Skoda Superb 2015

Skoda renueva su berlina más emblemática, el Superb, mejorando la calidad percibida, aumentando el espacio interior y aplicando esos elementos prácticos que ya son marca de la casa. Te contamos los detalles de este modelo, que se empieza a vender en junio.

Nuestra valoración: 7,5 Notable

6

8

9

7

9

6

Destacable

  • Espacio interior
  • Confort de marcha
  • Soluciones inteligentes

Mejorable

  • Diseño interior
  • Recuperaciones
  • Imagen de marca

El nuevo Skoda Superb se renueva para convertirse en una berlina más ligera, con más equipamiento y con sistemas de ayuda a la conducción que la hacen más competitiva. Su diseño se ha mejorado buscando un mayor enlace emocional con el comprador, aunque en este tipo de coche no es eso lo que más convence al decidir su adquisición. Sus verdaderas apuestas son el espacio interior, la capacidad de carga, las soluciones inteligentes a los problemas de la conducción diaria y, sobre todo, un nuevo chasis y una renovada gama de motores con los que el Superb se convierte en un gran rival para cualquier berlina actual del mercado.

Es posible que Skoda siga lastrada por una imagen de marca muy por debajo de la calidad de sus modelos, pero de ello sacan provecho esos compradores inteligentes que saben ver la calidad que ofrece un buen producto con independencia de lo que el márketing pueda decir de él.

Diseño Emoción germánica

Skoda VisionC Concept
El Skoda VisionC es el prototipo del que ha salido este Skoda Suiperb
Ampliar

El punto de partida para el diseño del nuevo Skoda Superb es el prototipo VisionC , que la marca presentó en el Salón de Ginebra de 2014. Incluimos aquí una imagen para que recordéis bien cómo era y lo podáis comparar con el modelo final. El objetivo fundamental era conseguir un diseño emocional, lo que en una berlina de este tamaño no es del todo fácil. En la presentación estática del Skoda Superb (sin poder conducirlo) hace unos meses, ya vimos que el diseño final no era tan atractivo como el del concept, pero eso suele suceder con todos los prototipos.

Los diseñadores partían de una redimensión del coche a la búsqueda de unas proporciones más equilibradas. Así, esta tercera generación del Skoda Superb es 28 mm más larga, 47 mm más ancha y 6 mm más alta que la anterior. La distancia entre ejes también crece 80 mm y las ruedas se han movido hacia afuera al incrementarse los anchos de vía. Todo ello confiere al Superb una imagen más aplomada y robusta, lo que transmite una sensación de poderío que, para una berlina cuyo volante opta a las manos de ejecutivos y cargos varios, es muy conveniente. Una parte de responsabilidad en ese efecto positivo la tiene al uso de la tecnología MQB en su construcción.

Siempre es difícil juzgar el diseño de cualquier objeto. Más allá de lo que pueda afectar a la funcionalidad, en la parte estética resulta discutible categorizar. A nosotros no nos acaba de llenar el diseño del Superb, muy poblado de líneas y aristas en el exterior y bastante germánico (por el tópico del orden y la organización) en su interior. Esa apuesta por lo emocional puede quizás verse en comparación con la versión anterior, pero, considerado tal cual, la emoción –al menos tal y como la entendemos por el sur de Europa- no la vemos clara. Que cada cual juzgue.
Aquí tienes un enlace directo a la galería de fotos completa.

Interior Espacio de récord para todos

Skoda Superb 2015

Un conductor que se acomoda en este Superb sentirá que todo está pensado para garantizarle un viaje confortable y seguro. Es posible que, al observar su interior, no detecte grandes alardes de diseño, sino más bien un orden de los elementos cuya buena distribución le harán su manejo sumamente fácil. De eso se trata, de proporcionar una buena visibilidad, un silencio a bordo que permita concentrarse en la conducción y un flujo rápido y eficaz de la información desde la instrumentación o el sistema de infoentretenimiento hacia la mente del conductor. Ideal para viajes largos. Si, con el paso de los kilómetros, aparece la fatiga o se cometen errores, todo un catálogo de ayudas a la conducción se encargarán de corregir, advertir, alertar e incluso parar el vehículo si fuera preciso.

Skoda recalca en esta nueva generación del Superb una nueva conquista del espacio. El crecimiento en las medidas básicas del coche, como hemos visto al hablar del diseño, permite un interior más que amplio. Crece el espacio para los codos (39 mm delante y 69 detrás) y la cabeza (3 mm delante y 25 mm detrás), crece el espacio para las piernas destinado a los pasajeros traseros, que viajarán en trío sin ningún problema ni estrechez y crece también la capacidad del maletero en 30 litros, con los que llega a 625.

Todo ello, además, combinado con una versatilidad de ese espacio que hace aprovechable cada centímetro del Superb. Abatiendo los asientos traseros (algo que se puede hacer desde el maletero si se paga por un botón opcional) se llega a los 1.760 litros y se pueden cargar bultos de hasta 3,1 metros de longitud. El maletero se puede abrir con un pedal virtual (opcional), que activa el portón eléctrico al pasar el pie por debajo, algo muy útil si uno va cargado de bolsas, por ejemplo

Si a todo eso le añadimos la lista de 23 aplicaciones del famoso “Simply Clever” de Skoda (pequeñas soluciones prácticas para mejorar la vida a bordo), nos queda un modelo que responde plenamente a las necesidades de movilidad y carga del día a día.  Así, el asiento del copiloto se puede mover eléctricamente desde atrás, en su respaldo se puede colocar la tablet gracias a un soporte específico, en las puertas delanteras existen sendos receptáculos para paraguas, otro para el chaleco reflectante… hasta la botella del agua que se coloca a mano del conductor puede abrirse con una sola mano gracias al material de su soporte, que la fija para que no gire. Otros de esos útiles “gadgets” son el rascador de hielo sujeto en la tapa del depósito, las piezas plegables que impiden que el equipaje se mueva en el maletero, más redes portaobjetos tanto en el maletero como en los laterales de los asientos…

Motor Un gasolina y tres motores diésel para el nuevo Superb

Skoda Superb 2015

La gama de motores del Superb se compone de cinco gasolina y tres diésel, pero los que llegarán a España son cuatro. En gasolina sólo existe de momento el 1.4 TSI de 150 CV, que exhibe un consumo medio de 4,8 l/100 km y unas emisiones de 112 g CO2/km. Está dotado de lo que Skoda llama sistema ACT (de “cilindros activos”), una tecnología que permite la desconexión automática de dos cilindros, de modo que el motor puede funcionar en determinados momentos con poco consumo, lo que le hace más eficiente y permite ahorros de más de medio litro de combustible cada 100 km. La desconexión de los cilindros es gestionada por el propio motor y la centralita de control teniendo en cuenta el estilo de conducción que se esté practicando y hasta una velocidad máxima de 130 km/h. Al volante, el conductor no percibe cambios en la suavidad de funcionamiento del motor y, en caso de que apriete el acelerador, los dos cilindros vuelven a incorporarse al trabajo. Con este motor y el cambio manual de 6 velocidades, el Superb alcanza una velocidad máxima de 220 km/h. Se le puede combinar con la tracción 4×4 y con el cambio automático DSG de 7 marchas.

En cuanto a mecánicas diésel, en nuestro mercado podremos optar por tres TDI: el 1.6 de 120 CV con consumos de 4 l/100 km y emisiones de 103 g CO2/km; el 2.0 de 150 CV, con 4 l/100km y 104 g CO2/km; y el 2.0 de 190 CV, con 4 l/100 km y 105 g CO2/km. Todos ellos cumplen la norma Euro6 y son un 20 por ciento más eficientes que en la anterior generación. Como la versión de gasolina, el 2.0 TDI de 190 CV puede combinarse con la tracción 4×4. El cambio puede ser manual de 6 velocidades o el cambio automático DSG, en este caso con 6 marchas.

Durante la presentación de la nueva gama Superb, pudimos conducir el 1.4 TSI con cambio manual y el 2.0 TDI de 190 CV con tracción a las 4 ruedas y cambio DSG; en el apartado de comportamiento os contaremos nuestras primeras impresiones de conducción con estos propulsores.

Comportamiento Suavidad y potencia

Skoda Superb 2015

Como os decíamos, en esta primera aproximación a la nueva gama Superb, hemos podido conducir el 1.4 TSI de 150 CV con cambio manual y el 2.0 TDI de 190 CV con tracción a las 4 ruedas y cambio DSG. Al sentarnos al volante, confirmamos el buen nivel de comodidad y la facilidad de manejo, con todos los mandos bien situados, reglaje completo de asiento y volante y visibilidad completa en todos los sentidos. Nuestra unidad cuenta con la opción de techo panorámico, que añade luminosidad a este espacioso habitáculo.

Esperamos agilidad y potencia de esta berlina que ahora pesa 75 kg menos que el anterior Superb, gracias en parte a estar construido con la plataforma MQB del Grupo VW y al mayor uso de aceros de alta resistencia. Esta  bajada de peso le proporciona una ligereza que, según la cantidad y tipología del equipamiento que elijamos, puede notarse más o menos al volante.  También ha mejorado su coeficiente aerodinámico (Cx de 0,275 frente al anterior 0,29). Disponemos de chasis DCC (el primer Skoda en llevarlo) que varía la dureza y comportamiento de la dirección y de las suspensiones según el modo de conducción seleccionado: Estándar, Deportivo o Confort. A lo largo del trayecto, este chasis DCC se adapta a las situaciones que van surgiendo teniendo en cuenta la frenada, la dirección y la aceleración. Tenemos también un modo Eco, en el que se minimiza el consumo, y un modo Individual que permite personalizar todos esos parámetros al gusto particular del conductor.

El motor 1.4 TSI es una delicia y con él el nuevo Superb se traga los kilómetros con solvencia, progresivamente, sin casi rumorosidad a bordo. Las aceleraciones dan buena cuenta del poder de estos 150 CV, pero todo con suavidad, sin brusquedades. Recorremos así un buen trecho de autopista, pero, cuando nos adentramos en un tramo de carretera secundaria, con curvas y firme en peor estado, la respuesta del chasis nos sorprende por la facilidad de conducción que transmite y por la estabilidad con que supera los giros. El modo confort, con el que veníamos por autopista, nos resulta demasiado blando de suspensiones, así que cambiamos a sport, en el que sentimos mucho mejor la situación de la carretera pero sin excesiva dureza tampoco, así que es con el que hacemos todo el tramo de curvas comprobando su buen hacer.

Llega el turno del 2.0 TDI de 190 CV, con mayor peso por su sistema de tracción a las cuatro ruedas y el cambio automático DSG. Ningún pero a este último, aunque el comportamiento general de esta versión nos resulta algo menos ágil que la de gasolina. El cambio gestiona bien las aceleraciones, aunque en alguna recuperación nos ha parecido lento, algo que habrá que corroborar cuando realicemos una prueba más a fondo que estos pocos kilómetros recorridos durante la presentación del modelo.  Es, en cualquier caso, un detalle, ya que el comportamiento general del Skoda Superb es eficaz y, en tanto que berlina, seguro y  con aplomo.

Equipamiento Mejoras en seguridad y ayudas a la conducción

Skoda Superb 2015

Como acabados, el Superb contará con cuatro niveles: Active (el más básico), Ambition, Style y un muy exclusivo Laurin&Klement (llamado así en honor a los fundadores de Skoda, Václav Laurin y Václav Klement). Para esta nueva generación, Skoda ha aumentado y/o mejorado los sistemas de seguridad y los elementos de confort del modelo, que ahora cuenta con una nueva generación de Park Assist y que por primera vez cuenta con cámara de visión trasera. Las ayudas a la conducción, como el control adaptativo de crucero, el asistente de cambio de carril o el asistente de emergencia, que puede llegar a parar completamente el coche si no percibe actividad ninguna en el conductor, forman parte de la oferta de equipamiento que, según los acabados, serán de serie u opcionales.

Uno de los elementos más destacados en cuanto a equipamiento del nuevo Superb es todo lo que se refiere a conectividad. Se ofrecen cuatro variantes del sistema de infoentretenimiento procedentes del Grupo VW y que aportan mayor rapidez de funcionamiento, con más funciones y más tipos de pantalla, además de que cuenta con pantallas táctiles de alta resolución. Por primera vez en un Skoda, el ocupante puede tener acceso a internet de alta velocidad y navegar y consultar su móvil en la propia pantalla del coche, gracias a sistemas de tipo “mirror link”. Quien se plantee la compra del Superb podrá elegir entre una serie de elementos opcionales en este apartado.

La gama de precios del nuevo Skoda Active va desde los 26.770 euros del 1.4 TSI de 150 CV en acabado ACTIVE hasta los 43.710 euros del 2.0 TDI de 190 CV con tracción 4×4, cambio DSG y acabado exclusivo L&K. Según los datos que nos ha proporcionado Skoda, la versión de la que espera vender más, dadas las características del mercado español es el 2.0 TDI de 150 CV y acabado Ambition que cuesta de tarifa 29.620 euros. Un comprador que pueda acceder a todas  las ventajas promocionales puede llegar a ahorrarse casi 5.000 euros y pagar finalmente alrededor de 24.870 euros.

Ahora que tienes toda la información, echa un vistazo a la galería de fotos completa.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

jcl 15 junio, 2015

……….¡tiembla passat,tiembla!!!!

Isabel Gª Casado 16 junio, 2015

¿Tú crees? Seguramente el Superb es una compra más inteligente, pero me da la impresión de que mucha gente sigue adorando las siglas VW antes de la flecha de Skoda.

jcl 16 junio, 2015

marquitis…………..vale mas el enseñar a los vecinos y amigos que tienes una w en el capot que todo el equipamiento extra con la diferencia de precio…..la cosa ya se sabe es aparentar en muchos casos,un saludo.

Rubén Fidalgo 17 junio, 2015

Yo lo tendría claro… ya estoy deseando probar el Kombi…

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba