*

Subaru Outback 2013 2.0 TD Lineartronic: la prueba15

Subaru Outback 2013 2.0 TD Lineartronic: la prueba

11 Septiembre, 2013, modificada el 9 Agosto, 2017 por

El “lavado de cara” realizado al Subaru Outback 2013 y, sobre todo, la posibilidad de asociar la transmisión automática de 7 marchas Lineartronic al impecable motor bóxer diésel de 150 CV nos anima a viajar con él durante kilómetros y kilómetros. ¿Será capaz de llevarnos con igual solvencia por caminos y pistas?

No valorado

Destacable

  • Motor poco "sediento".
  • Habitabilidad.
  • Facilidad de conducción.

Mejorable

  • Funcionamiento navegador.
  • Interior austero.

Como siempre te digo, mi relación con Subaru es especial, son coches que me gustan, están muy bien pensados mecánicamente. La combinación de sus motores bóxer (con cilindros enfrentados, no en línea) con la tracción total es infalible: se trata de modelos que suelo recomendar al típico amigo que pregunta qué comprar, más aún desde que apareció la mecánica diésel de 150 CV, de gran rendimiento y un consumo muy razonable. Lástima que la marca nipona pocas veces entre en las “quinielas” de los conductores en nuestro país: tiene productos que lo merecen de sobra, aunque todavía no son del todo conocidos.

El cambio más reciente en la gama es para el Subaru Outback, precursor de la filosofía crossover. Desde 1995, 4 generaciones del modelo han visto la luz; la última de ellas recibe un “lavado de cara” con pequeños retoques en la parrilla delantera, el paragolpes y unos faros antiniebla de mayor tamaño. En el interior, se renueva el sistema de navegación (poco intuitivo), la ubicación del freno de estacionamiento eléctrico y algunos detalles de acabado, con el fin de aumentar la sensación de lujo.

Subaru Outback 201315
El habitáculo es cómodo, aunque quizá muestra demasiada austeridad.

Pero lo realmente importante está oculto: se trata de la caja de cambios automática CVT Lineartronic, con 7 marchas, que ya puede asociarse al propulsor de gasóleo que equipa el protagonista de nuestra prueba. Con esta novedad, y teniendo en cuenta la polivalencia de este SUV, decidimos ponerlo a prueba por pistas y caminos.

De viaje con el Subaru Outback 2013

Derivada del Subaru Legacy, la berlina más grande de la firma nipona, la carrocería del Outback tiene unas dimensiones de casi 4,8 m de longitud, más de 1,80 de anchura y 1,60 de altura. Y, sin embargo, en la ciudad no parece desproporcionada. Una posición de conducción elevada y una buena visibilidad permiten que nuestro desplazamiento entre el denso tráfico se haga de forma cómoda.

En cualquier caso, es evidente que este crossover se encuentra mucho más a gusto en carretera. Aquí, su chasis empieza a brillar: en autopista agradecerás su aplomo, la buena respuesta de su motor… y, sobre todo, su ajustado consumo, que supera por poco los 6 l/100 km. Para un coche que pesa más de 1,5 toneladas y con tracción total, no está nada mal.

Subaru Outback 201315
La tracción total Symmetrical AWD es una gran ventaja a la hora de transitar por pistas y caminos; su efectividad está fuera de toda duda.

Toca entrar en carreteras secundarias y las sensaciones mejoran todavía más. Una altura al suelo de 20 mm podría hacer pensar en un centro de gravedad alto y en ciertos balanceos de la carrocería al afrontar determinados giros… Pero no (tampoco es que las suspensiones provoquen que el Subaru Outback sea “una tabla”, pero sí controlan los movimientos del vehículo y absorben las irregularidades del terreno con eficacia). Un chasis revisado y el sistema Symmetrical All Wheel Drive, con un reparto de la tracción del 60:40 -pasa al 50:50 cuando las condiciones lo hacen necesario-, ofrecen una estabilidad alta y aumentan la confianza en el paso por curva.

¿Cómo se comportan estos elementos fuera del asfalto? Encontramos caminos polvorientos llenos de gravilla y otros un poco más rotos. Sin alardes (hay que ser conscientes de las limitaciones de un SUV), pero impulsados por cuatro ruedas motrices y por la fuerza constante del motor, llegamos a nuestro destino. Y la verdad es que nos hemos divertido muchísimo, ya que en todo momento hemos sentido un tremendo agarre al suelo. La dirección, precisa, aumenta la sensación de control.

El Subaru Outback, en vídeo

Subaru Outback 2013: motor diésel + Lineartronic, un acierto

Todos los coches de la marca que hemos probado últimamente (Subaru XV, Subaru Forester) llevaban bajo su capó un motor diésel bóxer de 150 CV. Su funcionamiento enamora: no es excesivamente ruidoso, consume poco y responde con solvencia a cualquier régimen, ya que entrega el par desde la zona baja del cuentavueltas.

Precisamente su fuerza, mayor que en el propulsor de gasolina, ha hecho necesario un nuevo sistema de control de transmisión para el cambio automático Lineartronic, que al fin se une a esta mecánica de gasóleo en el Outback: si en el motor de gasolina dicho cambio funciona como un variador continuo “normal”, en el que al pisar el acelerador apenas se advierte la transición entre marchas, en el propulsor diésel se notan estos “saltos” cuando decidimos que la conducción sea un poco más “viva”. En cualquier caso, las relaciones están bien escalonadas. Si quieres tener algo más de protagonismo, siempre puedes manejar la transmisión de forma secuencial desde las levas situadas en el volante.

La vida a bordo del Subaru Outback 2013

Aunque su interior es algo austero, los ajustes y materiales del habitáculo del Subaru Outback son correctos. Los asientos y la postura de conducción son cómodos y lo único que echamos de menos (ninguna historia de amor es perfecta) es un navegador con un funcionamiento más intuitivo…

Subaru Outback 201315
El espacio en las plazas traseras es correcto, aunque la plaza central no es muy cómoda para un adulto.

En las plazas traseras hay sitio de sobra para dos adultos, que podrán viajar a sus anchas, ya que el espacio para los hombros, la cabeza y las piernas es bueno. Pero lo mejor llega al abrir el amplio portón del maletero, con 526 litros que pueden convertirse en más de 1.700 si abatimos los respaldos posteriores. Colocar las maletas en semejante hueco es sencillo y, además, la tarea está facilitada por un plano de carga bajo.

¿Será el Subaru Outback tu próximo coche?

Si estás buscando un coche que te aporte algo más que un SUV tradicional y necesitas tanto espacio como en el mejor monovolumen, echa un vistazo al Subaru Outback 2013. El concepto crossover lo deja bien claro: de la mezcla de categorías sale un vehículo capaz de sacarte de excursión, con sitio para tus compañeros de viaje y sus maletas y con una conducción y comportamiento propios de una berlina. Motor diésel y cambio CVT significan, en este caso, ahorro y comodidad, así que… Un momento, ¿todo son ventajas? Pues no: su precio está en 37.400 euros, una cifra importante. Aun así, compáralo con sus rivales (Audi A4 Allroad, Volkswagen Passat Alltrack, Peugeot 508 RXH), valora su completo equipamiento y decide; ¿quién da más?

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Subaru Outback, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Subaru Outback puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba