Prueba

VÍDEO| Prueba del Dacia Sandero Stepway GLP 2021: 500 km por 25 euros

13 de abril, 2021

La nueva generación del Dacia Sandero viene pisando muy fuerte. Su diseño ha mejorado mucho, pero sobre todo son su equipamiento y calidad percibida los que han dado un mayor salto adelante. Lo mejor es que ha sido sin que su precio haya aumentado apenas y esta versión de GLP nos parece la más recomendable por lo que te vamos a contar.

Dacia sigue siendo una de las marcas más importantes en el mercado español al ser mes tras mes una de las que más coches vende a particulares. El Dacia Sandero es uno de sus puntos fuertes y, con la llegada de la nueva generación, está más que justificado que sea un superventas. En esta prueba del Dacia Sandero Stepway de GLP nos queda claro que es una de las compras más inteligentes que podemos hacer, aunque personalmente creo que la relación precio/producto es mucho mejor en el caso de las versiones no Stepway.

¿Por qué digo esto?, pues porque el Stepway añade sólo detalles de diseño que mejoran el aspecto del Sandero, pero esa mejora es demasiado cara. Me explico: tenemos un coche más caro, pero no mejor, sólo algo más llamativo.

Con una excelente relación precio/producto, un coste de uso muy favorable y un interior espacioso, el Dacia Sandero GLP tiene unas bazas muy buenas para ganar la partida, como verás en el vídeo y en este análisis.

Te interesa: Dudas resueltas sobre el GLP

¿Tiene rivales el Dacia Sandero Stepway de GLP?

Si buscamos en el mercado modelos que tengan etiqueta Eco y que no se pasen de los 15.000 euros nos quedamos prácticamente con un único candidato, que es nuestro protagonista. Si encima prescindimos del acabado Stepway, ese umbral baja por debajo de los 12.000 euros, un precio en el que no podemos incluir ningún otro modelo con etiqueta Eco y una habitabilidad equivalente, salvo ofertas especiales muy concretas.

Tres posibles rivales a este Sandero Stepway podrían ser (aunque hay que soltar algún euro más o renunciar a la etiqueta Eco) serían el Citroën C3 (otro superventas en nuestro mercado) con el motor más básico, el Fiat Tipo Multijet o el Ford Fiesta también de GLP, pero de peores prestaciones.

Frente a ellos, el Dacia tiene mejores prestaciones que el Citroën y un coste de uso menor gracias a que el Sandero usa GLP y el C3 es sólo de gasolina. También es más espacioso el Dacia así que la balanza se inclina claramente a favor de nuestro protagonista.

Si lo enfrentamos al Fiat, el Dacia tiene un motor con una mejor entrega de par, pero el Fiat Tipo gana algo en habitabilidad y en imagen de marca.

Si el otro candidato es el Fiesta, el Dacia tiene mejores prestaciones y una mejor habitabilidad, pero el Ford tiene un rodar más fino y mejor calidad percibida.

Nuestra valoración: 7,2

Diseño 7

Motor 7

Comportamiento 7

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 8

Destacable

  • TCO: coste total de uso
  • Habitabilidad
  • Relación precio/producto

Mejorable

  • Fatiga de los asientos
  • Umbral de acceso al maletero
  • Pocos ADAS

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Fuera complejos

El Dacia Sandero deja claro que un coche barato no tiene por qué renunciar al atractivo.

53 fotos

Ampliar

El Dacia Duster fue el primer modelo de la marca low cost en dejar claro que un coche barato no tiene por qué ser anodino y el nuevo Sandero dobla esa apuesta. Es evidente que el diseño sigue siendo uno de los principales motivos de compra y aquí se ha hecho un trabajo magistral para lograr un diseño llamativo y atractivo sin disparar los costes.

Sorprende que, por ejemplo, se hayan podido incorporar faros con ledes para la luces diurnas y las de cruce (las largas siguen siendo halógenas) y que atenúen la luz de marcha diurna al poner los intermitentes, que en las carcasas de los faros se ponga la marca del coche en relieve, la parilla con detalles cromados, los tiradores de puerta… son elementos que uno encuentra en modelos de bastante más precio.

El frontal es muy llamativo en el acabado Stepway con el parachoques que parece más robusto y el faldón imitando a un cubre cárter de un todo terreno. Los ajustes y acabados están a años luz de los del anterior Sandero y nuestro protagonista deja muy buena impresión al primer golpe de vista.

En la vista lateral, los arcos de rueda en negro, la pegatina mate en la parte baja de las puertas imitando un faldón protector y las barras del techo hacen que parezca más alto de lo que en realidad es y, junto con las llantas de aleación, logran darle este toque que se aleja de la imagen de un coche low cost. las puertas son amplias, dejan un acceso cómodo y ajustan bien, aunque las delanteras a veces al cerrarlas emiten un chirrido provocado por el roce de las juntas de estanqueidad.

La vista trasera también es atractiva gracias al diseño de los pilotos, su iluminación y el acabado del parachoques. El portón es amplio, pero el umbral de carga queda alto y hace algo más incómodo de lo deseable el sacar y meter bultos pesados en  el maletero.

En definitiva, el diseño del Sandero ha mejorado mucho y también la calidad percibida, que se puede medir sin complejos con modelos como, por ejemplo, un Seat Ibiza o un Citroën C3.

Interior: Lo que más ha mejorado

El interior es lo que más ha mejorado en la nueva generación del Sandero.

53 fotos

Ampliar

Si por fuera el Sandero nos está convenciendo, al abrir las puertas todavía es más espectacular el gran salto en calidad y diseño frente a su predecesor. Los asientos tienen buen aspecto (luego decepcionan un poco en confort, la fatiga aparece antes de lo deseable en viajes largos), el salpicadero un diseño moderno y con detalles que uno espera en modelos más caros, como la cenefa decorada con material textil que recorre la cintura del salpicadero y se ve también en los paneles de puerta.

Hay mandos que tienen un aspecto y tacto excelente, como los de la climatización, mejores incluso que los de modelos claramente más caros y el diseño no está nada mal. En el caso del acabado probado, el Sandero dispone de una pantalla táctil capacitiva de buen aspecto, rápida de respuesta y con un práctico soporte para el smartphone.

Los pasajeros delanteros tienen suficiente espacio y el conductor encuentra bien la postura de conducción, aunque luego el asiento le recordará en los riñones enseguida que es conveniente parar cada dos horas en los viajes para refrescarnos, porque la fatiga aparece pronto.

El cuadro de instrumentos es muy legible y el ordenador digital muestra el nivel de ambos combustibles, lo que deja claro que este Sandero ha sido diseñado integrando desde el principio el sistema de GLP.

Las plazas traseras son claramente más espaciosas que las que encontramos en un Seat Ibiza o en un Citroën C3, Ford Fiesta, etc, como puedes ver en el vídeo.

El maletero tiene una buena capacidad, con formas muy cúbicas y aprovechables que podemos ampliar si abatimos los respaldos traseros. Eso sí, el umbral de carga queda muy alto respecto al fondo del maletero, lo que hace algo incómodo su carga. En el maletero es donde vemos uno de los pocos detalles que sí son propios de un coche Low Cost: el guarnecido del portón trasero, que te mostramos en el vídeo y en la galería de fotos.

Motor: Dos combustibles posibles

El motor de 100 CV de gasolina y GLP tiene una buena respuesta.

53 fotos

Ampliar

El Dacia Sandero no sólo hereda en esta generación la plataforma del Clio, también algunas de sus mecánicas. En este caso, el corazón del Sandero de GLP es el tres cilindros de un litro de cubicaje de la familia TCe. Con varios niveles de potencia en función de la gestión electrónica empleada, para el uso bifuel de gasolina y GLP se ha configurado con una potencia de 100 CV que ofrecen una buena respuesta a medio régimen para mejorar los consumos.

A diferencia del Duster, el Sandero acopla este motor a una caja de 6 marchas y esto ayuda a mejorar el gasto cuando circulamos en autopista, al dejar al motor girando por debajo de las 3.000 rpm a los máximos legales.

Este motor puede funcionar con gasolina o con GLP y su funcionamiento es muy satisfactorio. La potencia es más que suficiente para hacer adelantamientos seguros o viajar con el coche cargado sin ir siempre con el pie en el suelo.

No hay grandes secretos en este motor, que recurre a una cilindrada unitaria y al turbo para ofrecer unas buenas dosis de par. No es muy rumoroso ni transmite demasiadas vibraciones al habitáculo, estando entre los mejores tres cilindros del mercado en cuanto a tacto.

El depósito de GLP está en el suelo del maletero, donde estaría la rueda de repuesto, y tiene un volumen de 40 litros, con una instalación bien integrada porque el coche ya se ha desarrollado teniendo en cuenta la instalación adicional para el GLP ya en fábrica.

Comportamiento: Como un Clio

El Sandero también ha mejorado en agrado de conducción.

53 fotos

Ampliar

El Dacia Sandero también ha mejorado en este apartado. Ahora su conducción es más precisa y, sobre todo, parece mejor armado, sin ruidos ni holguras cuando rodamos por calles adoquinadas o asfaltos en mal estado.

En ciudad el Sandero Stepway es un coche cómodo de utilizar porque tiene una buena visibilidad y unas dimensiones compactas. El motor tiene una zona intermedia muy buena con bastante par, así que no tenemos que estar demasiado pendientes del cambio ni es fácil calarlo en los semáforos, en parte porque él mismo se acelera automáticamente a medida que soltamos el embrague, algo que deberemos tener en cuenta para no castigar mucho el embrague, ya que, si tenemos la costumbre de acelerar nosotros, más lo que acelera la propia gestión, acabamos saliendo con más rpm de las que teníamos previsto.

En carretera es cómodo más que efectivo. Las suspensiones son suaves y las ruedas tienen bastante perfil, así que no invita a una conducción ágil ni tampoco lo pretende. No es un coche para entusiastas, es una alternativa práctica y versátil para movernos, así que está bien.

Los frenos son correctos y la dirección también, aunque no me gustan los tambores en el eje trasero. No por problemas de temperatura (los frenos traseros en estos coches no tienen demasiadas solicitaciones) ni por potencia, sino por cómo funcionan con el ESP. Los frenos de tambor, como te explicamos en este vídeo práctico del Toyota GR Yaris, tienden a bloquear la rueda y el control de estabilidad pierde mucha precisión cuando tiene que trabajar con ellos para corregir la trayectoria en caso necesario.

En autopista el mayor problema lo tendremos los días de viento. Le afecta bastante el viento lateral, lo mismo que al Dacia Duster. En general sus reacciones son nobles y es difícil que nos meta en algún compromiso, en parte porque la potencia tampoco es excesiva, pero suficiente para viajar con el coche cargado a los máximos legales sin tener que hundir el pedal en las pendientes y para hacer adelantamientos razonablemente rápidos.

En el circuito de pruebas la maniobra de esquiva la salva gracias al ESP, que casi frena por completo al coche para conseguirlo, pero al menos no nos pone en situación de riesgo.

La frenada de emergencia desde 120 km/h también la realiza en unas distancias razonables y sin que la parte trasera se vuelva muy inestable durante la frenada.

En definitiva, su conducción no es apasionante, pero ha mejorado mucho respecto al Sandero anterior y sus reacciones en maniobras imprevistas son seguras.

Equipamiento: Faltan ADAS

Los faros son led en posición y cruce, las largas son halógenas.

53 fotos

Ampliar

Este Sandero es un tope de gama, con un precio que ronda los 14.500 euros a cambio de los cuales nos llevamos elementos como los faros de cruce con lámparas LED, la pintura metalizada, el sistema multimedia con la pantalla táctil, climatizador automático, control de crucero y limitador de velocidad, sensores de aparcamiento con cámara de marcha atrás, llantas de aleación de 16 pulgadas con neumáticos 205/60-15, etc.

Por este precio no está nada mal lo que nos llevamos a cambio, aunque en un mercado en el que los asistentes avanzados a la conducción son ya casi un estándar (y que, además, EuroNCAP da cada vez más importancia), se echa de menos algún elemento más que la alerta de colisión con frenado de emergencia que incorpora este Sandero.

En cuanto a la conectividad, está muy bien. Dispone de Apple Car Play y Android auto que no necesitan conectarlo con cable al móvil, que podremos colocar en el práctico soporte que está bastante bien colocado y con una toma USB cerca, para no andar enredando cables por medio salpicadero.

Lo cierto es que no echaremos en falta nada realmente importante en este coche y, aunque no estaría de más contar con alerta de salida del carril o sensores de ángulo muerto, por este precio lo que tiene es más que razonable.

Consumo: Lo bajo es el coste

El coste por kilómetro es muy ventajoso gracias al GLP.

53 fotos

Ampliar

En este caso, más que el consumo en litros, lo más interesante es el gasto en euros, que es muy bajo. Los litros consumidos son más elevados que los declarados por el fabricante, sobre todo en GLP, con cifras superiores a los 6,5 l/100 km en ciudad y 4,4 l/100 km en carretera que homologa en gasolina.

La gran ventaja de este Dacia Sandero es poder usar GLP como combustible, con un coste por litro un 50% más bajo que el de la gasolina o el gasóleo. Gracias  esto, llenar el depósito de GLP del Sandero nos cuesta apenas 25 euros, con los que rozaremos los 500 km de autonomía.

En concreto, los consumos reales medidos con cada combustible han sido:

  • GLP urbano: 9,3 l/100 km
  • GLP carretera: 6,7 l/100 km
  • GLP autopista: 8,2 l/100 km
  • Gasolina urbano: 9 l/100 km
  • Gasolina carretera: 6 l/100 km
  • Gasolina autopista: 7,6 l/100 km

Teniendo en cuenta que en el depósito de gas caben 40 litros (en realidad 37 litros, pues hay que dejar un espacio para la expansión del gas licuado), podremos hacer cerca de 500 km con un sólo depósito de gas. Si le sumamos los 50 litros de gasolina que caben, la autonomía total del Dacia Sandero de GLP supera los 1.000 km.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • Txuchin

    No entiendo el motivo por el que en la maniobra de esquiva NUNCA NADIE usa el Sandero ordinario. NO SE VA A ROMPER EL COCHE POR ESO, pero tendríamos la interesante referencia de como influye (o no) la altura del centro de gravedad y el recorrido de la suspensión en caso de que lo haya.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche