Prueba

VÍDEO | Prueba del Cupra Ateca Limited Edition: un SUV único

16 fotos

Ampliar

03 de diciembre, 2019

El Cupra Ateca Limited Edition mantiene mecánica y prestaciones, pero llega a tope de equipamiento y exclusividad: solo 350 unidades (de 1.999 totales) para España. Te contamos nuestras impresiones al volante. ¡No te pierdas el vídeo!

Si el Cupra Ateca ya es un coche minoritario, ahora lanzan una edición limitada a 350 unidades para el mercado español, de las 1.999 totales que se van a fabricar para todo el mundo; por ejemplo, algunas irán destinadas a Méjico.

Tiene un equipamiento completísimo, con cuadro de relojes digital, frenos Brembo, elementos de fibra de carbono, asientos tipo “bucket” y gran dosis de seguridad preventiva con mantenimiento en el carril, aviso de tráfico cruzado trasero o detector de ángulo muerto del retrovisor.

Este coche es una especie de cisne convertido de un patito feo, parafraseando el cuento. En España parece que tenemos un complejo generalizado, no sabemos por qué, y todo lo español es como que nos parece poco, malo o casi vergonzante. Muchos piensan que este coche es un Seat Ateca, que Seat no es prestigiosa o que no merece costar 40 o 50.000 euros.

Pues bien, hace tiempo que eso se acabó. Este coche está reforzado en su chasis, tiene un “motorazo”, monta componentes de calidad en frenos o suspensiones, ofrece un equipamiento extraordinario y si sigues viendo a Seat como un fabricante de utilitarios, de 124 o 127 es que no te has dado cuenta de que el mundo ha seguido girando.

Bienvenidos al siglo XXI

Sí, la chica fea, empollona y sin amigos de hace años se ha convertido en una preciosidad, con estudios y cultura que tiene un Instagram o un Facebook lleno de amigos de otros países. Amigos suizos, ingleses o alemanes con enorme conocimiento del motor, altas rentas per cápita y constante deseo de tener lo último y lo mejor. Y eso ha de ser motivo de orgullo para nosotros. Para Seat y, bueno, Cupra, sin duda, lo es.

Buscando matar dos pájaros de un tiro, hace tiempo que se inventó lo de las series limitadas. Por una parte, haces un vehículo más exclusivo para resultar más atractivo y, por otra y por ende, animas las ventas de un modelo.

En este caso, el Ateca de Cupra es quien recibe una dosis de equipamiento extra al máximo nivel. Lo recibe de serie y en exclusiva que, además, no está disponible para el resto de Atecas.

El precio del nuevo Cupra Ateca Limited Edition es de 58.584 euros.

Primera prueba del Cupra Ateca Limited Edition, en vídeo

Nuestra valoración: 9,2

Diseño 9

Motor 10

Comportamiento 9

Interior 9

Equipamiento 10

Consumos 8

Destacable

  • Comportamiento
  • Motor y deportividad
  • Relación exclusividad y precio

Mejorable

  • Levas cambio impersonales
  • Reparto de tracción no regulable
  • Banqueta trasera no deslizable

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Derrochando fibra de carbono

El diseño es un elemento en el que Cupra ha trabajado a conciencia para su Ateca Limited Edition.

16 fotos

Ampliar

Pues nos parece una inmejorable forma de empezar: hablar del diseño de este coche. Lo es porque este coche tiene una gran ingeniería, adornada con un equipo de diseño tan bueno como ellos. Llantas, espejos, asientos, volante, hasta alfombrillas o carcasa de la llave han sido objeto de un concienzudo diseño. Poco a poco, vamos a verlos en detalle.

Faros de Led y aerodinámica

En el morro vemos parachoques específicos “Cupra”, con labio inferior con la palabra “CUPRA” en cromado y difusor trasero en negro brillante con cuatro salidas de escape. Molduras de paso de rueda en color de carrocería y barras de techo en negro. Además, CUPRA también va en color cobre en el portón.

Dos notas destacadas: los faros y pilotos son “Full Led” y las llantas son específicas para esta versión limitada. Son de serie, vienen pulidas y con efecto cobre, tienen 20 pulgadas de alto y no se pueden pedir en ningún otro Ateca. Además, y esto es importante, tiene el buje interior de mayores dimensiones, lo que aumenta el ancho de vías.

Solo sirve para hacer bonito

Los retrovisores exteriores llevan una carcasa de fibra de carbono. Hemos escrito bien: están hechas en fibra de carbono. No sirven para nada especialmente, porque apenas rebajan el peso ni tienen diferente aerodinámica, pero le dan un toque deportivo. Y, puestos a criticar, ojo en los atascos porque el motorista y/o ciclista que pase cerca está jugando con fuego… Al menos los podemos plegar rápida y eléctricamente.

También de serie y de fibra de carbono es el alerón que va situado sobre el portón trasero. Y el techo solar practicable es de serie. Nos gusta porque es grande y deja buen espacio para que entre la luz y el viento.

La llave es única

¿Y qué sería del postureo si no tuviéramos una llave chula que dejar encima de la mesa de una terraza de moda? En Cupra han pensado en este detalle, seguro que no del modo en el jocosamente lo hemos planteado nosotros, pero sí buscando que la diferenciación, el gusto por el diseño y los detalles llegue hasta este elemento. Está forrada en fibra de carbono y tiene los mandos habituales de apertura y cierre, también del maletero, pero el Cupra Ateca Limited Edition tiene acceso y arranque sin llave así que si la sacáis del bolsillo sí que va a ser para haceros notar.

Interior: Como una casa de vanguardia

Los asientos tipo «bucket» de Alcantara azul son de serie.

16 fotos

Ampliar

Nos dan la bienvenida al interior del Cupra Ateca Limited Edition unas estriberas iluminadas en puertas delanteras con palabra “CUPRA” y luz ambiente, pomo de cambio de marcha deportivo, cristales tintados y pedales en aluminio

Estaréis de acuerdo con nosotros en que pocas cosas son tan importantes en un coche como los asientos. En el caso del Cupra Ateca Limited Edition han “tirado la casa por la ventana”. Alcantara, reposacabezas integrados y un diseño deportivo y envolvente para configurar unos asientos que recogen el cuerpo como un guante. Además son reclinables, desplazables y regulables en altura. La tapicería en tejido Alcántara de color Azul Petrol, material y tono también presentes en los asientos traseros

Otro elemento fundamental es el volante, ¿verdad?. Es algo que vamos a estar tocando constantemente y ha de ser agradable. En este caso tenemos un grueso volante multifunción achatado en su base; puede que no te guste, pero no se puede cambiar.

Las levas decepcionan

Como tampoco se pueden cambiar las levas. Son botones, más que levas, que sirven para cambiar de marcha, la de la derecha para subir y la de la izquierda para bajar de marcha. Nos encantaría que Cupra hubiera desarrollado unas específicas para sus coches. Unas más grandes, más deportivas, más eficaces, más Alfa Romeo… por no decir: ¡Qué manera tan sencilla se han perdido de personalizar la marca Cupra frente a Seat!

En cuanto al número de plazas (5), espacio interior, maletero y demás aspectos relacionados con la capacidad, os podemos decir que es “igual” que un Seat Ateca 1.0 TSI. Muy correcto en todo, maletero generoso (aunque pierde capacidad, de 510 a 480 litros por la tracción 4 Drive) y banqueta trasera sin posibilidad de regulación longitudinal, lo que resta practicidad.

Motor: No lo toquéis, que lo estropeáis

El motor, con 300 CV, es una joya de la ingeniería alemana.

16 fotos

Ampliar

¿Sabéis el dicho, verdad? No tocar lo que está bien. El motor del Cupra Ateca es soberbio. Sublime. Fabuloso. Espectacular. Si lo tocan, seguro que lo estropean.

Tiene los mismos 300 CV que el Cupra Ateca porque modificar la potencia supone, seguramente, refuerzos y cambios mecánicos: seguro una nueva homologación y, con ella, una nueva prueba de consumo y, a fin de cuentas: muchos costes para conseguir un poco de potencia.

Ojo, que nos encantaría que tuviera 50 o 100 CV más, ¿a quién no?. Pero para que gane 10 CV y suba el precio 4.000 euros, pues mejor «me lo dejas» en 300 que no está nada mal.

¿Y por qué no está nada mal?

Empezaremos por la arquitectura del TSI: 4 cilindros, 2 litros, 4 válvulas por cilindro, turbo e Intercooler. es una de las mejores combinaciones posibles: equilibrado, capaz y solvente. Y lo vemos en su rendimiento: 400 Nm desde 2.000 rpm que mantiene constante hasta las 5.200. Justo 100 rpm después, a las 5.300 entrega los 300 CV anunciados. ¡Y los mantiene hasta las 6.500 rpm! No solo tiene la fuerza del turbo, sino la capacidad de estirar de un multiválvula. Y todo adornado con la elasticidad proporcionada por la electrónica. Ese motor es mucho motor.

Traducido en “multas”, el Cupra Ateca alcanza los 247 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos.

Que alcance 247 km/h nos indica que los desarrollos de su caja de cambios DSG de 7 marchas están exquisitamente escogidos para que alcance la velocidad máxima que le proporciona el desarrollo, con garra, para no perder vueltas y tener más respuesta.

Si somos rápidos en el pedido, podemos hacerlo “On Line” gracias a la nueva plataforma de Cupra, SEAT:CODE, hay 50 unidades con escape Akrapovich. Está realizado en titanio, resta 7 kilos al conjunto y suena a deportivo “enfadado”.

Comportamiento: ¿SUV? ¿Quién dijo SUV?

El comportamiento en curva es una de las mejores bazas de este Cupra Ateca.

16 fotos

Ampliar

Compostura es su segundo apellido

Sí, por supuesto, es más alto que un turismo y, por supuesto, su centro de gravedad es peor. Pero ya podemos ponernos a hacer burradas con este Cupra Ateca para hacerle perder la compostura.

No solo el chasis está reforzado, lo que mejora la rigidez torsional y, así, el comportamiento estructural, sino que tiene suspensiones deportivas y barras estabilizadoras en ambos trenes de rodaje.

Electrónica, asísteme

Además, se alía con la electrónica para proporcionarnos control dinámico del chasis (DCC) y diferentes modos de conducción (DRIVE PROFILE).

Con el primero podemos controlar la dureza de las suspensiones, regulándola según vayamos a hacer un tipo de conducción u otra. Aunque de serie son bastante firmes, nunca dejan de lado el confort. Ni en el modo más deportivo, porque la flexibilidad de la suspensión hace que el Cupra Ateca sea un coche predecible y fácilmente controlable al límite.

Modos de conducción

Con los modos de conducción (¡ojo, incluye modo Off-Road!) podemos cambiar la respuesta del motor y del cambio de marchas. Algo que nos gusta y que agradecemos. Pero echamos de menos que el sistema 4Drive no pueda modificarse y enviar más potencia al tren trasero y, de esta manera, conseguir un comportamiento más deportivo. Bueno, suponemos que es pedir demasiado o que, simplemente, han buscado hacer un coche más neutro y seguro.

Giramos y frenamos

Nos gusta la dirección. Es progresiva de serie, lo que hace que el guiado de las ruedas sea óptimo en según a qué velocidad rodemos. Y más nos gustan los frenos. En el Cupra Ateca encontramos estos frenos en opción, pero en esta Edición Limitada son de serie. Así, monta los Brembo de 4 pistones y discos autoventilados de grandes dimensiones que proporcionan una enorme capacidad de deceleración, pero que, como todos sabemos, siempre se pueden mejorar, sabiendo que pesa más de 1.600 kilos y que casi alcanza 250 km/h.

Equipamiento: A tope

En el Cupra Ateca Limited Edition encontramos el máximo equipamiento de serie posible. No hay otro Cupra (ni otro Seat) tan equipado.

16 fotos

Ampliar

Detrás del volante, encontramos cuadro de relojes digital de 26 cm. con 4 vistas diferentes, incluyendo, por supuesto, la vista “Cupra” con las revoluciones en grande en el centro. Si seguimos con tecnología, os podemos hablar que equipa de serie: Full Link y sistema de Navegación Plus con pantalla táctil a color de 20,3 cm (8’’), 1 puerto USB en consola central y 2 USB en plazas traseras, conexión auxiliar Aux-In, i-Pod Connection, tarjeta SD, reconocimiento por voz, 8 altavoces, actualización cartográfica y Bluetooth, “Connectivity Box” que incluye: cargador inalámbrico del teléfono y amplificador de antena.

Por favor, comodidad

Si buscas comodidad, te gustará saber que tiene Paquete de apertura del portón del maletero manos libres, que incluye portón trasero eléctrico, Pedal Virtual y Sistema Kessy y asistente de aparcamiento automático ‘Park Assist’, sensores de aparcamiento delanteros y traseros y cámaras 360º ‘Top View Camera’, con la que podemos ver el entorno del coche… para localizar al bolardo… ¡que siempre se esconde y golpeamos sin darnos cuenta!

Si Rolls Royce lo hace…

Las alfombrillas del coche son una de las cosas menos apreciadas de la historia del automóvil, pero si Rolls Royce se jacta de hacerlas de lana, por algo será. En este caso, Cupra ha diseñado unas alfombrillas específicas, más gruesas que consiguen un mejor apoyo para los pies y eso redunda en la comodidad. Y nos encanta.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche