Prueba

VÍDEO| Prueba del Suzuki Swace GLX 2021: fácil y espacioso

01 de julio, 2021

El Suzuki Swace nos ha dejado un buen sabor de boca. No podía ser de otra manera, teniendo en cuenta que en realidad es un Toyota Corolla TS 1.8H de 122 CV. Buenas prestaciones, excelentes consumos y muy fácil de usar, ésas son sus principales virtudes, pero no las únicas.

Muchos se preguntan por qué Suzuki comercializa modelos como el Suzuki Swace o el Across que en realidad son un Corolla y un RAV4 respectivamente, nos parece algo extraño, una idea loca de los japoneses. Sin embargo, los europeos también lo hacemos, como dejan claro Mercedes Citan y Renault Kangoo; Opel Combo, Citroën Berlingo, Peugeot Rifter/Partner y Toyota Proace City; Opel y Vauxhall… aunque en esto los maestros son los americanos, sobre todo con modelos del grupo GM. ¿Por qué entonces un modelo como el Suzuki Swaze de esta prueba que en realidad es un Toyota Corolla TS?

La respuesta es que Suzuki necesita modelos que homologuen bajas emisiones para que la media de su gama se quede por debajo del umbral de los 95 g/km de CO2. Como Suzuki y Toyota tienen buena relación y Toyota mucha experiencia en híbridos, así que Toyota fabrica más coches y Suzuki baja sus emisiones y abre nuevas alternativas a sus clientes.

Además, hay otra ventaja y es que aunque los cambios estéticos son mínimos, los hay y habrá personas a las que les seduzca más la estética de este Swace que la del Toyota, o que a lo mejor conocen Suzuki porque están encantados con su Swift y con su concesionario y taller y no quieren salir de esa marca.

¿Es mejor el Suzuki Swace que sus rivales?

Es obvio que hay un rival contra el que el Swace no tiene nada que hacer, el Corolla con el que es mellizo, pero puede ser una alternativa interesante frente a otros rivales. Lo cierto es que, si buscamos un coche familiar con etiqueta Eco, las opciones no son demasiadas.

Las que proponemos son, además de su hermanastro, el Seat León ST con sistema de baja hibridación en su motor 1.5 TSi y el Ford Focus Sportbreak también con sistema de baja hibridación. Frente a ellos, el Swaze es un auténtico híbrido y no un mildhybrid, lo que le proporciona ventajas sobre todo en el uso en ciudad, donde logrará consumos más ajustados y una conducción mucho más agradable, fácil y sin estrés.

Puede que te interese: VÍDEO| Prueba del Seat León ST 1.5 TSi

En cuanto a habitabilidad, el Swace tiene unas plazas traseras más espaciosas que el Seat y el Ford, pero pierde en volumen del maletero frente a ellos.

Nuestra valoración: 7,3

Diseño 7

Motor 8

Comportamiento 8

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Facilidad de conducción
  • Consumos
  • Fiabilidad

Mejorable

  • Falta de personalidad
  • Tacto del freno
  • Asistente de luz de carretera

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: pocos cambios pero atractivos

Los cambios hechos en el frontal le sientan bien al Swace.

46 fotos

Ampliar

No hay mucho que contar en el apartado de diseño que no hayamos comentado ya en la prueba del Toyota Corolla. Los cambios estéticos son mínimos y se centran principalmente en el frontal, con una parrilla que no luce el logo en la calandra sino sobre el capó, lo que hace que cambie el aspecto más de lo que parece.

Otra diferencia está en el diseño de las llantas, que aquí son de 16 pulgadas con neumáticos en medidas 205/55-16 y un diseño muy sencillo, fácil de limpiar y de aspecto robusto. Por último, la otra diferencia está en el portón trasero. Ser es idéntico al Corolla, pero cambia donde va ubicado el logo. Para cubrir el hueco dejado por la T hecha con 3 elipses, el Suzuki luce una S sobre un marco de forma trapezoidal que se ve algo postizo, como puedes ver en detalle en el vídeo.

Por lo demás es el Corolla, con todo lo bueno y malo de él. Buenos ajustes, unas puertas amplias que dejan un cómodo acceso al interior, faros full led de buena iluminación y un diseño atractivo y sin estridencias.

Interior: tan bueno como sobrio

El interior destaca por el espacio y la calidad.

46 fotos

Ampliar

Si por fuera las diferencias son mínimas pero las hay, en el interior lo único que varía es el emblema de Suzuki sobre el módulo del airbag del volante y que al encender el sistema multimedia nos saluda Suzuki en vez de Toyota. Por lo demás, el coche es idéntico en cuanto a cotas de confort, materiales, diseño, acabados y calidad.

El interior del Suzuki Swace es muy acogedor y espacioso y se viaja muy cómodo en él. Está bastante bien insonorizado y la postura de conducción es cómoda. Tanto los pasajeros delanteros como los traseros viajan con suficiente espacio y los asientos proporcionan un elevado confort, de manera que la fatiga tarda en aparecer.

La calidad de acabados y materiales es buena, no hay grillos ni ruidos parásitos y los mandos que manejamos más frecuentemente tienen buen tacto y respuesta.

En cuanto al maletero, destaca por su capacidad y por unas formas muy cúbicas que permiten aprovechar muy bien el espacio disponible. Los asientos traseros se abaten fácilmente y hay huecos y anclajes para evitar que los objetos que llevemos en él vayan dando tumbos por el maletero.

En definitiva, el Swace ofrece un interior confortable y muy práctico para viajar en el que cuatro adultos irán con mucho confort y cinco algo apretados por la anchura disponible en las plazas traseras, un mal común a la mayoría de los modelos del mercado.

Motor: cuarta generación

El sistema híbrido de Toyota de cuarta generación ha mejorado mucho.

46 fotos

Ampliar

El sistema híbrido que mueve a este Suzuki Swace es el híbrido de cuarta generación de Toyota en el que se ha mejorado muchísimo su respuesta gracias a la mayor potencia del motor eléctrico y de la batería. Gracias a ello, el Swace se mueve mucho tiempo en modo 100% eléctrico cuando lo usamos en ciudad, lo cual reduce los consumos y el estrés a sus mandos.

Otra ventaja de esta mayor potencia del motor eléctrico está en que ya no se enciende el motor de gasolina a la mínima insinuación sobre el acelerador para, por ejemplo, salir de una empinada rampa de garaje y, además, la respuesta al acelerador es mucho más directa.

La potencia conjunta del motor de gasolina y el eléctrico llega a los 122 CV, que se transmiten al suelo a través de la genial transmisión completamente automática Transaxle de Toyota, cuya respuesta es similar a la de un variador continuo.

Disponemos de varios modos de conducción:

  • EV: el coche se mueve exclusivamente con el motor eléctrico, siempre que haya energía suficiente en la batería y no pisemos bruscamente el acelerador.
  • Eco: el sistema busca la máxima eficiencia y el mínimo consumo, reduciendo además la sensibilidad del acelerador.
  • Normal: un compromiso entre prestaciones y consumos.
  • Sport: busca las máximas prestaciones, aumentando el consumo.
  • Brake: este modo se selecciona con la palanca de cambios y proporciona un mayor freno motor y retención para, por ejemplo, descender un puerto.

Sus prestaciones son suficientes para la mayoría de las necesidades reales de los conductores y su conducción resulta muy cómoda y fácil.

Comportamiento: fácil y sin estrés

El Swaze es un coche que resulta fácil y agradable para cualquier conductor.

46 fotos

Ampliar

No hay sorpresas en la conducción del Swace, que destaca sobre todo por lo fácil que es de conducir y lo relajante que es el día a día en él, sin ruidos y olvidándonos de la caja de cambios. En ciudad es un coche muy cómodo por lo silencioso que es y porque la visibilidad es buena. Además, las suspensiones son confortables y no notaremos demasiado los pasos de cebra elevados ni los baches y tapas del alcantarillado.

En carreteras secundarias es muy noble. Las ruedas de 16 pulgadas tienen bastante balón y hacen que la conducción sea muy predecible, sin brusquedades en la dirección. Las prestaciones del motor son suficientes para movernos por puertos de montaña y hacer adelantamientos, aunque tampoco sobra la potencia en este último caso y deberemos ser prudentes con las distancias disponibles.

La dirección tiene buen tacto y todas las reacciones del coche son muy naturales. Lo que menos me ha gustado es el tacto de los frenos, demasiado esponjoso y, además, con un recorrido inicial en el que apenas frenaremos nada.

En autopista también es un coche muy fácil. Las curvas rápidas las traza sin malos gestos y las suspensiones, aunque son blandas, no balancean demasiado y absorben bien irregularidades como las juntas de dilatación de los puentes o los cambios de asfalto.

En resumen, el Suzuki Swace es un coche que resulta muy fácil de conducir, que fatiga poco en los viajes y que tiene unas reacciones seguras y predecibles.

Equipamiento: bien pertrechado

El equipamiento es completo.

46 fotos

Ampliar

Suzuki no da muchas alternativas para configurar el Swace más allá del color y poco más. Casi todo viene de serie y la verdad es que su equipamiento es más que razonable, sobre todo en materia de seguridad activa y asistencias avanzadas a la conducción.

Faros ful led con asistente de luz de carretera (que falla bastante a la hora de detectar el tráfico contrario), alerta de colisión con frenado de emergencia, asistente de aparcamiento, alerta de salida del carril, control de crucero adaptativo, sistema de reconocimiento de señales de tráfico, sensores de ángulo muerto, cámara de marcha atrás con sensores de distancia… no está mal servido.

Tampoco echaremos en falta nada importante en el campo del confort, con unos asientos calefactados, climatizador de doble zona, llave inteligente manos libres, etc.

En el apartado en el que menos acorde está con los tiempos es en el de conectividad, algo que es generalizado en la mayoría de fabricantes japoneses. El sistema multimedia tiene una buena calidad de sonido, pero le faltan asistentes virtuales tipo Alexa como los que ya ofrecen la mayoría de sus rivales y también carece de aplicaciones que permitan sacar más partido de las tecnologías actuales.

Consumo: excelente rendimiento

Los consumos son muy ajustados.

46 fotos

Ampliar

Aunque el Suzuki Swace no ha cumplido con las cifras oficiales, los consumos reales han sido muy buenos y, como no podía ser de otra manera, próximos a los que en su día medimos con el Corolla de idéntica motorización.

En concreto, los consumos reales del Suzuki Swace han sido:

  • Ciudad: 4,2 l/100 km
  • Carretera: 4 l/100 km
  • Autopista: 5,6 l/100 km

Son cifras muy buenas que permiten autonomías en el entorno de los 650 km y que hacen que el Swace sea un buen compañero de viaje que no pide mucho a cambio de llevarnos.

Rivales: Rivales del Suzuki Swace

Vehículo

Suzuki Swace 1.8L GLX

Toyota Corolla Touring Sports 125H Style

Ford Vignale Focus Sportbreak 1.0 Ecoboost MHEV 125

Renault Mégane S.T. 1.3 TCe GPF Zen 103kW

Precio Desde
30.752 €
Desde
30.150 €
Desde
29.910 €
Desde
29.355 €
Combustible Híbrido Híbrido Gasolina Gasolina
Cambio 1 marchas 1 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 122 122 125 140
Aceleración 0-100 km/h (s) 11,1 11,1 10,3 9,7
Consumo Medio (l/100 km) - - 4,4 5,4
Emisiones CO2 (g/km) 78 - 95 123

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche