Prueba

VÍDEO| Prueba del Toyota Aygo X Cross 2022: un cross urbano

24 de noviembre, 2022

El Toyota Aygo se ha ganado una X para esta nueva generación, que ya no es un proyecto compartido con sus amigos franceses de Peugeot y Citroën. Habiendo crecido en todas las cotas, el nuevo Aygo se acerca demasiado al Yaris, pero a un precio mucho más competitivo. ¿Merece la pena dar el salto al Yaris o es suficiente este Aygo X?

Toyotaha dado relevo a su pequeñín y lo ha hecho transformándolo en una especie de crossover, siguiendo la moda actual. Con el nuevo Toyota Aygo X Cross, además, han aprovechado para aumentar ligeramente su tamaño, lo que le ha venido muy bien sobre todo a la capacidad del maletero, pero las plazas traseras siguien siendo muy pequeñas. En este sentido, el Suzuki Ignis está mucho mejor resuelto, con un interior mucho más espacioso y mejor aprovechado.

El Aygo X Cross tiene un diseño alegre y juvenil y su altura resulta cómoda para entrar y salir del habitáculo, lo que resulta muy práctico en un coche destinado al uso urbano, donde con más frecuencia enrtamos y salimos del coche. Sin embargo, las puertas no abren un ángulo muy generoso y las traseras, además, son pequeñas, con un marco muy grueso que reduce la visibilidad y sin posibilidad de abrir las ventanillas correctamente, algo que en su día sentó muy mal y restó muchas ventas al C4 Cactus.

¿Es mejor el Toyota Aygo X Cross que sus rivales?

No hay muchos modelos en el segmento A en la actualidad. Su tamaño no es muy inferior a los del segmento B, pero sí lo suficiente como para que resulten coches ya excesivamente pequeños para poder usarlo con toda la familia a bordo, mientras que su precio está también muy cerca del de sus hermanos mayores. En este caso, por ejemplo, el Aygo X-Cross tope de gama cuesta prácticamente lo mismo que el Toyota Yaris básico, que es una alternativa mucho más razonable.

Sin salirnos de su categoría, el Suzuki Ignis tiene una potencia similar, unas dimensiones todavía más compactas que lo hacen más fácil de aparcar y de maniobrar y, sobre todo, un interior mucho más espacioso, con unas plazas traseras plenamente operativas en las que, además, podemos regular la banqueta. Frente al Suzuki Ignis, el Aygo X Cross tiene poco que hacer, salvo la fama de su nombre.

Otro posible rival es el Hyundai i10 o su primo el Kia Picanto. De nuevo son coches con un interior mejor aprovechado y con prestaciones similares.

Por último, aunque algo más grande, otro rival podría ser el Fiat Panda. Aquí el italiano pierde en equipamiento de asistentes avanzados a la conducción y calidad de fabricación, pero tiene más espacio interior y un mantenimiento más ajustado.

Nuestra valoración: 6,7

Diseño 6

Motor 6

Comportamiento 7

Interior 6

Equipamiento 8

Consumos 7

Destacable

  • Relación precio/equipamiento
  • Calidad de conducción
  • Imagen de marca

Mejorable

  • Salidas de aireación
  • Acceso plazas traseras
  • Visibilidad trasera

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Tiempos modernos

El diseño es desenfadado y moderno.

47 fotos

Ampliar

El diseño del Aygo X-Cross es atractivo y sigue la moda de los SUV, pero no está bien resuelto desde el punto de vista práctico. Sus puertas abren un ángulo muy cerrado, lo que hace incómodo el acceso, sobre todo a las plazas traseras. Además, la puerta trasera es muy pequeña y, sobre todo, su marco es muy grueso y la ventanilla no se puede abrir por completo sino abatir de forma tipo compas.

El grosor del marco de la puerta trasera hace que se vea muy mal en el 3/4 trasero, justo en un coche que va a circular por ciudad y donde los ángulos muertos son más peligrosos.

El frontal tiene unos faros grandes, halógenos, con una luz correcta y homogénea. No vamos a echar de menos los faros led, con éstos tenemos suficiente luz como para viajar por la noche y el uso principal al que va destinado este tipo de coches.

En cuanto a los acabados y ajustes, no hay reproche posible y Toyota deja claro en este Aygo X Cross que un coche pequeño no tiene por qué renunciar a unos buenos ajustes y terminación.

Interior: Bien hecho, pero poco práctico

El interior es acogedor, pero está mal resuelto desde el punto de vista práctico.

47 fotos

Ampliar

El interior del Aygo X Cross también tiene una primera impresión muy buena, pero a medida que convives con el coche te das cuenta de que es más pintón que práctico. El espacio está mal aprovechado, con unas plazas traseras muy pequeñas y de acceso incómodo (el Ignis barre en este apartado) y el salpicadero también acaba resultando incómodo por el empeño en hacer esa forma ovalada tan llamativa en la consola, que se queda sin espacio para unas salidas de aire como dios manda y obliga a colocarlas muy arriba. El resultado es que la climatización nos va a dejar el brazo izquierdo (en el caso del conductor) helado, mientras en el derecho pasamos calor.

Los asientos son poco confortables y enseguida aparece la fatiga cuando viajamos en ellos, aunque la postura de conducción y el tacto de los mandos es muy bueno.

La instrumentación es correcta, fácil de leer y con información suficiente gracias al display digital en el que podemos ver varios datos e información.

En cuanto al maletero, ha ganado en volumen y ahora es mucho más utilizable, pero sigue teniendo un umbral de carga muy alto. Si necesitamos más espacio, se pueden abatir los respaldos traseros del Aygo X Cross.

Motor: Soluciones probadas

El motor huye de las complicaciones.

47 fotos

Ampliar

No hay muchas novedades bajo el capó delantero, con unas prestaciones muy similares a las que ya conocíamos del anterior Aygo. Este Aygo X Cross monta un motor muy sencillo y robusto que rinde 72 CV y un par muy bajo de apenas 93 Nm que nos obligarán a estar muy atentos a la palanca de cambios en las zonas reviradas y con pendientes para evitar quedarnos «sin chicha».

Su funcionamiento es correcto y su principal virtud es su simplicidad y robustez. La caja de cambios manual tiene un buen tacto y los desarrollos del cambio se han planteado para reducir los consumos, con un escalonamiento bastante abierto de las marchas y una segunda larguísima en la que casi llegamos a los 100 km/h.

Con 1 litro de cubicaje y 3 cilindros, es uno de los motores tricilíndricos más suaves y equilibrados de funcionamiento, pero sus prestaciones son algo escasas debido a la falta de sobrealimentación que mejore el par motor. Si vamos a viajar cargados, se queda muy justo y deja claro que es un coche eminentemente urbano.

Comportamiento: Gran mejora

El Aygo se maneja fácilmete y es alegre.

47 fotos

Ampliar

El Aygo X Cross tiene un buen comportamiento dinámico. En ciudad es cómodo de manejar por sus compactas dimensiones, con una buena maniobrabilidad. Sin embargo, su visibilidad desde el interior es escasa debido a los gruesos montantes y la forma de las puertas traseras, lo que hace algo más incómodo controlar al resto del tráfico.

Las suspensiones son correctas y, pese a las llantas de 17 pulgadas, filtran bien las irregularidades de las calles, alcantarillas, etc. En carretera su comportamiento es bueno y se siente estable, con un buen nivel de adherencia, una dirección precisa y buenos frenos que no tienen que lidiar con un coche demasiado pesado.

En autopista también convence. Pese a ser un coche pequeño y ligero, en curvas rápidas no va nada mal asentado y su mayor enemigo a alta velocidad es el viento lateral, que golpea un coche con mucha superficie lateral y estrecho de vías.

En definitiva, es un coche de respuesta noble, fácil de conducir y de reacciones seguras, siempre que nos mantengamos dentro de los límites razonables de la física, claro está.

Equipamiento: Muy completo

Las llantas opcionales de 17 pulgadas son absurdas

47 fotos

Ampliar

El equipamiento del Toyota Aygo X Cross es muy bueno, sobre todo en materia de seguridad y asistentes avanzados a la conducción (ADAS). Desde el modelo más básico ya se dispone del sistema Toyota Safety Sense con asistentes como la alerta de colisión con frenado de emergencia, mantenimiento en el carril, etc. Conviene recordar que estos sistemas son obligatorios en los modelos de nueva homologación a partir del 1 de mayo de este año, pero bueno, este Aygo X Cross los tiene pese a haberse homologado un año antes.

En cuanto a confort disponemos de un aire acondicionado manual, volante multi función y control de crucero, elevalunas eléctrico, apertura con mando a distancia, etc.

La conectividad no está mal tampoco y dispone de Apple Car Play y Android Auto con una pantalla táctil de buena respuesta y tamaño. Puedes ver en la lista de equipamiento de la ficha técnica todos los elementos, precios y opciones de esta versión.

Consumo: Austeridad

Los consumos son correctos.

47 fotos

Ampliar

Los consumos del Toyota Aygo X durante la prueba han sido correctos. Es ligero y con un motor sencillo, así que no necesita hibridación ni complicaciones para gastar poco y no emitir demasiados contaminantes.

En concreto, los consumos reales del Toyota Aygo X Cross han sido:

  • Ciudad: 6,3 l/100 km
  • Carretera: 4,2 l/100 km
  • Autopista: 5,4 l/100 km

Con estos consumos y un depósito de apenas 35 litros, la autonomía del Toyota Aygo X Cross ronda los 600 km.

Rivales: Rivales del Toyota Aygo X Cross 2022

Vehículo

Toyota Aygo X Cross Like

Suzuki Ignis 1.2 Mild Hybrid GLE Red&White

Fiat Panda 1.0 Gse Garmin Hybrid

Hyundai i10 1.2 MPI Nline 30 Aniversario

Precio Desde
18.300 €
Desde
15.997 €
Desde
18.800 €
Desde
18.990 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 5 marchas 5 marchas 6 marchas 5 marchas
Potencia (CV) 72 83 70 84
Aceleración 0-100 km/h (s) 13,8 12,7 13,9 12,6
Consumo Medio (l/100 km) - - - -
Emisiones CO2 (g/km) - - - -

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche