Toyota Urban Cruiser

La marca japonesa amplía oferta con un nuevo modelo mitad utilitario mitad compacto que puede llevar tracción total AWD. Está disponible en gasolina y turbodiesel con 101 y 90 CV, respectivamente.

La marca japonesa amplía oferta con un nuevo modelo mitad utilitario mitad compacto que puede llevar tracción total AWD. Está disponible en gasolina y turbodiesel con 101 y 90 CV, respectivamente.

Aunque parece una idea nueva, el Urban Cruiser ya tiene rivales en el mercado. Hablamos de pequeños SUV o todocamino al estilo del Skoda Yeti, el Suzuki SX4, su clónico el Fiat Sedici y también el flamante Kia Soul. Es más, en ciertos aspectos compite con pequeños monovolumen al estilo del Citroën C3 Picasso, el Renault Grand Modus o el futuro Opel Meriva, si bien su filosofía apunta a un cliente más aventurero, algo menos familiar.

Por ello, la marca ofrece, exclusivamente con motorización de gasóleo, un Urban Cruiser con tracción a las 4 ruedas AWD de tipo inteligente –engrana el eje posterior cuando el mecanismo detecta que el anterior pierde agarre-, especialmente concebida para usuarios con apetencias lúdicas que les adentren por senderos y caminos sin asfaltar de baja dificultad.

Evidentemente, por robustez y concepción no se trata de un 4×4 puro -la altura libre al suelo se limita a 160 mm-, lo que le limita para afrontar trialeras o pistas muy escabrosas, pero sí trazados embarrados o medianamente nevados gracias, por ejemplo, a un bloqueo de la tracción, seleccionable mediante un mando en el puesto de conducción, que hace rodar el eje anterior a la misma velocidad que el posterior.

Con 3,93 metros de largo por 1,73 de ancho y 1,54 de alto -2,46 metros entre ejes-, homologa 5 plazas –detrás mejor 2 si son adultos- y cuenta con un aceptable maletero básico de 314 litros 305 el de tracción total-. Además, las versiones de tracción delantera permiten ajustar la posición de la banqueta trasera en longitud para ganar espacio de carga o hueco para las piernas en las plazas traseras a voluntad.

Cómodo para acceder o salir por su mayor altura relativa, se ofrece con acabados Live y Active. El primero comprende 7 airbag –uno ideado para las rodillas del conductor-, retrovisores eléctricos y térmicos, radio-CD/MP3 y reposacabezas activos. El segundo añade a lo anterior aire acondicionado, llantas de aleación de 16 pulgadas, volante forrado en piel, conexión telefónica Bluetooth y toma externa para iPod. En opción puede agregar acceso y arranque inteligentes, climatizador o sistema de navegación integrado en el centro de la consola.

A todo ello, la versión AWD exhibe molduras decorativas y protectoras en los bajos de la carrocería estilo SUV. Su motor turbo 1.4 de gasóleo D4-D common rail rinde 90 CV y permite 175 km/h, además de una progresión hasta 100 km/h de 12,7 segundos. Monta filtro de partículas para minimizar emisiones nocivas y consume 4,9 litros cada 100 km.

Esta mecánica también se ofrece con tracción delantera –175 km/h y 11,7 segundos-, única alternativa para la motorización de gasolina 1.33 VVT-i de 101 CV 5,5 litros a los 100-, más silenciosa aunque de capacidad inferior para lanzar el coche o, por ejemplo, adelantar. Como el anterior común a los YarisAuris, hace 175 km/h, 12,5 segundos en el 0 a 100 km/h y 4,5 litros a los 100. Por cierto, a diferencia del diésel lleva un sistema de parada y arranque automáticos de motor pensado para economizar carburante y atajar emisiones cuando el coche para en semáforos y atascos.


Precios gama Urban Cruiser
1.33 VVT-i Live: 16.200 euros
1.33 VVT-i Active: 18.200 euros
1.4 D4-D Live: 18.200 euros
1.4 D4-D Active: 19.400 euros
1.4 D4-D Active AWD: 21.700 euros

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba