Prueba

VÍDEO| Prueba del Renault Clio e-Tech 2020: el primer híbrido de la marca francesa

42 fotos

Ampliar

17 de diciembre, 2020

Aunque Renault ha sido pionera con el Zoe, Fluence y el Twicy en el mundo de los coches eléctricos, en el de los híbridos le ha costado un poco más entrar. Éste es su primer modelo híbrido, con soluciones muy originales y éste es el resultado tras el examen del nuevo Renault Clio e-Tech 2020.

Renault acaba de estrenar sus nuevas tecnologías de electrificación para la gama de modelos de Renault híbridos, entre los que uno de los más importantes es el Renault Clio en su versión e-Tech. Su tecnología es muy original y Renault ha seguido su propio criterio para su desarrollo, así que teníamos muchas ganas de conocer de primera mano sus virtudes. En esta prueba exhaustiva del Renault Clio e-Tech 2020 nos ha quedado claro que sus consumos son excelentes, pero a costa de un sistema mucho más complicado que el de sus rivales.

Se trata de un vehículo muy bien adaptado para usarse a diario en ciudad, donde funciona mucho tiempo en modo eléctrico, más que la mayoría de sus rivales. Sin embargo, el complicado sistema de transmisión (que funciona de una forma parecida a una bicicleta con 5 piñones y 3 platos para dar como resultado 15 desarrollos diferentes) trabaja incómodo en carreteras secundarias, donde no decide muy bien cuál de los 15 posibles desarrollos es el más apropiado.

Sin diferencias estéticas en el exterior, interior o equipamiento, decidirse por esta versión tiene sentido si vamos a hacer un uso intensivo del mismo en la ciudad, donde sacaremos más partido de su etiqueta Eco, de sus ajustados consumos y del silencioso funcionamiento en modo eléctrico.

En cambio, si nuestros desplazamientos van a ser principalmente por carreteras secundarias, probablemente sea más agradable de conducir y la versión con motor de combustión y cambio automático en lugar de este híbrido, como veremos a continuación.

Vídeo prueba del Renault Clio e-Tech 2020

Nuestra valoración: 7,0

Diseño 8

Motor 6

Comportamiento 7

Interior 7

Equipamiento 6

Consumos 8

Destacable

  • Diseño
  • Consumos
  • Habitabilidad en su segmento

Mejorable

  • Complejidad técnica
  • Ruido del motor
  • Frenada regenerativa

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Nada cambia... aparentemente

El e-Tech no difiere del resto de la gama Clio.

42 fotos

Ampliar

Mientras que otros rivales quieren diferenciar a toda costa sus versiones electrificadas, en Renault opinan que sus modelos híbridos son simplemente «una nueva normalidad», por elegir una expresión muy de moda. No hay diferencias estéticas entre este Clio e-Tech y el resto de la gama, salvo el nuevo formato de la parte inferior del paragolpes trasero y los logotipos e-Tech en el pilar central y en el portón trasero.

Todo lo demás es lo mismo que nos encontramos en cualquier Clio con este nivel de equipamiento, en los que la vista más llamativa es la frontal, con sus grandes faros full led de buena iluminación y mirada moderna.

El diseño del Clio es atractivo, con unas líneas llenas de relieves que resaltan su musculatura, aunque en esta unidad de color blanco perlado quedan muy disimuladas.

Los acabados son buenos, los ajustes también y la iluminación es eficaz, tanto para ver nosotros como para que nos vean, con unos grandes grupos ópticos traseros que también se ven muy bien desde los laterales, lo que aporta seguridad extra en los cruces e intersecciones.

Interior: Algo menos de maletero

El interior te recibe con buenos materiales y diseño.

42 fotos

Ampliar

Si fuera no hay cambios, dentro todavía menos. La única diferencia entre este Clio híbrido y los demás está en el maletero, que tiene menos fondo y pierde unos 60 litros debido a que las baterías ocupan parte del espacio disponible.

Esto, las rejillas para la ventilación de las baterías en los bordes de acceso para las plazas traseras y la tecla EV son las únicas diferencias que vamos a encontrar. Ya que hablo de las rejillas de refrigeración, las que están en el maletero deberemos tener cuidado de no obstruirlas y que puedan llegar a recalentarse las baterías.

Por lo demás es el mismo Clio que describimos en esta prueba del Renault Clio 1.0 TCe de 100 CV, con un interior de diseño acogedor, unos buenos asientos y buena apariencia en general, aunque con un espacio para las plazas traseras algo escaso.

Motor: 3 en 1

El sistema híbrido del Clio es muy complejo.

42 fotos

Ampliar

Renault ha recurrido a mucho ingenio para desarrollar su primer híbrido con tecnología propia. Su sistema está formado por un motor de gasolina de 91 CV que dispone de una caja de cambios de 5 marchas que carece de sincronizadores porque gracias al sistema híbrido no los necesita, al menos en teoría.

Este motor integra también un motor eléctrico de unos 22 CV que se encarga precisamente de ponerlo en marcha y hacerlo girar a las revoluciones necesarias para sincronizar sus cambios de marcha. Además, este motor sirve para recargar las baterías. Por último, tenemos un tercer motor, también eléctrico, que rinde 48 CV y que es el que mueve las ruedas. Este motor dispone de 3 relaciones de cambio, de modo que cuando funciona en modo híbrido, las 5 marchas del motor de gasolina y las 3 del eléctrico se comportan como si fuésemos en una bicicleta con 5 piñones y 3 platos, que logran un total de 15 relaciones de cambio.

No os molestéis en sumar la potencia de cada motor, ya sé que no suman los 140 CV que anunciamos para este coche. Esto se debe a que los 3 motores no entregan toda su potencia en el mismo instante.

Por último, el Clio e-Tech dispone de una batería de ión de litio de algo más de un kWh de capacidad refrigerada por aire para alimentar el sistema.

Lo más llamativo de toda esta complicación mecánica es que realmente el Clio e-Tech funciona mucho tiempo en modo eléctrico, en ciudad de hecho casi apenas se enciende el de combustión salvo en las fases de arranque en frío. Además de calentar los catalizadores para reducir las emisiones y, de paso, calentar la calefacción, aprovecha para cargar al máximo la batería.

En ciudad es una delicia su uso. Sin embargo, en carretera cambian bastante las cosas. El sistema de transmisión a veces no acierta con la relación más apropiada, duda e incluso a veces he llegado a escuchar como las marchas no entraban con suavidad y algún chasquido mecánico.

El sistema logra unos buenos consumos, pero es mucho más complicado que el Transaxle de Toyota y no funciona mejor. Realmente, la idea de Toyota logra infinitas relaciones de cambio con un sistema mucho más simple y, por lo tanto, menos susceptible de fallos.

Comportamiento: Un cambio complicado

El Clio híbrido sobresale por sus consumos.

42 fotos

Ampliar

Donde más agradable resulta el nuevo e-Tech es en ciudad. En ella podremos sacarle partido al sistema híbrido y disfrutar de una conducción muy sencilla, fácil, agradable y con unos consumos muy ajustados. Claramente es donde mejor adaptado está el sistema híbrido desarrollado por Renault. En el tráfico urbano funciona mucho tiempo en modo eléctrico, con mucho silencio y suavidad.

El peso extra de la batería se nota en uso urbano cuando pasamos por los pasos de cebra elevados y las bandas reductoras de velocidad, en las que tendremos claramente la sensación de ir en un Clio con el maletero cargado a tope.

En carreteras secundarias es donde menos me ha gustado el comportamiento del Clio e-Tech. No por una falta de estabilidad o por el peso de las baterías sino porque el sistema híbrido duda mucho con los cambios de marcha, hasta el punto de que en varias ocasiones se nota como no engranan bien o se equivoca y tiene que cambiar de decisión y engranar otra diferente.

Si elegimos el modo Sport la cosa mejora un poco porque el sistema se limita a ir siempre en la zona de máximo par y no hay tantas alternativas para elegir el desarrollo apropiado. En estas condiciones los 140 CV se notan y realmente el Clio tiene unas buenas aceleraciones y recuperaciones, pero el cambio no funciona de forma del todo eficaz.

Otro inconveniente es que el motor se oye demasiado en el interior y en los puertos de montaña se nota que va muy revolucionado en todo momento. Como el sistema necesita que siempre esté tirando de las ruedas el motor eléctrico, a veces, cuando agotamos por completo la batería, las prestaciones se resienten. Se enciende un chivato con la silueta de una tortuga y el Clio apenas pasa de 90 km/h, algo que me sucedió en una ocasión en el recorrido de Madrid-Vigo en el puerto del Padornelo por la A52.

En autopista, el Clio e-Tech es un coche bastante confortable y que transmite confianza en las curvas rápidas, pero de nuevo notaremos demasiado el sonido del motor en los puertos de montaña.

En cuanto a la estabilidad y reacciones del coche no hay críticas graves. Realmente se conduce como cualquier otro Clio pero con algo de carga en el maletero. No hay grandes cambios en la dinámica del coche, que tiene unas reacciones seguras y predecibles.

En definitiva, es un coche seguro y con buenas prestaciones, pero el sistema híbrido está mejor adaptado para su uso urbano que para realizar viajes por carretera o autopista.

Equipamiento: Completo, pero caro

El equipamiento de esta versión es completo, pero el precio es elevado.

42 fotos

Ampliar

El equipamiento de las versiones híbridas del Clio tampoco varía respecto a los demás y sólo dependen del nivel de acabado elegido. En este caso, la unidad probada se corresponde con el acabado Zen, que es el más completo de todos e incluye elementos como el climatizador de doble zona, las llantas de aleación en dos tonos, el sistema de infoentretenimiento más completo, faros full led adaptativos, control de crucero y limitador de velocidad, etc.

En el campo de asistentes avanzados a la conducción dispone de asistente de aparcamiento con cámaras periféricas, sensores de aparcamiento, alerta de pérdida del carril, alerta de colisión con frenado de emergencia, alerta de cansancio del conductor, etc.

La conectividad también está bien servida con un sistema de infoentretenimiento que dispone de Apple Car Play y Android Auto, además de un puerto de carga inalámbrico por inducción. Su funcionamiento es bueno, aunque en un par de ocasiones se ha negado a conectar correctamente con mi teléfono Android.

Consumo: Buenos resultados

Los consumos, sobre todo en ciudad, son contenidos.

42 fotos

Ampliar

Afortunadamente, toda esta complicación técnica sí tiene su reflejo en los consumos y verdaderamente el Clio e-Tech puede presumir de un gasto en combustible y unas emisiones muy contenidos.

En ciudad homologa un consumo de 4,4 l/100 km y lo cierto es que es fácil ver esas cifras en el ordenador a poco que seamos mínimamente cuidadosos. Con una conducción más normal se logran cifras en el entorno de los 5 l/100 km, un valor que es muy bueno.

En carretera el valor oficial es de 4,1 l/100 km y de nuevo se puede conseguir e incluso he llegado a ver valores inferiores aprendiendo a sacarle todo el partido al sistema híbrido. Con una conducción natural y teniendo que hacer algún adelantamiento, el consumo en carretera ha sido de 4,4 l/100 km, de nuevo un valor excelente.

En autopista no se puede sacar mucho partido al sistema híbrido y el viento aplica su ley, así que los consumos a 120 km/h suben hasta los 5,9 l/100 km, que también es un valor excelente.

Con estos consumos, su pequeño depósito de 39 litros da para que la autonomía del Renault Clio e-Tech ronde los 650 km.

Rivales: Rivales del Renault Clio e-Tech 2020

Vehículo

Renault Clio E-TECH Híbrido Zen 104kW

Toyota Yaris 120H 1.5 Style Plus

Suzuki Swift 1.4T Mild Hybrid Sport

Honda Jazz 1.5 i-MMD Executive

Precio Desde
24.280 €
Desde
26.000 €
Desde
24.814 €
Desde
26.550 €
Combustible Híbrido Híbrido Híbrido Híbrido
Cambio 4 marchas 1 marchas 6 marchas 1 marchas
Potencia (CV) 140 116 129 109
Aceleración 0-100 km/h (s) - 10,3 9,1 11,2
Consumo Medio (l/100 km) 3,6 2,8 5,6 3,6
Emisiones CO2 (g/km) 83 64 106 82

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • jcl

    enhorabuena ruben, un video muy bien explicado….caja de cambios complicada….averias complicadas y muy costosas?????; la verdad que el vano motor esta llenisimo…¿ que tipo diferente de mantenimiento tiene esta tecnologia?..

    Un saludo y seguir así.

    • Rubén Fidalgo

      Hola jcl, en principio los mantenimientos son los mismos que los de un motor de gasolina convencional, que es lo que más mantenimiento tiene. Los motores eléctricos no tienen mantenimiento y la transmisión nada más que los cambios oportunos de aceite (que viene de por vida… pero ya sabemos todos que mejor cambiarlo cada cierto tiempo). En cuanto a la complicación, yo también estoy esperando a ver cómo envejece todo esto, desde luego el Transaxle de Toyota es infinitamente más simple y a priori lo simple es más fiable. Un saludo y muchas gracias por tu comentario y ánimos.

      • jcl

        ok, gracias y un saludo.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche