Prueba

VÍDEO| Probamos el Toyota GR Yaris Circuit Pack 2021: el que tienes que comprar

06 de mayo, 2021

Después de haber probado el GR Yaris en su configuración básica llegó el momento de examinar a fondo la versión Circuit Pack y ver si merecen la pena o no los miles de euros de más que hay que pagar por ella.

Muchos nos habéis pedido que examinásemos el Toyota GR Yaris Circuit Pack después de haber leído y visto la videoprueba del GR Yaris, así que os debíamos este examen a fondo de la versión más radical de este singular deportivo. Como ambos modelos tienen mucho en común lo ideal es que veais ambas pruebas para no repetirnos y que la comparativa sea más clara.

Dicho esto, nos vamos a centrar exclusivamente en las diferencias que hay entre uno y otro Toyota Yaris  y determinar si la diferencia de precio entre ambas versiones está justificada. La verdad es que, después de haber podido probar ambos modelos, los aficionados a la conducción auténtica tenemos mucho que agradecer a Toyota, sin la cual nos perderíamos máquinas tan fascinantes como ésta.

En qué consiste el Circuit Pack del Toyota GR Yaris

Bajo la denominación de Circuit Pack se esconde una configuración avanzada del GR Yaris que modifica por completo a este modelo y hacen que pase de ser un buen GTi a ser un auténtico deportivo, casi un coche de competición matriculable.

Los cambios que introduce el Circuit Pack son:

  • Estéticos: nuevas llantas de aleación forjadas, más ligeras y que ventilan mejor los frenos y un nuevo faldón delantero con entradas de aire adicional para conseguir también una mejor refrigeración de los frenos.
  • Suspensiones: la suspensión del CP es algo más rígida, pero sin hacerlo excesivamente duro. Se modifica el tarado del conjunto muelle/amortiguador y las estabilizadoras también tienen nuevos reglajes.
  • Neumáticos: el CP monta de serie neumáticos Michelin Pilos Sport en lugar de Dunlop.
  • Transmisión: al peculiar sistema de tracción total GR Four del Yaris se le suman diferenciales Torsen para el eje delantero y trasero.

Todo esto tiene un sobreprecio que roza los 6.000 euros del Toyota GR Yaris Circuit Pack frente a la versión básica. Puede que parezca una suma exagerada, casi un 15% más en total, pero es que el coche es mucho más que un 15% más eficaz, como decía antes, el GR Yaris pasa de ser un excelente GTi a ser un auténtico bólido, mucho más eficaz, pero también más exigente, como veremos en este vídeo y también en el que lo hemos analizado con un piloto profesional a sus mandos.

Nuestra valoración: 7,7

Diseño 8

Motor 9

Comportamiento 10

Interior 6

Equipamiento 7

Consumos 6

Destacable

  • Frenos
  • Motricidad
  • Efectividad

Mejorable

  • Posición de los pedales
  • Postura de conducción
  • Visibilidad

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Más aire y menos peso

Los cambios estéticos están en las entradas de aire de ventilación de los frenos y las llantas forjadas.

70 fotos

Ampliar

No hay grandes diferencias en este apartado. Las más visibles son las nuevas llantas de aleación realizadas en forja. Este proceso constructivo hace que el metal sea mucho más tenaz, de manera que, para obtener la misma resistencia mecánica, podemos usar menos material y, por lo tanto, ahorrar peso.

Estas llantas forjadas son más ligeras y su diseño más abierto, de manera que se mejora el comportamiento de las suspensiones (al pesar menos, los muelles y amortiguadores tienen que vencer menos inercias de la rueda) y la refrigeración de los frenos.

La otra diferencia está en el faldón delantero, que abre dos entradas de aire que canalizan el flujo aerodinámico hacia los frenos delanteros, también para mejorar la refrigeración de los mismos. Lo malo de esto es que aquí empeoramos el Cx aerodinámico, lo que eleva algo los consumos, como veremos más adelante, aunque no es ésta la única causa.

Por lo demás, es el mismo GR Yaris del que ya hablamos en la prueba anterior.

Interior: Sin cambios

En el interior nada diferencia al Circuit Pack del GR Yaris «normal».

70 fotos

Ampliar

No hay ninguna diferencia en el interior del GR Yaris con Circuit Pack. Los pedales están algo mejor posicionados que en el modelo que probamos sin este paquete especial, pero siguen estando demasiado separados el freno y el gas, aunque al menos no están tan pegados aquí el freno y el embrague.

Aun así, pese a que no hay errores al pisar freno y embrague, sigue sin entrar bien la tercera marcha cuando practicamos una conducción muy al ataque.

Todo lo demás es idéntico entre ambas versiones, así que nos remitimos a lo citado en la mencionada prueba del modelo sin Circuit Pack.

Motor: Mismo motor, distintos diferenciales

La potencia es la misma, pero la motricidad cambia radicalmente gracias a los dos torsen.

70 fotos

Ampliar

El motor y la caja de cambios son idénticos en ambas versiones, con 261 CV el primero y el mismo escalonamiento y desarrollos en el segundo. Es una lástima que, pese al excelente tacto y recorridos del selector del cambio, la tercera marcha sea un problema del que nos quejamos no sólo nosotros, sino muchos propietarios y probadores. Para evitar problemas, el cambio de segunda a tercera deberemos hacerlo marcando bien los tiempos y el recorrido.

Lo que cambia en este apartado es, sobre todo, la transmisión. Los diferenciales convencionales en el eje delantero y trasero dejan paso a sendos Torsen de deslizamiento limitado que proporcionan muchísima más motricidad  y que cambian por completo el temperamento del GR Yaris Circuit Pack.

El Torsen delantero nos va a exigir más disciplina y sensibilidad con el volante y el acelerador. Si damos gas antes de tiempo con mucha dirección todavía metida, nos va a hacer más subvirador el coche. La buena noticia es que en este caso no genera mucho par de dirección y no notaremos movimientos bruscos en el volante cuando desatamos toda la potencia, ni siquiera en el modo normal que envía más par al eje delantero.

Las suspensiones son algo más rígidas pero no en exceso. Sólo en tramos de carretera con el asfalto muy rizado notaremos que el ABS es algo más intrusivo debido a los rebotes de la suspensión, pero su diferente tarado hace que el GR Yaris CP sea mucho más ágil y con unos tiempos de espera más cortos que el modelo sin CP.

Comportamiento: De GTi a verdadero deportivo

El comportamiento es mucho más ágil y efectivo.

70 fotos

Ampliar

Este es el apartado en el que más diferencias hay y la verdadera razón de ser del GR Yaris Circuit Pack y la verdad es que hay que rendirse a la evidencia. Tenía mis dudas sobre la suspensión más rígida de esta versión, pero la verdad es que no se han vuelto locos en Toyota endureciéndola y, aunque más dura, no pasa como con los Mini, que son absurdamente duros y secos, lo que los hace absolutamente ineficaces en carreteras reales.

Aquí se han endurecido algo las suspensiones, pero el GR Yaris CP sigue absorbiendo las imperfecciones del firme sin que las ruedas reboten como pasa con la mayoría de sus rivales en el modo Sport de sus suspensiones adaptativas.

La mayor rigidez de las suspensiones y estabilizadoras han reducido mucho los tiempos de espera y hacen que esta versión sea mucho más reactiva. Si en el que probé antes tenía que frenar con el pie izquierdo para conseguir mandar peso suficiente al eje delantero y descargar lo bastante la trasera como para que ésta me ayudase a girar, aquí me basta con cortar gas o ahuecar ligeramente en los giros. Es mucho más ágil y solícito a lo que ordenamos con los pies, no sólo con las manos.

Los diferenciales Torsen hacen que tengamos mucha más motricidad al salir de las curvas y que, cuando «jugamos a derrrapar», podamos mantener mejor al eje trasero barriendo a base de gas a la vez que nos empuja a avanzar, algo que no sucedía sin estos diferenciales, de modo que nos quedábamos casi parados con las ruedas interiores patinando sin adherencia. Ojo, tenemos más motricidad al salir de las curvas, pero si damos gas antes de tiempo también provocaremos un subviraje más acusado.

Este coche exige mucho más al conductor y las diferencias entre los distintos modos de conducción son mucho más acusadas. Yo no soy un piloto de primera línea (si lo fuese estaría compitiendo en el Mundial y no aquí, probablemente) y para mí sigue siendo más agradable, divertido y creo que también rápido usando el modo Sport, en el que la parte trasera me ayuda más.

Sin embargo, como veremos en la prueba realizada por un auténtico piloto, es el modo Track el más eficaz y rápido. Mi problema en el modo Track es que me falta más coordinación entre el volante y el acelerador. Este coche con esta configuración exige más finura para sacarle ventaja al cronómetro y perdona menos nuestros errores.

Eso sí, la motricidad y los frenos son tan buenos que, aunque no ganemos tiempo contra el crono, las reacciones son sumamente seguras. Para acabar fuera de pista con este coche o tener un susto hay que cometer un error garrafal. Es decir, el Toyota GR Yaris es un coche en el que es muy fácil ir muy rápido, tanto como para que un conductor normal pueda comerle las orejas a muchos deportivos de campanillas en un tramo virado de montaña. Sin embargo, para ir realmente fino con él hay que tener manos y conocimiento y es que sus posibilidades están muy por encima de la mayoría de conductores al volante, incluso de los que nos creemos con cierta habilidad.

Equipamiento: Lo bueno no se ve

Las llantas forjadas, las suspensiones y los diferenciales son los que encarecen el producto.

70 fotos

Ampliar

No hay diferencias en el equipamiento de una y otra versión. Lo que estamos pagando de más en el Circuit Pack no se refleja ni en asistentes avanzados a la conducción, ni en elementos de confort ni en conectividad ni en nada que no sean elementos destinados a lograr más eficacia.

Aquí los euros extra van a parar a unas llantas mejores, a unos neumáticos mejores, a unos diferenciales más eficaces y a una suspensión más optimizada.

¿Merece la pena pagar ese extra por lo que nos da a cambio?, pues si eres un conductor que valora la eficacia y las prestaciones, la respuesta es un rotundo sí.

Puede que muchos echen en falta algún aditamento extra. Un alerón, otros faros… pero lo cierto es que tal y como lo han hecho es excepcional.

Consumo: Los Torsen pasan factura

La mayor fricción interna de los Torsen hacen que los consumos suban.

70 fotos

Ampliar

Los consumos medidos con este GR Yaris CP han sido claramente más altos que los que en su día logré con la versión convencional. Si sólo hubiese aumentado el consumo en autopista podría achacar ese incremento a la peor aerodinámica del CP por sus entradas de aire frontales más grandes. Sin embargo, el aumento es considerable en todos los recorridos, de modo que hay algo más en esta unidad que hace que su consumo aumente.

Los causantes de este incremento de consumo son los diferenciales Torsen, que tienen muchas más pérdidas por fricciones internas que los diferenciales convencionales. En concreto, los consumos medidos en la prueba sin CP fueron:

  • Ciudad: 9,2 l/100 km
  • Carretera: 6,8 l/100 km
  • Autopista: 7,7 l/100 km

Frente a estas cifras, los consumos medidos con el CP han sido:

  • Ciudad: 10 l/100 km
  • Carretera: 7,5 l/100 km
  • Autopista: 8,9 l/100 km

Con estos consumos a velocidades legales y su minúsculo depósito de gasolina, autonomía del GR Yaris CP apenas llega a los 400 km.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche