Prueba

VÍDEO| Primera prueba del Ford Tourneo Connect: americano con acento alemán

21 de junio, 2022

La tercera generación del Ford Tourneo Connect llega al mercado con dos carrocerías, 5 versiones mecánicas y el espacio y la modularidad como principales bazas. Estas son nuestras primeras impresiones.

Aunque Ford todavía mantiene en su catálogo los excelentes Ford S-Max y Ford Galaxy, lo cierto es que los monovolúmenes, debido al auge de los SUV, no atraviesan su mejor momento siendo varias las marcas que han reducido su oferta o directamente abandonado la categoría. En este contexto, vehículos como el nuevo Ford Tourneo Connect o el Citroën Berlingo parece que vienen a cubrir el lugar que antes ocupaban modelos como el Ford C-Max y el Citroën C4 Picasso.

Con mejores acabados que en la generaciones previas y con una respuesta dinámica y lista de equipamiento similar a la de cualquier turismo, modelos como el Ford Tourneo Connect 2022 se plantean ahora como una excelente alternativa para quién busque un coche práctico y con mucho espacio interior ya sea por motivos familiares, profesionales o ambos. Son también una buena opción para lo que se ha dado en denominar gente activa, es decir, aquellos que practican deportes como el ciclismo o el surf, en cuyo caso un vehículo de este tipo resulta tremendamente útil para transportar el material deportivo sin dificultad.

La tercera generación del Ford Tourneo Connect, modelo que nació hace ya 20 años, llega fruto del acuerdo estratégico firmado entre Ford y Volkswagen. Así, el nuevo Tourneo se fabrica en una planta de la marca alemana en Polonia y comparte plataforma, chasis, motores y tecnología con el Volkswagen Caddy.

Disponible con dos carrocerías (Tourneo y Grand Tourneo), dos acabados (Titanium y Active), posibilidad de montar siete plazas y con una gama mecánica compuesta de motores de gasolina y diésel con etiqueta C, la lista de precios del Ford Tourneo Connect arranca en 28.000 euros y se va hasta los 34.000 euros de la versión tope de gama Active con tracción total.

Nuestra valoración: 7,5

Diseño 7

Motor 8

Comportamiento 8

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 8

Destacable

  • Espacio
  • Modularidad
  • Consumo 2.0 TDI

Mejorable

  • Sin etiqueta Eco
  • Ventanillas sin apertura
  • Luneta trasera no practicable

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Titanium o Active

El acabado Active se distingue por la parrilla y los elementos en negro.

19 fotos

Ampliar

Para diferenciarse del Volkswagen Caddy, los diseñadores han trabajado principalmente en la parte frontal, donde nos encontramos con una parrilla de gran tamaño que recuerda a la de otros modelos de la marca americana como el Kuga o el Explorer. Además, en función del acabado escogido, cambia su diseño: lamas horizontales para la línea de equipamiento Titanium y patrón hexagonal para el acabado Active.

El Ford Tourneo Connect con acabado Active, que tiene un sobrecoste de 1.300 euros, se distingue también por las protecciones en color aluminio en la parte baja de los parachoques, los pasos de rueda en plástico, el color negro de las carcasas de los retrovisores y los raíles de las puertas y las llantas de aleación de 17 pulgadas.

En la zaga, los cambios son prácticamente inexistentes respecto al Caddy y, al igual que el modelo alemán, echamos de menos una luneta trasera practicable que nos permita acceder al maletero sin tener que abrir el enorme portón.

En cuanto a dimensiones se refiere, Ford ofrece dos longitudes para la carrocería: Tourneo de 4,51 metros de largo y Grand Tourneo de 4,86 metros. En ambos casos, se puede contar con siete plazas, una opción interesante que no está disponible en algunos de sus rivales más directos como el Citroën Berlingo.

Interior: espacio y modularidad

Con cinco plazas, el maletero del Ford Tourneo es enorme.

19 fotos

Ampliar

Si en el exterior los cambios frente al Caddy son limitados, en el interior lo son aún más. El diseño es calcado al de alemán y cuenta, por tanto, con los mimos defectos y virtudes.

La modularidad, con la segunda y tercera fila de asientos extraíble de forma sencilla y rápida, y el espacio, con un enorme maletero de formas muy cúbicas, están aseguradas.

Estos son los principales puntos fuertes del Ford Tourneo Connect, al que también acompañan unos asientos cómodos con certificación AGR y unos acabados correctos.

El sistema multimedia es el mismo que el del Caddy y es una pena, ya que la nueva generación del sistema SYNC de Ford está muy bien desarrollado.

Para completar las impresiones del interior, te recomendamos que leas la prueba a fondo del Volkswagen Caddy que realizamos hace unos meses.

Motor: sin opciones Eco

El interior del Ford Tourneo está bien aislado.

19 fotos

Ampliar

La gama de motores del Ford Tourneo Connect se compone de un motor de gasolina y un motor diésel con distintos niveles de potencia, cambio automático o manual y la posibilidad de montar un sistema de tracción total.

Aunque Ford les ha dado la misma denominación comercial que al resto de su gama (EcoBoost y EcoBlue), los motores son de Volkswagen: 1.5 TSI y 2.0 TDI.

El 1.5 TSI de gasolina desarrolla 114 CV de potencia y está disponible con cambio manual o automático DSG de siete velocidades.

El 2.0 TDI se ofrece con dos niveles de potencia: 102 y 122 CV. El primero solo está disponible con cambio manual, mientras que el segundo se ofrece con cambio manual o automático DSG. La versión más potente se ofrece con un sistema de tracción total que está asociado en exclusiva al cambio automático.

Durante la toma de contacto, tuvimos ocasión de probar la versión 2.0 TDI con cambio DSG. El motor responde bien a bajo y medio régimen y el cambio está bien escalonado y ofrece una buena respuesta. Esta misma combinación de motor y cambio es la que pudimos probar en el Caddy, por lo que puedes ampliar la información en dicha prueba.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche