Prueba

VÍDEO| Prueba del SsangYong Rexton 2022: espacio y precio

20 de octubre, 2022

El SsangYong Rexton es uno de los pocos 4x4 auténticos que quedan y por sus 7 plazas, su precio, su equipamiento y su tracción total está casi sin rivales en el mercado, pero: ¿merece la pena?

SsangYong ha rejuvenecido a su modelo más grande, el SsangYong Rexton y tras una breve toma de contacto lo sometemos a un examen más riguroso para ver si ha mejorado en algo más que la imagen, como iremos viendo a lo largo de la prueba. La versión elegida para este test en profundidad es la del acabado intermedio, el Premium, que merece la pena comprar por el precio que tiene a cambio de lo aque añade, mientras que el superior ya se encarece demasiado.

La mayoría de los cambios están en la parte estética, aunque también hay algunos en el equipamiento y al motor se le han añadido los elementos necesarios para cumplir con la nueva normativa anto contaminación.

¿Cuáles son los rivales del SsangYong Rexton?

La verdad es que si fijamos las condiciones para buscar rivales al Rexton no hay mucho donde elegir. Si buscamos un SUV de 7 plazas podemos ver desde un Dacia Jogger hasta un Mercedes GLS, pero que tengan tracción total, motor diésel y más de 200 CV por menos de 50.000 euros de repente desaparecen de la lista la mayoría y apenas nos quedan los dedos de una mano para contarlos. Por esquema técnico (chasis de largueros, tracción total, tamaño…) lo más parecido sería un Toyota Land Cruiser… pero cuesta casi 15.000 euros más. El Jogger no lo hay 4×4 y tiene menos potencia, así que, apurando al límite de lo comparable, podríamos decir que el Rexton compite con las versiones más básicas del Kia Sorento, Skoda Kodiaq o Seat Tarraco. Los tres son SUV y por esta suma cuesta encontrarlos con tracción total, pero los 3 son de 7 plazas y tamaños que ofrecen una versatilidad similar.

Frente a ellos, el Rexton es un coche mucho más capaz fuera del asfalto y algo más de potencia, pero sus rivales ofrecen más espacio en el interior, acabados de más calidad y un trato menos rudo que el de nuestro protagonista.

 

Nuestra valoración: 6,5

Diseño 7

Motor 6

Comportamiento 6

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 6

Destacable

  • Precio
  • Amplitud interior
  • Verdadero 4x4

Mejorable

  • Consumo
  • Iluminación
  • Seguridad activa en mojado

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Macizo

El frontal es lo que más ha cambiado en este lavado de cara.

54 fotos

Ampliar

Lo que más cambia en este lavado de cara del Rexton es la vista frontal. En ella se estrena una calandra completamente nueva, con una rejilla más abierta y grande que es una mezcla de la empleada por Audi y por MG, a los que recuerda desde cierta distancia.

Los faros también son nuevos, con tecnología led y una iluminación mejorable. Ni tienen mucha intensidad de luz (una cosa es que la luz sea blanca y otra que sea potente, aquí lo primero sí, lo segundo no) ni su huella es muy homogénea ni su alcance abundante en cruce, en largas sí tienen un buen alcance.

En la vista lateral hay pocos cambios más allá de la paleta de colores disponibles y el diseño de las llantas. El Rexton es un coche grande, muy alto y con unas proporciones típicas de un gran 4×4. Se nota que parte de un chasis de largueros por la altura de los costados y la altura a la que está el suelo del coche, que hace que no sea del todo cómodo el acceso para las personas más bajas y mayores.

La parte trasera también cambia de aire con una nueva forma luminosa en los pilotos, que le dan un toque más moderno y son bastante visibles, al menos las de población. Los indicadores de dirección, en el paragolpes, no son demasiado visibles al ir tan bajos.

Los ajustes y acabados de la carrocería son correctos y en general la impresión que causa el SsangYong Rexton cuando lo tienes delante es buena.

Interior: Amplio y modulable

Los asientos son cómodos y el interior muy espacioso.

54 fotos

Ampliar

Lo más destacable del interior del SsangYong Rexton es su amplitud y la versatilidad de disponer de hasta 7 plazas muy configurables, además. En esta actualización ha cambiado ligeramente el diseño de algunos mandos en la consola central, pero no se ha aprovechado para poner una instrumentación digital, por ejemplo, algo que personalmente me gusta, pero que queda un poco anticuado en los tiempos que corren.

Los asientos delanteros son cómodos y la postura de conducción ideal se logra fácilmente gracias a los varios reglajes que tenemos en el asiento y en la columna de dirección. Lo que no me gusta nada es el volante achatado en la parte baja… absurdo en un 4×4, resulta incomodísimo cuando giras el volante de tope a tope (frecuente en el campo) y no tiene ninguna razón de ser.

Las plazas traseras son también muy cómodas, podemos regular la inclinación del respaldo y se abaten fácilmente para poder dar acceso a la tercera fila, donde tenemos dos transportines adicionales. El acceso no es muy cómodo y tampoco el ir sentado en ellos, puesto que el suelo queda muy alto y nos obliga a llevar las piernas en una postura muy antinatural.

El maletero es muy grande. Con 7 plazas es más o menos como el de un Toyota Yaris. Si lo dejamos como un 5 plazas tenemos una capacidad enorme de más de 700 litros o algo menos, dependiendo de lo que inclinemos los respaldos de la segunda fila. Si necesitamos más espacio, podemos abatir los asientos de la segunda fila por completo y tenemos casi 2 metros cúbicos de capacidad.

Los acabados y ajustes del interior no están mal. Hay algún grillo debido a la bandeja del maletero. Lo peor es el aspecto de los plásticos pintados en color aluminio y que sí se ve un diseño algo desfasado.

Motor: Sin complicaciones

El sistema de tracción total no permite usarlo en carreteras mojadas, lo que reduce su seguridad activa.

54 fotos

Ampliar

El esquema técnico del SsangYong Rexton es muy anticuado y es donde más evidente se hace que estamos ante un coche relativamente económico, realmente es un automóvil de hace 15 años, aunque adaptado y con sistemas de asistencia avanzada a la conducción para mantenerse vigente en la actualidad.

El motor es un 2.2 turbo diésel colocado en posición longitudinal y con 202 CV de potencia que mueven bastante bien al coche pese a su masa de más de 2 toneladas en orden de marcha. El motor va acoplado a una caja de cambios automática de 8 marchas con convertidor hidráulico de par y la posibilidad de usarlo en modo manual (muy recomendable en el campo) mediante las levas en el volante.

La caja de cambios dispone de una reductora que multiplica la fuerza que llega a las ruedas a la vez que reduce la velocidad, imprescindible en un auténtico 4×4 y más seguro de usar en muchas situaciones que el control automático de la velocidad de descenso.

Lo menos positivo de su esquema técnico es el sistema de tracción total. El SsangYong Rexton es un 4×4 tradicional, con un eje rígido trasero al que llega siempre la potencia del motor y que acopla de manera solidaria el eje delantero mediante una transfer directamente. Al no tener un diferencial central, en el Rexton no podremos usar nunca la tracción total sobre asfalto, ni siquiera con lluvia. Sólo sobre nieve, barro, hielo o superficies con muy poca adherencia podemos usar la tracción total. Esto reduce mucho la seguridad activa a la hora de conducir el Rexton los días de lluvia, en los que se junta un coche pesado, con un centro de gravedad alto, un eje rígido trasero y tracción trasera… vamos, una máquina de derrapar.

Comportamiento: En asfalto sólo con tracción trasera

Este acabado monta las llantas de 18, que no son las mejores para usar fuera del asfalto.

54 fotos

Ampliar

El comportamiento del SsangYong Rexton está muy condicionado por su anticuado chasis de largueros, su esquema de supensiones, su peso y su altura. Realmente se conduce como un 4×4 más que como un SUV, y esto está bien en campo, pero no tanto en carretera, que al final es donde este tipo de coches vive realmente.

En ciudad tenemos un buen campo de visión por la altura a la que vamos sentados y un buen radio de giro, pero es un coche muy voluminoso, largo y ancho, lo cual hace difícil aparcarlo y que sea incómodo subir y bajar de él cuando lo estacionamos en batería.

Las suspensiones son muy secas, sobre todo en el rebote, y el eje trasero tiende a saltar en cada banda reductora de velocidad que pasemos.

En carreteras secundarias se nota mucho el peso y su elevado centro de gravedad. Cuando el asfalto está mojado deberemos elevar la precaución para no acabar derrapando con él, con un eje trasero al que es fácil sacarlo de su límite de adherencia.

A la hora de viajar por autopista, es un coche cómodo si el asfalto no está rugoso o agrietado, pero no termina de inspirar confianza en las curvas rápidas, donde su inercia, centro de gravedad y esquema de suspensiones y tracción quedan en evidencia.

Los frenos son correctos, con unas distancias de detención que no están mal, aunque tampoco son las mejores. Al menos el coche no hace amagos extraños en la parte trasera cuando clavamos los frenos a fondo.

En esta ocasión no pude probarlo en el campo debido a las limitaciones impuestas por el elevado riesgo de incendio de estos días, pero el Rexton nunca me ha defraudado como 4×4 en la versión anterior, y en ésta los cambios han sido de imagen y equipamiento, así que no tiene por qué haber empeorado.

Equipamiento: Completo para su precio

Aunque los faros son full led, su iluminación no es buena.

54 fotos

Ampliar

Nuestro protagonista es un Rexton en acabado Premium, el intermedio. Esto significa que carece de la tapicería de cuero natural y los asientos con reglaje eléctrico del Limited superior, pero ya dispone de la tapicería en símil piel, llantas de aleación de 18 pulgadas (demasiado grandes para las prestaciones del coche y más todavía si vamos a usarlo en campo), etc.

Como puedes ver en la ficha técnica adjunta, no está nada mal equipado, con climatizador multizona, pintura metalizada, faros full led con asistente de luz de carretera, control de crucero adaptativo, asistente de mantenimiento en el carril, alerta de fatiga del conductor, etc.

Donde más pincha en equipamiento es el campo de la conectividad, sin Apple Car Play o Android Auto, simplemente el Bluetooth tradicional. Por este motivo y por lo arcaica que es su estructura técnica, aunque no hay muchos coches de este tamaño y porte en el mercado, tampoco es un regalo lo que se paga por el Rexton.

Consumo: Con mucho apetito

Los consumos son elevados.

54 fotos

Ampliar

Con una mala aerodinámica, ruedas grandes, mucho peso y arrastres por el sistema de tracción que lleva, el Rexton lo tiene todo en contra para conseguir unos buenos consumos, y así ha sido en las mediciones… tragoncete.

Los consumos reales del SsangYong Rexton durante la prueba han sido:

  • Ciudad: 10,5 l/100 km
  • Carretera: 7,6 l/100 km
  • Autopista: 9 l/100 km

Con estos consumos y un depósito de 70 litros, la autonomía del Rexton ronda los 700 km

Rivales: Rivales del SsangYong Rexton 2022

Vehículo

Ssangyong Rexton D22 DTR Premium 4x4 Aut.

Kia Sorento 2.2CRDi Black Edition 4x4 DCT

Skoda Kodiaq 2.0TDI AB tech Scout 4x4 DSG 147kW

Seat Tarraco 2.0TDI S&S X-Perience DSG 4Drive 200

Precio Desde
45.500 €
Desde
60.537 €
Desde
46.280 €
Desde
52.450 €
Combustible Diésel Diésel Diésel Diésel
Cambio 7 marchas 8 marchas 7 marchas 7 marchas
Potencia (CV) 202 194 201 200
Aceleración 0-100 km/h (s) - 9,2 7,6 7,8
Consumo Medio (l/100 km) - 5,8 5,7 -
Emisiones CO2 (g/km) - 156 143 -

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • Cesar

    Me hace gracia que en la prueba del rexton digas que es un puro todo terreno cuando no tiene ni diferencial central, el ángulo de ataque y salida son bastante escasos y sobre todo que su consumo es muy elevado. Para un coche de mas de dos toneladas, no creo que sea un consumo excesivo. Lo comparas con un land cruiser, no creo que el consumo varie de uno a otro, de hecho el Toyota consume más, te lo aseguro. En definitiva, para el coche que es, si querían hacer un todo terreno puro le faltan muchas cosas por mejorar y le sobran otras que no vienen a cuento. Un saludo

    • Rubén Fidalgo

      Hola, el diferencial central en un 4×4 puro es lo primero que anulas en cuanto entras en una zona complicada… con el diferencial central abierto, basta que una rueda se quede en el aire o sin motricidad para que el coche no se mueva, sí, su esquema técnico es el de un 4×4 puro, con chasis de largueros, reductora y caja transfer sin diferencial central. Otra cosa es que después, al querer «vestirlo de etiqueta» el parachoques delantero y el trasero bajen más de lo conveniente y penalicen el ángulo de ataque y salida, que no son peores que los de una Toyota Hilux (sobre todo el de salida). En cuanto al consumo, que el del Land Cruiser sea más alto no significa que éste sea bajo. Ya digo que con su peso, aerodinámica y ruedas no puede haber milagros, pero su consumo con el litro de diésel a 2 euros hace deje de ser rentable para muchos posibles compradores a los que por capacidad y precio en principio les podría encajar.

Aquí está tu coche