicas.

Los acabados y ajustes de las diferentes partes de la carrocería son muy buenos y el RAV4 deja una muy buena impresión cuando estás a su lado.

Interior: Tan espacioso como sobrio

El interior es acogedor y muy espacioso, pero algo sobrio estéticamente.

50 fotos

Ampliar

El interior del RAV4 Black Edition no difiere demasiado del resto de la gama, de manera que no hay mucho más que añadir a lo ya señalado en nuestra anterior prueba del Toyota RAV4. El salpicadero tiene unas formas rectas muy funcionales y los ajustes y acabados son buenos.

Los asientos son confortables y tanto los pasajeros de las plazas delanteras como los de las traseras disponen de mucho espacio para las piernas y para viajar cómodamente. La postura de conducción es buena y el cuadro de instrumentos ofrece bastante información y es fácil de leer. Los mandos quedan a mano, aunque algunos podrían ser más visibles y accesibles, como el que desactiva el asistente de luz de carretera o los de los asientos calefactados.

Las plazas traseras son muy espaciosas y cómodas, más que la media del segmento, siendo uno de los puntos fuertes del RAV4.

En cuanto al maletero, también tiene una buena capacidad y sus formas son muy aprovechables, con un suelo plano cuando abatimos los respaldos traseros y varios anclajes donde poder sujetar los bultos que carguemos.

Motor: Híbrido de cuarta generación

El sistema híbrido de cuarta generación es mucho más agradable de conducir y con mejor rendimiento.

50 fotos

Ampliar

El RAV4 actual monta la cuarta evolución del sistema híbrido de Toyota en el cual se han montado los trenes epicicloidales en paralelo en el transaxle para hacerlo más compacto pese al mayor tamaño y potencia de las dos máquinas eléctricas (MG1 y MG2).

Precisamente esa mayor potencia de los motores eléctricos (bueno, motores y generadores, ya que son ambas cosas y actúan como motor o como generador según convenga) es una de las principales causas de que esta cuarta generación de híbridos sean muchísimo más agradables de conducir y con mejor rendimiento que antes.

Gracias a su mayor potencia, el motor térmico no necesita ponerse a tope de vueltas en tantas ocasiones como antes. Este motor, por su parte, también es más potente y, sobre todo, con más par, lo que también redunda en un mayor confort al no tener que subir tanto de vueltas.

El motor de gasolina es un 4 cilindros de 2,5 litros de cubicaje y que funciona bajo el ciclo Atkinson para obtener un mejor rendimiento termodinámico. Son mecánicas que gastan muy poco combustible cuando funcionan a régimen constante, por eso se suelen usar en los modelos híbridos, en los que se puede mantener al motor de combustión casi en un régimen estacionario y la falta de par queda compensada por la entrega de los motores eléctricos.

La potencia total disponible es de 218 CV que mueven con mucha soltura al RAV4 y ofrecen unas prestaciones más que razonables incluso con el coche cargado en un viaje con la familia.

Comportamiento: Súper fácil

El RAV4 es muy fácil de conducir, seguro y de respuesta agradable.

50 fotos

Ampliar

Como en casi todos los híbridos de Toyota, una de las principales bazas de este RAV4 en carretera y ciudad es que es facilísimo de conducir y nos quita mucho estrés. El cambio automático, la suavidad de funcionamiento y la ausencia de ruidos mecánicos y complicaciones hace que incluso a las personas que conducir les provoca cierta ansiedad se encuentren muy cómodos con él.

En ciudad es muy cómodo porque apenas se oyen ruidos ni mecánicos ni del resto del tráfico en el interior, tiene una buena visibilidad y el sistema híbrido mueve con soltura y facilidad el coche. Además, su dirección gira bien y tiene unos radios de giro contenidos pese al tamaño del RAV4. La cámara de marcha atrás y los sensores de aparcamiento nos hacen fáciles las maniobras.

En carreteras secundarias tiene un comportamiento muy estable. No es un coche que nos pida una conducción deportiva, pero incluso en situaciones en las que vamos algo más rápido de lo normal reacciona muy bien. También a la hora de hacer adelantamientos su respuesta es buena, aunque conviene que nos anticipemos y activemos el modo sport en estos casos para que reaccione más inmediatamente.

Los frenos cumplen bien, aunque el tacto del pedal es demasiado artificial y no resulta muy agradable de utilizar. Sobre todo cuando queremos frenar suave y progresivamente, el inicio del recorrido está casi muerto y al final tenemos que frenar más bruscamente de lo que nos habría gustado porque hemos perdido unos metros al inicio.

En autopista es un coche muy confortable para viajar. Las suspensiones son cómodas, hay poco ruido en el interior, etc. En curva rápida inspira confianza y reacciona bien a los cambios de asfalto y posibles badenes que haya, incluso en pleno apoyo.

En definitiva, el Toyota RAV4 deja claro que es un coche fácil y seguro para la gran mayoría de conductores y con un buen compromiso para el uso cotidiano.

Equipamiento: No hay queja

Los faros full led con asistente de luz de carretera vienen de serie.

50 fotos

Ampliar

El equipamiento de serie del Toyota RAV4 Black Edition no está mal, sobre todo en materia de seguridad activa, donde disponemos del paquete Toyota Safety Sense que integra elementos como:

  • Sistema de reconocimiento de señales de tráfico.
  • Alerta de colisión con frenado de emergencia.
  • Sistema de mantenimiento en el carril.
  • Sensores de ángulo muerto.
  • Control de crucero adaptativo.
  • Alerta de tráfico transversal trasero.
  • Asistente de luz de carretera.

Este último asistente, como en la mayoría de los coches que pruebo, no funciona correctamente en demasiadas ocasiones en tráfico nocturno. Sobre todo con los camiones, a los que tarda en detectar sus luces de gálibo y acabamos deslumbrando la mayoría de las veces.

En materia de confort también está bien equipado, con asiento del conductor de reglaje eléctrico, asientos calefactados, climatizador de doble zona con salidas independientes para las plazas traseras, techo panorámico, llave inteligente, portón trasero eléctrico, etc.

Donde menos cumple el RAV4 Black Edition es en el campo de la conectividad. No es mala, pero es peor que en sus rivales, que suelen ofrecer asistentes virtuales tipo alexa integrados y varias posibilidades de interactuar con el smartphone para, por ejemplo, conocer la localización del vehículo, abrir o cerrar las puertas, etc.

El sistema multimedia dispone de Apple Car Play y Android Auto y un puerto de carga inalámbrico, además de varias conexiones USB tanto en las plazas delanteras como traseras. Sin embargo, carece de navegador integrado (deberemos usar el de nuestro móvil). En lo que sí se merece una buena nota es en la calidad de sonido del equipo de audio firmado por JBL.

Consumo: Buen compromiso

Los consumos, aunque mayores que en un diésel equivalente, son buenos y tenemos etiqueta cero.

50 fotos

Ampliar

Como suele suceder en los modelos híbridos, los consumos reales difieren bastante de los oficiales, sobre todo en autopista. En concreto, los valores teóricos de consumo en ciudad y carretera para el RAV4 Black Edition son de 4,7 l/100 km en ambos casos, pero durante la prueba los resultados han sido otros.

En esta prueba de larga distancia, los consumos reales medidos en el Toyota RAV4 FWD Black Edition han sido:

  • Ciudad: 6 l/100 km
  • Carretera: 5 l/100 km
  • Autopista: 7  l/100 km

Con estos valores de consumo y un depósito de 55 litros, la autonomía del Toyota RAV4 Black Edition de tracción delantera está alrededor de los 700 km.

Rivales: Rivales del Toyota RAV4 Black Edition FWD 2021

Vehículo

Toyota RAV-4 2.5 hybrid 2WD Black Edition

Hyundai Tucson 1.6 TGDI HEV Style AT

Citroen C5 Aircross Hybrid Shine EAT8

Ford Kuga 2.5 Duratec FHEV ST-Line X 4x2 Aut.

Precio Desde
42.048 €
Desde
46.775 €
Desde
47.210 €
Desde
40.348 €
Combustible Híbrido Híbrido Híbrido Enchufable Híbrido
Cambio 1 marchas 6 marchas 8 marchas 8 marchas
Potencia (CV) 218 230 225 191
Aceleración 0-100 km/h (s) 8,4 8,0 - 9,5
Consumo Medio (l/100 km) 4,6 - 1,7 5,3
Emisiones CO2 (g/km) 105 - 36 119

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche