Toyota Land Cruiser

29 Marzo, 2006, modificada el 24 Enero, 2011 por

El Land Cruiser es un todoterreno mítico que a lo largo de más de medio siglo y múltiples generaciones se ha ido transformando sin perder su esencia de verdadero 4×4.

15
  • Comportamiento



  • En marcha



  • Refinamiento



  • Prestaciones



  • Interior y maletero



  • Equipamiento



  • Puesto conducción



  • Espacio y practicidad



  • Valor de compra



  • Consumo y mantenimiento



  • Calidad y fiabilidad



  • Seguridad



Comportamiento

El Land Cruiser sigue siendo uno de los vehículos más equilibrados en cualquier tipo de terreno de los actuales 4×4. Su sistema de suspensión trasera es de eje rígido con muelles, algo que ha quedado casi desterrado en sus rivales más directos como el Nissan Pathfinder o el Land Rover Discovery, pero a pesar de ello consigue una buena estabilidad en carretera y una eficacia fuera de toda duda en campo. La tracción permanente a las cuatro ruedas ha sido, desde la anterior generación, un elemento primordial en el buen comportamiento del Land Cruiser también en asfalto, pues eleva su nivel de adherencia y seguridad.


 


La enorme y pesada carrocería balancea ligeramente en curvas, pero si queremos eficacia dentro y fuera del asfalto hay que sacrificar ligeramente algún aspecto. Precisamente fuera del asfalto es donde este Toyota demuestra todas sus posibilidades, con unos recorridos de suspensión excelentes y un sistema de transmisión que funciona a la perfección.

Refinamiento

El Land Cruiser ha sido uno de los todoterreno que ha demostrado que la eficacia dentro y fuera del asfalto no está reñida con el refinamiento y la comodidad. El interior de este Toyota está realizado con materiales de primera calidad, tiene los ajustes y el diseño de una gran berlina y su equipamiento e insonorización son de primera calidad. Si a esto añadimos una calidad de conducción y las medidas de seguridad y comodidad propias de una berlina de lujo, pero viajando a una considerable altura del suelo, la sensación de confort a bordo resulta excelente.

prestaciones

La gama de motores del Land Cruiser se reduce en la práctica al eficaz turbodiésel de cuatro cilindros y 3 litros de 166 caballos. El motor de gasóleo es un ejemplo de buen funcionamiento y perfecta adaptación en un todoterreno por su excelente entrega de par y potencia desde muy bajas vueltas, algo imprescindible en un vehículo de este tipo a la hora de sortear obstáculos complicados. Es menos refinado en su funcionamiento general y en cuanto a sonoridad que otros motores más modernos, pero resulta excelente en todo tipo de utilización. Hace dos años recibió una nueva caja de cambios manual de seis velocidades que aprovecha mucho mejor las posibilidades de este propulsor y reduce ligeramente el consumo; opcionalmente también puede llevar un agradable cambio automático de cinco relaciones.


En la gama también se ofrece un gasolina V6 de 4 litros y 250 caballos. Es un motor poderoso, muy suave y silencioso, pero con unos consumos muy elevados y siempre acoplado a una caja automática de cinco velocidades.

Equipamiento

En la gama Land Cruiser hay posibilidades de equipamiento para absolutamente todo tipo de clientes, desde los más auténticos aventureros hasta los más sibaritas. Los acabados GX, VX y VXL son los más civilizados y todos cuentan con las ayudas electrónicas y medidas de seguridad, diferenciándose por los acabados más lujosos, que en el caso del VXL incluyen tapicería de cuero, navegador y techo solar. Pero para los que buscan mayor sofisticación también se ofrece para la carrocería larga de cinco puertas un sistema de suspensión trasera neumática, más confortable y que permite elevar la parte trasera para pasar por zonas más difíciles. También pueden disponer de bloqueo del diferencia trasero para la conducción todoterreno más complicada.


Pero para los realmente aventureros Toyota ofrece los Land Cruiser KX y KXR, realizados a partir del modelo más básico GX de cinco puertas pero sin ningún tipo de ayuda electrónica pues no tienen ni control de estabilidad ni tracción. El KXR monta, además, suspensiones elevadas con muelles más largos y amortiguadores regulables, toma de aire exterior elevada, protecciones de motor y diferenciales y un cabrestrante eléctrico en la parte delantera, todo homologado y preparado para las más arriesgadas aventuras.

Puesto conducción

La elevada carrocería del Land Cruiser, la buena superficie acristalada y el bien diseñado salpicadero conforma un entorno excelente para el conductor. Sólo desentona la colocación de algunos mandos como la regulación de la suspensión (si la lleva) en la consola central, que queda bastante oculta y poco accesible y la reducida visibilidad hacia atrás por la presencia de la rueda de repuesto en el portón. Los acabados VXL no llevan la rueda exterior, por lo que su visibilidad trasera es mejor.

Espacio y practicidad

El Land Cruiser ha sido uno de los todoterreno que ha demostrado que la eficacia dentro y fuera del asfalto no está reñida con el refinamiento y la comodidad. El interior de este Toyota está realizado con materiales de primera calidad, tiene los ajustes y el diseño de una gran berlina y su equipamiento e insonorización son de primera calidad. Si a esto añadimos una calidad de conducción y las medidas de seguridad y comodidad propias de una berlina de lujo, pero viajando a una considerable altura del suelo, la sensación de confort a bordo resulta excelente.

Consumo y mantenimiento

Los consumos de un vehículo de estas características, con un peso de más de dos toneladas y una aerodinámica poco favorable, nunca van a ser precisamente económicos, pero el moderno motor turbodiésel y su eficaz rendimiento permite mantener el gasto dentro de unos límites más que razonables. En cuando a mantenimiento, cualquier todoterreno es más caro de mantener que un turismo, por su mayor sofisticación técnica y el precio de algunos elementos como las cubiertas. A pesar de ello Toyota no es de las marcas más caras en este apartado.

Calidad y fiabilidad

El Land Cruiser ha sido uno de los vehículos que ha forjado la leyenda de fiabilidad de Toyota en todo el mundo. Los miles de unidades que ruedan por todo el planeta con muchos años (y kilómetros) encima demuestran su robustez. Los tres años de garantía que Toyota ofrece en sus vehículos (uno más de lo que es obligatorio) demuestran la confianza de la marca en sus productos.

Seguridad

El Land Cruiser de la actual generación fue uno de los primeros todoterrenos de su categoría que montó todas las medidas de seguridad que existen en la actualidad para cualquier turismo. Lleva airbag frontales, laterales y de cortina, además de control de tracción y estabilidad. Aunque no ha pasado por las pruebas de choque EuroNCAP, es un vehículo seguro por su completo equipamiento de seguridad y su rígida estructura que para muchos conductores es toda una garantía.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba