Smart Fortwo Electric Drive

15 Diciembre, 2009, modificada el 24 Enero, 2011 por

El pequeño Smart ya se produce en serie con motor eléctrico de segunda generación. Salta a la venta en 2012, pero antes rodará de forma experimental.

20

El Smart Fortwo Electric Drive, de impulsión enteramente eléctrica, se fabrica en la planta francesa de Hambach desde mediados de noviembre de 2009. A diferencia de su predecesor, está equipado con una batería ion litio alojada entre los ejes para ahorrar espacio y ganar habitabilidad. Competidor de los utilitarios de idéntica naturaleza Citroën Z-Cero, Mini E -también biplaza-, Mitsubishi i-MIEVPeugeot iOn y BB1, se inscribe en una nueva corriente de todo tipo que poco a poco irá a más, y supone una progresión neta frente a soluciones actualmente disponibles en su propia gama, como el mhd.

Su motor eléctrico libre de emisiones va situado, como en cualquier otro Smart, en la parte trasera. Además, su par máximo, de 120 Nm, está disponible al ralentí. Por cierto, puede cargarse por completo en un enchufe doméstico. La autonomía es de casi 135 km, a priori más que suficiente para desplazarse en ciudad durante toda una jornada -los estudios de la marca hablan de una media de 30/40 km en recorridos cotidianos-.


La marca comenzó con este tipo de modelos en 2007, cuando más de 100 unidades Fortwo Electric Drive de primera generación -equipado con baterías de cloruro de níquel-sodio– comenzaron a circulan en Londres. Daimler, propietaria de Smart, confirma que las opiniones recabadas desde entonces han sido muy positivas, avalando el alto grado de madurez del concepto.


En 2008, Smart presentó la segunda generación Fortwo Electric Drive que nos ocupa, con motor eléctrico perfeccionado y, sobre todo, batería de iones de litio. Esta ofrece ventajas decisivas: potencia superior, menores tiempos de recarga, vida útil más larga y mayor fiabilidad. La integración de los componentes se tuvo en cuenta desde las primeras fases de desarrollo, de modo que la batería se aloja entre los ejes, en los bajos -donde va el depósito de combustible de los Smart de gasolina y cdi-, y el habitáculo y el maletero son idénticos a los de los Smart Fortwo convencionales.


El motor de imán permanente de 27,2 CV, con una punta de 41 gracias a una función overboost. Reacciona directamente, sin retardos, y permite acelerar de 0 a 60 km/h en 6,5 segundos, como su equivalente de gasolina al que sin embargo supera en un primer instante pisando a fondo, y consiente una velocidad máxima, electrónicamente limitada, es de 100 km/h. La transmisión es de desmultiplicación fija.


Lna batería de iones de litio ofrece una capacidad de 16,5 kW/h. Como señalamos, puede recargarse en tomas de corriente domésticas o estaciones de carga especiales; el proceso completo requiere aproximadamente 2 horas. En colaboración con otros fabricantes de vehículos y proveedores de energía, Daimler ha desarrollado un concepto compatible con un enchufe de carga universal para toda Europa en red trifásica, con una intensidad de hasta 63 amperios. El objetivo es disponer de un estándar europeo y mundial para estaciones de carga, requisito fundamental para lograr una infraestructura que convenza a los clientes, logrando que todas las gamas de vehículos eléctricos se utilicen de forma generalizada.


La nueva batería trabaja además a temperatura ambiente, mientras que su predecesora partía de 280ºC, lo que la obligaba a calentarse. Su tamaño es idéntico, pero genera más energía útil. El sistema de carga es de naturaleza inteligente: el equipo electrónico a bordo permite intercambiar con la red eléctrica toda la información relevante, como los datos de identificación del contrato de electricidad. De este modo, el proceso de facturación es sencillo y seguro.

Y es que el cliente recibe una única factura de electricidad de su proveedor independientemente de dónde y quién haya adquirido la electricidad para su Smart. Y puede gestionar activamente el proceso de carga: utilizando la cantidad máxima de energía suministrable durante los tiempos de parada del vehículo, y solicitando los costes de electricidad correspondientes del proveedor se puede calcularse cuál es la estrategia de carga más económica.


Si el Smart eléctrico va a estar estacionado durante un periodo prolongado, la recarga puede postergarse a horarios en los que la electricidad sea más económica, por ejemplo durante la noche. Si es preciso realizar recargas breves, por ejemplo al ir de compras, es posible solicitar la máxima cantidad de energía disponible. Otra función prevista es la posibilidad de supervisar en todo momento, por ejemplo en el móvil, el estado del proceso de carga y la autonomía disponible.


También es posible repostar energía eléctrica “ecológica”: en el marco del proyecto “e-mobility Berlin”, los vehículos eléctricos se recargan exclusivamente con energía procedente de fuentes renovables. Un sistema de gestión de la batería específico se encarga de que la batería se encuentre en perfecto estado, verificando de forma constante la tensión, la intensidad y la temperatura. Si alguno de estos parámetros alcanza un valor límite predeterminado, por ejemplo al ascender pendientes utilizando la potencia punta (overboost) de forma continuada, el dispositivo reduce la potencia sin que el conductor apenas lo perciba, lo que permite excluir una sobrecarga del sistema.


También supervisa la carga y gestiona la indicación de capacidad. La electrónica de potencia del vehículo suministra a la red de a bordo de 12 voltios energía eléctrica procedente de la batería de alto voltaje mediante un convertidor CC/CC. También regula la climatización, de forma que la batería se vea afectada lo menos posible. Hasta se puede climatizar a distancia mientras se carga en casa o en una estación.


Por equipamiento adopta aire acondicionado con regulación automática de temperatura y el mencionado control de climatización a distancia, Smart Radio 9, servodirección eléctrica, elevalunas eléctricos, retrovisores exteriores calefactables y regulables eléctricamente, volante en cuero de 2 radios, pomo de la palanca de cambio en cuero y llantas de aleación de 12 radios. Junto al indicador de la batería, un amperímetro muestra el consumo y la energía obtenida en el proceso de recuperación -en frenadas y retenciones-. Calza llantas de aleación, carcasas de los retrovisores y apliques pintados en verde, como la célula tridion, junto a logos alusivos en la zaga y la escuadra del retrovisor.


Tomando como referencia el precio medio de la electricidad en Alemania, el Smart Fortwo Electric Drive presenta unos costes de servicio de aproximadamente 2 euros cada 100 km -con tarifa nocturna reducida, incluso inferior-, un precio que apenas si da para adquirir un par de litros de gasolina, según mercados. El precio del mantenimiento es considerablemente inferior al de un Smart de combustión interna, pues batería, motor y demás componentes de la propulsión están exentos de mantenimiento.


A los bajos costes de servicio hay que sumar ventajas económicas ofrecidas en ciertos países y ciudades, como incentivos nacionales, ventajas fiscales o exención de peajes locales, como en Londres, donde queda exento del caro «Congestion Charge» exigido para circular por la ciudad. Otro ejemplo: Mónaco apoya la adquisición de un vehículo eléctrico con 9.000 euros.


En una primera fase, el Smart Fortwo Electric Drive se suministrará a clientes durante 4 años. Los primeros tienen como destino Berlín donde, en el marco del proyecto “e-mobility Berlin”, Daimler AG está estableciendo en la actualidad junto con la empresa eléctrica RWE y el apoyo tanto del gobierno Federal como el de Berlín, las condiciones necesarias para un tráfico libre de emisiones con propulsiones eléctricas por batería. Entre ellas destacan la construcción de estaciones de carga en las que estos vehículos pueden reponerse de forma alternativa a la toma doméstica.


Desde 2010 se utilizarán 1.000 unidades en París, Roma, Milán, Pisa, Madrid y Hamburgo, así como en Suiza y en otros proyectos de Europa y Estados Unidos. A partir de 2012, y debido a la gran demanda prevista, el smart Fortwo Electric Drive pasará a formar parte de la oferta habitual Smart, de modo que se producirá a gran escala y se comercializará a través de la red de concesionarios de la marca.

2 Comentarios

El coche eléctrico, protagonista en el Salón de Barcelona | Hoy Motor 12 Mayo, 2011

[…] destinado en exclusiva a la movilidad sostenible: Citroën, Mercedes, Mitsubishi, Nissan, Reva, Smart, Seat y Volvo mostrarán sus coches equipados con motores 100% eléctricos. Toyota no podía faltar […]

La vuelta al mundo con coches eléctricos | Hoy Motor 10 Junio, 2011

[…] La estrategia de Mercedes-Benz para una movilidad sostenible pasa por la fabricación de vehículos ecológicos exentos de emisiones directas. La marca ya produce en serie los tres modelos que mejor representan esta idea: Clase A E-CELL, Clase B F-CELL y la furgoneta Vito E-CELL, además del Smart Fortwo Electric Drive. […]

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba