Casi listo el Volkswagen eléctrico para conquistar el Pikes Peak 2018

Casi listo el Volkswagen eléctrico para conquistar el Pikes Peak 2018

El Pikes Peak es una de las carreras más famosas del mundo y ha servido de lanzadera para que marcas europeas como Audi o Peugeot lograsen calar en el mercado americano (aunque Peugeot tiró pronto la toalla). Ahora Volkswagen quiere lavar su imagen tras el escándalo de las emisiones ganando esta carrera con un coche eléctrico.

La subida al Pikes Peak es la carrera en cuesta más importante del mundo y es todo un fenómeno mediático en medio mundo y especialmente en EE.UU. Con estos antecedentes es evidente por qué es un soporte publicitario ideal para las marcas que quieran conquistar uno de los mercados más rentables del planeta.

A finales de los años ochenta Audi logró ganarse el corazón de los americanos rompiendo todos los récords establecidos en esta subida con el malabarista Walter Röhrl a sus mandos, bajando de la barrera de los 11 minutos y parando el crono en unos impresionantes 10 minutos y 48 segundos. Puede que esta marca parezca ridícula al lado de los 8 minutos y 13 segundos logrados por Loeb y su Peugeot 208 en 2013, pero es que en la época de la gesta del mítico Quattro, las 156 curvas a los más de cuatro mil metros de desnivel enlazadas en apenas 20 km se recorrían sobre tierra y no sobre la superficie asfaltada actual.

Los eléctricos empiezan a dominar el Pikes Peak

La aerodinámica es fundamental.
La aerodinámica es fundamental.
Ampliar

El Hyundai eléctrico que subió al Pikes Peak el año pasado dejó claro que esta carrera estaba al alcance de un automóvil de cero emisiones y Volkswagen ha encontrado la oportunidad perfecta de redimirse después de que estallase, precisamente en EE.UU., el escándalo sobre sus emisiones.

De este modo llega el nuevo prototipo de competición eléctrico de Volkswagen desarrollado por Volkswagen Motorsport en estrecha colaboración con el departamento de Desarrollo Técnico, en Wolfsburg.

La carrera de Pikes Peak es un nuevo comienzo para nosotros. Estamos desarrollando, por primera vez, un vehículo de competición completamente eléctrico“, dijo Sven Smeets, director de Volkswagen Motorsport. “El proyecto es un hito importante para la nueva dirección adoptada en el ámbito de los deportes de motor. Nuestro equipo está altamente motivado ante este increíble reto“. Volkswagen Motorsport participó en la carrera de montaña de Pikes Peak por última vez en 1987, y lo hizo con un espectacular Golf bimotor que por poco no logró alcanzar la meta. “Este es el mejor momento para volver“, dijo Smeets.

El récord actual en la categoría de prototipos eléctricos es de 8 minutos y 57,118 segundos, que logró el piloto estadounidense Rhys Millen en 2016.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba