Tata Aria: al volante33

Tata Aria: al volante

1 Octubre, 2012, modificada el 3 Octubre, 2012 por

Un nuevo “todocamino con estética de monovolumen”, como lo definen desde la marca, llega al mercado. Se trata del Tata Aria, que en un competido segmento ofrece tracción total o propulsión trasera, siete plazas, un completísimo equipamiento y un precio “de derribo”: desde 19.975 euros.

No valorado

Destacable

  • Mejora en la calidad percibida.
  • Plazas amplias.
  • Precio imbatible.

Mejorable

  • Postura de conducción.
  • Frenos.

El escenario de esta presentación es la sede del equipo HRT de Fórmula 1, del que Tata es el principal patrocinador. Así inauguramos octubre, pasando la (fría) mañana conociendo los detalles de un vehículo que competirá contra sus rivales como los monoplazas sobre la pista, aunque sus armas -es evidente- son bastante distintas…

Tata Aria, lateral33
Sus amplias dimensiones no "apabullan" al conductor.

El Tata Aria aterriza en España de la mano de su importador oficial, Nijuler Automoción Siglo XXI. La compañía va cumpliendo su plan de lanzamientos y, tras los Tata Vista y Xenon, le toca el turno a un espacioso “todocamino con estética de monovolumen”, como ellos mismos lo definen. Se trata de un modelo grande (tiene que albergar hasta 7 pasajeros), pero sus 4,78 m de largo, 2,1 de ancho –con los espejos desplegados- y 1,78 de alto no “apabullan” al conductor cuando se acerca; las medidas parecen contenidas gracias a unas líneas suaves y redondeadas. En el exterior aparecen los primeros cromados, que dan cierta idea del salto de calidad que se ha llevado a cabo con este vehículo.

El amplio interior del Tata Aria

En el habitáculo nos reciben plásticos blandos en el salpicadero y en las puertas, más cromados, remates correctos, buenos ajustes… Hay zonas que tienen un aspecto mejorable, pero la impresión general es positiva. Me gusta encontrar soluciones prácticas como los parasoles con extensiones -ojalá fueran obligatorios-, los múltiples huecos para dejar objetos o unos enormes retrovisores exteriores con los intermitentes incorporados. Sin embargo, hay detalles que “chirrían” un poco, como la postura de conducción: siempre me quedo demasiado cerca del volante, ya que éste no es regulable en profundidad y las banquetas son altas incluso en su posición más baja. Eso sí, el dominio visual de la carretera está garantizado.

Tata Aria, interior33
Los paneles te ayudarán a salvar huecos y espacios, si lo necesitas.

Antes de ponernos en marcha, “curioseamos” entre el maletero y la segunda y tercera fila de asientos. Cuando todas las plazas están montadas, el Tata Aria ofrece un volumen de carga de 214 litros, ampliable hasta los 1.777 (medido hasta el techo) si sólo necesitamos las banquetas del conductor y su acompañante. Una serie de paneles desplegables configuran un piso plano para que cajas y maletas se transporten de forma más sencilla, mientras una bandeja enrollable oculta el equipaje de miradas ajenas.

Todas las plazas son amplias, si bien las de la segunda fila no son independientes: están divididas en proporción 60:40. Pueden regularse de forma longitudinal y los respaldos son reclinables, con el fin de aumentar la comodidad de sus ocupantes.

En la tercera fila hay dos asientos escamoteables, también amplios, y con un acceso similar al que ofrecen otros monovolúmenes de este tipo: no es muy complicado (hay que abatir el respaldo y la banqueta situada ante ellos), pero, si puedes reservar otro sitio para los abuelos, mejor.

El Tata Aria, en marcha

Bajo el capó encontramos el mismo motor que en el Tata Xenon: el 2.2 DICOR turbodiésel de 150 CV, cuyo rumor no se cuela en exceso en el habitáculo. Fabricado por la casa india, ofrece un generoso par de 320 Nm entre las 1.500 y las 3.000 rpm. En teoría, esto significa una mecánica elástica, capaz de salir con soltura en los semáforos, de mantener cruceros vivos en autopista sin que el consumo se dispare y de recuperarse con agilidad en los adelantamientos. En la práctica, hay que tener en cuenta que el Aria pesa 2.120 kilos (2.300 para la versión 4×4, que es la que estoy conduciendo): no vas en un misil -tampoco es su cometido- y una sexta marcha vendría muy bien para rebajar el gasto de carburante (la cifra oficial es de 7,2 l/100 km), pero no decepciona.

Tata Aria, curvas33
Las carreteras retorcidas no son el hábitat natural del Tata Aria, pero se defiende con dignidad.

Sus dimensiones provocan que no se encuentre “en su terreno” cuando la carretera se retuerce, aunque salva los papeles con dignidad: la carrocería no se inclina en exceso y la dirección de asistencia hidráulica (y tacto algo “pesado”) guía el Tata Aria correctamente. En este apartado notarás un volante con la parte inferior más ancha que la superior y con unos mandos un poco “altos” respecto a la posición que buscan los dedos, pero todo es cuestión de acostumbrarse: en cinco minutos no te resultará tan extraño. El peso del modelo se hace presente de nuevo a la hora de detenerlo: quizá tengas que pisar el freno con más fuerza de la que estás acostumbrado, pero los cuatro discos actúan con eficacia.

Para añadir un plus de seguridad, podemos conectar la tracción total. Se mantiene a cualquier velocidad, aunque debemos pulsar el botón correspondiente por debajo de los 80 km/h. Normalmente, el reparto de fuerza es de un 8% al eje delantero y un 92% al posterior (no olvidemos que la versión 4×2 es de propulsión trasera), aunque puede llegar a un máximo de 40%-60%.

¿Será el Tata Aria tu próximo coche?

La gran baza del Tata Aria es su precio imbatible y la marca lo sabe. Entre las versiones con tracción a un solo eje, sólo el Chevrolet Orlando con acabado básico (18.600 euros) es más barato, pero tiene 30 CV menos y no está tan equipado como nuestro protagonista. En este apartado, la lista es interminable, así que te señalaré algunos de los elementos más destacados: 6 airbags, ABS, controles de tracción, estabilidad y de velocidad de crucero… Y, si hablamos del Aria con tracción total, añade un navegador y la cámara de visión trasera. Sólo es una opción la pintura metalizada, que sumará 370 euros a los 19.975 del 4×2 o a los 23.960 del 4×4 -en ambos casos, incluidos los impuestos, pero sin contar los gastos de matriculación-. Al igual que en los anteriores lanzamientos de la marca, Cetelem ofrece unas condiciones de financiación ventajosas: hasta 10 años sin entrada y por el 100% del importe. El Tata Aria ya está en los concesionarios…

Vídeo: Tata Aria

Aquí tienes el vídeo oficial del Tata Aria; si quieres ver más vídeos de la marca, sólo tienes que pinchar en la pestaña “Vídeos” de esta misma prueba.

Ficha técnica Tata Aria

  • Velocidad máxima: 170 km/h (autolimitada).
  • De 0 a 100 km/h: 13,7 segundos.
  • Consumo medio: 7,2 l/100 km.
  • Emisiones CO2: 190 g/km.
  • Precio: De 19.975 a 23.960 euros (impuestos incluidos, gastos de matriculación no incluidos).

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa Tata, pero quizás necesitas otro modelo? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso de Tata puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

4 Comentarios

Motman 2 Octubre, 2012

Me gusta este coche!! como han mejorado los TATA

Nico 5 Octubre, 2012

Hacia tiempo que no caceaban nada no.?

Noemí Alonso 5 Octubre, 2012

Efectivamente, este coche es una opción muy interesante por precio, equipamiento y por el salto de calidad que ha dado…

Mark w 3 Noviembre, 2012

Todo perfecto, pero la fiabilidad del motor, nadie comenta nada
nadie puede decir algo ?
Puede hacer 200.000 km, al igua k otros coches tipo nissan terrano, mitsubishi montero y toyota land cruiser, sin averias ni consumos de aceite etcétera?

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba