*

Toyota Verso 2013: lo ponemos a prueba25

Toyota Verso 2013: lo ponemos a prueba

20 Octubre, 2013, modificada el 9 Agosto, 2017 por

Nos ponemos al volante de uno de los monovolúmenes de más éxito del mercado, el Toyota Verso. Con versiones de 5 y 7 plazas, hemos examinado esta última, la más versátil por todas las opciones que ofrece. ¿Está a la altura de lo que se espera? Descúbrelo en el siguiente texto.

No valorado

Destacable

  • 5 o 7 plazas sin modificar sus medidas exteriores.
  • Capacidad del maletero.
  • Comodidad y espacio (salvo en la fila trasera).

Mejorable

  • Rendimiento del motor a bajas vueltas.
  • Consumo de combustible.
  • Tamaño del depósito de combustible.

Si eres padre de familia, tienes varios hijos y quieres un coche, seguro que ya has considerado el Toyota Verso como una opción de compra. Precio contenido, posibilidad de contar con 7 plazas, diversas mecánicas… a priori, lo tiene todo. Pero, ¿qué podría hacer que te decantaras por él y no por otros rivales del mismo segmento, como el Ford C-Max o el Renault Scénic? Vamos a desgranar todas las características de este monovolumen japonés para verlo.

Toyota Verso: motor diésel de 150 CV

La versión del Toyota Verso que hemos probado es la 150D, que cuenta bajo el capó con una mecánica de 2,2 litros, 150 CV y un par máximo de 340 Nm; se asocia a una caja de cambios automática de seis relaciones.

El Toyota Verso es uno de los monovolúmenes más populares del mercado.25
El Toyota Verso es uno de los monovolúmenes más populares del mercado.

La primera sensación que nos deja este motor en el Toyota Verso es que le falta algo de “punch”. Se nota remolón, especialmente al arrancar desde parado. La zona baja del cuentavueltas debería ofrecer algo más de rendimiento para mover con soltura los 1.670 kg del conjunto. No obstante, una vez alcanzamos velocidad de crucero, esta respuesta perezosa se mitiga mucho, convirtiéndose en un propulsor más que aceptable.

A esta primera impresión contribuye de forma inequívoca la transmisión con la que cuenta este monovolumen japonés. Su respuesta es algo lenta en modo automático, donde además tiende a revolucionar en exceso la mecánica en muchas ocasiones, lo que se refleja en el consumo de combustible. Éste queda lejos de los 6,4 l/100 km homologados en ciclo combinado: durante la prueba, rozó los 9 litros. Esto, sumado a que el depósito de carburante no es especialmente grande (55 litros), hará que tengamos que pasar por la gasolinera con más frecuencia de la habitual.

Volviendo a la caja de cambios, tanto su funcionamiento “sosegado”, como la tendencia “revolucionaria” que tiene se mitigan si somos nosotros los que tomamos el control a través de las levas situadas tras el volante. Además de un uso muy cómodo, dichas levas nos ayudan a aumentar considerablemente el placer de conducir el Toyota Verso.

Comportamiento dinámico del Toyota Verso

Toyota ha apostado por el confort en el interior del Toyota Verso.25
Toyota ha apostado por el confort en el interior del Toyota Verso.

Que el confort debe ser la característica predominante de un monovolumen de estas características lo tienen claro en Toyota, y hacia ahí han ido orientados todos los esfuerzos con el Verso. ¿Consigue la comodidad que se propone? Sí, rotundamente sí. No esperemos un coche capaz de pasar curvas a cierta velocidad sin que se mueva o balancee, no es ése el objetivo. Pero, a cambio, tenemos un vehículo con el que hacer kilómetros y kilómetros sin que nuestro físico se resienta.

Para ello, se ha optado por un reglaje de suspensiones blando, que aporta ese “plus” de confort al volante… incluso sacrificando en cierto grado la eficacia. Repetimos, no es una crítica. Toyota sabe muy bien lo que quiere del Verso y estamos de acuerdo con su filosofía. Un monovolumen para transportar a la familia debe ser cómodo. Y el Verso, como decimos, lo es.

Tenemos que ser conscientes de que conducimos un coche alto y pesado, con lo que ello supone. Habrá que anticipar todos los movimientos algo más de lo normal para enfocar las curvas a la velocidad adecuada. En el momento en el que nos habituamos a ello, es sencillo; nada que no suceda en otros monovolúmenes que rivalizan con el de Toyota.

No obstante, si hay algo que cambiaríamos, sería el tacto del freno: es demasiado blando. Un punto más de dureza en el pedal hubiese aumentado la sensación de “garantía” al accionarlo. Ojo, hablamos sólo de sensación, ya que el freno del Toyota Verso cumple perfectamente con su cometido, de eso no hay duda.

Toyota Verso: vida a bordo

Uno de los puntos críticos por su importancia a la hora de elegir un monovolumen en lugar de otro es el de las opciones interiores que ofrece. Un coche de estas características puede pecar de ciertos defectos en otros campos, pero no puede permitirse fallos cuando hablamos de lo que su habitáculo ofrece.

Una de las características distintivas de este Toyota Verso es que puede elegirse con 5 o 7 plazas sin modificar las dimensiones del modelo. En nuestro caso, hemos probado la versión de 7 plazas, cuya disposición es 2, 3, 2. Como supondréis, los dos asientos traseros están reservados exclusivamente a niños, ya que el espacio del que disponen es bastante limitado.

Este espejo retrovisor adicional nos permitirá controlar lo que sucede en la parte de atrás del Verso sin darnos la vuelta.25
Este espejo retrovisor adicional nos permitirá controlar lo que sucede en la parte de atrás del Verso sin darnos la vuelta.

Con todas las plazas habilitadas, la capacidad de carga del Toyota Verso queda fijada en 155 litros, cifra que aumenta hasta los 440 en el caso de esconder la tercera fila de asientos. Existe también la posibilidad de abatir las banquetas intermedias, con lo que el maletero del Verso se incrementa mucho más… Resumiendo, tenemos un monovolumen que se adaptará a cualquiera de las necesidades de su dueño.

Dejando de lado las plazas de la última fila, nos encontramos con 5 asientos que ofrecen una comodidad más que aceptable. Como decíamos también del comportamiento dinámico del Verso, Toyota se ha centrado en presentar el mayor confort posible. Y así ocurre en el interior. Devoraremos kilómetros sin cansarnos más de la cuenta.

Desde el asiento del conductor observamos un cuadro de mandos que está orientado hacia nosotros. En cuanto a diseño puro y duro es un acierto, pero si hablamos de practicidad, no tanto… especialmente, si le preguntamos al copiloto, que no podrá ver la zona en la que nos informamos de la hora, la temperatura exterior o el combustible restante en el depósito.

Lo que sí se observa bien desde cualquier punto es la consola central, presidida por una pantalla con la que podremos controlar todos los parámetros del coche. Además, cuenta, en esta versión, con cámara de visión trasera. Ésta es de gran ayuda a la hora de aparcar, ya que siempre es más complicado calcular distancias con un monovolumen, por cuestión de forma y tamaño.

El interior, a pesar de algunos elementos cuya calidad podría ser algo mejor, presenta multitud de interesantes soluciones, como los portaobjetos situados en el techo, ideales para guardar las gafas de sol o “cachivaches” de similar tamaño. Además, en la parte delantera podemos desplegar un espejo retrovisor adicional, con un cristal de ojo de pez que nos permite controlar todo lo que sucede en las cinco plazas restantes del Toyota Verso. Algo ideal -y necesario- cuando viajamos con niños.

El Toyota Verso, en vídeo

¿Será el Toyota Verso 150D tu próximo coche?

El Toyota Verso es uno de los modelos que debes mirar si quieres un monovolumen. Sus dimensiones no son tan escandalosas -tiene un largo de 4,46 metros- como para pensar que llevamos un “pseudo-camión”, lo que es un gran punto a su favor teniendo en cuenta la versatilidad que ofrece su interior, especialmente si contamos con 7 plazas.

El precio de la unidad probada, a tope de equipamiento y con el motor diésel de 150 CV, es de 28.750 euros, otra nota positiva. Y es que por este importe tendremos acceso a rivales como el Ford C-Max en su versión de 5 plazas. De hecho, la versión de 7 plazas del modelo de la marca del óvalo se ofrece con un largo diferente, como también sucede con el Renault Scénic.

Si lo que buscas es un coche de transporte familiar, sin más pretensiones que ésta, el Verso es uno de los favoritos.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Toyota Verso, pero quizá con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Toyota Verso puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

3 Comentarios

Rubén Fidalgo 21 Octubre, 2013

Siempre me llama la atención de los coches japoneses que suelen tener depósitos de combustible más pequeños que sus rivales europeos… me imagino que será más fácil encontrar gasolineras en Japón. Aquí, en España, si viajas de madrugada puede suponer un serio problema encontrar una gasolinera abierta si no cuentas con un buen depósito y autonomía.

luis 6 Mayo, 2014

mucho consumo plasticos chinos.

Agustin perez 4 Noviembre, 2014

Un timo, muy malo.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba