Skoda Octavia RS

La firma checa actualiza la versión más deportiva del Octavia, disponible en carrocerías berlina y familiar Combi. También mejoran alumbrado y climatización.

Tras el lanzamiento de la nueva generación del Octavia a finales del año pasado, la versión RS recibe ahora sus correspondientes cambios de imagen. Además de los numerosos cambios en el diseño, ambos coches ofrecen nuevas soluciones tecnológicas, como un sensor de calidad del aire para el sistema Climatronic y un nuevo dispositivo de alumbrado. El coche se pone al día para rivalizar con modelos tipo Renault Laguna GT.


Exhibe un frontal rediseñado con el logo RS sobre la parrilla, también de nuevo cuño. Por primera vez esta versión puede equiparse con luces de xenón para cruce combinadas con un módulo de luz adaptativa frontal. También actualiza el parachoques delantero, que integra luces antiniebla con función de cruce e iluminación diurna mediante led. Los pilotos traseros también se ponen al día.


Otras novedades son la pintura metalizada Gris Antracita y las llantas Neptuno de 18 pulgadas. El chasis, de corte deportivo, se ha rebajado hasta 127 mm. El peso baja 10 kg en la versión de gasolina y en 15 en la diesel. Además, la resistencia aerodinámica es menor, lo que incide en las prestaciones -mayor velocidad punta, respuesta y aceleración-.


Por motores mantiene el 2.0 TSI de 200 CV de gasolina, que requiere 7,5 litros cada 100 km y emite 175 gramos de CO2 por kilómetro; y el 2.0 TDI de 170 CV, que ofrece un consumo medio de 5,7 litros y emisiones de 150 g/km. Ambos se combinan con una caja manual de 6 velocidades u opcionalmente con el cambio automatizado DSG de doble embrague y 6 marchas con levas de volante. Desde 2000 se han vendido 60.000 unidades del Octavia RS, el 70 % en carrocería Combi.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba