Prueba

VÍDEO| Prueba del nuevo Citroën C4 diésel automático 2021

55 fotos

Ampliar

12 de enero, 2021

Probamos uno de los modelos más importantes para Citroën, el nuevo C4 que por fin viene a cubrir el enorme hueco que la marca francesa había dejado en el segmento de los compactos. La espera ha sido larga, pero el resultado ha merecido la pena.

Por fin volvemos a tener un Citroën en el segmento de los compactos, donde la marca solía liderar las listas de ventas hasta que lo dejó en barbecho hace demasiado tiempo. Con la llegada del nuevo Citroën C4, la marca tiene uno de los mejores modelos de su categoría y debería recuperar el liderato de la marca. Después de 2.000 km de pruebas con este Citroën C4 HDi con cambio automático nos ha quedado claro que es una de las compras más recomendables de su categoría.

Es el más cómodo, sus reacciones son seguras, gasta poco, es amplio y tiene un precio competitivo si nos fijamos en su equipamiento. En cuanto a la estética, es algo subjetivo y difícil de valorar, pero el nuevo C4 ha llamado la atención bastante durante estos días de convivencia y su silueta de estilo SUV atrae la curiosidad de la gente. En cuanto a la calidad de fabricación y de materiales, el salto respecto a sus antecesores es enorme y el nuevo C4 está de la mitad hacia arriba en su segmento.

Mucho más espacioso para los pasajeros y cómodo que un Mégane, Golf, León, Ceed, etc., el nuevo Citroën C4 resulta ser un coche muy práctico, comodísimo para viajar, fácil de conducir diariamente y con virtudes mucho más importantes que sus defectos, que en realidad son pecados fácilmente perdonables.

Videoprueba del nuevo Citroën C4

Nuestra valoración: 7,8

Diseño 8

Motor 7

Comportamiento 9

Interior 8

Equipamiento 7

Consumos 8

Destacable

  • Confort superlativo
  • Amplitud interior
  • Facilidad de uso

Mejorable

  • Visibilidad hacia atrás
  • Sin limpialuneta
  • Sistema multimedia

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Jugando a ser SUV

Las molduras negras del faldón y los arcos de rueda hacen que parezca que su altura libre es la de un SUV sin serlo realmente.

55 fotos

Ampliar

En Citroën han acertado de pleno con el diseño del nuevo C4 y además con buen criterio. El nuevo modelo resulta llamativo y realmente parece un SUV, pero han sabido hacerlo sin tener que cargar con los inconvenientes de este tipo de carrocerías.

De un SUV la gente lo que más valora es su aspecto rotundo y que es cómodo entrar y salir de ellos. A la mayoría no le interesan sus cotas, poder salir del asfalto sin rozar el faldón en los caminos, etc. Bien, pues el nuevo C4 tiene aspecto de SUV gracias a un frontal que le da aspecto de robusto y unos arcos de rueda y faldones en negro que hacen que el coche parezca estar sobreelevado cuando en realidad su altura libre al suelo es prácticamente la de un compacto convencional.

Eso sí, al abrir las puertas tenemos el asiento algo más alto de lo normal y las puertas son muy grandes, de modo que entrar y salir de él resulta también muy cómodo. El resultado es que tenemos las ventajas de un SUV (apariencia y facilidad de acceso) pero sin sus inconvenientes (un centro de gravedad elevado que reduce su seguridad activa y una peor aerodinámica que aumenta los consumos).

El frontal del nuevo C4 llama mucho la atención porque se ve contundente y con unos grandes faros en los que las luces diurnas parecen unos «chevrones» apaisados y que buscan recordar ligeramente a los del mítico Citroën GS. Los faros son full led y su luz es muy blanca, pero su alcance se queda un poco justo, probablemente por un mal reglaje en la unidad probada.

La vista lateral a mí es la que personalmente me resulta más atractiva. La carrocería está llena de nervaduras (también el capó) para darle consistencia a la chapa y hay un par de detalles que me gustan mucho:

  • Los marcos de las ventanillas están cubiertos con una moldura de plástico brillante de buena calidad, cuando lo normal es que vayan cubiertas por un simple vinilo. Esto le da un aspecto de buena calidad que se agradece.
  • La puerta trasera es muy amplia, de modo que el acceso a las plazas traseras es infinitamente más cómodo que en rivales como el Renault Mégane, el VW Golf, etc.

Los mencionados arcos de rueda y faldones en negro se complementan con unas grandes llantas de 18 pulgadas de diámetro que llenan sus grandes pasos de rueda, pero aunque el diámetro es exagerado, han mantenido una anchura razonable y se conforma con 195 mm de ancho para reducir los consumos y hacer el comportamiento más equilibrado y noble, en lugar de los 225 mm que hasta ahora eran casi lo más estrecho que se montaba en llantas de 18 pulgadas.

La vista trasera es la que menos me seduce. Los grupos ópticos son un poco barrocos y, sobre todo, la costumbre de cortar la luna trasera por un spoiler es poco práctica, puesto que en este modelo se prescinde de un limpialuneta trasero. Sí, ya sé que en marcha el cristal no se moja, pero sí lo hace en cuanto paras en un semáforo y, además, también la cámara de marcha atrás se mancha los días de lluvia, así que el resultado es que cuando llueve la visibilidad hacia atrás es pésima y, cuando no llueve, tampoco es para tirar cohetes.

Los ajustes de las distintas piezas de la carrocería son muy buenos y el salto cualitativo respecto a sus antecesores es abismal. El sonido de las puertas al cerrar, el peso de éstas, el tacto de los tiradores… todo en este C4 deja muy buena impresión hasta ahora.

Interior: Espacioso y funcional

El interior es muy amplio y funcional.

55 fotos

Ampliar

Las grandes puertas dejan un acceso muy cómodo a un interior que causa muy buena impresión cuando lo vemos. En este acabado los asientos son parcialmente de piel, con unas costuras que realzan su mullido y el diseño del interior se ve moderno y funcional.

El salpicadero está revestido de un acabado en relieve de tacto gomoso y que da sensación de tener una buena calidad y los ajustes en partes como la guantera, la consola central o las tapas del porta tablets y cajón frente al copiloto son muy buenos.

Cuando se presentó este modelo recuerdo haber preguntado a sus diseñadores cómo se comportaba el mecanismo de soporte de la tablet en caso de desplegarse el airbag. En mi cabeza se hacia la imagen mental de un golpe frontal en el que la pantalla acababa incrustada en el pecho del pasajero, que se convertía así en una especie de «teletubbie». Su respuesta fue que al desplegarse el airbag la tablet simplemente se caía y que no provocaba riesgos ni lesiones. Bueno, habrá que creerlo hasta ver los resultados del EuroNCAP.

La postura de conducción es cómoda y bastante elevada, con los mandos bien distribuidos y a mano, aunque a los del volante hay que acostumbrarse porque las teclas son algo pequeñas y están muy arracimadas. El cuadro de instrumentos es algo pequeño y los diales de temperatura del motor, revoluciones son mínimos. Se puede personalizar cómo queremos ver la información, pero en cualquier caso, la pantalla es algo pequeña. En este acabado se dispone de Head Up Display con una pantalla retráctil frente al conductor. Se ve bien, pero tal vez sea demasiado grande y ocupe mucha superficie frente a la vista del piloto.

Se agradece que, pese a que muchos mandos y funciones están en la pantalla táctil, tengamos mandos directos y muy cómodos para manejar la climatización o el volumen del equipo de sonido, mucho más cómodos que los que tener que recurrir permanentemente a la pantalla táctil.

Las plazas delanteras del nuevo Citroën C4 son muy cómodas y también las traseras, hasta el punto de ser el compacto que me parece más cómodo para viajar en ellas, gracias a su facilidad de acceso y al espacio que dejan para las piernas. La cota de anchura, como siempre, permite viajar a 3 adultos, aunque apretaditos.

El maletero tiene una capacidad de 380 litros, la misma que la del VW Golf, con un acceso muy cómodo gracias al portón, que deja un huevo muy ancho. Las formas son muy cúbicas, dispone de una tablilla con dos posiciones que nos permite dejar un doble fondo y todavía hay hueco para una rueda de repuesto bajo ella.

Si necesitamos más espacio, los asientos traseros se abaten por mitades asimétricas, además de disponer de un hueco porta esquís tras el reposabrazos central.

En definitiva, los materiales del interior tienen buen aspecto y tacto, los ajustes son buenos, está bien aislado acústicamente… no está nada mal el nuevo C4.

Motor: Sin riesgos

Esta versión diésel con cambio automático es una delicia para viajar.

55 fotos

Ampliar

Bajo el capó delantero de este ejemplar está el motor 1.5 BlueHDi de 130 CV con 4 cilindros diésel que destaca por sus consumos y suavidad de funcionamiento. Dispone, como ya es norma, de un eficaz sistema de tratamiento de gases con AdBlue para reducir las emisiones de NOx y un filtro de partículas para superar las normas más severas en vigor.

En esta ocasión esta mecánica va asociada a la caja de cambios EAT8 de 8 marchas fabricada por el especialista japonés AISIN, que es el mayor fabricante de cajas de cambios automáticas del planeta. Su respuesta es muy agradable, su uso muy sencillo y su matrimonio con este motor consigue unos buenos consumos y una gran suavidad de funcionamiento.

El Citroën C4 dispone de 3 modos de conducción: Normal, Sport y Eco. Con una tecla en la consola seleccionamos el que queremos y se modifica la sensibilidad del acelerador y la respuesta de la caja de cambios para buscar un compromiso entre prestaciones y consumos, las máximas prestaciones o la máxima eficiencia respectivamente.

Si queremos cambiar de marcha manualmente, podemos hacerlo con las levas que van fijadas al volante, no a la columna de dirección.

En conducción normal la respuesta del conjunto es excelente, todo es muy fácil, no se notan las transiciones entre marchas y las maniobras son progresivas. En conducción deportiva echaremos en falta algo más de celeridad en las reacciones del cambio, pero es que no es un coche con ese perfil. Si necesitamos potencia para un adelantamiento, podemos anticiparnos bajando marchas manualmente con las levas o simplemente hundir el pedal hasta la posición de kick down.

Otro punto a destacar en la tecnología del nuevo C4 es que a partir del acabado Feel las suspensiones cuentan con los amortiguadores con topes hidráulicos progresivos estrenados en el anterior C4 Cactus y que también están disponibles en su hermano mayor, el C5 Aircross y que proporcionan un confort sin rival que se le acerque en su categoría.

Comportamiento: No hay nada más cómodo

El comportamiento del C4 es muy bueno y el confort superlativo.

55 fotos

Ampliar

No existe ningún rival en su categoría que ofrezca semejante nivel de confort, así de contundente. Viajar en el C4 es una auténtica delicia. El motor apenas se oye, la rodadura tampoco, no sentimos nada de lo que pasa en el asfalto, la dirección es suave, los asientos mullidos… no hay nada que se le acerque, ni de lejos, en cuanto a confort.

Reconozco que tenía mis dudas respecto al C4 por usar la plataforma «barata» del grupo, la CMP que usan modelos más pequeños como el C3, el 208… en lugar de la EMP2 que monta el Peugeot 308, el C5 Aircross, etc. Estos prejuicios se han esfumado tras haberlo probado y el trabajo llevado a cabo para estirar al máximo la plataforma CMP y poderla usar en un coche de 4,3 metros de longitud ha sido excelente.

El nuevo C4 no sólo es el coche más cómodo de su categoría, es que también va muy bien y tiene unas reacciones muy seguras en todo momento. Sobresaliente. Por ponerle un pero, la dirección tal vez sea demasiado asistida a alta velocidad, pero tampoco me parece un problema, sinceramente.

En ciudad es una gozada olvidarnos de los pasos de cebra elevados, bandas reductoras de velocidad, tapas de alcantarilla, obras, adoquinados… increíble lo cómodo que es y eso que llevamos unos neumáticos de 18 pulgadas con perfil bajo. Con el cambio automático el día a día es facilísimo, basta con mover la tecla selectora para elegir ir hacia delante o hacia atrás y el C4 se mueve con soltura y suavidad. Además, su dirección tiene unos buenos ángulos de giro, de modo que maniobrando es ágil.

En carreteras secundarias es comodísimo y mucho más reactivo y ágil de lo que sus confortables suspensiones nos puedan hacer creer. La verdad es que te sorprendes del nivel de adherencia que hay y, además, sin balanceos que lleguen a ser incómodos o alarmantes. En zonas de curvas enlazadas los tiempos de espera son menores que en cualquier SUV equivalente con suspensiones más rígidas e incómodas.

A la hora de viajar por autopista, el C4 transmite confianza y sus reacciones en curva rápida se sienten seguras, incluso al pasar por badenes o cambios de asfalto en pleno apoyo, las suspensiones absorben los movimientos sin que las ruedas pierdan contacto con el suelo y adherencia.

Para un uso normal del coche, el nuevo C4 es tremendamente satisfactorio. No es el más eficaz en un circuito, ni lo pretende, pero sí es el más cómodo y sus reacciones son siempre muy seguras y predecibles, que es lo que necesitan la inmensa mayoría de los conductores.

Equipamiento: Completo y actual

El equipamiento es muy completo.

55 fotos

Ampliar

La unidad probada es un tope de gama repleto de equipamiento y, sin ser barato, la verdad es que comparado con sus rivales tiene un precio muy competitivo.

En el apartado de confort disponemos de asientos parcialmente en piel, control de crucero adaptativo, limitador de velocidad inteligente (se adapta a las señales de limitación de la vía), climatizador de doble zona, salidas de aireación regulables en las plazas traseras, llave inteligente manos libres, el mencionado porta tablet para el copiloto, etc.

También está bien servido en materia de seguridad activa y ADAS (asistentes avanzados a la conducción), donde dispone de prácticamente todo lo que se suele ofrecer en los vehículos de última generación: alerta de colisión con frenado de emergencia, sistema de mantenimiento en el carril, cámara frontal y de marcha atrás para el asistente de aparcamiento, sistema de monitorización de la atención del conductor con alerta de fatiga, asistente de luz de carretera… en fin, no echaremos nada en falta.

El tercer gran campo de equipamiento es el multimedia y conectividad. Aquí el C4 ofrece una gran pantalla de 10 pulgadas en formato apaisado que tiene una buena respuesta táctil y con grandes iconos, pero con un diseño de la infografía de los menús algo desfasado en un coche que acaba de lanzarse al mercado. El sistema de infoentretenimiento dispone de Apple Car Play y Android Auto, puerto de carga inalámbrico, varias tomas USB y su respuesta es buena. Sin embargo, algunos de sus rivales ofrecen un asistente virtual y una mayor interacción con aplicaciones para el smartphone que permiten saber la ubicación del vehículo, por ejemplo, consultando el teléfono.

En el C4 no hay estas posibilidades, salvo en el caso del ë-C4 eléctrico en el que, para poder programar la recarga o la climatización, sí se añade una aplicación para el móvil que nos permite estar en comunicación con el vehículo desde el smartphone.

Consumo: Pide poco

Los consumos son muy ajustados.

55 fotos

Ampliar

Aunque los consumos han sido muy buenos durante la prueba, se quedan bastante lejos de los valores oficiales, donde los 4,4 l/ 100 km en ciudad y los 2,3 l/100 km en carretera parecen valores poco realistas.

Los consumos reales medidos durante la prueba de este Citroën C4 diésel con cambio automático han sido:

  • Ciudad: 5,9 l/100 km.
  • Carretera: 4,2 l/100 km
  • Autopista: 5,1 l/100 km

Como decía, estos valores son muy buenos y además permiten una gran autonomía al Citroën C4, con el que podremos cubrir distancias en el entorno de los 800 km con cierta facilidad.

Rivales: Rivales del Citroën C4 HDi EAT8 2020

Vehículo

Citroen C4 1.5 BlueHDI S&S Shine EAT8 130

Ford Focus 1.5Ecoblue Active X Aut. 120

Kia Ceed 1.6 MHEV iMT Emotion DCT 136

Seat León 2.0TDI S&S Style 115

Precio Desde
28.100 €
Desde
31.603 €
Desde
30.725 €
Desde
26.850 €
Combustible Diésel Diésel Diésel Diésel
Cambio 8 marchas 8 marchas 7 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 130 120 136 115
Aceleración 0-100 km/h (s) 11,1 12,0 9,9 10,4
Consumo Medio (l/100 km) 3,4 3,8 3,9 3,8
Emisiones CO2 (g/km) 99 104 101 100

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche