Prueba

VÍDEO| Prueba del Volkswagen Arteon TSi 190 CV 2021

25 de agosto, 2021

El Volkswagen Arteon es un ejemplo de los grandes coches que nos perdemos por la moda SUV. Cómodo para viajar, ahorrador en cuanto a consumos gracias a su aerodinámica, con unas reacciones muy seguras, una estética diferenciada y un interior muy espacioso.

El mercado da la espalda a las berlinas, cuyas ventas caen en picado frente a los SUV que no paran de ganar empuje. Sólo los SW parecen mantener el pulso y por ello los fabricantes buscan nuevas fórmulas para atraer a sus clientes. Volkswagen hace tiempo que apostó por una silueta muy estilizada para su berlina derivada del Passat, que con el tiempo perdió el nombre de Passat para quedarse sólo como CC y que luego cambió de nombre para denominarse Arteon. Recientemente el VW Arteon ha sido sometido a una actualización y lo hemos querido examinar en esta prueba del VW Arteon de 190 CV de gasolina, una de las alternativas más atractivas.

Es evidente que el estilo es una de las prioridades en el diseño del VW Arteon, pero lo mejor es que no renuncia a un interior muy espacioso y práctico, un buen equipamiento y un confort y rodadura que hacen que sea una de las mejores alternativas para viajar que hay en el mercado.

Los rivales del VW Arteon

Aunque Volkswagen fue de las primeras en apostar por estas berlinas de estilo coupé con el lanzamiento del VW Passat CC hace ya tres lustros, poco a poco han surgido nuevos rivales, aunque no abundan demasiado tampoco y, además, suelen ser más caros y de marcas más premium, lo que hace que compita con modelos de categoría inferior en cuanto a tamaño pero de precio equivalente como por ejemplo el Mercedes CLA cuando por dimensiones el Arteon está más cerca de un CLS.

Frente al CLA el Arteon arrasa en habitabilidad y confort, con una mejor relación precio/producto. Algo similar sucede si lo enfrentamos al BMW Serie 4 Gran Coupé. Tal vez el más próximo sea el Audi A5 Sportback, pero también frente a él gana en habitabilidad. El truco está en que el Arteon monta la mecánica en posición transversal, lo que le permite ofrecer alrededor de 20 cm extra de espacio para los pasajeros a igualdad de longitud total frente al Audi o el BMW, a los que también supera en habitabilidad pese a que sus dimensiones son similares.

Nuestra valoración: 8,0

Diseño 8

Motor 8

Comportamiento 8

Interior 8

Equipamiento 8

Consumos 8

Destacable

  • Conducción
  • Iluminación
  • Habitabilidad

Mejorable

  • Mandos climatización
  • Exceso de calzado
  • Salidas de escape

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Bien perfilado

El diseño del Arteon es un acierto.

65 fotos

Ampliar

Los cambios en el exterior del Arteon con el lavado de cara son sutiles, pero logran darle ese aspecto más moderno y atractivo y, además, el acabado R-Line casa perfectamente con la silueta de coupé de esta berlina.

El paragolpes y la parrilla delantera cambian ligeramente de formato para darle un aire más agresivo, pero sin perder elegancia y se mantienen los llamativos faros con tecnología full led y excelente iluminación gracias a su función adaptativa.

En la vista lateral los cambios van a ser más evidentes en las nuevas llantas y en la vista lateral de los pilotos traseros, además de la moldura decorativa bajo el retrovisor y en la aleta delantera, que lleva la inscripción con la R del acabado R-Line. En cuanto a las llantas, son de nada menos que 20 pulgadas, necesarias para llenar visualmente los enormes pasos de rueda y la voluminosa carrocería del VW Arteon, pero a todas luces excesivas desde el punto de vista dinámico y práctico. Con tan poco perfil de neumático es facilísimo rayarlas al aparcar y además afectan al confort.

En la parte trasera los cambios se centran en el pequeño spoiler sobre el borde del portón trasero y en la nueva configuración de las ópticas que, además de un toque moderno, se ven muy bien y mejoran nuestra seguridad.

Me alegra comprobar que esta unidad de pruebas carece de los fallos de calidad y acabados que sí tenía el VW Arteon diésel que probé hace ya algunos años. En esta unidad los cierres son perfectos y no hay absolutamente ningún grillo ni ruido parásito en el interior.

Interior: Espacioso y acogedor

El interior es espacioso y muy acogedor.

65 fotos

Ampliar

En el interior del Arteon hay algunos cambios con la puesta al día llevada a cabo y la verdad es que no todos ellos son positivos. Uno de los que menos me gusta es el nuevo módulo de climatización con teclas táctiles. Es cierto que visualmente es atractivo y se percibe como un sistema más moderno, pero a efectos prácticos es mucho más incómodo de manejar para ajustar la temperatura y el confort climático que el antiguo de ruletas tradicionales. Con el coche en marcha es complicado acertar con las teclas que son totalmente lisas y no se identifican al tacto y exige desviar más la atención.

El diseño del habitáculo es atractivo y acogedor pese a resultar un poco sobrio. Parte de la solemnidad del negro que inunda todo el habitáculo la rompe la iluminación ambiental que podemos ver en las cenefas de las puertas y parte de la consola central, lo que contribuye a hacer más acogedores los viajes nocturnos.

La postura de conducción es muy cómoda y los mandos están bastante bien distribuidos. Los asientos cuentan con certificación de ergonomía y la fatiga tarda muchas horas y kilómetros en aparecer.

Sin duda lo mejor del interior del VW Arteon es su enorme amplitud. Las plazas traseras tienen muchísimo espacio para las piernas. Es de los pocos coches en los que cuatro adultos de 2 metros de estatura pueden ir con bastante confort en su interior. Cinco ya haría que los tres de la parte trasera fuesen apretados por la cota de anchura disponible. El maletero es también muy espacioso, con nada menos que 563 litros de capacidad y un portón enorme que hace muy fácil la carga y descarga. Además, si necesitamos ampliar el espacio se pueden abatir los respaldos traseros. Realmente es un coche muy práctico y versátil pese a que su carrocería de estilo coupé pueda hacer pensar que se ha pensado más en la estética que en la practicidad.

Motor: Eficiencia y aerodinámica

El motor de 190 CV mueve muy bien y con buenos consumos al Arteon.

65 fotos

Ampliar

El corazón de este VW Arteon es el 4 cilindros de dos litros de cubicaje y turbo de la familia TSi de Volkswagen asociado a la caja de cambios automática DSG de 7 marchas con doble embrague y rueda libre. Dispone de sistema de desconexión selectiva de cilindros para reducir el consumo cuando trabaja con poca carga y su respuesta es muy agradable. La potencia disponible es de 190 CV y permite unas buenas prestaciones, con adelantamientos seguros en carreteras secundarias y suficiente desahogo para mantener los máximos legales en las autovías con el coche cargado.

El VW Arteon dispone de Drive Mode mediante el cual podemos adaptar la respuesta del acelerador, la caja de cambios y el control de estabilidad a diferentes modos de funcionamiento. Con el modo Eco se activa la rueda libre, que permite bajar mucho los consumos en carretera al poner el motor en punto muerto al llanear para aumentar la inercia. Además, el pedal del acelerador es menos sensible y la estrategia del cambio busca ir siempre en la relación más larga posible. En el modo Sport sucede todo lo contrario, mientras que en el modo Confort se busca un compromiso entre ambas. Además hay un modo individual que nos permite adaptar los parámetros a nuestro gusto.

El sistema es bastante eficiente y, junto con la aerodinámica silueta, consigue unas buenas prestaciones y consumos muy ajustados.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche