Smart Electric Drive: la electricidad llega al 4 plazas

Smart Electric Drive: la electricidad llega al 4 plazas

Smart lanza su gama Electric Drive, que estará a la venta en junio: el Smart Fortwo, Fortwo Cabrio y Forfour cuentan ya con versiones completamente eléctricas que alcanzan los 160 km de autonomía y que la marca presenta como el segundo coche ideal para estos tiempos.

Nuestra valoración: 9,0 Sobresaliente

Diseño 9

Sobresaliente

Motor 8

Notable

Comportamiento 9

Sobresaliente

Interior 9

Sobresaliente

Equipamiento 9

Sobresaliente

Consumos 10

Excelente

Destacable

  • Diseño exterior
  • Maniobrabilidad

Mejorable

  • Tiempo de carga
  • Capacidad maletero

Smart apuesta por el futuro que parece avecinarse de restricciones y vetos de acceso al interior de las ciudades y, por eso, anuncia el desdoblamiento completo de su gama, que, a partir de ahora, cuenta con motores de gasolina y versiones cien por cien eléctricas en sus tres modelos: el Fortwo, el Fortwo Cabrio y el Forfour.

La trayectoria de Smart en el mundo de los vehículos eléctricos empezó en 2007, con una experiencia piloto en Londres con cien Fortwo. La segunda generación del Fortwo eléctrico salió al mercado en 2009 y ya se vendieron 2.000 unidades en 18 mercados. Con ello consiguieron recabar información sobre el comportamiento de los conductores de coches eléctricos, sus necesidades, cómo cargaban las baterías y la viabilidad de este tipo de propulsión en el futuro.

En junio de 2012 se lanzó la tercera generación del biplaza eléctrico, que en 2013 llegó a China y se convirtió en el eléctrico más vendido en Alemania durante tres años consecutivos. Además, se crean los primeros programas de carsharing -car2go- en tres ciudades, entre ellas Madrid, donde el número de usuarios registrados ha llegado a los 150.000.

Ahora, con toda esa experiencia acumulada, Smart extiende el planteamiento eléctrico a toda su flota, que incluye los tres modelos actualmente a la venta: Fortwo, Fortwo Cabrio y Forfour. Llegarán al mercado en junio de este año, con los siguientes precios recomendados (que se beneficiairán, como ya es habitual, de generosas promociones de lanzamiento):

  • Fortwo coupé                  23.302 €
  • Fortwo cabrio                 26.730 €
  • Forfour                             23.966 €

Smart, conocedor de que sus clientes son personas que salen muy poco de los grandes núcleos urbanos o que tienen estos modelos como segundos coches para ir al trabajo, ha incrementado la autonomía de las baterías. Sin embargo, no lo han hecho hasta cifras elevadas, sino hasta unos kilómetros “suficientes”, argumentando que los usuarios europeos de Smart no hacen, de forma general, más de 100 kilómetros diarios. Por eso, han querido ceñir la autonomía homologada alrededor de estos números (160 km en el Fortwo y 155 km en los dos restantes de la gama) y no excederse más, con lo que ganan en peso y espacio.

En lo que sí han mejorado considerablemente es en el tiempo de carga. Aquí, Smart ha trabajado en varias propuestas que mejoran con creces las anteriores: si se recarga una batería agotada en un enchufe convencional de casa, para rellenar el 80% se necesitarán 6 horas; con un cargador específico que aumenta la potencia de 12 a 20 amperios, necesitaremos 3,5 horas para esa misma carga. Sin embargo, las mejoras sobresaldrán más a partir de finaless de año, cuando este tiempo de carga se reducirá aún más gracias al lanzamiento como opción de un cargador rápido trifásico de Smart, que llenará el 80% de la batería en sólo 45 minutos.

Vídeo del nuevo Smart eléctrico

Diseño Moderno y desenfadado

El último rediseño de los Smart data de 2014, año de la última actualización de esta gama, que se compone de 3 modelos: Fortwo, Fortwo Cabrio y Forfour. El de dos plazas (Fortwo) es un coupé de “un volumen y medio”, gracias a su capó algo elevado que le aporta visualmente ese medio cuerpo de más. El Forfour, con 4 plazas y dos volúmenes, sigue las líneas marcadas por el Fortwo, aunque con esa banqueta trasera que hace su uso más versátil.

Toda la gama se caracteriza por sus voladizos cortos y sus medidas contenidas. El Fortwo mide 2,69 m de longitud, 1,66 de anchura y 1,55 de altura; el Smart Forfour pasa a 3,49 m de largo, pero mantiene las mismas cotas de anchura y altura que su hermano menor, con el que comparte muchos elementos de diseño.

Las líneas, formas y colores de los productos de esta marca siempre han sido alegres y desenfadados, y tales siguen siendo sus señas de identidad actualmente, con colores llamativos -y distintos al resto de la carrocería- en los contornos de las puertas y marcando la silueta de la célula de seguridad tridion (el núcleo que, como un huevo, protege a los ocupantes de los Smart en caso de accidente).

En el frontal, se ha buscado un diseño simpático que imita una cara sonriente: su gran parrilla alvelolar (con perforaciones que se van difuminando hacia el exterior) en cuyo centro destaca el gran logo de Smart y los faros romboidales le dan una imagen cercana y confiable, con unas luces de días que marcan la línea de una U en su interior.

Una nervadura en el centro de las puertas caracteriza los laterales, más largos en el Forfour pero de la misma factura y apariencia, con su puerta adicional, y con una línea del techo descendente hacia la zaga a modo de coupé.

Frente al de sus hermanos, el montante B del Fortwo Cabrio es más estrecho que en las versiones con techo fijo y la línea de la célula de seguridad tridion intenta ser más estilizada y de un estilo deportivo.

Como elemento diferencial, existe el pack opcional de diseño Electric Drive, con  pintura exclusiva “electric Green” en la célula de seguridad tridion y en los retrovisores exteriores. Además, el programa de personalización “Smart Brabus Tailor Made” también está disponible para las versiones eléctricas. Por último, existe la versión especial “Smart Electric Drive Greenflash”, con detalles en color “greenflash” (un verde chillón bastante atractivo).

Interior Reducido pero seguro

smart-electrico-2017 puesto interior

El interior de los Smart eléctricos no difiere de sus homónimos con motor de combustión, salvo por la información específica que se muestra en el panel de instrumentos respecto a la autonomía restante y el estado de las baterías. Desde el punto de vista de diseño, dominan las líneas curvas, tanto en el salpicadero como en los paneles de las puertas, que transmiten una impresión de dinamismo y de estilo juvenil.

Por lo que respecta a los materiales, los plásticos mates y brillantes se combinan con telas en todo el habitáculo y dan buena impresión de calidad y confort. Los elementos textiles no sólo están presentes en los asientos y el suelo, sino también en parte del salpicadero, consiguiendo un diseño alegre, moderno y cálido.

El puesto de conducción es cómodo y configurable a la particular anatomía de cada cual, con un volante manejable y una palanca de cambio sencilla de manejar. La visibilidad en todos los sentidos es buena, sin montantes demasiado gruesos y con retrovisores de tamaño adecuado, y en el callejeo a que este vehículo invita por la red vial urbana no le hemos encontrado ningún pero.

El tablero de instrumentos cuenta con una parte circular recorrida por las cifras del velocímetro y, en su interior, los datos del ordenador de a bordo. A su izquierda según miramos, un indicador marca el porcentaje de carga de las baterías y su  potencia. En el punto central del salpicadero, la pantalla de infoentretenimiento con la radio y el navegador.

Pese a su tamaño reducido, en el interior se cuenta con huecos portaobjetos en las puertas y en la base de la consola central, además de la guantera.

El maletero es reducido, pero sirve para transportar pequeños bultos. En el Fortwo va de los 260 a los 350 litros y, en el Forfour, de 185 a 975 litros. Eso sí, hay que tener en cuenta que aquí se llevan los cables para la recarga de las baterías, que pueden llegar a ser dos, para carga normal y rápida.

En el Forfour, la capacidad de carga del maletero llega a los 975 litros con los asientos traseros abatidos y, si además se abate el del copiloto, la longitud de carga alcanza los 2,22 metros.

Como en la gama no eléctrica, el interior de estos Smart Electric Drive está protegido por el concepto de célula de seguridad “tridion”, que, a modo de cáscara dura, protege el habitáculo y a sus ocupantes en caso de impacto.

Motor 160 km de autonomía

smart-electrico-2017 recarga

El motor eléctrico de la gama Smart Electric Drive tiene 81 CV de potencia y un par máximo de 160 Nm, con los que alcanza una velocidad máxima de 130 km/h, autolimitada para mantener la autonomía. Ésta, que es la cifra clave de los eléctricos, es de 160 km en condiciones óptimas.

La batería, de litio, situada bajo los asientos delanteros, tiene una capacidad de 17,6 kWh y consta de 96 pilas planas. Sus características técnicas se han mejorado y, para dar mayor confianza a los compradores, Smart garantiza su funcionamiento idóneo durante 8 años o hasta los 100.000 km recorridos. Ha sido fabricada por una empresa filial de Daimler.

El tiempo de recarga al 80 por ciento en un enchufe doméstico es de 6 horas, y con la instalación en pared (wallbox) se puede llegar a dos horas y media. También se ofrecerá como opción un cargador rápido y muy potente de 22 kW, que permitirá recargar el 80 por ciento de la batería en 45 minutos (siempre que haya corriente trifásica).  También se ofrece opcionalmente una base de carga mural (wallbox) para recargar el Smart con más intensidad, pero se exige que sea instalado por un electricista profesional.

Junto a la palanca del cambio hay un botón para seleccionar conducción ECO, que limita la velocidad máxima, adapta la respuesta del acelerador y preselecciona automáticamente el nivel máximo de recuperación energética (cuando el coche circula en inercia o se va frenando, la energía cinética se transforma en energía eléctrica). Hay incluso un modo de funcionamiento en radar, que activa el modo de recuperación según la situación del tráfico. También es posible precalentar el habitáculo cuando el Smart está enchufado a la red y que así no pierda carga por el uso de la calefacción en movimiento.  Todo el sistema de carga se puede controlar mediante una aplicación (“Smart control”) instalable en el smartphone o la tablet.

Comportamiento El as de las maniobras

smart-electrico-2017 exterior
Su radio de giro, su pequeño tamaño y su agilidad lo hacen ideal para la ciudad.
Ampliar

Hemos probado el Smart Fortwo por ciudad y el Forfour en un recorrido corto por la carretera de la Coruña, en los alrededores de Madrid. En ambos casos, el confort de marcha y la suavidad de funcionamiento sorprenden muy positivamente, pero, además, llama mucho la atención la capacidad de maniobrar, mayor en el Fortwo, como es lógico. Según las cifras oficiales aportadas por Smart, su diámetro de giro de bordillo a bordillo es de 6,95 metros y, de pared a pared, de 7,30 metros.  La facilidad de manejo y la agilidad circulando por las calles del centro se deben también a sus voladizos cortos y al gran ángulo de giro del volante.

En el buen comportamiento del Smart y en su estabilidad tiene mucho que ver que el centro de gravedad sea muy bajo (a ello colaboran las baterías, colocadas bajo los asientos delanteros). La estructura del chasis se compone de tubos de acero de alta resistencia para proteger la batería, pero también pueden absorber las fuerzas generadas en un posible accidente, así que son un elemento dinámico y de seguridad.

Al volante, uno se olvida de que conduce un eléctrico (te lo recuerda, al arrancar, la falta de sonido del motor, pero ya en marcha..), porque la aceleración y la alegría con que se mueve no difieren de las de un coche con motor de combustión. Cuánto más peticiones hagamos al acelerador, más deprisa bajará la autonomía; es mejor concienciarse de que en este tipo de coches más que en ningún otro resulta esencial adelantarse a cualquier incidencia en el tráfico, porque acelerar para luego tener que frenar nos hace perder una energía preciosa. En las deceleraciones los Smart eléctricos se recargan también, pero mejor no malgastar ni un kilowatio.

Hemos comparado circular en modo normal y en modo ECO (sólo hay que apretar el botón situado junto a la palanca de cambio) y este  último modo no supone una pérdida esencial de prestaciones, aunque sí notas que acelera menos y que se contiene más fácilmente cuando levantas el pie del acelerador.

El momento más dulce llega a la hora de aparcar: encuentras plaza mucho más fácilmente y encima  no tienes que preocuparte por si estás o no en la zona SER de aparcamiento regulado. Por si eso fuera poco, en una maniobra lo dejas clavado. Una gozada.

Equipamiento Específico para los eléctricos

smart-electrico-2017 relojes


La gama eléctrica de Smart tiene el mismo equipamiento que sus versiones con motor convencional, pero además cuenta con elementos específicos, como el asistente de frenado activo, cuadro de instrumentos con indicador de potencia y estado de la batería, cargador de a bordo de 4,6 kW,  cable para toma de hogar o wallbox, batería de alto voltaje de lítio con 17,6 kW garantizada para 100.000 km o bien 8 años. El acceso a Smart Control es gratuito durante 3 años (sirve para controlar la recarga inteligente de la batería o la preclimatización del coche).

Sus niveles de equipamiento son tres: Passion, Prime y Proxy, con las que se distinguen tamibén visualmente al igual que en los modelos con motores de combustión

En seguridad, la gama Smart Electric Drive incorpora nuevos sistemas poco usuales en vehículos de su categoría, como el asistente de frenado activo (basado en radar), que avisa con un testigo luminoso y, en caso necesario, también con una señal acústica de que se puede producir una colisión por alcance. Si el conductor pisa el freno, la asistencia al frenado le ayuda aportando fuerza de frenado adicional. Si el conductor no reacciona a las advertencias del sistema, el vehículo activa la frenada autónoma.

Además, hay opciones que se agrupan en paquetes exclusivos, como el acabado Electric Drive Design, un pack de estética para tener la pintura verde Electric Green y llantas de aleación, entre otras cosas. Hay también un paquete de invierno y uno de carga rápida.  Se puede montar igualmente la advertencia acústica para el entorno y la versión especial “Smart Electric Drive Greenflash”, que incluye elementos Brabus.

 

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba