Tiguan Country 2.0 TSI

15 Abril, 2008, modificada el 24 Enero, 2011 por

El Tiguan, el todocamino compacto inspirado en la familia Golf, refuerza sus argumentos como vehículo preparado para la vida «campera» en la versión Country, que aumenta la agilidad «off road» sin perjudicar las indiscutibles posibilidades como coche práctico de uso diario.

4

Más información en Hoymotor16, número 1279


Cuando alguien compre o se interese por un Tiguan es pertinente preguntarle si de 18 o de 28 grados. No es una cuestión de temperatura, ni de graduación alcohólica, sino que esos valores hacen referencia al ángulo de ataque de la versión. Porque Volkswagen ha concebido dos frontales para el Tiguan: uno con un faldón que baja más, lo que limita bastante la movilidad en terrenos escarpados, y otro con la «proa» afilada, tipo lancha, que incrementa 10 grados la inclinación de las pendientes que podemos afrontar.


Y 28 grados es bastante; tanto, que nos parece una ganga pagar los 340 euros extra que supone el frontal «off road», ya que ese sobreprecio apareja los listones protectores laterales en el color de la carrocería o la protección inferior del motor. 

    En marcha

    El acabado Country no afecta a los otros ángulos de movilidad «off road», pero los 25 grados de salida, los 20 de ángulo ventral o una distancia libre al suelo de 19,5 centímetros permiten circular por campo con cierta tranquilidad, incluso si encontramos roderas –no muy profundas, claro– o piedras sueltas. No es un todoterreno, desde luego, pero es un todocamino muy logrado y con el que podremos llevar a cabo excursiones de relativa dificultad, ayudados por un sistema de tracción total 4Motion que reparte automáticamente el par entre ejes con gran celeridad.


    Y hay virtudes añadidas. Por ejemplo, el ESP puede desconectarse y hay un modo «Off Road» que da acceso a funciones interesantes, como el control de descenso de pendientes, sistema idóneo en vehículos que, como éste, no tienen reductora, pues en función de la inclinación de la pendiente consiente una velocidad máxima de entre 2 y 16 kilómetros por hora.

    prestaciones

    Para esta prueba hemos elegido un motor de gasolina que nos parece interesante, sobre todo si no realizamos más de 10.000 o 15.000 kilómetros al año. Se trata del 2.0 TSI en su versión de 170 caballos, mecánica usada hasta ahora sólo en el Audi A6 y que deriva del 2.0 TSI de 200 CV usado, por ejemplo, en el Golf GTI.


    El propulsor que nos ocupa tiene cuatro cilindros, culata de 16 válvulas, turbo, intercooler e inyección directa FSI, todo un «arsenal» que se traduce en un empuje considerable a cualquier régimen, pues desde el ralentí la energía no decae hasta que alcanzamos las 6.500 rpm y el par máximo, de 28,6 mkg, se mantiene constante entre 1.700 y 4.200 vueltas. Aunque lo más sorprendente, quizás, es que a sólo 4.300 ya disfrutamos de la potencia máxima, un régimen bajísimo.

    Interior y maletero

    4

    Lo bueno del Tiguan 28O es que su correcta movilidad fuera de carretera y su eficacia en carretera –muy buena estabilidad en curva, sensacional aplomo en recta, frenada corta y dirección precisa– se alían con todas las virtudes de un coche muy bien diseñado.


    De acuerdo, el maletero no es el más grande de su clase, pero tiene formas regulares y es fácilmente ampliable, pues el Tiguan toma del Golf Plus la interesante segunda fila dividida en secciones 60:40, que nos permite abatir los respaldos por partes o adelantar total o parcialmente la banqueta. Además, el respaldo del copiloto se abate por completo hacia adelante, bajo las banquetas delanteras hay sendos cajones y la guantera tiene buena capacidad.

    Equipamiento

    En lo que respecta al equipamiento, la gama en general brilla por su dotación, pues hay llantas de aleación, climatizador bi-zona, salidas de aire ajustables traseras, ocho airbag, faros antiniebla, control de estabilidad y de tracción, mesitas en los respaldos delanteros, volante forrado en cuero, sensor de pinchazos, anclajes Isofi x para dos sillitas, radio-CD, sensor de lluvia, frenos de mano de gatillo con función Autohold –evita que el coche recule al arrancar cuesta arriba– o retrovisor fotosensible.

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba