Prueba

VÍDEO| Prueba del Renault Kangoo diésel 2022: buena alternativa

29 de noviembre, 2022

El Renault Kangoo tiene una vida mucho más fácil ahora que Stellantis ha decidido no vender versiones de combustión del Berlingo y el Rifter, pero no todo es jauja. ¿Qué tal es este coche frente a sus rivales?.

Seguro que en Renault todavía están celebrando y de resaca la noticia de que Stellantis haya decidido dejar de vender las versiones de pasajeros con mecánicas de combustión de los rivales más duros que ha tenido siempre el Renault Kangoo, pero eso no significa que en la marca del rombo no se hayan esmerado en hacer mejor al nuevo Kangoo, y por eso hemos querido comprobarlo por nosotros mismos en esta prueba exhaustiva. En su día quisimos haberlo enfrentado al Berlingo, pero los cambios en la política de ventas de la marca francesa y la falta de unidades del Kangoo hicieron que cambiásemos de planes y enfrentásemos a los dos modelos más «premium» de la categoría: el primo rico del Kangoo, el Mercedes Citán y el VW Caddy.

Para esta prueba individual hemos elegido una de las versiones que más demanda tiene, el Kangoo con el acabado Techno y el motor diésel de 95 CV con cambio manual. Con un precio de partida en el entorno de los 27.000 euros, nuestra unidad de pruebas se va hasta los 30.000 euros con extras como los asientos calefactados, las llantas de aleación o la pintura metalizada. Por este precio te llevas un coche bien equipado, practiquísimo y con unos consumos y prestaciones razonables.

¿Tiene rivales el Kangoo con el Berlingo fuera de juego?

Con los Berlingo, Rifter, Combo y Dobló fuera de juego en las versiones de combustión, el único rival del grupo Stellantis que le queda a nuestro Kangoo es el Toyota Proace City Verso. Ambos comparten características como las puertas correderas con ventanillas convencionales, un interior muy cuidado y motores diésel ideales para largas distancias. El Toyota es algo más práctico con más huecos en el interior en el que llevar botellas, dejar cosas como las llaves, la cartera, el teléfono, carpetas de albaranes, etc. También es algo más confortable la ergonomía de los asientos y está mejor aislada acústicamente. El Kangoo saca ventaja en la facilidad para abatir los asientos traseros y en la ergonomía de algunos mandos.

Otro gran rival del Kangoo es el VW Caddy (y los nuevos Tourneo Connect, que serán básicamente un VW Caddy con el logo de Ford). Frente a él, el Kangoo tiene un mejor precio, unas puertas traseras con ventanillas descendentes y un interior mejor acabado y con menos ruidos parásitos. El VW gana en prestaciones y rendimiento de la mecánica, con mejores consumos.

Para rematar los rivales del Kangoo, podríamos enfrentarlo a su primo hermano con el logo de Mercedes, el Citán /Clase T. Aquí estamos hablando prácticamente del mismo coche, por lo que decantarse por uno u otro depende de factores como nuestra preferencia personal por una u otra marca o las posibilidades de personalización y equipamiento disponibles en Mercedes y Renault.

Nuestra valoración: 7,0

Diseño 7

Motor 7

Comportamiento 7

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Versatilidad
  • Consumos
  • Aislamiento

Mejorable

  • Puertas traseras
  • Falta de potencia con carga
  • Rueda de repuesto

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Aparentón

El Kangoo tiene un buen diseño.

68 fotos

Ampliar

La nueva imagen del Kangoo es todo un acierto y la verdad es que es un coche que llama la atención y no parece tanto una furgoneta como antes, al menos en la vista frontal, donde sus enormes faros y parrilla le dan un toque incluso agresivo. Para alejarlo de la imagen de furgo aburrida, en el faldón le han puesto una parte pintada en color aluminio para que parezca un cubrecárter de un SUV. El resultado no es malo.

Por cierto, los faros tienen una buena luz y el asistente de luz de carretera funciona mejor que en la media de los coches que pruebo, ventajas de llebar la cámara de reconocimiento del tráfico tan elevada en un parabrisas enorme.

En la vista lateral tenemos como elementos más llamativos las llantas opcionales de aleación, que te las puedes ahorrar porque no aportan ninguna ventaja salvo la imagen. Algo que no está a la vista pero que es digno de mención es el enorme ángulo de apertura de las puertas delanteras, que llegan a ponerse perpendiculares a la carrocería y dejan un acceso comodísimo, como las puertas correderas laterales.

En la parte trasera llama la atención que, aunque se trata de una versión para pasajeros, en lugar de portón tengamos la clásica apertura en dos hojas, típica de las furgonetas.

Los acabados y ajustes son buenos y la verdad es que el Kangoo entra por los ojos, con un diseño moderno y que no resulta nada aburrido.

Interior: Práctico y amplio

El interior es espacioso y con soluciones muy prácticas.

68 fotos

Ampliar

El interior del Kangoo está bien resuelto desde el punto de vista práctico. Las plazas delanteras son espaciosas y los asientos nos sujetan bien. Lo único que no me ha gustado nada es la consola central, que roza con la pierna derecha del conductor y resulta muy incómoda. No entiendo por qué ocupa tanto espacio la consola… o por qué no está algo acolchada esa zona.

El salpicadero está bien hecho y tiene suficientes huecos donde llevar cosas. Los plásticos parecen de buena calidad y no hay grillos ni desajustes. En cuanto a la instrumentación, es completa y muy fácil de leer. Hay detalles de «lujo» como la cenefa imitando madera, que dan un toque acogedor al Kangoo y lo alejan de ese aspecto de furgoneta adaptada.

Otro detalle de ergonomía mejorable es el enorme grosor de la base de los pilares del parabrisas, que nos estorbarán muchísimo para ver en los cruces, rotondas y curvas en carreteras secundarias.

Los asientos traseros son buenos, cada uno de ellos tiene su propio cinturón de seguridad, en lugar de usar el de la plaza central un cinturón que venga desde la parte trasera. Esto mejora el confort mucho. Otra buena idea en las plazas traseras es el mecanismo de abatimiento de los asientos. A la vez que abatimos el respaldo, la banqueta avanza y baja, loque deja un suelo completamente plano y hace muy fácil abatir los asientos.

También es de agradecer que las puertas correderas dispongan de ventanillas descendentes, no como en la Caddy que son de tipo abatible. Lo más incómodo en las plazas traseras es el asidero para cerrar las puertas que queda muy atrasado y en una postura poco ergonómica para tirar de ellas.

El salpicadero está bien hecho y tiene suficientes huecos donde llevar cosas. Los plásticos parecen de buena calidad y no hay grillos ni desajustes.

En cuanto al maletero, cabe un palet europeo, es muy cúbico y roza los 800 litros de capacidad, que se pueden aumentar abatiendo los respaldos. Realmente es un coche muy práctico y versátil, ideal para viajar con la familia, mascota y mucho equipaje o cosas voluminosas.

Motor: Sin sorpresas

El motor de 95 CV tiene unas prestaciones suficientes, pero si vamos a ir muy cargados, puede quedarse algo escaso.

68 fotos

Ampliar

No hay sorpresas (ni falta que hace) bajo el capó de este Kangoo, que equipa el conocido motor diésel dCi de Renault, en este caso con la configuración de 95 CV y asociado a la caja de cambios manual de 6 marchas. La potencia es suficiente para la mayoría de usuarios, pero es cierto que, si vas a sacarle todo el partido a la capacidad de carga del coche o a usarlo por zonas de montaña, se queda algo escaso y es probable que incluso consuma menos si te decides por el siguiente peldaño en cuanto a potencia.

La respuesta al acelerador es correcta y disponemos de un modo Eco que reduce la sensibilidad del pedal del acelerador y la presión de soplado del turbo para ayudarnos a reducir los consumos, que son bastante buenos, como veremos en el apartado correspondiente.

La caja de cambios tiene un buen escalonamiento de las marchas y el start & stop funciona muy bien, con arranques rápidos en cuanto tocamos el embrague para iniciar la marcha. Se trata de una mecánica muy probada y que funciona más que correctamente y a la que lo único que podríamos echarle en cara es que no tenga algún tipo de hibridación que le otorgase la etiqueta Eco.

Comportamiento: Mejor de lo esperado

Gracias a su ancho de vías, el Kangoo se sujeta muy bien sobre el asfalto.

68 fotos

Ampliar

Este tipo de coches suele sorprenderme en este apartado, aunque con luces y sombras. En las luces suele estar una estabilidad muy buena y una agilidad mucho mayor de la esperada. Aquí juega un papel importante el hecho de que este tipo de vehículos tiene un ancho de vías mayor de lo habitual y también una buena distancia entre ejes para ganar espacio en el interior. Como las ruedas están muy separadas, proporcionan una gran superficie de apoyo y son coches muy estables, más que la mayoría de los SUV, de hecho. En las sombras está el hecho de que, como suelen ser coches industriales, están poco refinados y suelen ser ruidosos, se cuelan muchos ruidos y vibraciones de rodadura, etc.

En el caso de este Kangoo, salvo el motor (que sí que se oye demasiado dentro), la sensación es la de conducir un turismo y su estabilidad es muy buena. Este Kangoo es muy cómodo para viajar y sus reacciones son seguras y estables en general.

La dirección tiene buen tacto y como sus dimensiones son compactas, se revuelve bien en la ciudad, al final es un coche muy alto y ancho, pero que lo aparcas donde cabe un Golf. Lo más incómodo en ciudad es la mala visibilidad en los cruces provocada por el enorme grosor de las bases del marco del parabrisas.

En carreteras secundarias es ágil y las suspensiones absorben bien las irregularidades, con unos trenes de rodadura bien dimensionados y que no transmiten vibraciones ni ruidos parásitos al interior, los pedales o el volante.

En autopista y autovía pisa bien y en curvas rápidas se nota asentado y estable, lo que da bastante confianza.

En resumen, el Renault Kangoo ha mejorado mucho en este apartado, con un rodar más refinado y unos elevados niveles de seguridad activa.

Equipamiento: A la última

Los faros full led tienen una buena iluminación.

68 fotos

Ampliar

Este acabado es el tope de la gama Kangoo y es muy completo, no echaremos nada en falta de lo que de verdad importa. La unidad de pruebas se va hasta los 30.000 euros al montar extras como la pintura metalizada, las llantas de aleación o los asientos calefactados.

En cuanto a confort, disponemos de climatizador de doble zona, apertura inteligente manos libres, arranque sin llave, asiento del conductor regulable en altura, cinturones regulables en altura, volante de piel multifunción, etc.

La conectividad es el punto débil. Tenemos puerto de carga inalámbrico, Apple Car Play y Android auto, pero el sistema es muy lento y la pantalla reacciona de forma muy torpe a los comandos táctiles.

En cuanto a seguridad y asistencias avanzadas a la conducción, el Kangoo está muy bien servido y dispone de control de crucero con limitador de velocidad, asistente de mantenimiento en el carril, sistema de reconocimiento de señales de tráfico, asistente de luz de carretera, alerta de colisión con frenado de emergencia, asistente de aparcamiento, etc.

En definitiva, por su precio tiene un equipamiento más que correcto que puedes verificar en la tabla de la ficha técnica adjunta.

Consumo: Lo razonable

Los consumos son correctos.

68 fotos

Ampliar

Los consumos de este Kangoo diésel son  bastante correctos y dejan claro que los diésel siguen siendo la alternativa más razonable para este tipo de coches que pueden llevar mucha carga, con mala aerodinámica y que suelen recorrer largas distancias.

En concreto, los consumos reales del Renault Kangoo diésel de 95 CV han sido:

  • Autopista: 5,5 l/100 km
  • Carretera: 4,7 l/100 km
  • Ciudad: 6,2 l/100 km

Con estos datos de consumo y un depósito de 54 litros, la automomía del Renault Kangoo dCi de 95 CV ronda los 800 km.

Rivales: Rivales del Renault Kangoo diésel 95 CV 2022

Vehículo

Renault Kangoo Combi 1.5dCi Blue Techno 70kW

Mercedes-benz Clase T 160d 7G-DCT

Volkswagen Caddy Maxi 2.0TDI Life 122

Toyota Proace City Family L1 1.5D 5pl. Advance

Precio Desde
30.921 €
Desde
34.099 €
Desde
40.654 €
Desde
40.250 €
Combustible Diésel Diésel Diésel Diésel
Cambio 6 marchas 7 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 95 95 122 130
Aceleración 0-100 km/h (s) 15,1 15,3 11,2 -
Consumo Medio (l/100 km) - - - -
Emisiones CO2 (g/km) - - - -

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • jcl

    vehiculo muy versatil y bonito; enhorabuena por tu nivel a la hora de explicarlo todo ( como siempre);
    A ver si haceis una prueba del buenisimo y algo olvidado motor de renault 1.33 tce de 140 cv.
    UN SALUDO.

    • Rubén Fidalgo

      Hola, muchas gracias, de verdad. Tomo nota de la proposición 😉

      • jcl

        ok, gracias a ti.

Aquí está tu coche