Prueba

VÍDEO| Primera prueba del Seat Ibiza 2021: reclama su trono

27 de julio, 2021

Dicen que a rey muerto, rey puesto pero el Ibiza no ha dicho su última palabra y, en un sector dominado por los B-SUV, el rey de reyes quiere recuperar su corona.

Seat es al Ibiza lo que el Ibiza es a Seat. Pocos modelos son tan representativos de una marca como el utilitario con la marca española. Fue el modelo que marcó no a una, sino a varias generaciones hasta el punto que la mayoría de jóvenes que se sacaban el carnet soñaban con tener un Ibiza. En resumen, en sus 37 años de vida ha conseguido comercializar nada menos que seis millones de unidades, repartidas tanto en el territorio nacional como en otros mercados.

Pues bien, ahora con un segmento B sufriendo las acometidas de los todocaminos urbanos (el Arona ya ha conseguido superarle en ventas en un año completo), el referente de los utilitarios en nuestro mercado presenta la típica renovación de mitad de vida comercial correspondiente a la quinta generación.

Con ella, Seat espera devolver al Ibiza a su lugar natural: liderando el segmento B cuyo cetro está actualmente en posesión del Citroën C3, quien le adelanta en aproximadamente 200 unidades. Porque aunque el mercado esté virando hacia los SUV de corte urbano, más aún con la creciente electrificación que están sufriendo, el Ibiza todavía ha de lidiar contra auténticos iconos del sector, entre los que están el comentado C3, el 208, el Fabia (que en otoño tendrá lista su cuarta generación, ya bajo la plataforma MQB-A0), el Yaris, el Clio, el Polo… Con todo, la gama de precios del nuevo Ibiza está estructurada de la siguiente manera:

  • Ibiza 1.0 MPI 80 CV: desde 16.200 €
  • Ibiza 1.0 TSI 110 CV: desde 19.720 €
  • Ibiza 1.0 TSI 110 CV DSG: desde 22.930 €
  • Ibiza 1.5 TSI 150 CV DSG: desde 25.760 €
  • Ibiza 1.0 TGI 90 CV: desde 19.800 €

Nuestra valoración: 8,2

Diseño 8

Motor 8

Comportamiento 8

Interior 9

Equipamiento 8

Consumos 8

Destacable

  • Faros LED de serie
  • Equilibrio dinámico
  • Consumo motor TSI 110 CV

Mejorable

  • Sin diésel ni microhibridación
  • Pocos cambios externos
  • Espacio zona trasera

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Encuentra las diferencias

No se varían sus cotas externas.

17 fotos

Ampliar

En lo que se refiere al diseño exterior, Seat parece haber adoptado la máxima de “si algo funciona, mejor no tocarlo” ya que los cambios estéticos que ha sufrido el nuevo Ibiza 2021 son tan ligeros que lo más acertado sería jugar a ‘encuentra las diferencias’. Sin llegar a ser revolucionario, sí le aportan una mayor presencia.

En este sentido son nuevos tanto los faros delanteros, con tecnología Eco-LED desde el arranque de gama y Full LED para los niveles más altos (en opción eso sí). Misma tecnología adoptan los grupos ópticos traseros que mantienen su forma. El resto de modificaciones bastante leves, centradas centran tanto los nuevos juegos de llantas de aleación de 17 o 18 pulgadas como en los nuevos colores de carrocería: Zafiro y Asfalto. El remate, la tipografía manuscrita para identificar al modelo colocada en el portón.

Interior: Digitalizado

Lo más destacado del puesto de conducción es la nueva pantalla flotante de hasta 9,2 pulgadas.

17 fotos

Ampliar

Donde más diferencias encontramos es en el habitáculo. Si bien se mantienen todas sus cotas internas, con un maletero que cubica 355 litros, aquellos que ocupen las plazas delanteras percibirán un puesto de conducción más moderno y digitalizado. En este sentido sobresale la nueva pantalla central de tipo flotante (antes integrada) que parte de las 8,25 pulgadas y puede llegar a las 9,2 en los acabados más altos.

Esta es la que montamos en nuestra unidad y el incremento del 20% respecto a la que se vendía hasta ahora es significativo. También el manejo, mucho más intuitivo y preciso. Igualmente, las opciones de conectividad han aumentado ya que ahora podemos conectar de manera inalámbrica nuestro smarthpone bien mediante Apple CarPlay o Android Auto al tiempo que se ha mejorado el reconocimiento vocal.

De serie propone el Seat Connect, con una tarjeta eSIM integrada que abre la puerta a infinidad de servicios conectados y que nos permite controlar a través de nuestro móvil algunas partes del coche así como para acceder a un mundo de servicios, además de controlar de manera remota algunas funciones y saber el estado del vehículo.

El cuadro de instrumentos de 10,25 pulgadas se encarga de redondear ese elenco tecnológico, aunque únicamente se monta sin coste alguno en los acabados más altos. Eso sí, propone varias vistas y tanto el manejo como la visualización es clara.

Motor: Sin diésel ni electrificación

No hay opción mecánica para los diésel.

17 fotos

Ampliar

En el apartado mecánico es donde este Ibiza 2021 cambia menos. Se mantiene la gama actual formada en exclusiva por motores gasolina y por la siempre eficiente alternativa TGI con Gas Natural Comprimido (GNC) que luce la etiqueta ECO. Sello que bien podrían tener las versiones mild-hybrid en caso de que Seat hubiera decidido optar por implementar esta tecnología.

Pero la firma española ha decido no equiparla (quizá en la próxima entrega) y decantarse únicamente por los gasolina y el TGI. En este sentido, la gama parte del 1.0 MPI atmosférico de 80 CV con caja manual de cinco relaciones para dar luego el salto a los turboalimentados 1.0 TSI con 110 CV, con transmisión manual de seis relaciones que opcionalmente puede montar la automática DSG de siete relaciones. En la cúspide se coloca el 1.5 EcoTSI de cuatro cilindros con desconexión de cilindros que genera 150 CV y 250 Nm, siempre en combinación con el DSG.

En cuanto al TGI, el conocido. Su motor 1.0 de tres cilindros ha sido pertinentemente adaptado para funcionar con ambos combustibles. Genera 90 CV y gracias a los 17,3 kilos de depósitos de gas y a los 9 litros de gasolina puede recorrer cerca de 550 kilómetros.

Comportamiento: Lo conocido

La única opción ECO es la alimentada por GNC.

17 fotos

Ampliar

Para la toma de contacto realizada por las inmediaciones de Bilbao escogimos el que creemos es la opción más racional. El gasolina de 110 CV con caja manual asociado al acabado Xcellence en este caso aunque seguramente el grueso de las ventas vaya a parar al nivel Style.

En el apartado dinámico no hay apenas cambios con lo que ya conocíamos. El Ibiza 2021 se mantiene como un coche muy equilibrado, sencillo de conducir y con un confort de a bordo elevado. El tarado algo más duro de las suspensión en el FR no incomodará a sus ocupantes mientras que la dirección propone un tacto directo y bastante comunicativo. Los frenos responden con contundencia y el motor se muestra muy progresivo.

Lo mejor, sin duda, el tacto de la caja de cambios, suave, precisa y con unos desarrollos bien escogidos para tener un perfecto compromiso entre eficiencia y prestaciones. Un aspecto en el que ha mejorado considerablemente el Ibiza 2021 es en el tema de la seguridad pues ahora se puede hablar casi de un coche con nivel 2 de autonomía. Para lograrlo estrena el asistente de viaje, que aglutina el control de velocidad de crucero adaptativo con el reconocimiento de señales de tráfico y asistente activo de carril. A ello se le suma el asistente de ángulo muerto y el de luces de carretera. La guinda un asistente de aparcamiento automatizado.

Equipamiento: Bien dotado

Los aireadores están ahora retroiluminados.

17 fotos

Ampliar

La gama del nuevo Seat Ibiza 2021 mantiene los acabados existentes hasta ahora: Reference, Style, Xcellence y FR. Desde el nivel de acceso ya incorpora un generoso equipamiento de serie: sistema de info-entretenimiento con pantalla de 8,25, volante multifunción, Bluetooth, faros Eco LED, retrovisores exteriores eléctricos, asiento del conductor ajustable en altura, ESC, la frenada multicolisión, detector de fatiga y el sistema de arranque en pendiente.

El acabado Style, el que más ventas atesora, monta ya llantas de aleación de 15’’, parrilla cromada, Full Link inalámbrico (Apple Car Play y Android Auto), control de velocidad de crucero, parasoles con espejos y tarjeteros, tapicería Style y cuero para el volante multifunción, la palanca de cambios y el freno de mano.

El acabado Xcellence aporta un equipamiento aún mayor, con llantas 16’’, molduras específicas, faros antiniebla, inserciones efecto diamante en la parrilla frontal. Tapicería exclusiva Xcellence, volante tapizado en cuero Nappa, iluminación ambienta, sensores de aparcamiento traseros, climatizador bizona, sensores de luz y lluvia, retrovisor interior con función antideslumbrante automática, retrovisores plegables automáticamente, y sistema Kessy de apertura de puertas y arranque sin llave.

El acabado FR, por su parte, pone el acento en la deportividad con llantas de 17’’, parrilla y paragolpes específicos, suspensión deportiva, selector de modos de conducción SEAT Drive Profile, detalles FR en el interior y asientos de corte deportivo.

Consumo: Sin variaciones

Cuenta con nuevos juegos de llantas de aleación de hasta 18 pulgadas.

17 fotos

Ampliar

En el caso del TSI de 110 CV con caja manual, Seat homologa un gasto medio de entre 4,9 y 5,8 l/100 km. Durante nuestra prueba el gasto medio rondó los 6,3 l/100 km aunque siendo justos no fuimos para nada sensibles y la realidad es que se pueden conseguir con facilidad los registros homologados. Si a eso le sumamos un depósito de combustible de 40 litros, la autonomía variará entre los 690 y 820 km.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche