Prueba

VÍDEO| Probamos el Peugeot 2008 PureTech 155 CV EAT8 GT Pack: el león más fiero

06 de julio, 2021

La segunda generación del Peugeot 2008 reúne un sinfín de cualidades que le han hecho situarse este año como una de las opciones más demandas. Nosotros hemos probado el motor más potente de la gama para ver si tiene sentido optar por él.

Las estimaciones comerciales hablan de que el segmento B-SUV acabará por convertirse en el más vendido antes de que acabe la década impulsados, principalmente, por la electrificación de sus modelos. Un contexto para el que el Grupo PSA (rebautizado desde hace algunas semanas como Stellantis al haberse fusionado con el Grupo FCA) en general, y Peugeot en particular, está plenamente preparado. Si bien el Peugeot 2008 tiene en su haber una interesante alternativa cero emisiones que supone ya el 11% de las ventas del total, en esta ocasión vamos a centrar nuestro análisis en el motor de gasolina más potente de la gama: el PureTech 155 CV.

Te puede interesar: Peugeot estrena logo e imagen de marca

Una combinación que quizá no sea la más demandada de inicio por su elevado rendimiento así como por un precio de partida igualmente alto. Y es que como veremos, este bloque únicamente se encuentra asociado a los niveles más altos de la firma. Sin embargo, ofrece una excelente relación entre precio y prestaciones. Socio de lujo es, sin duda, la transmisión automática de ocho relaciones EAT8 con convertidor de par y levas tras el volante que, eso sí, es la única opción disponible asociada a este propulsor.

Sea como fuere los datos no mienten y durante el primer trimestre del año, el Peugeot 2008 fue el modelo más demandado de su categoría, superando al Arona y al T-Roc, a quienes dejó a más de 300 unidades. Además, el crecimiento experimentado por esta segunda generación le permite incluso lidiar con modelos de un segmento superior. Porque como veremos, el 2008 se sitúa justo en la frontera para poder rivalizar con vehículos del corte del Seat Ateca o Nissan Qashqai con la ventaja de ser ligereamente más económico que ambos, pues en esencia se trata de un coche con aspiraciones más urbanas.

Nuestra valoración: 7,8

Diseño 9

Motor 8

Comportamiento 8

Interior 8

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Diseño exterior
  • Maletero de gran capacidad
  • Rendimiento del motor

Mejorable

  • Solo con caja de cambios automático
  • Suspensiones demasiado confortables
  • Espacio trasero algo justo

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Salta a la vista

La imagen es mucho más llamativa que antes.

48 fotos

Ampliar

Lo primero que llama la atención de este Peugeot 2008 es, sin duda, su tamaño. Como decíamos, ha crecido significativamente frente a la primera generación llegando a cubrir ahora 14 cm más de longitud. Alcanza así los 4,30 metros, cota que acompaña de una anchura de 1,77 metros y una altura de 1,53 metros.

En vivo desprende robustez y empaque, cualidades que enfatiza gracias a un diseño atractivo y muy potenciado deportivamente por el acabado GT de nuestra unidad. A destacar el frontal, con las ya características luces LED diurnas en forma de colmillo, tecnología que también emplean los grupos traseros, estos con forma de garra.

Más detalles que llaman la atención, las inserciones en negro de este acabado tanto en los retrovisores como en la parrilla, las barras del techo o el propio techo. La guinda, unas llantas de 18 pulgadas, la moldura en negro que conecta los pilotos traseros y los paragolpes sobredimensionados con inserciones en aluminio que se prolongan a través de unos pasos de rueda bien marcados.

Interior: Instrumentación 3D

El salpicadero desprende mucha calidad.

48 fotos

Ampliar

Junto con su hermano pequeño, el 208, el 2008 se encargó de estrenar el concept de i-Cockpit 3D formado por un volante de reducidas dimensiones, una pantalla central táctil y un cuadro de instrumentos colocado en una posición elevada que es el que propone la principal novedad: la función 3D para la visualización de sus menús.

Según la firma del león esta solución resulta ser más intuitiva para el conductor reduciendo además la capacidad de reacción del mismo. Nosotros no hemos notado mejora alguna, pero sí hubiéramos agradecido que el tránsito entre menús fuera más rápido y ágil. Todo dicho sea de paso, el uso es muy llamativo y la verdad es que le permite ganar varios puntos sobre la competencia.

En lo que respecta a la calidad percibida, este 2008 también está en los puestos altos de su categoría. Los materiales empleados son muy buenos y el ajuste es bastante sólido, incluyendo el de los pocos comandos físicos. Y es que aunque propone una hilera de botones bajo la pantalla, esta, con sus 10 pulgadas, centra todas las funciones del vehículo, incluyendo funciones como la climatización.

En términos ergonómicos, el 2008 en su acabado GT presenta unos asientos deportivos de buena sujeción. Quizá pecan de ser demasiado voluminosos reduciendo el hueco para las rodillas de los ocupantes traseros. Pese a ello, los 2,60 metros de batalla se traducen en una buena habitabilidad posterior (no es el más amplio), con un espacio correcto al techo y una anchura justa para dos.

El maletero, por su parte, cubica 435 litros, resultantes de sumar los 405 litros iniciales más los 29 litros que se esconden bajo el piso. Si abatimos los respaldos posteriores, llegaremos a los 1.496 litros. Echamos en falta quizá que haya un portón eléctrico.

Motor: Sobrado de energía

El motor de gasolina PureTech de 155 CV propone un exquisito rendimiento.

48 fotos

Ampliar

Si bien la estrategia del grupo es electrificar casi todos sus modelos, eso no impide que siga habiendo hueco para mecánicas tradicionales de combustión. En el caso que nos ocupa nos referimos al motor más potente de todos, el de 155 CV. Un rendimiento generado a partir del archiconocido bloque 1.2 PureTech de tres cilindros cuya sonoridad y respuesta alcanzan una nueva dimensión en esta versión.

En esencia es el mismo motor que el de 130 CV pero lógicamente el extra de 22 CV le reporta unas mejores prestaciones: 8,2 segundos para el 0 a 100 km/h y 208 km/h. Lo curioso viene a la hora de escucharle, con una melodía más viva que la de su hermano pequeño.

Pero lo realmente analizable es que este bloque tiene una respuesta muy viva. Empuja con contundencia desde poco más de 1.500 vueltas y encuentra en la caja de cambios automática de ocho relaciones, la EAT8, su perfecto aliado (es condición sine qua non).

Comportamiento: Bien aplomado

La nueva plataforma le dota de una pisada más contundente.

48 fotos

Ampliar

Al igual que le ocurre a su hermano, el 208, el empleo de la plataforma CMP le ha venido de cine a este 2008, no solo en términos estéticos sino también dinámicos. Su anterior generación pecaba de ser un tanto anodina en lo que a reacciones se refiere, pero esta le da mil vueltas. Ojo, no pienses en él como en un deportivo, pero la carrocería ya no oscila tanto y la dirección ha ganado en precisión.

No es el más incómodo, pero tampoco el más confortable. Del mismo modo, la dirección ha ganado en precisión y ahora entra en el vértice con mucha más contundencia. La suspensión filtra muy bien pero al mismo tiempo evita que surjan balanceos. Además, el comportamiento mecánico cambia de la noche al día en función del programa escogido.

En Sport es un coche super enérgico que brinda siempre los 155 CV; con los Comfort y Normal se mueve de manera más equilibrada y con el Eco reduce sus pretensiones y el movimiento es más pausado. La dureza de la dirección también varía así como la rapidez del cambio. Un punto a mejorar, el intervalo que existe entre cambios de programa.

La gran pega, que hayamos perdido el sistema Grip Control que nos permitía ganar un punto de versatilidad cuando afrontábamos terrenos de baja adherencia y que venía asociada a unas gomas M+S bastante prácticas. Pero es lo que tiene pensar en la electrificación, que perdemos cosas por el camino… una pena.

Equipamiento: Sin fisuras

La instrumentación 3D aporta vistosidad pero es algo lenta.

48 fotos

Ampliar

Al ir asociado al acabado más alto de la gama, el GT, el 2008 PureTech de 155 CV propone un completísimo equipamiento de serie. Sin coste ofrece llantas de 17 pulgadas, barras sobre el techo, techo en negro, faros antiniebla delanteros con función cornering, cristales traseros LED, arranque sin llave, cámara trasera, climatizador automático, cuadro digital 3D, luz ambiente LED, pantalla de 10 pulgadas con navegador integrado, Apple CarPlay y Android Auto o tomas USB o la llamativa pintura Orange Fusion metalizada.

Opcionalmente, por 1.400 € se puede sumar el denominado GT Pack que incorpora pintura bicolor con el techo en negro, faros Full LED, llantas de 18 pulgadas, acceso y arranque sin llave, asientos delanteros dinámicos con regulación manual en altura y calefactables, tapizados en Alcantara Mistral. Extra también son las pinturas metalizadas, la tapicería de cuero, el sistema de sonido Focal, la recarga inalámbrica o el techo panorámico.

Consumo: Bastante justo

Si queremos, podemos gastar muy poco con este motor.

48 fotos

Ampliar

En cuanto al consumo, los 6,2 l/100 km que homologa de media son un gran valor, sin embargo resultan complicados de conseguir sin llevar siempre el modo Eco activado y movernos de forma muy pausada. Con los programas más equilibrados lo lógico es conseguir valores cercanos a los 7,5 l/100 km, mientras que en entorno urbano o con el modo Sport siempre presente nos iremos ya casi a los 9 litros. Ello, sumado a un depósito de gasolina de 44 litros nos permite afrontar una autonomía de unos 600 kilómetros.

Rivales: Rivales del Peugeot 2008

Vehículo

Peugeot 2008 1.2 PureTech S&S GT Pack EAT8 155

Ford Puma 1.0 EcoBoost MHEV ST-Line X Aut. 155

Renault Captur TCe GPF Zen + EDC 103kW

Volkswagen T-Roc 1.5 TSI Sport DSG7

Precio Desde
32.900 €
Desde
28.767 €
Desde
27.640 €
Desde
32.324 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 8 marchas 7 marchas 7 marchas 7 marchas
Potencia (CV) 155 155 140 150
Aceleración 0-100 km/h (s) 8,6 9,0 9,2 8,4
Consumo Medio (l/100 km) 5,0 - 5,3 -
Emisiones CO2 (g/km) 118 - 121 -

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • María Luisa Castro vales

    Hola buenas tardes yo he comprado un coche de km 0 el cual es un 308 Peugeot eh y me trae un problema del depósito de urea diciéndome y viéndolo por televisor que dice que salió con estos problemas de fábrica me vienen a cobrar 1.300 90 € ni se me hacen cargo y me dicen que el problema que no es de ellos es de fábrica qué puedo hacer

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche