Novedad

¿Cómo ha conseguido Suzuki recuperar al Jimny?

2 fotos

Ampliar

09 de septiembre, 2020

Lo que a principio de año se convertía en una trágica noticia para todos, hoy se torna en positiva. El Suzuki Jimny regresa aunque lo hace con el mono de trabajo puesto.

Parece que Suzuki ha encontrado la manera de evitar que el Jimny llegue a su fin de manera definitiva por culpa de las restricciones de emisiones impuestas por la Unión Europea que provocaron el anuncio del cese de su comercialización en el Viejo Continente. Sin embargo, la firma nipona se ha guardado un as muy jugoso en la manga para mantener vigente al pequeño todoterreno.

Te puede interesar: Prueba del Suzuki Jimny Mode3 2018

Hablamos de un Jimny transformado en vehículo comercial ligero. Sí, has leído bien. El 4×4 más alabado de los últimos tiempos ahora se pone el mono de trabajo para cubrir las necesidades de aquellos conductores que buscan en él una herramienta multiusos.

Más maletero, menos asientos

De esta forma y manteniendo intactas todas sus cualidades off road, tales como un chasis escalonado, suspensiones de tres apoyos rígidos y el sistema 4×4 ALLGRIP PRO con reductora, ahora encontramos un Jimny con un maletero mucho más capaz, en concreto de 863 litros, 33 más que la versión para pasajeros con los asientos abatidos.

El volumen de carga asciende ahora a los 863 litros.

2 fotos

Ampliar

Un volumen que se consigue, precisamente, suprimiendo las dos butacas traseras y dejando en su lugar un suelo completamente plano. Para aumentar la seguridad, cuenta con una red separadora que lo mantiene aislado del puesto de conducción. Todo ello englobado en las mismas dimensiones compactas, con una longitud de 3,48 metros, una anchura de 1,64 metros y una altura en 1,72 metros a las que acompaña una distancia entre ejes de 2,25 metros.

Bajo el capó también se mantiene el bloque de gasolina de 1,5 litros que desarrolla 102 CV y 130 Nm de par y que a buen seguro fue el causante de ese abandono comercial en Europa le cual alcanzaba unas emisiones de CO2 de 170 gr/km en su versión con caja de cambios automática de cuatro relaciones y de 178 gr/km con la manual de cinco (con la que se comercializa esta versión). Además, Para una conducción más tranquila tanto en carretera como off-road, la versión industrial de este Jimny va equipado con las mismas medidas de seguridad que la versión de pasajeros, incluyendo el control predictivo de frenada (DSBS) que emplea un freno automático que ayuda a evitar colisiones, el control de descenso y de retención que facilita la conducción en rampas o el eCall, la función de llamada de emergencia en caso de accidente.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche