Prueba

VÍDEO| Prueba del Volkswagen Golf R: el súper GTi

VÍDEO| Prueba del Volkswagen Golf R: el súper GTi

17 de febrero, 2023

El VW Golf R es uno de esos coches que pueden sacar los colores a deportivos de campanillas, pero que tiene duros rivales en su categoría. Gracias a su sistema de tracción total, es facilísimo de conducir y muy eficaz... casi aburrido.

Volkswagen inauguró una nueva categoría cuando lanzó el primer GTi del VW Golf. Aquella máquina hacía las delicias de los conductores hace 40 años con apenas 110 CV. Nuestro protagonista de hoy casi triplica la potencia del Golf GTi original, aunque también lo duplica en peso, todo hay que decirlo. Con 320 CV, el Golf R es un coche muy rápido y eficaz gracias a su sistema de tracción total con reparto de inteligente de par, apto para que cualquier persona domine semejante potencia. Para darnos una idea de lo rápido y eficaz que es este coche, el Golf R acelera de 0-100 km/h prácticamente calcando los registros del mismísimo Ferrari F-40. El

Tanta eficacia tiene su lado negativo y es que en un deportivo uno busca algo de emoción. No te digo que tengas que llevar el corazón en la boca en cuanto la carretera se retuerce y vayas a más de 40 km/h (entonces un Lada Niva sin amortiguadores sería un deportivo perfecto), pero en el Golf para empezar a notar esa tensión que te exige hilar fino tienes que ir a un ritmo de cárcel. Esta unidad, con el Performance Pack que añade el escape Akrapovic, el alerón que proporciona 20 kg más de apoyo aerodinámico, los frenos sobredimensionados, etc… se pone casi al precio de un Alpine A110, y, qué quieres que te diga… seguro que el Golf R le arranca las pegatinas, pero también estoy convencido de que el que vaya en el Alpine irá disfrutando mucho más.

Los rivales del VW Golf R

En el mercado no hay muchos rivales para el Golf R. Hay super GTi alrededor de los 300 CV, como el Hyundai i30 N o el Honda Civic Type R. Con tracción total la mayoría de los rivales en realidad son el mismo coche que el Golf pero con otra vestimenta, como el T-Roc R o los Cupra León y Formentor.

Frente al Hyundai i30 N, el Golf es más eficaz y claramente más potente, con mejores aceleraciones gracias a la mejor motricidad del sistema de tracción total, pero el Hyundai te pide hilar más fino al volante. En cuanto a espacio interior, calidades y acabados, ambos están muy a la par, pero el coreano cuesta casi 12.000 euros menos… un abismo.

Comparado con el Type R, el Honda puede llegar a ser incluso más rápido que el Golf cuando las condiciones de adherencia sean buenas. En cuanto la carretera esté sucia o húmeda, el Golf lo hace todo mucho más fácil, pero de nuevo, el Honda es más emocionante y exigente, lo cual es un aliciente para muchos conductores.

Frente a sus primos/hermanos, el Golf R es prácticamente un calco y las preferencias están más en los gustos personales que en la eficacia o razones objetivas.

Diseño: Con la pimienta justa

El Golf R es bastante discreto.

57 fotos

Ampliar

En el mundo de los deportivos y súper GTi hay dos escuelas. Por un lado están los partidarios de los lobos con piel de cordero y por otro los que quieren que se vea que es un animal feroz. Este Golf R está en un punto intermedio, aunque más cerca del primero. Salvo por detalles como las llantas de 19 pulgadas con neumáticos 235/35 que dejan ver las pizas de freno pintadas en azul y los enormes discos con núcleo postizo o el enorme spoiler trasero (opcional), es un coche bastante discreto estéticamente.

El frontal cambia con un paragolpes exclusivo en el que se integran unas grandes tomas de aire para la mecánica y los frenos, además de un faldón más bajo para mejorar la estabilidad del eje delantero a alta velocidad. Los faros son comunes con los demás Golf, con tecnología full led adaptativa y muy buena luz.

La vista trasera está dominada, además de por el alerón en el portón, por el difusor inferior, del que emergen las 4 salidas de escape del sistema de escape deportivo firmado por Akrapovic y que suena muy bien, aunque confieso que el petardeo me parece excesivo e innecesario… demasiado artificial.

 

Interior: Sin alardes

Los asientos son cómodos.

57 fotos

Ampliar

Al abrir las puertas te reciben unos asientos deportivos que tienen muy buena ergonomía y apariencia y que luego cuando te sientas en ellos ves que son muy cómodos, aunque un poco más de apoyo a la altura de los hombros para mantenernos atados en las curvas no vendría mal.

Salvo por los asientos con los ribetes en azul y las molduras decorativas, el resto del habitáculo es como en cualquier Golf, con buena apariencia en líneas generales, pero con detalles mejorables como los mandos de la climatización sin iluminación, la peor calidad de los paneles de puerta traseros o el exesivo celo en el minimalismo que ha eliminado demasiados mandos de acceso directo en la consola y dejando casi todo bajo el control de la pantalla táctil, que desvía la atención más de lo necesario de la carretera.

Las plazas traseras pierden algo de espacio para las piernas debido al mayor tamaño del respaldo de los asientos delanteros, mientras que el maletero sigue cubicando los 380 litros de todos los Golf, dentro de la media de la categoría.

Motor: Lo mejor del coche

El sistema de escape Akrapovic tiene un buen sonido.

57 fotos

Ampliar

Sin duda es el gran protagonista de esta versión tan especial del Golf. Se trata del 2 litros de 4 cilindros de gasolina de Volkswagen, pero convenientemente aderezado para llegar a los 320 CV de potencia y a un excelente par máximo de 420 Nm que se mantiene constante entre prácticamente las 2.000 rpm y las 6.000 rpm, lo que garantiza un empuje lineal y constante.

Para transmitir la potencia al suelo, los caballos pasan primero por una caja de cambios DSG de 7 marchas y de ésta a un sistema de tracción total con reparto de par inteligente que está controlado por el sistema de control de tracción y de estabilidad. Gracias a la eficacia de la tracción total para atar todos los caballos y a la potencia disponible, el VW Golf R es capaz de pasar de 0-100 km/h en sólo 4,6 segundos. Para hacernos una idea de lo que esta cifra significa, el Ferrari F40 nunca bajó de los 4,4 segundos en ese registro, aunque declarase 4,1 s en su ficha técnica.

Disponemos de varios modos de funcionamiento, como es habitual, pero aquí destacan especialmente los tres modos especiales de este Golf R que se suman a los típicos de Confort, Sport e Individual personalizable:

  • Race: recomendable sólo para circuito, endurece la suspensión al máximo y hace al acelerador y al cambio más sensibles para obtener las máximas prestaciones. El control de tracción y de estabilidad se optimizan para hacer más ágiles las reacciones del coche, dando cierta preponderancia al eje trasero.
  • Drift: cuando lo accionas te pide una confirmación en la que te recuerda que es un modo que sólo se debe usar en un circuito. Este modo permite que casi toda la potencia llegue a la rueda exterior trasera, ayudando al coche a rotar sobre su eje. Ideal para hacer donuts y hacer millonario al neumatiquero del barrio.
  • Nürburgring: este modo está optimizado para sacar el máximo partido de las prestaciones del coche y de las capacidades del chasis y del sistema de tracción total inteligente.

Comportamiento: Eficaz y facilísimo

El Golf R es muy fácil de conducir y muy eficaz.

57 fotos

Ampliar

El comportamiento del VW Golf R está muy marcado por su eficaz sistema de tracción total que nos hace muy fácil la vida. Por una parte, gracias a él no se desperdician caballos y es difícil perder rueda. Por otro, al tener diferenciales activos el sistema permite ayudarnos a trazar y llevar el coche a donde apuntemos con el volante enviando más par a la rueda exterior de la curva. Lógicamente, tiene que haber adherencia disponible para que funcione.

Las suspensiones son más confortables de lo habitual en este tipo de coches de altas prestaciones y esto no sólo es bueno para nuestra espalda y aguantar kilómetros sin fatiga, también ayuda a mejorar la adherencia y las reacciones del coche en asfaltos reales. Las suspensiones excesivamente rígidas están muy bien para los circuitos, pero en la vida real lo único que hacen es que los neumáticos dejen de copiar el suelo y reboten, alargando las frenadas y volviendo locos a los controles electrónicos.

Gracias a esta característica y a la caja de cambios automática, el Golf R es cómodo de usar en ciudad, aunque debemos tener cuidado con el faldón delantero y con las llantas a la hora de aparcar si no queremos dejarlos en un bordillo.

En autopista es un coche que transmite mucha seguridad y se siente estable en curva rápida, sin malos gestos. Las frenadas son muy buenas, con un buen grado de mordiente y aguante al calor, pero el tacto del pedal es algo fofo, un tacto algo más duro lo haría más fácil de dosificar.

En carreteras secundarias se come las rectas en un periquete con una aceleración brutal. En los giros se nota el peso, pero la dirección tiene buen tacto, el eje delantero es obediente y una vez más la tracción total nos hace fáciles las cosas.

El problema es que corre tanto que apenas te das cuenta de que ya se ha acabado la recta y estás ya encima de la siguiente curva. Por suerte los frenos cumplen y el Golf R es una madre que lo perdona casi todo… de hecho es posible que ése sea su principal inconveniente, que hace tantas cosas por ti que uno llega a aburrirse a sus mandos. Para entrar a todo trapo en una curva basta con apuntar con el volante y dejar que la tracción haga su trabajo… lógicamente, dentro de los márgenes de la física.

En definitiva, el VW Golf R es una máquina ultra eficaz, tanto como para llegar a ser algo aburrida y como para que un conductor normal haga sudar a uno con maña.

Equipamiento: El de un Golf de casi 60.000 euros

El equipamiento que interesa de verdad está bajo la piel.

57 fotos

Ampliar

El VW Golf R es un tope de gama y como tal su equipamiento es muy completo, aunque se puede personalizar más todavía con el pack de altas prestaciones que monta esta unidad y que añade elementos como el alerón trasero de mayores dimensiones, las llantas de 19 pulgadas para dejar espacio a unos frenos más potentes, el sistema de escape Akrapovic y la liberación del limitador de velocidad, pasando su punta de 250 km/h a rozar los 270 km/h.

En cuanto a confort, el Golf R equipa asiento del conductor con reglaje eléctrico, asientos calefactados, acceso con llave inteligente manos libres, climatizador multi zona con salidas de aire independientes para los pasajeros traseros, asientos traseros calefactados, etc.

El apartado de asistencias avanzadas a la conducción también está completo y el Golf R ofrece ADAS como el asistente de mantenimiento y centrado en el carril, alerta de colisión con frenado de emergencia, asistente de aparcamiento, control de crucero adaptativo, asistente de luz de carretera, etc.

La conectividad corre a cargo del sistema de infoentretenimiento de Volkswagen, con Apple Car Play y Android Auto inalámbricos, puerto de carga por inducción y las aplicaciones de Volkswagen que permiten controlar varios mandos mediante comandos de voz (entre ellos la climatización), acceder al vehículo, conocer su ubicación, etc.

Puedes ver la lista completa de equipamiento así como el precio de las opciones en la tabla adjunta a la ficha técnica que te ofrecemos en esta prueba.

Consumo: Muy eficiente

Los consumos son muy buenos a ritmos legales.

57 fotos

Ampliar

Aunque no es un coche ahorrador, tampoco es tan despilfarrador como pudiéramos pensar de un modelo con más de 300 CV y tracción total, calzado con ruedas que se pegan al asfalto como un chicle. El VW Golf R homologa un consumo de 7,8 l/100 km y la verdad es que las cifras reales no se diferencian mucho… siempre que mantengamos la cabeza fría y no desatemos toda la caballería, pues en conducción deportiva es fácil ver medias de 20 l/100 km.

En concreto, los consumos reales del VW Golf R han sido:

  • Autopista:
  • Carretera:
  • Ciudad:

Con estos consumos y un depósito de 50 litros, la autonomía del Golf R ronda los 600 km, cifra que se puede quedar en apenas 200 km si lo apretamos en un tramo cerrado.

Rivales: Rivales del VW Golf R 2022

Vehículo

Volkswagen Golf 2.0 TSI R DSG 235kW

Hyundai i30 2.0 TGDI Drive N LE DT 280

Honda Civic 2.0 VTEC Turbo Type R Sport Line

Renault Mégane 1.8 TCe GPF RS Trophy EDC 221kW

Precio Desde
58.014 €
Desde
47.600 €
Desde
43.949 €
Desde
50.789 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 7 marchas 8 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 320 280 320 300
Aceleración 0-100 km/h (s) 4,6 5,4 5,7 9,7
Consumo Medio (l/100 km) - - 7,6 -
Emisiones CO2 (g/km) - - 173 -

Nuestra valoración: 7,3

Diseño 7

Motor 8

Comportamiento 9

Interior 6

Equipamiento 6

Consumo 8

Destacable

  • Motor
  • Tracción total
  • Comportamiento

Mejorable

  • Precio
  • Mandos climatización
  • Plásticos

Ver ficha técnica y equipamiento

Comentarios

Aquí está tu coche