Subaru Trezia: Ciudadano familiar

20 noviembre, 2011, modificada el 22 noviembre, 2011 por

Diferente y muy práctico. Así es el Subaru Trezia, un monovolumen de casi 4 metros que, en versión 1.4D de 90 CV con cambio manual y un único acabado posible, Limited, ofrece economía de consumo y un equipamiento bastante completo. Claro que si lo quieres, debes pagar 19.500 euros.

29

Con el Trezia, Subaru quiere adentrarse en segmentos del mercado donde no está presente. Obviamente no renuncia a sus especiales berlinas, familiares y SUV equipados con tecnologías de contrastada eficacia como la tracción total o los motores de cilindros opuestos (bóxer). Pero en vez de idear un coche desde cero, Subaru toma prestada la base del Toyota Verso S -que no se venderá en España-, y crea el Trezia. Préstamo lógico si tenemos en cuenta que una parte importante del accionariado de Subaru pertenece a Toyota.

Con estos genes, el resultado en cuanto a calidad y comportamiento resulta brillante. Tanto que el Trezia se convierte en una interesante opción dentro de los monovolúmenes compactos válidos para casi todo. Vehículos con un amplio espacio interior e idóneos para moverse por ciudad sin renunciar a viajes por carretera. Es el caso, por ejemplo, de los Citroën C3 Picasso, Honda Jazz, Kia Venga, Lancia Musa, Nissan Note, Hyundai ix20 o Renault Grand Modus. Claro que el Trezia, con un precio de partida de 17.100 euros, se sitúa en la zona alta del segmento.

Convence por dentro

El interior del Trezia sorprende por su gran espacio y por la calidad percibida a simple vista. La cota de altura es realmente generosa, tanto que hasta los conductores más altos pueden acomodarse sin dificultad. La unidad probada contaba de serie con un inmenso techo solar fijo que añade luminosidad. Las plazas traseras también ofrecen un excelente espacio hacia al techo, pero no tanto hacia los laterales, lo que impide que tres adultos puedan viajar cómodos.

El maletero, de 336 litros, se puede ampliar hasta los 430 retirando la tapa del hueco de la rueda de repuesto, que en el Trezia se sustituye por un kit reparapinchazos. Y si se necesita una zona de carga más amplia, se puede llegar hasta los 1.388 litros abatiendo los respaldos traseros, en proporción 40/60, con tan sólo tirar de dos palancas situadas dentro del vano. Con los respaldos abatidos el suelo queda totalmente liso, muy aprovechable.

La calidad del interior también resulta conviencente. Los materiales, sin ser un derroche de calidad, son robustos y están muy bien ajustados. Aunque la mayoría están hechos de plástico duro, en la parte superior se agradece el uso de otros más gomosos y agradables al tacto. En un coche netamente práctico como este también resulta positivo los numerosos huecos para llevar objetos que se reparten por todo el interior. Un ejemplo es la guantera doble con un gran espacio entre ellas, las grandes bolsas de las puertas, los huecos que hay alrededor de la palanca del freno de mano o los que existen cerca de la palanca de cambios y a la izquierda de la columna de la dirección.

Correcto en marcha

La primera impresión nada más acomodarme al volante del Trezia es la excelente visibilidad que ofrece y lo bien que están dispuestos los mandos, sobre todo la palanca de cambios, muy cerca del volante. Los asientos delanteros, muy elevados, son blandos y muy cómodos pero el ajuste lateral es mejorable. Una vez arrancado el motor, mediante un pulsador que en la unidad de pruebas fallaba más de la cuenta, el ruido mecánico se deja notar más de lo deseable, aunque desaparece una vez que el bloque adquiere temperatura.

En ciudad el Trezia se mueve a la perfección, gracias a sus contenidas dimensiones y a una dirección de amplio giro. La palanca de cambios se acciona con suavidad y eficacia, y el motor 1.4D de 90 CV, de origen Toyota, ofrece bastante fuerza entre 2.000 y 4.000 revoluciones. La suspensión es algo dura, lo que puede suponer una molestia para muchos conductores a la hora de superar ciertos baches. Dureza que no implica una merma importante de la comodidad en marcha y que en carretera es de gran ayuda ya que limita bastante el balanceo de la carrocería.

A la hora de plantearse un viaje con este Trezia hay que tener en cuenta que su motor no es un derroche en cuanto prestaciones. Si viajas sólo puedes permitirte alguna alegría, pero en el momento que vayas cargado al Trezia se le pueden atragantar las pendientes más pronunciadas o los adelantamientos con escaso espacio. Claro que a cambio es posible viajar con unos consumos bastante reducidos, gracias en parte a una sexta velocidad de largo desarrollo, que permite un gasto de combustible real medio por debajo de los 5 litros/100 km.

Los 19.500 euros que cuesta este Trezia 1.4D con una única opción de cambio, manual de 6 velocidades, y un único acabado, Limited, se justifican por el amplio equipamiento que ofrece. Tanto que de serie dispone de numerosos elementos propios de coches más grandes. Entre estos destacan faros antiniebla, sensores de lluvia y de luces, techo solar panorámico, asiento del conductor con regulación en altura, cámara de visión trasera, acceso sin llave con pulsador de arranque, reposacabezas activos en las plazas delanteras, climatizador, equipo de audio de última generación con pantalla táctil de 6,1 pulgadas, espejos y elevalunas delanteros eléctricos, frenos de disco en las cuatro ruedas, llantas de 16 pulgadas con neumáticos 185/60 R, controles de estabilidad y tracción, volante en cuero multifunción, seis airbags -incluido el de rodilla para conductor-, bluetooth y conexiones AUX y USB, entre otros.

¡1.500 euros de descuento!

Si el precio de este Trezia se te dispara, Subaru mantiene un descuento de 1.500 euros para toda la gama, con lo que la versión probada -la más aconsejable por motor- te saldría por 18.000 euros. Cantidad más razonable para un coche que, independientemente de su precio, resulta atractivo por la exclusividad de su marca, comportamiento correcto, bajo consumo, comodidad de uso y amplio espacio interior. En definitiva, un coche muy válido para el día a día.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba