Prueba

Subaru WRX STi 2014: al volante

28 fotos

Ampliar

21 de mayo, 2014

El Subaru WRX STi es uno de esos coches con leyenda, que cualquier aficionado al automovilismo conoce gracias a sus logros en competición. Veinte años después, aparece la cuarta generación de un modelo nacido para proporcionar sensaciones puras. Hemos tenido la suerte de conducirlo... en color azul, por supuesto.

Esta cuarta generación del Subaru WRX STi es divertida, no pone a su conductor contra las cuerdas (a menos que busque problemas “jugando” con el diferencial central), proporciona grandes dosis de aplomo y seguridad y, además, su imagen es muy llamativa. Un equipamiento completísimo es la guinda de un pastel que cuesta 44.900 euros. Recuerda que tienes que acompañarlo con gasolina de 98 octanos… Pero no se puede poner precio a los sueños ¿o sí?

Nuestra valoración: 8,2

8

8

9

8

9

7

Destacable

  • Estabilidad.
  • Manejo sencillo del diferencial.
  • Interior.

Mejorable

  • Alerón trasero "exagerado".
  • Consumo.
  • Volante achatado en la zona inferior.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Un Subaru WRX STi tiene que ser azul

La longitud de este Subaru crece 1,5 cm, hasta los 4,59 metros.

28 fotos

Ampliar

Si te gustan los coches y haces un poco de memoria, sabrás por qué este vehículo tiene que mantener ese tono azul tan característico, inconfundible: así han sido todos los oficiales que pasaron por el WRC. Por lo tanto, mi primera aproximación al nuevo Subaru WRX STi no me defrauda en absoluto. Me gusta más que su predecesor; tiene más presencia, es más agresivo. Todavía no hemos hablado de su motor bóxer de 300 CV y de su tracción total permanente, pero sabes que están ahí; basta con echar un vistazo a sus líneas.

La nueva parrilla hexagonal y los faros tipo “ojo de halcón” (en este caso, con leds para las luces de cruce y posición), comunes al resto de la gama, destacan en el frontal… Aunque lo que llama la atención es la toma de aire del capó, más baja y ancha, que aumenta el caudal y mejora la visibilidad.

En el lateral, el pilar A se adelanta, pero de nuevo ese detalle queda relegado a un segundo plano cuando vemos los pasos de rueda sobredimensionados y las llantas gris oscuro de 18″. Me habría quedado un buen rato mirándolas, pero enseguida atrapa mi vista el alerón trasero. El WRX no podía prescindir de un elemento tan emblemático, pero quizá resulta un poco exagerado -a pesar de ser más ligero-. Al mirar por el retrovisor interior, su altura es suficiente para que no moleste, pero está siempre presente, como si algo te persiguiera muy de cerca… Como detalle deportivo, me gusta más el difusor que enmarca las dobles salidas de escape.

Interior: Subaru WRX STi: podría vivir aquí

Los asientos tipo bacquet son de cuero y alcántara, calefactables.

28 fotos

Ampliar

El exterior del Subaru WRX STi parece decir “sube y comprueba mi potencia”. El interior no sólo confirma esta sensación, sino que te hace sentir tan a gusto como en casa. Una vivienda un poco oscura, pero con acabados más que correctos y detalles de calidad (desentona un poco el navegador y su integración en la consola central, resulta anacrónico).

En un coche como éste no podían faltar detalles en rojo, en cuero, en aluminio y las inserciones en fibra de carbono: el repertorio clásico, sí, pero aquí “te lo crees”. En este Subaru pulsas el arranque sin llave, ruge el motor, te acomodas -con dos movimientos, no más- en unos asientos tipo bacquet (con reposacabezas regulables) que se amoldan a tu cuerpo como por arte de magia y sabes que vas a disfrutar. Lástima que también hayan incluido en el lote el consabido volante con el inferior achatado: es más pequeño y grueso, más deportivo, pero incómodo en las maniobras.

El cuadro de mandos tiene una fácil lectura; llama la atención la pantalla central que indica el soplado del turbo. Procura no desviar los ojos de la carretera, ya que ese reloj es hipnótico…

Las dimensiones del nuevo WRX STi son mayores (la batalla crece 2,5 cm y la longitud total, 1,5, hasta los 4,59 m), lo que aumenta el espacio para las piernas de los ocupantes de las plazas traseras y también el volumen del maletero, con 460 litros disponibles. Es decir, que se puede viajar de una forma muy cómoda, aunque, honestamente, dudo que quien se compre este coche esté pensando en ir con la familia a la playa…

Motor: El Subaru WRX STi y su potente corazón

Hasta un 70% de las piezas del coche de competición se han trasladado al "de calle".

28 fotos

Ampliar

La facilidad para subir de vueltas que muestra el motor 2.5 turbo de 300 CV (y con arquitectura bóxer, desde luego) es asombrosa. El par es de 407 Nm y lo entrega de forma inmediata, sin desfallecer en el recorrido del cuentavueltas, gracias a las mejoras en la gestión electrónica y en la control de presión del turbo.

El peso del Subaru WRX STi (supera los 1.500 kg) hará que la elasticidad del propulsor se vea mínimamente “lastrada”; eso te obligará a utilizar un poco más el cambio… y lo disfrutarás. Es tan preciso y de recorridos tan cortos que buscarás las carreteras más retorcidas con el fin de emplearlo una y otra vez. Y allí, entre una curva y otra, acabarás de enamorarte del modelo. Hasta aquí ya te habrás dado cuenta de que esta relación tiene cierto “peligro”: en cuanto te descuides, estarás jugándote una multa, pues en autopista puedes alcanzar un ritmo muy elevado sin darte cuenta. Pero su mejor cara, con la que te acabará de conquistar, está en los trazados ratoneros.

Comportamiento: Subaru WRX STi: todo deportividad, sólo deportividad

Un circuito marcado con conos sirve para poner a punto y comprobar la agilidad del modelo.

28 fotos

Ampliar

“Pure power in your control”, potencia pura bajo tu control, reza el eslogan del Subaru WRX STi. Para hacernos sentir que es cierto, la marca nos ofrece un tramo de asfalto cerrado al tráfico y un circuito en un aeródromo en el que comprobamos el trabajo de los diferenciales, la efectividad de las suspensiones y las grandes dosis de diversión que puede proporcionar el modelo.

Para empezar, contamos con una dirección más rápida, que pasa de 2,8 a 2,5 vueltas de volante. La agilidad a la hora de cambiar de rumbo es notable, gracias, también, a un eje trasero que actúa como pivotante. El balanceo se ha reducido un 16%, según la información oficial, debido a la mayor rigidez del chasis y al trabajo realizado en las suspensiones (Bilstein, por cierto), con una estabilizadora más gruesa y muelles con mayor dureza. El resultado es sobresaliente: la carrocería no se mueve. Eso sí, pasar por encima de los baches o guardias tumbados exige la máxima delicadeza…

Con el fin de adaptar el coche a nuestro humor (o a las condiciones de la carretera), utilizamos el sistema Subaru Intelligent Drive (SI-Drive), que permite seleccionar tres cartografías de motor mediante el mando situado en el túnel central:

  • Intelligent: la respuesta al acelerador es la más suave y la pantalla multifunción del cuadro de mandos indica el momento óptimo para pasar a una marcha superior, con el fin de reducir el consumo (ya te adelantamos que el oficial no baja de los 10 l/100 km y que exige gasolina de 98 octanos. Con un 0 a 100 de 5,2 segundos, supongo que no esperabas otra cosa). Si en un momento puntual necesitas más par, basta con pisar el acelerador de forma enérgica y este modo queda inactivo.
  • Sport: la mecánica entrega el par de forma lineal para ser empleado en cualquier tipo de conducción.
  • Sport Sharp (S#): El WRX STi da su potencia de inmediato; el acelerador responde al instante. Es ideal para la conducción deportiva o en circuito.

La tracción total AWD es la encargada de transmitir esta potencia al suelo; la sensación de agarre siempre está presente. Pero quizá te sientas un poco “juguetón” y quieras que este Subaru tenga un comportamiento más subvirador. Tu aliado aquí es el DCCD, el sistema de control del diferencial central, que puede variar el reparto de par entre los ejes delantero y trasero de un 41:59 a un 50:50 (en posición de bloqueo). Te aseguro que la diferencia en un mismo recorrido es tal que parece otro coche; siempre ágil, aplomado y con una altísima sensación de control… pero, en su versión más “bruta”, con un punto picante que te recuerda que debes tener cuidado en los cambios de terreno y en la dosificación del acelerador. Cuidado: si le buscas las cosquillas, te plantará cara. Es un digno rival. Aquí también hay varios modos:

  • Auto: se activa por defecto al arrancar el coche; puede emplearse en cualquier tipo de superficie y conducción.
  • Auto +: el diferencial de deslizamiento limitado se mantiene engranado para maximizar la tracción en superficies deslizantes.
  • Auto –: el diferencial se mantiene suelto con el fin de optimizar la efectividad en carreteras secas y con buen agarre.
  • Manual: podremos elegir manualmente entre 6 posiciones.

A todo esto tememos que sumar el VDC, que coordina los controles de tracción, estabilidad y el ABS. Como novedad, incorpora el Active Torque Vectoring, que reparte el par a las cuatro ruedas y, si es necesario, frena la delantera interior y pasa más fuerza a la delantera exterior para lograr un paso por curva más rápido y seguro. Normalmente, todos los controles estarán activados (son muy poco intrusivos), pero el conductor puede desactivarlos parcial o totalmente.

Equipamiento: Subaru WRX STi, por 44.900 euros

Una pantalla sobre la consola central indica el soplado del turbo.

28 fotos

Ampliar

Con la oferta de lanzamiento, el precio del Subaru WRX STi ha bajado 100 euros respecto a su predecesor, lo cual es digno de mención si tenemos en cuenta que el equipamiento se ha incrementado con un airbag de rodilla, control de presión de neumáticos, navegador Harman Kardon, acceso y arranque sin llave, asientos calefactables, cámara de visión trasera… Ten en cuenta que no hay opciones: este coche se vende así, con sus 300 CV, su cambio manual (desperdiciar las sensaciones que proporciona con uno automático sería un crimen) y su tracción total. ¿El importe es elevado? Depende de cómo valores tu diversión…

Ficha técnica Subaru WRX STi

  • Potencia: 300 CV
  • De 0 a 100: 5,2 segundos
  • Velocidad máxima: 255 km/h
  • Consumo medio: 10,4 l/100 km (gasolina de 98 octanos)
  • Precio: 44.900 euros (con oferta 2.000 euros)

Rivales

Vehículo

Subaru WRX STI 2.5 Sedán Rally Edition

Mercedes-benz CLA 45 AMG 4Matic 360 7G-DCT

Bmw M135i

Audi S3 Sedán 2.0 TFSI quattro

Volkswagen Golf 2.0 TSI R 300

Precio Desde
49.900 €
Desde
63.150 €
Desde
45.700 €
Desde
46.317 €
Desde
42.087 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 6 marchas 7 marchas 6 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 300 360 320 300 300
Aceleración 0-100 km/h (s) 5,2 4,6 5,1 5,3 5,1
Consumo Medio (l/100 km) 10,4 7,1 8,0 7,0 7,1
Emisiones CO2 (g/km) 242 165 188 162 165

Comparte este artículo:

Comentarios

Alfonso 21 mayo, 2014

de verdad hace falta tanto diferencial y tanto botón para disfrutar al volante?

Marcos 22 mayo, 2014

Donde esté el Evo que se quite este Subaru

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche