Prueba

Unos estudiantes hacen una réplica del Toyota 2000GT

12 fotos

Ampliar

10 de enero, 2020

El Toyota 2000GT es poco conocido en estas latitudes, pero todos los que lo conocen coinciden en que es el mejor deportivo japonés y en su país es poco menos que un unicornio. Un grupo de estudiantes se han enfrascado en la aventura de replicarlo sobre un pequeño modelo de Suzuki. Espectacular.

Un grupo de alumnos de NATS (Nihon Automobile College) está llevando a cabo este proyecto a contrarreloj para que pueda debutar en el Salón de Tokio 2020. No es nada fácil modificar un Suzuki Cappuccino hasta convertirlo en un Toyota 2000GT, probablemente el mejor deportivo japonés de todos los tiempos y, sin duda, el más cotizado.

En la actualidad, por un Toyota 2000GT se están cerrando ventas en el entorno del millón de euros y por el descapotable empleado para el rodaje de «Sólo se vice 2 veces» de la saga de 007, la cosa es todavía más disparatada. Para hacer su réplica, este grupo de alumnos ha elegido un modelo que tiene unas dimensiones similares, pero en el que hay que hacer un exhaustivo trabajo.

Los primeros bocetos sorprendieron a todos y el proyecto va a buen ritmo y, a tenor de las imágenes, parece que el resultado va a ser excelente.

Convertir un Suzuki Cappuccino en un Toyota 2000GT: el reto

El proyecto avanza a buen ritmo y el resultado parece muy prometedor.

12 fotos

Ampliar

Para convertir el Cappuccino en un 2000GT han tenido que hacer muchas modificaciones. Una de las más complicadas ha sido alargar la distancia entre ejes en 25 centímetros, lo que ha obligado a modificar, además de la estructura, varios elementos mecánicos.

Los característicos faros carenados en la punta del morro complementados con los retráctiles del Toyota también han sido un quebradero de cabeza para el grupo de estudiantes, que han logrado replicar a la perfección el singular diseño del unicornio japonés.

En cuanto a la mecánica, con menos de una tonelada de peso no necesitan muchos caballos para que este coche sea suficientemente divertido. La intención no es batir récords de velocidad. Se conserva el pequeño motor del Suzuki Cappuccino de 650 cm3 y 65 CV. Si tenemos en cuenta que el coche completo pesa apenas 700 kg, es como si en un Toyota Corolla tuviésemos 130 CV.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche