Prueba

Probamos las nuevas Citroën ë Berlingo eléctricas: sin renuncias

Nueva Citroën ë Berlingo eléctrica 2022

36 fotos

Ampliar

26 de noviembre, 2021

Citroën inicia una nueva categoría de coches a la que se sumarán pronto más rivales al iniciar ya la venta del Citroën ë Berlingo y ë Berlingo Van, los primeros de su clase en ser 100% eléctricos. Después de haber podido ver cómo se fabrican, nos hemos sentado a sus mandos para esta primera toma de contacto.

Hace ya unos meses que acudimos a la factoría del grupo Stellantis en Vigo para ver cómo se fabricaban los nuevos modelos eléctricos que llegarían en breve al mercado. Con algo de retraso debido a la carestía de componentes, por fin nos hemos sentado a los mandos de las nuevas versiones eléctricas del Citroën ë Berlingo y ë Berlingo Van, pioneros en su categoría y a los que enseguida les llegarán rivales.

Los vehículos comerciales ligeros son un objetivo muy interesante para un uso eléctrico. Según los estudios, el 80% de los usuarios de este tipo de vehículos recorren menos de 300 km diarios y muchos de ellos se realizan en repartos en zonas urbanas en las que el acceso está restringido por sus zonas de bajas emisiones, que serán más a partir del 2023. Por esto y por un coste de uso muy ajustado, los nuevos ë Berlingo y ë Berlingo Van de Citroën son modelos que deberían encajar para el 80% de sus clientes, aunque por ahora la demanda no llega al 20% de la producción, pero es evidente que en los próximos meses esa demanda aumentará, sobre todo con la entrada en vigor a partir de 2023 de las nuevas restricciones para las ciudades con más de 50.000 habitantes, que son más del 80% de las españolas.

Gracias a la flexibilidad de la plataforma del Citroën Berlingo, los diseñadores han podido encajar el gran bloque de baterías bajo el suelo de manera que estas versiones eléctricas no pierden nada de espacio en el interior frente a las versiones con motores de combustión, un valor clave para este tipo de modelos, tanto mixtos como los Van destinados a carga exclusivamente.

Con estas nuevas versiones, el Citroën Berlingo tiene un arma más para mantenerse como líder de ventas en su categoría.

Precios de los nuevos Berlingo eléctricos

En cuanto a los precios y gama de versiones eléctricas del Citroën Berlingo, estos son los datos para el mercado español. Los precios no incluyen los descuentos y promociones que estén vigentes y a las que se pueda atener el comprador, además, la marca ofrece interesantes ofertas en el caso de renting y leasing para particulares y profesionales:

  • Nuevo ë-Berlingo eléctrico 50 kWh Talla M  Live Pack desde 36.030 euros
  • Nuevo  ë-Berlingo eléctrico 50 kWh Talla M Feel Pack desde 38.960 euros
  • Nuevo  ë-Berlingo eléctrico 50 kWh Talla M Shine desde 39.980 euros
  • Nuevo  ë-Berlingo eléctrico 50 kWh Talla XL Feel Pack desde 40.460 euros
  • Nuevo ë-Berlingo Van eléctrico 50 kWh Talla M  Control desde 36.770 euros
  • Nuevo ë-Berlingo Van eléctrico 50 kWh Talla M  Club desde 37.820 euros
  • Nuevo ë-Berlingo Van eléctrico 50 kWh Talla XL  Club desde 38.720 euros

Nuestra valoración: 7,2

Diseño 7

Motor 8

Comportamiento 7

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Facilidad de uso
  • Confort
  • Sin pérdida de espacio o carga

Mejorable

  • Precio sin ayudas
  • Tiempo de recarga
  • Tacto del freno

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Sin grandes cambios

El frontal cambia ligeramente en la versión mixta, con mejor aerodinámica.

36 fotos

Ampliar

El Citroën Berlingo y su versión de carga (Berlingo Van) tienen diferente frontal además de lo obvio, su zona de carga, con un morro más de turismo y similar al del Citroën C3 para el caso del modelo mixto y más parecido al de sus hermanastros de Peugeot Partner, Opel Combo y Toyota Proace City en el caso del Van. En el caso de estas versiones eléctricas se mantiene esa diferenciación entre los Van y los mixtos y, además varían ligeramente detalles como la parilla frontal, que es más cerrada para mejorar la aerodinámica al no necesitar tanta refrigeración como en el caso de las de motor térmico.

En el caso de la Citroën ë Berlingo, además de los logos ë que hacen referencia a su condición de coche 100 % eléctrico, se añaden detalles en azul para los marcos de los antiniebla delanteros y los protectores y embellecedores de puerta laterales.

Por lo demás, no hay diferencias entre estos modelos eléctricos y los de combustión y es que parte de lo que se busca es precisamente eso, que no se pueda percibir que se trata de coches diferentes y con mejores o peores cualidades. Simplemente son versiones eléctricas de un modelo que goza de una excelente aceptación en su mercado.

Las calidades de ajustes y acabados son correctos, algo más cuidados en el caso de los modelos mixtos que en los Van, que son más sencillos y carecen de «adornos». En el caso del modelo Van se puede solicitar un sistema de visión con cámaras que añade un módulo en la parte superior del portón para incluir la cámara que permite ver al conductor en una pantalla digital donde estaría el retrovisor interior, puesto que no vería nada con un espejo convencional al tener el mamparo de separación de la caja de carga, completamente opaco.

Las versiones mixtas incluyen en la parte superior del portón un pequeño spoiler pensado para aumentar la autonomía y reducir el consumo al eliminar parte de las turbulencias aerodinámicas que se forman en el rebufo de este tipo de carrocerías.

Interior: Sin pérdida de espacio

Una de las grandes ventajas de este modelo eléctrico es que las baterías no merman el volumen interior.

36 fotos

Ampliar

En el interior se quiere dejar claro lo mismo que en el exterior: que el hecho de que sean eléctricos no significa que haya que renunciar a nada. Las únicas diferencias que vamos a encontrar están en el cuadro de instrumentos -que es completamente digital para integrar en él toda la información necesaria del sistema eléctrico (batería restante, autonomía, recarga, velocidad, indicaciones del navegador…) la verdad es que es muy completo y debería usarse también en los modelos no eléctricos- y en el mando del selector de la marcha adelante y atrás en la consola central. Por lo demás (asientos, volante, salpicadero, huecos para dejar objetos, guanteras…) es todo idéntico a los modelos térmicos y no se pierde nada del espacio interior ni capacidad de carga, ni en el mixto ni en el Van, capaces de transportar hasta 800 kg, con una caja en la que caben dos europalets y la posibilidad poco usual en los modelos eléctricos de poder llevar un remolque, en este caso de hasta 750 kg adicionales.

Tanto el Berlingo como el Berlingo Van eléctricos son muy cómodos y llama la atención conducirlos con tanto silencio en el interior. Como el motor no hace ruido, en el Van se van a hacer más evidentes los ruidos que hacen los objetos que llevemos en la caja. Por cierto, es una pena que no esté habilitado un hueco donde poder llevar el cable de carga sin que vaya dando tumbos en la caja o estorbando.

El ë Berlingo mixto ofrece un interior igual de práctico y versátil que en las versiones térmicas, no hay renuncias.

Motor: Excelente respuesta

El motor de 136 CV empuja muy bien.

36 fotos

Ampliar

Estos modelos eléctricos se quitan de encima el depósito de combustible, el de AdBlue, la línea de escape con todo el sistema de tratamiento de gases y el motor y caja de cambios y los reemplazan por un paquete de baterías montado en un cajón de aluminio blindado y sellado que se coloca entre los ejes y en el suelo del coche para centrar las masas y bajar el centro de gravedad. De paso, en esa ubicación no roba espacio en el interior del Berlingo. Las baterías son de 50 kWh de capacidad, lo que otorga a estos modelos una autonomía alrededor de los 280 km, suficiente para el 80% de los clientes potenciales, según los estudios llevados a cabo.

El motor eléctrico va montado junto con la transmisión (que no tiene diferentes marchas, sólo una desmultiplicación) en un subchasis delantero y rinde 136 CV de potencia (100 kW) y 280 Nm de par instantáneamente. Esto hace que las aceleraciones sorprendan y el paso de 0-60 km/h sea casi como el de un deportivo. Gracias a ello los Berlingo eléctricos responden muy bien incluso cargados a tope.

La velocidad máxima está limitada a 135 km/h, que ya son suficientes para que nos multe la DGT por exceso de velocidad, y los alcanza con facilidad, aunque a partir de 100 km/h ya le cuesta más ir ganando velocidad.

Los Berlingo eléctricos montan de serie un cargador monofásico que permite cargar las baterías a una potencia de gasta 7,4 kW. Con él podríamos cargar al 100% las baterías en unas 7 horas aproximadamente. Opcionalmente se puede pedir el coche con un cargador trifásico de 11 kW, con el que el tiempo de recarga se reduce a sólo 4 horas y media, pero ojo, porque si no tenemos posibilidad de conectarlo a una red trifásica, este cargador en monofásico carga a sólo 11/3 kW de potencia, es decir, más lento que con el monofásico de serie. Sólo le sacaremos partido a los 11 kW si disponemos de una toma de carga trifásica.

En el caso de necesitar una carga ultra rápida, el Berlingo eléctrico acepta cargas de corriente continua hasta 100 kW de potencia. Con ellas podremos recuperar el 80% de la autonomía en unos 20 minutos.

En realidad, los Citroën ë Berlingo lo que tienen es todo el sistema eléctrico que montan otros modelos del grupo como el Opel Corsa y Peugeot 208 y 2008 eléctricos o sus hermanas mayores las Peugeot Boxer, Opel Vivaro y CitroËn Jumpy también eléctricas, aunque en ellas está disponible una batería de mayor capacidad que no se ofrece por ahora en los ë Berlingo.

Equipamiento: Repleto de ayudas

Los nuevos ë Berlingo disponen de hasta 19 asistentes a la conducción.

36 fotos

Ampliar

El Citroën ë Berlingo y su versión Van tienen un precio elevado debido a su tecnología, de modo que, para justificar en parte también ese precio, vienen muy bien equipados ya desde las versiones básicas. Sobre todo destacan los apartados de conectividad y de seguridad activa y asistencias avanzadas a la conducción (ADAS).

Puesto que el sistema de carga eléctrica es programable y para los coches eléctricos es vital el contar con un sistema de información de los puntos de recarga, la conectividad es máxima y, además de Apple Car Play y Android Auto, disponen de la App My Citroën con la cual podremos programar tanto las horas de recarga como la hora de salida y la preclimatización. Esto último nos permite, además de un mayor confort al coger el coche ya a la temperatura apropiada, reducir el consumo al no tener que usar las baterías tanto para climatizar el vehículo.

Además de esta app, los modelos eléctricos de Berlingo cuentan con el servicio de Free2Move (cuya suscripción nos costará unos 5 euros mensuales) para tener acceso e información en tiempo real sobre los puntos de recarga disponibles en nuestra ruta o más cercanos.

En cuanto a ADAS, los Berlingo eléctricos están servidos con los últimos disponibles: asistente de mantenimiento en el carril con dirección activa, alerta de colisión con frenado de emergencia, alerta de tráfico cruzado trasero… en total son nada menos que 18 asistentes a la conducción los que se pueden equipar y uno más (diecinueve) en el caso de los modelos Van, para los que se ofrece un sistema que nos informa del nivel de carga que llevamos y alerta en el caso de sobrepeso.

Consumo: Interesante para el 80% de usuarios

La autonomía ronda los 280 km.

36 fotos

Ampliar

No ha sido posible hacer un verdadero examen de consumos, pero no debería haber sorpresas teniendo en cuenta que se trata del mismo sistema eléctrico que hemos probado en otras ocasiones como por ejemplo en nuestra vídeo prueba del Peugeot e-208, por lo que, con peor aerodinámica, lo esperable son unos consumos en el entorno de los 19-20 kWh/100 km.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche