Suzuki Ignis 2017, primera prueba del mini SUV japonés

Suzuki Ignis 2017, primera prueba del mini SUV japonés

14 marzo, 2017

Nos ponemos a los mandos del Suzuki Ignis 2017, un vehículo diferente y que, con la posibilidad de contar con un sistema de tracción total, apenas encuentra rivales en el mercado. Con una estética de todocamino, accesorios para su personalización y un interior amplio para su tamaño, el nuevo Suzuki Ignis llega al mercado con un precio de partida de 12.200 euros.

Nuestra valoración: 7,5 Notable

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 8

Notable

Equipamiento 8

Notable

Consumos 8

Notable

Destacable

  • Diseño original
  • Espacio interior
  • Equipamiento

Mejorable

  • Volante sin ajuste en profundidad
  • Sujeción y mullido de los asientos
  • Algunos ajustes

Casi 10 años después de que se dejara de comercializar el anterior Suzuki Ignis y tras su debut mundial en el pasado Salón del Automóvil de París, aterriza en los concesionarios españoles una nueva generación del modelo urbano japonés que poco o nada tiene que ver con el vehículo de aspecto monovolumen del que toma su nombre. Según ha explicado Suzuki, el nuevo Ignis es el vínculo de su herencia con el futuro porque aplica todo el conocimiento de la marca en el terreno de los mini SUV, una experiencia que se remonta al LJ10 de 1970, sigue con LJ80 de 1980, continúa con el Suzuki Jimny de 1981 y enlaza finalmente con el mítico Suzuki Vitara de 1988.

Lejos de ofrecer las capacidades off-road del Jimny o los primeros Vitara, sí es cierto que el nuevo Suzuki Ignis 2017 es un producto novedoso y diferente, como en su día los fueron estos modelos, que llega al mercado con una propuesta que apenas encuentra rivales, ya que solo el Fiat Panda 4X4 podría competir con él por concepto. Desde la marca, se han atrevido incluso a señalar al nuevo Ignis como el primero de una nueva categoría, la de los SUV de segmento A o SUV ultracompactos. Puede que a Suzuki no le falten razones para considerarse pioneros porque el Suzuki Ignis no es un derivado de otro vehículo como el Fiat Panda 4X4 ni se limita a meros aditamentos estéticos como hacen el Opel Adam Rocks o el Volkswagen Cross Up!, el Suzuki Ignis ha sido concebido desde el principio como un crossover, ofrece una generosa distancia libre al suelo y la posibilidad de contar con un sistema de tracción total.

Con la intención de calar entre el público más joven, el nuevo Suzuki Ignis ofrece, además de la estética SUV que tanto gusta, un amplio abanico de posibilidades de personalización y un interior fresco y moderno que se aleja de los interiores algo anodinos que siempre han caracterizado a la firma nipona.

Gama y precios del Suzuki Ignis 2017

La importadora de Suzuki en España ha decidido prescindir de las versiones más básicas del modelo, por lo que el Suzuki Ignis 2017 se ofrecerá con solo dos líneas de acabado: GLE y GLX. Esta decisión supone que el nuevo Ignis disponga desde su acabado de acceso, el GLE, de un completo equipamiento de serie que incluye, entre otras cosas, asientos calefactados, pantalla táctil multimedia con conexión bluetooth, cámara de visión trasera, sensor de luces, llantas de aleación de 16 pulgadas y retrovisores eléctricos y calefactados.

Disponible con versiones 4×2 o 4×4, manuales o automáticas y con un sistema de microhibridación (SVHS) que se compone del motor gasolina de 1,2 litros y un pequeño motor eléctrico que ayuda al de combustión en las fases de aceleración, esta es la lista de precios del Suzuki Ignis 2017:

  • 1.2 Dualjet 90 CV 5MT GLE – 12.200 euros.
  • 1.2 Dualjet 90 CV 5MT GLX- 13.950 euros.
  • 1.2 Dualjet 90 CV AGS GLX – 14.850 euros.
  • 1.2 Dualjet 90 CV SHVS 5MT GLX – 14.750 euros.
  • 1.2 Dualjet 90 CV 5MT AllGrip AUTO GLE – 13.700 euros.
  • 1.2 Dualjet 90 CV 5MT AllGrip AUTO GLX – 15.450 euros.

Estos precios incluyen la campaña de lanzamiento del modelo, lo que supone un descuento de 2.00 euros sobre el precio oficial. Además, se podrían añadir otros 1.000 euros de descuento, si se financia con la marca la compra del vehículo. Al igual que el resto de modelos del fabricante, el Suzuki Ignis cuenta con cinco años de garantía.

Diseño El Suzuki Ignis cuenta con un diseño atrevido y diferente

El Suzuki Ignis mide 3,7 metros de longitud, 1,66 metros de anchura y 1,59 metros de altura.
El Suzuki Ignis mide 3,7 metros de longitud, 1,66 metros de anchura y 1,59 metros de altura.
Ampliar

Como decíamos en la introducción de esta primera prueba del Suzuki Ignis, el nuevo modelo urbano de la marca japonesa se planta en el mercado con una propuesta única, la de llevar los SUV un escalón más abajo y ofrecer una carrocería de estas características en el segmento A o de coches pequeños. Sin embargo, Suzuki no se ha limitado a elevar la altura de la carrocería y poner unas protecciones de aspecto off-road aquí y allá, sino que ha decidido arriesgar para ofrecer un producto muy distinto y original que, como a menudo sucede con estas apuestas de diseño, encantará a unos y desagradará a otros, no hay término medio.

Para aquellos a los que les convenza la propuesta estética del Suzuki Ignis 2017, la marca ha preparado un completo arsenal de personalización, una idea muy acertada y que va en línea con el modelo y el tipo de público al que se quiere llegar. De esta manera, está disponible con 9 colores para la carrocería, algunos de ellos muy llamativos, a los que habría que sumar las 5 opciones de carrocería bitono. Además, el catálogo de opciones incluye distintos colores para las carcasas de los retrovisores y los marcos de las luces antiniebla, molduras decorativas para la parrilla y adhesivos para el perfil.

Con 3,7 metros de longitud, 1,66 metros de anchura y 1,59 metros de altura, el Suzuki Ignis parece más grande de lo que realmente es y, sobre todo en su parte frontal, transmite ese aspecto robusto, con una parrilla vertical y un capó plano, típico de los SUV. La zaga es la parte menos atractiva del modelo debido a que es muy ancha en su parte baja, estrechándose en la parte superior, lo que da como resultado un conjunto poco armonioso desde la vista trasera.

En el acabado GLX, los faros delanteros y los pilotos traseros incorporan tecnología led, lo que transmite la sensación de estar a la última y mejora la estética del Ignis 2017.

Por último, tenemos que señalar que el ángulo de apertura de las puertas, así como la altura del vehículo permiten un acceso muy fácil que resultara muy cómodo para a las personas mayores o con movilidad reducida.

Interior Amplio para su tamaño

El interior del Suzuki Ignis 2017 ofrece distintas opciones para personalizarlo.
El interior del Suzuki Ignis 2017 ofrece distintas opciones para personalizarlo.
Ampliar

El habitáculo del Suzuki Ignis 2017 destaca por dos cosas: espacio y diseño. Con una carrocería de tan solo 3,7 metros de longitud, 4 personas viajaran con absoluta comodidad y un espacio sobresaliente para la cabeza y las rodillas. Durante esta primera toma de contacto, pudimos comprobar como un conductor de 1,82 metros de altura se colocaba el asiento a su medida, siendo el espacio sobrante en la plaza trasera más que suficiente para un pasajero de su misma estatura.

Otra de las cosas a destacar del nuevo Suzuki Ignis, ya que es poco común en la categoría, es el desplazamiento longitudinal de 165 milímetros que permite la banqueta trasera, con el que se consigue aumentar la capacidad del maletero de 260 litros a 373 litros, una cifra sorprendente y desde luego de la más elevadas del segmento. Esta capacidad se corresponde con las versiones de tracción delantera, ya que la colocación del diferencial trasero en las versiones 4×4 reduce en 40 litros el volumen de carga del maletero que, por cierto, es de formas regulares y su único problema lo encontramos en el elevado umbral de carga. Con los asientos plegados, el maletero cubica 1.100 litros.

En cuanto al diseño, el Suzuki Ignis 2017 es moderno, ergonómico y permite, al igual que el exterior, ciertas opciones de personalización. Los materiales empleados son plásticos duros, pero de buen aspecto y, solo en los ajustes, pensamos que se podría haber puesto más cuidado, ya que, por ejemplo, la holgura de la parte baja de la consola es notable. Esa falta de cuidado en los ajustes, no se ha notado, por ejemplo, en el diseño del panel de instrumentos que incorpora un display de 3,5 pulgadas o en la botonería de la consola central, dónde Suzuki sí se ha esforzado en ofrecer un interior agradable y que transmite calidad.

La pantalla central de siete pulgadas es táctil y los botones que la rodean también, algo que no me convence porque te obliga a separar la vista de la carretera, pero que se está convirtiendo en algo habitual en los últimos lanzamientos. Es de serie desde el acabado de acceso e incluye la cámara de visión trasera, siendo la incorporación del navegador la única diferencia con el acabado superior.

Motor Pocas opciones mecánicas para el nuevo Suzuki Ignis

El motor de gasolina de 1,2 litros delSuzuki Ignis desarrolla 90 CV y entrega 120 Nm de par máximo.
El motor de gasolina de 1,2 litros delSuzuki Ignis desarrolla 90 CV y entrega 120 Nm de par máximo.
Ampliar

Cuando se presentó el modelo en sociedad, Suzuki no comunicó las mecánicas que estarían disponibles y los rumores apuntaron, como la posibilidad más segura, que montaría el nuevo propulsor turboalimentado Boosterjet de tres cilindros, 1,0 litros de cubicaje y 112 CV que estrenó el Suzuki Baleno. Sin embargo, la firma se ha decantado por un propulsor menos complejo y de mantenimiento  más sencillo, el Dualjet 1.2 de 90 CV de potencia. Se trata de un bloque atmosférico de cuatro cilindros que cuenta con un sistema de doble inyección capaz de funcionar con relaciones de mezcla aire/combustible muy pobres para minimizar el consumo, cuando no necesitamos toda la potencia, y pasar a funcionar con mezcla estequiométrica, si exigimos el máximo rendimiento de sus 90 CV.

Con apenas 850 kilogramos de peso, el motor de gasolina de 1,2 litros se muestra suficiente para mover con soltura al vehículo y cumple con lo esperado, aunque es cierto que ante fuertes pendientes nos veremos obligados a reducir una marcha e incluso dos, si hemos llegado con poca fuerza. El motor del Suzuki Ignis, que ofrece una buena respuesta en todo su rango de revoluciones, está asociado a una transmisión de cinco relaciones perfectamente escalonada, ya que contamos con una primera, segunda y tercera velocidad más cortas y una cuarta y quinta velocidad de desarrollo más largo para reducir el consumo. El nuevo Suzuki Ignis está disponible también con un cambio automático AGS (Auto Gear Shift) que tiene un sobrecoste de 900 euros.

El Suzuki Ignis transmite la fuerza de su motor al eje delantero o, en opción, cuenta con un sistema de tracción total de acoplamiento viscoso que reparte de forma automática el par entre las cuatro ruedas para mejorar el agarre sobre firmes deslizantes.

Además de la variante de gasolina, el Suzuki Ignis está disponible con un sistema de propulsión híbrido denominado SVHS (Smart Hybrid Vehícle by Suzuki) que aporta 4 CV extra. En combinación con el motor de gasolina de 1,2 litros, este sistema monta una batería de 3 kWh de capacidad y un motor eléctrico que sirven de apoyo al motor de combustión en las fases de aceleración y permite reducir el consumo del vehículo en 0,3 l/100 km, así como el nivel de emisiones. No se trata de un híbrido puro. De hecho, los responsables de la marca lo denominan microhibridación, pero, en cualquier caso, se beneficia de las ventajas de los vehículos ecológicos, con rebajas fiscales o tarifas de aparcamiento más baratas en zonas reguladas.

Comportamiento Perfecto para la ciudad

El radio de giro del Suzuki Ignis es excelente.
El radio de giro del Suzuki Ignis es excelente.
Ampliar

Tras la breve toma de contacto con el Suzuki Ignis, las sensaciones al volante son buenas, mejores de lo esperado dada la altura del vehículo. La postura de conducción, pese a que no contamos con ajuste en profundidad de la columna de dirección, es muy natural y la visibilidad desde todos los ángulos excelente.

En ciudad, sus 3,7 metros de longitud y un radio de giro de apenas 4,7 metros, de los mejores de la categoría, lo convierten en el aliado perfecto para callejear con agilidad y realizar las maniobras de aparcamiento de la forma más cómoda.

La dirección, que no es muy rápida, cuenta con un grado de asistencia óptimo para este tipo de vehículo, ya que es blanda, pero tampoco en exceso. Por su parte, el tarado de la suspensión convierte al Suzuki Ignis en un coche cómodo, pero sorprende la diferencia que apreciamos entre las plazas delanteras y traseras, ya que en la segunda fila de asientos los rebotes al pasar por un bache son más bruscos y secos, restando confort a los ocupantes. En vías rápidas, sorprende el ritmo elevado al que podemos llevar el vehículo, sin notar una merma en nuestra sensación de seguridad, aunque, eso sí, las rachas de viento lateral incomodan más de la cuenta al vehículo y nos veremos obligados a sujetar con firmeza la dirección para evitar sorpresas. En un tramo revirado, las limitaciones son evidentes, pero aun así no apreciamos un balanceo excesivo de la carrocería.

Equipamiento El Suzuki Ignis cuenta con faros led

El Suzuki Ignis se ofrece con dos líneas de equipamiento: GLE y GLX. Desde el acabado más básico contamos con un equipamiento de serie muy completo que incluye, entre otras cosas, llantas de aleación de 16 pulgadas, cristales tintados, calefacción para los asientos, espejos retrovisores eléctricos y calefactables, 6 airbags, sensor de luz y pantalla táctil de siete pulgadas.

El acabado tope de gama, el GLX, añade a lo anterior elementos como el navegador, arranque sin llave, control de crucero, volante de cuero, alerta por cambio involuntario de carril y un sistema anticolisión.

Lo más destacable del equipamiento del Suzuki Ignis es, además de lo generoso que es desde su acabado más básico, que pueda equipar elementos poco habituales para un vehículo que se encuadra en el segmento A. Es cierto que, cada día más, los fabricantes se preocupan de dotar de una estética atractiva y de más equipamiento a sus modelos más pequeños, pero, aún así, nos sorprende que el sistema de alumbrado con tecnología led sea de serie en el acabado GLX. Además, contar, por ejemplo, con calefacción en los asientos y, además, de serie, nos parece todo un lujo.

Siendo conscientes de la importancia que tiene la conectividad o de, al menos, la que tiene para los departamentos de marketing, Suzuki ha incluido la compatibilidad con Android Auto y Apple Car Play en su sistema multimedia.

Consumo Suzuki Ignis, un ahorrador nato

El Suzuki Ignis ofrece un consumo muy reducido.
El Suzuki Ignis ofrece un consumo muy reducido.
Ampliar

Durante una prueba de este tipo es imposible medir con exactitud el consumo del vehículo, pero, en cualquier caso, me parece conveniente destacar que, tras algo más de 100 kilómetros y con una conducción muy alejada de la eficiencia, el ordenador de a bordo marcó un excelente consumo medio de 5,8 l/100 km. En cualquier caso, os dejamos las cifras de consumo homologadas por la marca.

  • Suzuki Ignis 1.2 Dualjet 90 CV Manual – 4,6 l/100 km.
  • Suzuki Ignis 1.2 1.2 Dualjet 90 CV Manual 4×4 – 5,0 l/100 km.
  • Suzuki Ignis 1.2 1.2 Dualjet 90 CV Automático – 4,6 l/100 km.
  • Suzuki Ignis 1.2 1.2 SHVS Manual – 4,3 l/100 km.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba