*

SsangYong Rodius XDi 200 Premium 2WD 2013; lo ponemos a prueba21

SsangYong Rodius XDi 200 Premium 2WD 2013; lo ponemos a prueba

9 Octubre, 2013, modificada el 9 Agosto, 2017 por

Es el coche que más metros cuadrados te da por cada euro que pagas. Por más o menos lo que cuesta un compacto, puedes comprarte el SsangYong Rodius, casi un apartamento sobre ruedas. Hemos elegido el modelo de tracción a un solo eje (el trasero) para esta prueba, ¿quieres saber lo que nos ha parecido?

No valorado

Destacable

  • Espacio interior.
  • Equipamiento.
  • Precio.

Mejorable

  • Centro de gravedad alto.
  • Chasis anticuado.
  • Calidad mejorable.

Hay coches que ofrecen glamour; otros, deportividad; otros, diferenciación… el SsangYong Rodius MY 2013 da metros cuadrados. No hay ningún otro en el mercado actual capaz de brindar más centímetros de capacidad para sus ocupantes por más o menos lo que cuesta un compacto del segmento C.

El Rodius de la prueba de hoy es la versión de dos ruedas motrices (2WD), la más demandada por su menor precio y consumo, con la nueva estética del modelo -lanzada hace pocos meses-, que mejora notablemente la del anterior, sobre todo en la vista frontal y en la lateral.

Prueba SsanYong Rodius XDi 200 155 CV 2WD 2013, Vigo, Rubén Fidalgo21
Las luces de marcha diurna se integran en los faros principales.

Sus medidas son exageradas en todas las dimensiones: es alto, ancho, largo… y pesado, nada menos que 2.750 kg en orden de marcha si se trata de la versión de dos ruedas motrices, 100 kg más para la 4WD. Muchos conductores no son conscientes de las consecuencias de esta enorme masa, pero este modelo apenas deja 700 kg de margen para no pasarnos de los 3.500 kg que el carnet B nos permite llevar legalmente. Con siete pasajeros, su equipaje y el depósito lleno necesitaremos un carné de conducir de camión para evitar ir fuera de la ley.

El nuevo frontal está bastante conseguido, con unos faros delanteros de doble parábola: elipsoidal para la luz de cruce y de superficie compleja para la de carretera. La iluminación en cruce no es nada del otro jueves, pero en cuanto tenemos oportunidad de encender las largas… la luz que dan es espectacular, parece un proyector de cine… y simplemente con una lámpara halógena.

En la vista lateral hay un diseño más convencional que en la generación anterior, que contaba con un pilar C muy inclinado sobre el que parecía que se soldaba un añadido para proporcionar altura a las plazas traseras… y que daba lugar a comentarios de todo tipo entre quienes lo miraban.

El SsangYong Rodius 2013, en el día a día

En el interior del Rodius MY 2013, las cosas han cambiado menos que por fuera. La consola central con un acabado más gris, un tacto mejor en los diferentes mandos y botones y un velocímetro con ordenador de viaje frente al volante son las novedades más destacables. Todo lo demás sigue igual, incluido el sistema multimedia con DVD para los pasajeros de las plazas traseras. Para los de las delanteras hay un nuevo equipo con pantalla táctil que no tiene mal aspecto, pero su manejo es algo incómodo, ya que las teclas virtuales que se activan en la pantalla son pequeñas y los menús, complicados y poco intuitivos.

Prueba SsanYong Rodius XDi 200 155 CV 2WD 2013, motor, Rubén Fidalgo21
El motor se ha puesto al día y resulta mucho más dulce de manejar.

Enciendo el motor diésel de 155 CV y me llevo una grata sorpresa al comprobar que está mucho mejor aislado que en la generación anterior del modelo. Ahora apenas se notan vibraciones y el sonido es más discreto. El secreto de esta mejoría radica en que el Rodius 2013 abandona el propulsor 2.7 de gasóleo de 165 CV, que no cumple con las nuevas normativas anticontaminación, e incorpora una evolución del 2.0 estrenado en el Korando, con 380 Nm. Meto primera (en un selector con un tacto idéntico al del SsangYong Actyon Sports y más digno, en mi opinión, de una furgoneta que de un coche para pasajeros) y empiezo la prueba.

Más alegrías con la nueva mecánica: pese a contar con menos cilindrada y potencia que la de la generación anterior, mueve el Rodius con más agilidad y suavidad; sin duda, es la evolución más evidente en esta generación. Los consumos también se han reducido notablemente, aunque el enorme peso del modelo y su aerodinámica hacen imposible bajar de los 10 l/100km en autovía y en ciudad.

Unos familiares me están esperando para llenar hasta la bandera el Rodius; nos vamos de excursión con las 7 plazas ocupadas y el maletero con todos los útiles de los niños para comenzar sus “promociones inmobiliarias” en la arena de la playa: la tabla de body board, la sombrilla, las tumbonas… en fin… cabe de todo en él.

Prueba SsanYong Rodius XDi 200 155 CV 2WD 2013, interior, Rubén Fidalgo21
El interior es amplísimo.

Mientras me muevo por la ciudad, me doy cuenta de lo estrechas que son algunas calles en las que, aún con doble carril, vas rozando los coches de al lado. Las suspensiones son blandas y hacen que este SsangYong cabecee cuando frenamos o pasamos un paso de cebra elevado. Los más pequeños van entretenidos viendo el DVD y los mayores me comentan que para entrar al Rodius han tenido sus dificultades, por la altura que hay hasta el suelo.

Los asientos de simil piel no transpiran y empiezo a quedarme pegado a la camiseta y los pantalones, mientras el climatizador se afana por enfriar un volumen de aire tan grande como el que alberga el habitáculo del Rodius. Lo consigue, pero a costa de exhalar por las toberas centrales un exagerado caudal que deja helados al conductor y al acompañante. Para sentirse cómodos, deben seleccionar una temperatura de 25º en el climatizador.

En carretera se nota el peso en los repechos: a la hora de hacer adelantamientos, es mejor esperar a las zonas con carril para vehículos lentos que correr riesgos con toda la familia a bordo.

Al llegar a la autovía, echo en falta disponer de un control de crucero (opcional en este acabado), ya que mientras charlo con los compañeros de viaje es fácil, en un descuido, superar los 120 km/h reglamentarios en las largas y llanas rectas de Castilla.

Prueba SsanYong Rodius XDi 200 155 CV 2WD 2013, interior, Rubén Fidalgo21
La tercera fila de asientos es corrida y bastante amplia.

Por fin estamos cerca de la playa y entramos en una carretera con buen firme, pero algo revirada. Aquí no es suficiente el truco del DVD y para evitar mareos a los más pequeños (o destrozar los neumáticos)  es mejor bajar el ritmo y disfrutar del paisaje.

El viaje se acaba y hay que aparcar el SsangYong. Dispongo de cámara de marcha atrás y una buena visibilidad de cada esquina del coche, pero la mejor ayuda aquí sería que este vehículo pudiera plegarse: con más de 5 metros de largo es complicado encontrar un hueco en el que meterlo… así que descargo a la familia y los bártulos y me alejo hasta dar con un sitio amplio.

Al final hemos hecho un recorrido muy placentero todos juntos, con los críos entretenidos y sin haber tenido que dejar en casa nada para pasar unos días de vacaciones. El gasto de combustible no ha sido bajo (más de 10,5 l/100km), pero para haber venido todos hasta esta playa habríamos necesitados dos coches y consumido bastante más en gasolina, ruedas… así que hasta en eso ha salido airoso de la prueba.

El SsangYong Rodius 2013 en la pista de pruebas

Reconozco que la idea de entrar con esta mole en el circuito no me tranquilizaba demasiado. Un altísimo centro de gravedad, blandas suspensiones, un bastidor antiguo… no creía que su papel fuera destacable (tampoco ha sido diseñado para eso, evidentemente).

Prueba SsanYong Rodius XDi 200 155 CV 2WD 2013, Vigo, Rubén Fidalgo21
La parte trasera ha mejorado mucho en el nuevo modelo.

Una vez sobre la pista, me enfrento, antes que a sus inercias, a una dirección muy desmultiplicada, que obliga a girar el volante más de lo que es habitual en los coches actuales. Con los sistemas de dirección asistida no tiene mucho sentido desmultiplicar tanto el ratio vueltas de volante/giro de las ruedas. Esto, unido a su enorme deriva, hace que el comportamiento del Rodius sea poco ágil.

En cuanto riego el asfalto sale a relucir su condición de tracción trasera. Pese al renovado eje posterior independiente, la motricidad de este SsangYong cuando vamos descargados no es óptima: debemos ser cuidadosos al abrir gas mientras salimos de las curvas y evitar hacerlo mientras no hayamos superado el vértice y ya estemos enderezando la dirección. Gracias al control de estabilidad, no resulta peligroso, porque el ESP hace lo posible para evitar que acabemos haciendo un trompo.

En la frenada de emergencia, la enorme batalla de este modelo juega a su favor, pese a que la transferencia de pesos deja el tren trasero sin apenas kilos sobre él y hunde el morro hasta ir casi rozando el faldón. De todos modos, el coche no zigzaguea mientras se detiene, aunque sus 2,7 toneladas se notan en unas distancias de frenado mayores de lo normal.

Llegamos a la prueba que más me preocupaba, la esquiva. Un centro de gravedad alto y unas suspensiones blandas son la combinación perfecta para acabar dando la vuelta en una transferencia de masas tan brusca. Afortunadamente, el SsangYong Rodius equipa ESP y su enorme tamaño representa una ventaja: es bastante ancho. El coche no llega a volcar gracias al control de estabilidad, pero la trayectoria de esquiva es algo errática, con un subviraje muy acusado. Una vez más, doy gracias a la electrónica.

La prueba del SsangYong Rodius 2013, en vídeo

Conclusión

El SsangYong Rodius ha mejorado bastante respecto a su predecesor, sobre todo en su aspecto y en las sensaciones que transmite a sus ocupantes. Pese a ello, sigue teniendo un tacto más propio de un todo terreno “rudo” que de un monovolumen. Su enorme altura y distancia al suelo provocan que su centro de gravedad sea más alto, lo que acentúa el balanceo y resta estabilidad al coche.

Prueba SsanYong Rodius XDi 200 155 CV 2WD 2013, interior, Rubén Fidalgo21
Ahora disponemos de un velocímetro y el ordenador de a bordo frente al conductor.

La suspensión posterior también se ha optimizado, pero el modelo coreano continúa siendo delicado de conducir en vacío y sobre mojado, debido a su condición de tracción trasera. Afortunadamente, el control de estabilidad viene de serie y evita riesgos en ese sentido, aunque su “instinto” es el que es.

Su precio es rompedor (no hay absolutamente ningún coche en el mercado que proporcione su amplitud y equipamiento por poco más de 24.000 euros), pero debemos ser conscientes de que que es un vehículo muy grande, que pesa más de 2,7 toneladas y que tanto el consumo de combustible como el de neumáticos eleva considerablemente los gastos de utilización.

Si por negocios o por familia numerosa necesitas un monovolumen enorme de verdad, el Rodius es sin duda una de las mejores opciones que hay, pero asegúrate primero de que te cabe en la plaza de garaje.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el SsangYong Rodius, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del SsangYong Rodius puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

8 Comentarios

Rubén Fidalgo 9 Octubre, 2013

La relación precio/m2 del Rodius es absolutamente insuperable.

Pablo Andres Davila 22 Noviembre, 2013

Creo que te equivocas al intentar evaluarlo como un turismo, ya que la rodius esta mas en el segmento de furgones, pero tiene acabado de turismo y suspension deturismo, pero no lo es. Es como una traffic, transit , H1 etc, es decir requieren una conduccion “normal” no deportiva, pero parece que todos los que haceis estas notas solo sirven los deportivos. En fin esepro que alguna vez me llameis para hacer una seccion de coches normales, para gente normal, para decirle que coche es un buen coche para utilizar, sin necesidad, de hacer sentir como fuera del mundo al que no tiene un coche que tenga altas prestaciones ( ilegales por cierto en nuestro pais). Bueno de paso, no tengo una rodius pero conozco quienes las tienen y ninguno tiene la apreciacion que has dado.Ultima cosa, soy un fanatico de verdad de los coches, y de todo lo que tenga ruedas. No lo tomeis a mal,es mi opinion, un Saludo

Rubén Fidalgo 23 Noviembre, 2013

Hola Pablo Andres Davila, muchas gracias por tu comentario, el cual comparto en gran medida. Mi intención es intentar ubicar cada coche en las condiciones que creo que son para las que va dirigido. La prueba en el circuito no la hago para batir récords de velocidad (lo cual no es ilegal, estoy en un recinto privado adecuado para ello no en la vía pública) si no que trato de ver si las reacciones del coche son seguras. La maniobra de esquiva la realizo a 80 km/h, creo que todos hemos ido a esa velocidad alguna vez, y nadie está a salvo de tener que evadir un animal que se cruza, un coche que sale sin mirar, etc. Es una maniobra bastante más cotidiana de lo que pensamos. El Rodius puede partir de de un vehículo comercial, como bien señalas, pero está destinado a familias y eso es lo que he pretendido evaluar, su uso como coche familiar, y sinceramente creo que tanto las virtudes…

Rubén Fidalgo 23 Noviembre, 2013

… como los defectos que señalo en la prueba son los que se encontrará una familia. Salvo en la prueba de esquiva y frenado (que son pruebas de seguridad) que he realizado en circuito, en ningún momento busco las prestaciones en este coche, salvo a la hora de realizar adelantamientos, maniobra que también suele acontecer en el día a día. No me tomo a mal tu comentario, en absoluto, me decepciona ver que se ha malinterpretado mi examen del vehículo, pero por la parte que me toca, no por la tuya. Yo tampoco tengo un Rodius, pero sí lo conozco bien, incluso me ha tocado repararlas y he tenido que hablar con sus propietarios tanto para los mantenimientos como para saber su satisfacción con las reparaciones, uso del vehículo, etc. Un saludo y gracias por tu apreciación.

rafael martinez buelvas 5 Febrero, 2014

tengo la intención de adquirir una rodius para servicio de transporte de pasajeros, estoy interesado en contactar a alguien que ya tenga la experiencia con ella y pueda evaluar su versatilidad y capacidad de operar en condiciones de trabajo pesado

Rubén Fidalgo 6 Febrero, 2014

Hola Rafael, muchas gracias por tu consulta, espero que nuestros lectores se animen a aportar su opinión al respecto. Si la mía te sirve de algo, creo que depende de qué consideres un trabajo pesado, si mucha carga, llevar un remolque o largas kilometradas. Si es esto último, los asientos no van a resultar demasiado cómodos ni para ti como conductor ni para tus pasajeros. En cuanto a la fiabilidad y el consumo, está dentro de la media en este tipo de coches. Si vas a arrastrar un remolque puede ser una buena opción, ya que su chasis es bastante resistente en ese aspecto.

Antonio 18 Mayo, 2015

he sufrido diversas problemas teniedo que ir hasta en 10 ocasiones al concesionario.El último es el salto de la 3 Marcha ante badenes y baches, esto pasaba desde el principio pero en el taller nos indicaron que era normal, por la suspensión delantera etc….hasta que me paso en la m30 y casi me pegan por detras, dandome cuenta de lo serio que es este problema. Me he puesto en contacto con vosotros a nivel nivel consumidor para hacer uso de la garantia (1 año y medio tiene el coche). Ante la negativa de reconocer este problema he tendio que ir al organismo de consumo. Dispongo de peritaje que indica como algún varillge de la palanca de cambios interfiere en algún elemento de la suspension y ese es el motivo. Dado el no reconocimiento de este problema y que en estos vehiculos viajan nuestras familias, estoy creando una asociación anmer01@gmail.com

Rubén Fidalgo 20 Mayo, 2015

Hola Antonio, el problema que describes es realmente grave, espero que puedas solucionarlo. Un saludo y gracias por tu comentario.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba