Toyota IQ

25 Noviembre, 2008, modificada el 11 Enero, 2011 por

Mayo de 2009 es la fecha escogida por Toyota para comenzar la comercialización del original iQ en nuestro país. Un modelo que con menos de tres metros de longitud, presume de ser el coche más pequeño con cuatro asientos.

6

El Toyota iQ llega para conquistar la ciudad. La marca japonesa ha realizado un auténtico ejercicio de estilo y se ha sacado de la chistera un pequeño utilitario, en el que todo está pensado desde el punto de vista práctico. Con sólo 2,98 metros de longitud, sorprende con un interior ideado para cuatro pasajeros, por mostrar una calidad propia de coches de segmentos superiores y por un equipamiento de serie generoso, también habitual en modelos de segmentos más altos. Sobre su equipamiento hay que decir que este pequeño utilitario estará disponible con dos niveles de acabado: iQ e iQ2, contando ambos con una dotación de fábrica bastante generosa.


El Toyota iQ no deja de sorprender y obsequia en toda su gama con nueve airbag. A los delanteros para coductor y acompañante, laterales para los dos asientos delanteros y de cortinilla para las cuatro plazas, suma el de rodilla para el conductor, uno en el asiento del acompañante que evita el efecto submarino y la gran novedad, un airbag en la luneta trasera para proteger de impactos por atrás a los ocupantes de esos asientos.


El iQ estará disponible en principio con dos motorizaciones: la 1.0 VVT-i de gasolina y la 1.4 D-4D diésel. Más adelante, a finales de 2009, la gama se completará con un 1.3 también de gasolina. Hemos tenido ocasión de probar los dos motores disponibles y nos han sorprendido por sus buenas prestaciones y, sobre todo, por sus bajísimos consumos. Estos propulsores muestran un andar magnífico y permiten al iQ desenvolverse con soltura en la ciudad y también por carreteras del extrarradio. Prueba de ello es que la velocidad máxima del gasolina es de 150 km/h, mientras que el diésel sube hasta los 170 km/h. Sus consumos medios homologados son de 4,3 l/100 km el 1.0 VVT-i con cambio manual y de 3,9 l/100 km el D-4D.


Aparte de ser un mini utilitario capaz de trasportar a cuatro pasajeros y de tener unos motores realmente eficaces, nos ha sorprendido mucho su gran agilidad y maniobrabilidad. Se desenvuelve en calles estrechas y con tráfico como pez en el agua. Buena culpa de esto la tiene su radio de giro de tan sólo 3,9 metros. También asombra lo fácil que resulta conducirlo y, pese a sus reducidas dimensiones, con una batalla de dos metros, muestra un comportamiento y un aplomo digno de coches más grandes. Algo que es posible gracias al buen trabajo realizado en las suspensiones y a una buena anchura de vías: 1.480 milímetros delante y 1.460 milímetros detrás. Además, toda la gama equipa de serie sistema de control de estabilidad y de tracción.


El Toyota iQ se presenta como una magnífica alternativa para uso urbano. Sus precios todavía no están definidos para el mercado español y ésta debe ser una de las principales claves para que tenga el éxito que se merece.


MIRA EL VÍDEO DEL TOYOTA iQ

    0 Comentarios

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba