Prueba

VÍDEO| Prueba Audi Q2 35 TDi Quattro 2021: un capricho caro

07 de diciembre, 2021

El Audi Q2 va camino de los 6 años en el mercado y para mantenerlo vigente fue sometido a un lavado de cara hace unos meses en los que se mejoró, además de su aspecto, su calidad y equipamiento. Sometemos a prueba a uno de los que más puede interesar a los que hagan kilómetros de verdad, el 35 TDi, en peligro de extinción.

Audi acertó de pleno cuando hace 5 años se abrió camino en el segmento de los SUV compactos pequeños con el Audi Q2. En estos años es el de mayor auge y en el que más rivales han surgido, de modo que la marca alemana ha tenido que reaccionar para mantener a su pequeño SUV vigente frente a una competencia cada vez más numerosa y mejor preparada. Para ver hasta qué punto es así hemos elegido este Audi Q2 35 TDi Quattro, un modelo que destaca porque sus cualidades hacen que se quede casi sin rivales.

En esta actualización se han revisado casi todos los aspectos del Q2. No hay cambios radicales, pero se han pulido defectos y carencias para conseguir que este modelo sea un producto más redondo. Los cambios estéticos logran hacerlo más atractivo sin dejar a sus antecesores anticuados, se percibe una mayor calidad y el equipamiento se ha puesto al día.

Los rivales del Audi Q2 35 TDi Quattro

Quien nos iba a decir que los diésel iban a ser la excepción y no la regla. Muchos de los rivales posibles del Audi Q2, como el nuevo Toyota Yaris Cross, no se ofrecen en versiones diésel y mucho menos con tracción total. Esto hace que sus rivales no abunden.

Sin lugar a dudas, el principal enemigo del Audi Q2 está en su propia casa y se llama VW T-Roc, un modelo con el que comparte plataforma, mecánicas y tecnología y con el que la diferencia en precio está más justificada por motivos irracionales como la imagen de marca que por razones objetivas.

Otro posible rival podría ser el Opel Mokka, un modelo que se quiere posicionar en el segmento premium por diseño y calidad de acabados, pero que no dispone de versiones de este nivel de potencia, ni tracción total y además con un precio que se  queda muy por debajo.

Por último tenemos el Peugeot 2008, un modelo que está destacando por diseño, con un aspecto muy seductor y que está arrasando en el mercado pero que, como le pasa al Mokka, no puede competir en variedad de mecánicas ni en la tracción total

Por un precio similar, con tracción total y también en su segmento nos quedaría el Jeep Renegade, que se queda bastante rezagado respecto al Audi Q2 en calidad y en eficiencia.

Nuestra valoración: 6,8

Diseño 7

Motor 7

Comportamiento 7

Interior 7

Equipamiento 6

Consumos 7

Destacable

  • Imagen de marca
  • Iluminación
  • Calidad de acabados

Mejorable

  • Ruido de la mecánica
  • Precio
  • Calzado excesivo

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Bien retocado

El diseño del Q2 se mantiene fresco pese a llevar 5 años en el mercado.

68 fotos

Ampliar

Después de 5 años en el mercado al Audi Q2 se le notaban algunas marcas de expresión y ha tocado repasarlo con un poco de crema hidratante para rejuvenecerlo. Lo cierto es que la base ha envejecido bien y los cambios no han tenido que ser radicales. Tal vez lo más llamativo sea la nueva gama de colores, como este verde manzana metalizado, las nuevas llantas y el renovado frontal.

En él destacan sobre todo los nuevos faros con tecnología led (por cierto, con muy buena iluminación en carretera) y unas llamativas luces diurnas que se convierten en los intermitentes dinámicos al activar los indicadores de dirección. La calandra enmarcada en negro brillante en vez de cromada y las grandes tomas de aire (ciegas en esta mecánica) le sientan bien al color verde y hacen muy atractivo el acabado S-Line de este Audi Q2 35 TDi.

En la vista lateral las molduras negras de los pasos de rueda hacen que parezca más sobreelevado de lo que en realidad está este Q2. Las llantas de 19 pulgadas con neumáticos 235/40 son demasiado grandes y penalizan bastante la aerodinámica por su anchura, algo que notaremos en los consumos.

La vista trasera es la que menos ha cambiado. Varían ligeramente la iluminación de los grupos ópticos y la forma del faldón inferior, pero sigue siendo casi igual que al principio de los tiempos del Q2.

En cuanto a los acabados y ajustes, la carrocería del Audi Q2 deja una buena impresión.

Interior: Mejores calidades

El interior tiene un diseño típicamente Audi.

68 fotos

Ampliar

En el interior no hay demasiados cambios pero los que hay se agradecen, sobre todo los paneles de puerta traseros, ahora con un material más acorde con un coche de este precio.

El salpicadero tiene unas formas redondeadas y con unos aireadores muy prácticos de manipular. Nada desentona y el diseño resulta acogedor y atractivo. La instrumentación es muy fácil de leer y se agradece el contar con mandos tradicionales para la climatización y el sistema de audio. Lo único que desentona un poco es la pantalla del sistema multimedia. Además de estar poco integrada en cuanto a diseño, no es táctil.

Las plazas delanteras son muy cómodas y los asientos S-Line ya justifican en gran medida el pagar por este acabado superior, con una mejor ergonomía y un mayor confort a la hora de afrontar los kilómetros.

Las plazas traseras no están mal para ser un coche del segmento B, aunque, si pasas del metro ochenta, tendrás que comprimirte un poco para no pegar con las piernas en los respaldos delanteros. No hay anchura suficiente para 3 isofix o tres adultos, pero como en ninguno de sus rivales.

El maletero es amplio y de formas muy utilizables, además hay espacio para la rueda de repuesto y podemos abatir los respaldos para ampliar su versatilidad.

Los ajustes y acabados son los apropiados en un coche de este precio.

Motor: Demasiado rumoroso

El motor diésel tiene una relación prestaciones/consumo excelente, pero es muy ruidoso.

68 fotos

Ampliar

No hay sorpresas bajo el capó de este Audi Q2 35 TDi Quattro, que monta el conocido y al borde de la extinción pese a sus buenas cualidades 2 litros turbo diésel de inyección directa con 150 CV. Asociado al cambio S-Tronic automático de 7 velocidades, el Q2 35 TDi cuenta con unas excelentes prestaciones y unos consumos que, además de ajustados, tampoco se disparan si le apretamos las clavijas un día con prisa.

Con la tracción Quattro de los modelos de Audi con motor transversal, este Audi Q2 35 TDi Quattro hace gala de una excelente motricidad, incluso aunque las condiciones no sean buenas. Podría ser un buen todo camino si fuese calzado con unos neumáticos más apropiados. El embrague multidisco que envía par al eje trasero cuando patinan las ruedas delanteras es muy rápido de reacción y no notamos que en realidad no sea un 4×4 permanente.

Lo que menos me ha gustado del conjunto propulsor de este Audi Q2 35 TDi es que su sonido es elevado y feo. En ciudad se oye muchísimo dentro y en autopista, aunque en dB el valor no es exagerado y estamos alrededor de los 80 dB, el problema es que el sonido es tosco y demasiado rudo, lo que quita puntos a esa sensación de coche de lujo que deberíamos tener a bordo del Q2.

Comportamiento: Noble y fácil

El Q2 hace gala de un comportamiento muy noble y predecible.

68 fotos

Ampliar

El comportamiento dinámico del Audi Q2 es muy bueno. Aunque se nota más balanceo que en un VW Golf, por ejemplo, su estabilidad no se ve demasiado comprometida por su mayor altura, aunque sí su aerodinámica, que pasará factura en los consumos.

En ciudad es un coche fácil de usar por la caja de cambios automática y unas proporciones compactas que, además, ofrecen buena visibilidad. Las llantas de nuevo son un problema al mermar el confort por el escaso perfil de goma que disponen y porque es muy fácil rayarlas en algún bordillo.

En carreteras secundarias este Audi Q2 es un coche muy agradable de conducir. Las prestaciones dan para viajes con soltura, adelantamientos seguros y subir puertos cargado con total desahogo. En zonas viradas tiene unas reacciones muy nobles y es bastante ágil si provocamos un poco al eje trasero descargándolo de peso con los pedales a la entrada de las curvas. La dirección tiene buen tacto y los frenos cumplen bien con su cometido.

En autopista también da muy buenas sensaciones, se sienta aplomado y da confianza en las curvas rápidas. Es un coche muy agradable de conducir y para viajar, aunque sería todavía mejor si el ruido del motor no se colase con tanto descaro en el habitáculo.

En cuanto a la maniobra de esquiva y la frenada de emergencia, el Q2 sale bien parado de ambas. La frenada de emergencia es estable y en distancias correctas, sin que el eje trasero haga gestos raros, mientras que la esquiva, aunque el ESP prácticamente lo frena por completo, se mantiene el control y la reacción es segura en todo momento.

Equipamiento: Los caprichos se pagan

Los faros full led adaptativos proporcionan mucha seguridad.

68 fotos

Ampliar

A los 40.000 euros de partida del Audi Q2 S-Line 35 TDi Quattro con cambio S-Tronic, hay que añadir un buen puñado de extras para lograr un ejemplar como el de esta vídeo prueba, cuyo precio se dispara hasta la barrera de los 50.000 euros, muchísimo dinero para un coche del segmento B como es éste, aunque se llame Audi y esté alicatado hasta el techo.

Extras como las llantas de 19 pulgadas (absolutamente prescindibles), los asientos de piel deportivos (que sí te recomiendo) o los faro led con tecnología Matrix son los que más disparan la factura.

A nivel de seguridad y asistentes avanzados a la conducción, el Audi Q2 mantiene bien el tipo pese a su veteranía y está al día, con elementos como los sensores de ángulo muerto, alerta de colisión con frenado de emergencia, pre-safe, control de crucero adaptativo con limitador de velocidad y reconocimiento de señales, sistema de mantenimiento y centrado en el carril, etc.

La conectividad se queda un poco coja con una pantalla que no es táctil y la ausencia de elementos que ya integran otro rivales. Aqui BMW y Mercedes van un paso por delante de Audi. Además, el puerto de carga inalámbrico en el reposabrazos no es cómodo ni por posición ni por el tamaño del hueco, del que cuesta sacar el smartphone.

En cuanto a confort no hay queja gracias a un eficaz sistema de climatización de doble zona, asientos calefactados, volante de piel regulable en altura y profundidad, llave inteligente manos libres, etc.

En la lista de la ficha técnica puedes ver los precios de los extras y del equipamiento de serie con detalle. Lo bueno es que es muy personalizable, lo malo es que sale muy caro el hacerlo.

Consumo: Buenos para sus prestaciones

Los consumos son muy buenos para sus prestaciones.

68 fotos

Ampliar

Penalizado por unos neumáticos excesivamente grandes en medida 235/40-19, los consumos de este Audi Q2 son buenos pero no tanto como podría ser de esperar. La gran ventaja de este TDi frente a otros rivales con mecánicas de gasolina o híbridos es que, aunque avivemos el ritmo, las cifras no se disparan tanto como en ellos. La verdad es que es un rutero muy bueno y las cifras de gasto en largos viajes se mantienen razonablemente bajas.

En concreto, los consumos reales del Audi Q2 35 TDi Quattro han sido:

  • Carretera: 4,8 l/100 km
  • Autopista: 6,5 l/100 km
  • Ciudad: 7 l/100 km

Con estos valores y un depósito de 50 litros de capacidad, la autonomía del Audi Q2 35 TDi Quattro ronda los 800 km.

Rivales: Rivales del Audi Q2 35 TDi Quattro 2021

Vehículo

Audi Q2 35 TDI S line quattro S tronic 110kW

Opel Mokka 1.2T S&S GS Line Plus 130 AT8

Volkswagen T-Roc 2.0TDI Advance R-Line DSG7

Jeep Renegade1.3 PHEV Longitude 4x4 Aut. 190

Precio Desde
41.419 €
Desde
27.347 €
Desde
34.408 €
Desde
38.550 €
Combustible Diésel Gasolina Diésel Híbrido Enchufable
Cambio 7 marchas 8 marchas 7 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 150 130 150 190
Aceleración 0-100 km/h (s) 8,2 9,2 8,8 7,5
Consumo Medio (l/100 km) - - - -
Emisiones CO2 (g/km) - - - -

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche