*

Toyota Aygo x-clusiv: prueba a fondo31

Toyota Aygo x-clusiv: prueba a fondo

16 Marzo, 2017 por

Ponemos bajo la lupa el Toyota Aygo x-clusiv. La principal diferencia de este acabado es el techo de lona corredizo que casi lo convierte en un descapotable.

Nuestra valoración: 7,0 Bastante bueno

Diseño 8

Notable

Motor 6

Bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Diseño
  • Equipamiento
  • Consumo

Mejorable

  • Ventanillas trasera de tipo compás
  • Sistema de apertura del maletero
  • Ruido aerodinámico en autovía

El Toyota Aygo es el modelo de acceso a la gama del fabricante japonés y se enmarca dentro del segmento A, el de los coches urbanos. Al igual que la anterior generación, este vehículo es fruto de la colaboración de Toyota con el grupo PSA, por lo que se trata, prácticamente, del mismo coche que el Peugeot 108 y el Citroën C1. De hecho, los interiores -salvo por el logo de cada marca- y los motores son exactamente los mismos, siendo el diseño exterior la única diferencia realmente significativa entre ellos. Además, los tres modelos se fabrican en la planta conjunta  Toyota Peugeot Citroën Automobile (TPCA), en Kolin (República Checa).

El Toyota Aygo de la prueba contaba con el acabado x-clusiv, el más alto de la gama, por lo que el vehículo incorporaba un equipamiento de serie muy generoso en el que cabe destacar el techo de lona descapotable, el sistema multimedia con navegador integrado y la tapicería de cuero. El precio de esta unidad, a día de hoy, se sitúa en 13.150 euros y, claro, esto nos lleva a mirar un poco más arriba en la oferta de Toyota, ya que por 13.550 euros nos podemos hacer con un Yaris que monta idéntica mecánica y un equipamiento similar, salvo por el techo de lona y la tapicería de cuero.

La pregunta, entonces, se hace obligada: Si casi por el mismo precio puedo comprar un vehículo de segmento superior, ¿merece la pena el Aygo? La respuesta es que depende de tus prioridades y necesidades. El Toyota Aygo ofrece un diseño exterior más original y atrevido, un equipamiento al que no le falta de nada y un tamaño que, aunque por muy poco, es más reducido y te facilitará la vida en la urbe, ya que puede marcar la diferencia entre aparcar o no en ese pequeño espacio que has encontrado en las atestadas calles del centro. El Yaris, por su parte, es un vehículo más convencional en lo estético y que no tiene la capacidad de personalización del Aygo, pero a cambio ofrece más espacio para los pasajeros, más maletero y más confort para viajes de largo recorrido.

Rivales del Toyota Aygo x-clusiv

En cuanto a sus rivales, el Toyota Aygo se enfrenta, además de a sus hermanos de PSA, a la tríada que forman el Volkswagen Up!, Skoda Citigo y Seat Mii. Otras alternativas podrían ser el Opel Karl, Ford Ka, Fiat 500, Hyundai i10… competidores no le faltan al más pequeño de Toyota.

Prueba Toyota Aygo x clusiv (6)31

Aunque ninguna de las otras dos alternativas (C1 y 108) me disgusta, pienso que el diseño del Toyota Aygo es el más atractivo, original y fuera de la norma. Además, dado el público juvenil al que quieren dirigirse, creo que el aspecto futurista de la carrocería y las posibilidades de personalización que ofrece son todo un acierto. Esto, por supuesto, es algo subjetivo y habrá quién prefiera el elegante diseño del Peugeot o el simpático exterior del Citroën.

Sin duda, es en el frontal donde más han arriesgado los diseñadores. La forma de X da como resultado una personalidad muy marcada y, además, permite jugar con las distintas combinaciones de color que ofrece la marca. Remarcada en la parte baja por las luces led de circulación diurna, se extiende hasta los retrovisores, que, por cierto, también pueden variar su color e ir pintados en el mismo tono que la X.

La zaga es menos sorprendente, pero también resulta atractiva gracias a las marcadas líneas y los trazos angulosos. Además, los pilotos son de generoso tamaño, lo que nos hace más visibles respecto al resto del tráfico, y están colocados en una posición elevada, lo que los protege de las maniobras de aparcamiento de otros conductores. En la vista lateral, hay que destacar las llantas de aleación de 15 pulgadas que cuentan con un cuidado diseño en dos colores.

En cuanto al techo de lona, la principal diferencia del acabado x-clusiv, deja al descubierto casi todo el techo y la maniobra de apertura y cierre del mismo se realiza con sencillez con sólo pulsar un botón. Asimismo, el nivel de aislamiento es bueno, si lo comparamos con el modelo de techo rígido, ya que apenas se percibe diferencia entre uno y otro.

Nos encontramos ante un coche de tamaño muy contenido que sólo mide 3,5 metros de longitud, pero que, sin embargo, ofrece un acceso y salida del habitáculo cómodos gracias al ángulo de apertura de las puertas.

Te puede interesar...

Marcos Diego

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba