Prueba

VÍDEO| Prueba del Kia Stonic 120 CV 2022: muy recomendable

25 de enero, 2023

El Kia Stonic es una de las alternativas más honestas que hay en su segmento. Su precio, aunque no es una ganga, es interesante para la calidad, equipamiento y garantía que ofrece. Probamos la versión con el motor de gasolina de 120 CV con sistema de microhibridación, etiqueta Eco y cambio automático y éstas son nuestras conclusiones.

Kia es una de las marcas con una gama más completa y productos más honestos del mercado en la actualidad. Un buen ejemplo es el Kia Stonic, un SUV del segmento B que tiene que competir en uno de los segmentos más reñidos del momento y que sale airoso por su buen equilibrio y una relación precio/producto muy razonable en medio de un mercado desmadrado en cuanto a precios.

No es el mejor en nada, pero tiene muy buena nota en prácticamente todos los apartados y su garantía de 7 años es un excelente reclamo, no sólo por las ventajas que en sí tiene el tener esta cobertura, también por la imagen que proyecta de confianza de la marca en la calidad y fiabilidad de sus productos. Tras un reciente lavado de cara en el que se han puesto al día pequeños detalles estéticos (como el discutido nuevo logo de Kia), mejoras en el equipamiento o la incorporación de tecnologías de microhibridación en sus mecánicas, hemos decidido volver a traer a nuestras páginas a este modelo. Para la ocasión hemos elegido precisamente a una de estas versiones que ahora cuenta con etiqueta Eco gracias a su microhibridación de 48 voltios, al Kia Stonic con el motor 1.0 de 120 CV con cambio automático de doble embrague de 7 marchas y acabado Drive.

¿Es mejor el Kia Stonic que sus rivales?

Uno de los principales rivales del Kia Stonic en nuestro mercado es el Seat Arona. También el Peugeot 2008, que se fabrica en Vigo y es uno de los más vendidos de su segmento, pero frente a ellos el Kia Stonic tiene la gran ventaja de que está disponible con etiqueta Eco de la DGT. El Arona se tiene que conformar con la C y el 2008 por ahora sólo es posible decantarse por el térmico con etiqueta C o pasarse al eléctrico con etiqueta 0.

El Peugeot 2008 tiene entre las ventajas un diseño más actual y un maletero de mayor tamaño, así como más opciones de personalización. El Kia gana en su garantía de 7 años, en la etiqueta Eco y en una relación calidad/precio algo mejor.

Frente al Arona, el Stonic gana en comportamiento dinámico, en habitabilidad en las plazas traseras, en confort de marcha, garantía y etiqueta Eco. El español se defiende con un interior con una apariencia más moderna gracias al cuadro de instrumentos digital y a un maletero más espacioso.

No hay muchas alternativas entre sus rivales que dispongan de etiqueta Eco y un precio similar. El más directo de estos rivales es el Ford Puma, que cuenta también con un esquema técnico similar, con un motor de 3 cilindros con turbo, de potencia similar y también de parecida respuesta. Frente al Puma, el Stonic tiene una mejor relación precio/producto y unas plazas traseras algo más habitables. El Puma gana en frescura (es un modelo más actual) y en capacidad del maletero, que es uno de los puntos débiles del Stonic.

 

Nuestra valoración: 6,8

Diseño 7

Motor 7

Comportamiento 7

Interior 7

Equipamiento 6

Consumos 7

Destacable

  • Etiqueta Eco
  • Conducción agradable
  • Relación precio/producto

Mejorable

  • Maletero
  • Iluminación
  • Rumorosidad mecánica

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: A la moda

El Stonic ha recibido pequeños retoques estéticos para mantenerse al día.

48 fotos

Ampliar

Aunque las líneas generales del Kia Stonic se han mantenido todos estos años, han variado ligeros retoques para mantenerlo al día y, aunque no son muy llamativos (hay que tener uno al lado del otro para darse cuenta de las diferencias), sí se percibe más actual. Las principales diferencias están en las formas del faldón delantero, la gama de colores, las llantas y la forma del relieve del portón necesaria para el cambio del logo de Kia.

Con una carrocería bastante compacta en el entorno de los 4,1 m de largo, el Stonic está bien proporcionado y sus acabados y ajustes son de calidad. Para conseguir acentuar ese look de todocamino, dispone de unas gruesas barras en el techo y unos arcos de rueda y faldones en color negro que hacen que parezca más alto al suelo y con unas suspensiones de mayor recorrido.

Este acabado cuenta con faros halógenos, aunque la luz diurna es LED. Su iluminación no es muy buena, no porque sean halógenos, el problema es el tipo de faro. Al emplear faros de tipo elipsoidal con una lente muy gruesa, se absorbe demasiada luz de la bombilla y la que sale proyectada del faro se ve reducida. Su huella de luz no es mala del todo y es bastante homogénea, pero la cantidad de luz y el alcance son pobres.

En la vista lateral llaman la atención las barras del techo, y las llantas. Las puertas son amplias y dejan un acceso cómodo al interior.

Interior: Bien aprovechado

El interior es acogedor y está bien ajustado.

48 fotos

Ampliar

De puertas hacia dentro el cambio más significativo tras el lavado de cara del Stonic está en el nuevo formato de la pantalla del sistema multimedia. La anterior era más pequeña y tenía las teclas de acceso directo en los dos laterales, mientras que ahora pasan a la parte inferior.

Por lo demás, tapicerías y detalles de molduras y colores aparte, es básicamente el mismo coche, con un interior espacioso y acogedor. En el Stonic han preferido dar prioridad al espacio en las plazas traseras para las piernas que al maletero, por lo que dispone de más amplitud de lo normal en su categoría para viajar atrás, pero el maletero se queda 50 litros por debajo de la media de la categoría, en parte también porque la batería del sistema de micro hibridación ocupa el hueco que podría destinarse a un doble fondo y a la rueda de repuesto.

En cuanto a acabados y materiales, el Stonic deja una buena impresión, no hay grillos en las zonas adoquinadas, los mandos quedan a mano y tienen buen tacto y en general la presencia es buena, mejor que en la media de su categoría y precio.

Motor: Microhibridación de verdad

El sistema de micro hibridación se nota sobre todo al retener y en ciudad.

48 fotos

Ampliar

El motor que mueve a este Kia Stonic es el conocido 1.0 T-GDi turbo de 3 cilindros y un litro de cubicaje que consigue 120 CV y 200 Nm de par gracias a la sobrealimentación que proporciona el turbo. Es un motor de buen rendimiento, aunque cuando conducimos alrededor de las 1.500-2.000 rpm con poca carga se notan bastante sus vibraciones y el sonido del mismo.

Para asistir a este motor y conseguir la etiqueta Eco, Kia ha incorporado un sistema de microhibridación de 48 voltios. Una gran batería de ión de litio en el maletero se recarga con la energía que el coche recupera en las decelaciones y frenadas y luego esa energía la aporta para ayudar al motor de gasolina en las fases de arranque y aceleración, lo cual mejora el rendimiento y los consumos, sobre todo en ciudad y carreteras secundarias.

Para completar el grupo propulsor en este caso tenemos una caja de cambios automática de doble embrague y 7 marchas que funciona muy bien, es bastante rápida y las transiciones de las marchas son suaves.

Es uno de los micro híbridos en los que más se nota el trabajo del sistema, sobre todo cuando retenemos y se nota una mayor capacidad de retención durante las fases de recarga del sistema. También los arranques del sistema stop & start son más eficaces.

Comportamiento: Noble y fácil

El chasis tiene una buena rigidez y su comportamiento en carretera es seguro.

48 fotos

Ampliar

Hace 5 años ya que probé a fondo por primera vez el Kia Stonic y, aunque ha cambiado el tacto en algunos aspectos por el hecho de disponer de microhibridación, sigue siendo uno de los modelos de su segmento con un mejor comportamiento dinámico, con reacciones seguras y predecibles.

En ciudad es un coche agradable de utilizar porque su tamaño es compacto, tiene un radio de giro decente y el cambio automático nos hace mucho más fácil movernos en medio de los atascos. El sistema Start & Stop es muy eficaz encendiendo el motor, aquí se nota mucho el trabajo del sistema MHEV con el BSG arrancando el motor de forma rápida y eficaz. Lo que menos me ha gustado es aparcar por la noche usando la cámara trasera, porque su calidad es mediocre y se ve fatal la imagen en la pantalla del sistema multimedia.

En carreteras secundarias se mueve con desparpajo, el freno tiene buen tacto y la dirección es obediente, con un eje delantero bastante bien atado al suelo. Las prestaciones del motor de 120 CV son buenas y permiten adelantamientos seguros, así como movernos con el coche cargado con cierto desahogo, milagros del turbo, que proporciona buen par motor incluso en cilindradas tan pequeñas como ésta.

La caja de cambios tiene un buen escalonamiento de sus 7 marchas y está bien adaptado a la respuesta del motor. Las suspensiones son confortables y tienen un buen compromiso entre la comodidad que deben ofrecer y la contención de los movimientos de la carrocería en las curvas y zonas enlazadas.

En autopista y autovía el Kia Stonic también deja una buena impresión, con una pisada estable en curvas rápidas y unas reacciones que inspiran confianza. El nivel sonoro es algo elevado, pero no escandaloso. Resulta más incómodo en tráfico urbano, donde a marcha suave se perciben más vibraciones de la mecánica de lo deseable.

Equipamiento: Completo, pero no es barato

Este acabado tiene un buen nivel de equipamiento.

48 fotos

Ampliar

Este es el acabado intermedio del Kia Stonic, denominado Drive Plus. Por encima de él tendríamos el GT Line que tiene una imagen más deportiva, con unas llantas de mayor tamaño, pilotos traseros led y llave inteligente manos libres entre otros elementos a mayores. Estéticamente el GT Line es más atractivo, pero éste tiene tal vez una relación precio/producto más ventajosa.

Puedes ver en la ficha técnica adjunta todos los detalles del equipamiento de este Kia Stonic Drive y sus opciones y precios. De serie equipa climatizador automático, asiento del conductor regulable en altura, llave con mando a distancia, volante multifunción, ordenador de a bordo, llantas de aleación, faros antiniebla, etc.

En el campo de la seguridad cuenta con alerta de colisión con frenado de emergencia, cámara de marcha atrás (de bastante mala calidad, de modo que por la noche no se ve nada apenas), alerta de salida del carril, etc.

En cuanto a la conectividad, el nuevo sistema multimedia incorpora Android Auto y su funcionamiento es claramente mejor que el de las versiones anteriores.

Consumo: Mejora en ciudad

Los consumos son aceptablemente buenos para un coche como éste.

48 fotos

Ampliar

El Kia Stonic tiene unos consumos razonables, anque al precio que está el combustible cualquier gasto es caro en este momento. Sus cifras reales no se alejan demasiado de los valores homologados y la verdad es que el sistema de micro hibridación mejora bastante el resultado en uso urbano.

En concreto, el consumo real del Kia Stonic MHEV de 120 CV ha sido:

  • Ciudad: 6,5 l/100 km
  • Carretera: 5,2 l/100 km
  • Autopista: 6,3 l7100 km

Con estos consumos y un depósito de 45 litros, la autonomía real del Kia Stonic MHEV ronda los 700 kilómetros.

Rivales: Rivales del Kia Stonic MHEV 120 CV automático 2022

Vehículo

Kia Stonic 1.0 T-GDi MHEV iMT Drive Plus 120

Seat Arona 1.0 TSI S&S FR DSG7 XM Edition 110

Ford Puma 1.0 EcoBoost MHEV ST-Line Design Aut. 125

Peugeot 2008 1.5BlueHDi S&S Active Pack EAT8 130

Precio Desde
24.799 €
Desde
29.055 €
Desde
26.923 €
Desde
31.190 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Diésel
Cambio 6 marchas 7 marchas 7 marchas 8 marchas
Potencia (CV) 120 110 125 130
Aceleración 0-100 km/h (s) 10,4 10,1 9,8 10,1
Consumo Medio (l/100 km) - - - 3,8
Emisiones CO2 (g/km) - - - 100

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche