Toyota Avensis

20 junio, 2006, modificada el 24 enero, 2011 por

La calidad general del Avensis y su fiabilidad le hacen ser uno de los mejores coches de su segmento

8

La última generación del Avensis ha destacado, desde su lanzamiento, por una calidad general excelente, muy cerca de los modelos del segmento ’premium’. Después de tres años en el mercado ha recibido su primera puesta al día y un nuevo motor Diesel.

  • Comportamiento



  • En marcha



  • Refinamiento



  • Prestaciones



  • Interior y maletero



  • Equipamiento



  • Puesto conducción



  • Espacio y practicidad



  • Valor de compra



  • Consumo y mantenimiento



  • Calidad y fiabilidad



  • Seguridad



Comportamiento

En Toyota saben hacer buenos bastidores y el Avensis, como modelo más alto de gama de los turismos de la marca en Europa, es una buena prueba de ello. No tiene el toque de deportividad ni la agilidad de otros modelos similares, pero ofrece una extraordinaria comodidad con un comportamiento excelente y una magnífica estabilidad. La primera impresión es que las suspensiones resultan blandas, por su buena capacidad de absorción de los pequeños baches del firme, pero en curva se muestra bien sujeto, sin balanceos de la carrocería y un excelente aplomo. La dirección no es especialmente rápida y eso le resta algo de agilidad, pero la sensación general que ofrece el Avensis es la de un coche de categoría, grande y bien asentado en todo tipo de carreteras.

Refinamiento

Este es otro aspecto en el que el Avensis ha destacado desde su lanzamiento, especialmente con las nuevas motorizaciones Diesel. Es un coche silencioso, muy bien acabado y con un manejo suave y preciso de todos los mandos. Los motores Diesel de 2.2 litros sorprenden por una total ausencia de vibraciones, por pequeñas que sean, y una bajísima sonoridad, además de una suavidad de marcha sorprendentes, sólo comparables al motor 2.2 de Honda. El buen trabajo de las suspensiones y la calidad de terminaciones y presentación interior hacen que la sensación que transmite el Avensis sea la de un coche de categoría, bien hecho y sólido.

prestaciones

La gama actual del Avensis está compuesta por tres motores de gasolina y tres turbodiésel, todos ellos de cuatro cilindros, que se combinan con las tres carrocerías disponibles (cuatro y cinco puertas y familiar). La oferta de gasolina comienza con un 1.8 litros de 129 caballos muy correcto por prestaciones y precio como modelo de acceso para un vehículo del tamaño del Avensis. El 2 litros ya llega hasta los 147 caballos y ofrece unas prestaciones mucho más agradables; tanto éste como el 2 litros se ofrecen también con cambio automático opcional. El tope de gama es el 2.4 de 163 caballos, disponible sólo con cambio automático.


La gama Diesel comienza con un nuevo 2 litros de 126 caballos que sustituye al anterior de 116, es un motor muy correcto y agradable, con unos consumos ajustados, pero no tan eficaz y refinado como el bloque de 2.2 litros en cualquiera de sus dos versiones de potencia; el de 150 caballos ya destaca por su brillantez y extraordinario silencio y suavidad y el de 177 caballos es una verdadera joya, con un rendimiento espectacular y un refinamiento todavía mayor, además de ofrecer un bajísimo nivel de emisiones contaminantes. Ninguno de los Diesel está disponible con cambio automático y todos ellos llevan cajas manuales de seis velocidades.

Equipamiento

El Avensis ofrece uno de los equipamientos de seguridad más completo de su categoría y a esto hay que añadir todos los elementos de comodidad y detalle que son de serie desde el acabado Sol, el más básico, como los automatismos de luces y limpiaparabrisas, llantas de aleación, programador de velocidad o un eficaz equipo de sonido con mandos en el volante.


La terminación Executive incluye la tapicería de cuero, con una apariencia mucho más lujosa, y otros detalles como faros de xenon y cargador frontal de CD; el acabado Sport queda reservado para la motorización Diesel de 177 caballos, con un aspecto más deportivo.

Puesto conducción

El puesto del conductor del Avensis ofrece un estilo clásico de berlina, con el toque más moderno que le da toda la consola central realizada en imitación aluminio. La disposición de los mandos es muy correcta y todo queda perfectamente localizado, además de contar con una instrumentación muy visible, aunque no especialmente completa.


Los asientos no cuentan con una sujeción lateral muy generosa y esto se hace más notable con la tapicería de cuero, que sujeta todavía menos. Con la remodelación de la gama se han recolocado algunos mandos, como los controles del volante o la disposición de los interruptores de la consola central y el sistema de navegación (opcional), todos ellos situados ahora más al alcance de la mano del conductor.

Espacio y practicidad

Este es otro aspecto en el que el Avensis ha destacado desde su lanzamiento, especialmente con las nuevas motorizaciones Diesel. Es un coche silencioso, muy bien acabado y con un manejo suave y preciso de todos los mandos. Los motores Diesel de 2.2 litros sorprenden por una total ausencia de vibraciones, por pequeñas que sean, y una bajísima sonoridad, además de una suavidad de marcha sorprendentes, sólo comparables al motor 2.2 de Honda. El buen trabajo de las suspensiones y la calidad de terminaciones y presentación interior hacen que la sensación que transmite el Avensis sea la de un coche de categoría, bien hecho y sólido.

Consumo y mantenimiento

Los motores del Avensis y en especial los de la gama Diesel, no son los más económicos de su segmento, pero están dentro de la media de la mayoría de sus competidores. En cuanto a precios de mantenimiento, están en la media de las marcas generalistas y en general los servicios oficiales se distinguen por ser unos de los que mejor trato ofrecen al cliente.

Calidad y fiabilidad

La robustez y durabilidad de los Toyota es algo ya casi mítico y es algo que se mantiene hoy en día, pues sigue apareciendo en los primeros puestos de todos los estudios de fiabilidad en todo el mundo. La excelente terminación interior y la utilización de materiales de calidad hace que su ’envejecimiento’ sea bueno, manteniendo un aspecto de primera a lo largo de los años.

Seguridad

Cuando el Avensis pasó por las pruebas EuroNCAP hace tres años, consiguió la mejor puntuación lograda por un vehículo hasta ese momento. Fue uno de los primeros modelos en incorporar el airbag de rodilla para el conductor y en el equipamiento de toda la gama española se incluye este elemento de serie y el control de tracción y estabilidad, además de los airbag frontales y laterales delanteros y los de cortina para todas las plazas.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba